martes, diciembre 29, 2020

SE ACABA EL CALENDARIO





Se va, se acaba el fatídico año dos mil veinte, se va y nos deja sumidos en la incertidumbre, pero con la viva esperanza de que tal vez año venidero sea mejor. Tendremos que adaptarnos, aceptar la realidad y reinventarnos espiritualmente apoyados en la sensibilidad, la solidaridad, el respeto mutuo y las tantas nuevas condiciones sociales que la pandemia del coronavirus nos ha impuesto. En medio de todo, como reza el adagio popular: "No hay mal que por bien no venga". El coronavirus nos ha mostrado una nueva manera de vivir apoyados en el amor y en la unión familiar, nos ha hecho entender que lo esencial está en el alma y no en la materia, que los verdaderos regalos salen del corazón y que, en cualquier caso, el amor hará la diferencia en estos tiempos oscuros por los cuales estamos atravesando, su luz nos guiará. 


HAY UNA LUZ
(Jotabea)

Se acaba el calendario de un año diferente,
un año que ha dejado tristezas en la gente.

Dejó llanto y dolores en su mortal carrera
y sed de vida ardiente cual invisible hoguera;
la humanidad en ascuas padece y desespera
bajo angustia infinita de lapidaria espera.

Se escuchan los lamentos como distantes ecos
de súplicas ya muertas en destrozados flecos.

Mas la esperanza brilla cuando el amor latente
por sobre las tinieblas con su fulgir impera,
y vuelven a dar flores... los árboles ya secos.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2020
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Camino de Luz
(De la Internet)

martes, diciembre 22, 2020

JUNTO AL PESEBRE...





No cabe la más mínima duda, este año harán falta las reuniones familiares y los efusivos abrazos, pero abundará el amor en contra de las azarosas circunstancias que estamos viviendo. Harán falta los amigos y los seres queridos que han partido adelante, también los que estando en este mundo no podrán venir a compartir como en otros tiempos el tradicional e infaltable jolgorio navideño. A pesar de todo, persiste la esperanza de que triunfe la vida y muy pronto podamos ver un mundo nuevo, un bello amanecer pleno de dicha. Mis mayores deseos, estimados amigos, para que el Niño Dios en esta Navidad les traiga con la Estrella del Oriente la luz de mejores días. Un abrazo inmenso para todos, gracias por tanto aprecio.  


MIS DESEOS
(Soneto)

En medio de azarosas circunstancias
hoy vengo a desearles con cariño,
que el amor ilumine sus estancias
y alegre bienestar les traiga el Niño.

Que al infinito vayan las fragancias
de los ramos que con esmero apiño,
que mi abrazo supere las distancias
y llegue hasta sus lares este guiño.

Que se cubra de luz la tierra entera
al paso de la Estrella del Oriente
y el mundo sea, como enantes era.

Que en cada corazón esté presente
el brillo de la hermosa primavera,
que florezca la vida... nuevamente. 

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2020
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Nuestro pesebre
(Foto propia)


miércoles, diciembre 16, 2020

BOCADITOS DEL MAÍZ





En tiempo de cosecha del maíz la mazorca tierna es el ingrediente principal para preparar la "sarapa", delgada tortilla asada, que es consumida en nuestros pueblos y veredas de mañana, tarde y noche como una de las tantas delicias que nos regala este grano ancestral. Su preparación empieza desde la selección de las mazorcas que deben estar tiernas, se desgranan y se muelen recogiendo el zumo para mezclarlo con leche, sal y dulce al gusto, mantequilla derretida y huevo batido para espesar la masa que se vierte con un cucharón sobre una laja bien caliente, se le esparce queso rallado, se le agrega otra capa y luego se voltea para que se ase completamente. Se degusta acompañada de café, chocolate o con un guarapito.


LA SARAPA 
(Cuartetas) 

Del terruño campesino 
la "sarapa" es tradición,
es avío pa'el camino 
y en la mesa tentación. 

Esta delgada tortilla 
hecha con tierno maíz, 
es toda una maravilla 
en campos de mi país. 

La mazorca desgranada
molida con cuidadito,
huevo y leche calentada   
se revuelven despacito.

Mantequilla derretida 
también se debe agregar, 
sal y dulce a la medida 
que no vayan a faltar. 

Sobre una laja caliente 
la mezcla se ha de verter, 
pero teniendo presente 
encima queso poner. 

Entualito esté asadita 
la degusta sumercé, 
caliente o reposadita 
y la empuja con café. 

Mi tan adorada suegra 
la señora Florecita, 
allá en su casa me alegra 
con guarapo y sarapita. 

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2020
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Una mujer boyacense
(eltoquecolombiano)


viernes, diciembre 11, 2020

LIBRO ANTOLÓGICO "AESBO"





"Desde la frescura de los verdes boyacenses, y el esplendor de sus exóticos paisajes, me llegan voces que han de esparcirse con suave fragancia sobre el ropaje etéreo de las horas. En tiempos de pandemias naturales y sociales la necesidad de escribir se convierte en obligado quehacer, mientras la especie humana trabaja con empeño para contrarrestar las maquinaciones de sus propios desaciertos y de los designios de misteriosas asignaciones siderales". (Fernando Cely Herrán, Prologuista). La Asociación de Escritores Boyacenses ofrece con orgullo a sus amables lectores su primera "Antología", fruto de la pluma de veintiún autores miembros de AESBO. Esta creación tiene como horizonte evidenciar por medio de poesía y narración la época trascendental que estamos viviendo "Bajo la Pandemia" del coronavirus.


COSECHA
(Jotabé dodecasílabo)

De tierra entrañable, verde y labrantía
en Boyacá brota... fresca poesía. 

Fruto del trabajo de los escritores
que edifican sueños esperanzadores,
en medio del caos y los sinsabores
de tiempos oscuros, amenazadores.

Del coronavirus bajo la pandemia
al amor dormido despertarlo apremia.

Tal vez anhelado que regrese un día
el mundo brillante pleno de colores,
y sonría la vida en grata bohemia.





__________________

Derechos Reservados Copyright © 2020
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Bajo la Pandemia
(Foto propia)


martes, diciembre 08, 2020

LA NOCHE DE LAS VELITAS





En Colombia la noche del siete de diciembre, víspera de la fiesta de la Inmaculada Concepción, se celebra desde hace más de ciento cincuenta años la tradicional "Noche de las Velitas". La tradición consiste en iluminar la entrada de las casas con velitas de colores puestas en faroles señalando el camino para que, la Inmaculada Concepción, llegue a cada uno de los hogares y colme de bendiciones a todas las familias que la reciban bajo su techo, esperando que el nuevo año traiga parabienes. En esta mágica noche también se enarbolan banderas blanquiazules con la imagen de la Virgen, se reza el Santo Rosario y se enciendes los acostumbrados alumbrados en pueblos y ciudades dando así comienzo a las festividades navideñas.


A MARÍA
(Coplas)

Víspera de Concepción,
noche de las más bonitas,
cantamos los villancicos
y encendemos las velitas.

Rezamos con devoción
a nuestra Virgen María,
para que nos dé salud 
y nos regale alegría.

Adornamos el pesebre
y el árbol de navidad,
con luces multicolores
se engalana la ciudad.

No todo se halla perdido
aún nos queda esperanza,
con la fuerza del amor
todo se logra y alcanza.

A pesar del aislamiento
impuesta por la pandemia,
la santa Madre de Dios
en esta noche nos premia.

Te ofrecemos el rosario
con devoción infinita,
y se ilumina el camino 
 con tu presencia bendita.

Por eso con la fe intacta
y dicha en el corazón,
celebramos tu llegada
Virgen de la Concepción.



__________________

Derechos Reservados Copyright © 2020
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen Noche de las velitas.
(Del álbum familiar)


domingo, diciembre 06, 2020

MIENTRAS HAYA VIDA...





"Mientras haya vida habrá esperanza", decía mi santa madre. Hoy más que nunca vienen a mi mente sus palabras, hoy cuando la muerte ronda nuestras vidas y la pandemia nos abraza con su gélido y pesado manto de incertidumbre. Hoy más que nunca debemos avivar el fuego de la fe, debemos mantener viva la esperanza y confiar en que muy pronto vendrán tiempos mejores; la vida es nuestro más preciado tesoro y debemos intentar preservarla con todo nuestro empeño. Aunque este haya sido un año diferente, un año cargado de dolores y penas por la partida inesperada de amigos, familiares y seres queridos que se nos adelantaron en el camino hacia la eternidad: no debemos arriar la velas, pues el viaje continúa en medio de la tormenta... nada termina para siempre, aunque el árbol fenezca la semilla permanece. 


DOS MIL VEINTE
(Lizaraejo)*

El año que se va muere y nos deja
un dos mil veinte aciago e insidioso,
una angustia silente y una queja.

Un desierto infinito de pesares
cual barbecho arrasado y sin labranza,
arenas a la espera de sus mares.

El año que se va nos rompió el alma 
pero un tiempo vendrá, más venturoso:
tras una tempestad llega la calma.

Al cabo venceremos imposibles
si unidos mantenemos la esperanza,
volverán los momentos apacibles. 

Un dos mil veinte aciago e insidioso
cual barbecho arrasado y sin labranza,
pero un tiempo vendrá, más venturoso:
si unidos mantenemos la esperanza.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2020
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Parque de la Esperanza, Tunja.
(Foto propia)




domingo, noviembre 29, 2020

EL "SANTO SORBO"





Los alimentos criollos de origen indígena son un punto importante a la hora de pensar en nuestras raíces, las raíces campesinas de nuestra sociedad. A la llegada de los conquistadores españoles a estas tierras, se dieron cuenta de que los indígenas tomaban una extraña bebida de color dorado que ponía en los nativos inusitada alegría; la bebían en ocasiones especiales, como ceremonias o rituales en honor a su imagen religiosa, también la degustaban después de los trabajos cotidianos. La "Chicha" es una bebida que surge gracias a uno de los innumerables usos que los indígenas lograron darle al maíz, es la bebida fermentada número uno en nuestros campos usada como fortificante para poder realizar las pesadas labores agrarias y, en los poblados, aún existen las tradicionales "chicherías" en donde la  paisanada departe alegremente al calor de unas varias totumadas del ancestral "Santo Sorbo", regalo de los dioses.


LA CHICHA
(Musa con estrambote)

Bebida de antepasados
que nos alegra la vida,
pues a gozar nos convida
con sus destellos dorados.

En los días celebrados
o en tertulia entretenida, 
de buenas manos servida
la bebemos encantados.

Quince días sin parar
del maíz seco harinita,
agua hervida y panelita
se ponen a fermentar.
Endespués se ha de colar
para sacar el afrecho
y en totuma po'ahí derecho
el "Santo Sorbo" servir,
para que puedan sentir
¡cómo se agiganta el pecho!

Cuando me echo 
mis "totumadas" de chicha,
las penas se vuelven dicha.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2020
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: El "Santo Sorbo"
(De la Internet)


lunes, noviembre 23, 2020

DE MI PROPIA VOZ

 



El pasado doce de octubre, un ratico después de haber leído en la Radio Nacional de Colombia uno de mis poemas en homenaje a nuestra raza aborigen, recibí una llamada telefónica de alguien que indagaba por mi trayectoria artística y me pedía una cita para ver si era posible le permitiera hacerme un reportaje pues le interesaba conocerme. Mi interlocutor era el representante de la Fundación "Andros Films", una entidad que desarrolla gestión cultural mediante contenidos audiovisuales que sacan a la luz el trabajo de los artistas populares y cultores en diferentes regiones de nuestro país. Luego de algunos momentos de conversación resolvimos que él vendría a mi residencia para realizar el reportaje en video, contar de mi actividad literaria y dar a conocer, en mis propias palabras, algo de lo que hago e intento ser.


CONVERSANDO
(Serventesios dodecasílabos)

Para conocerme basta simplemente
leer mis poemas o escuchar mis cantos,
así sabrán todos lo que mi alma siente
bajo los placeres y los desencantos.

Soy de los que avanzan de a pie por la vida
con pocos trebejos y sin pretensiones,
destapo mis cartas en cada partida
y echo por la borda las desilusiones.

Recorro caminos, vuelo con mis versos
soñando paisajes en distantes lares,
y por huella dejo recuerdos dispersos
en los campos verdes o los cascajares.

Soy como la nube que la lleva el viento 
sin rumbo distinto que su propia suerte,
mas a la deriva voy siempre contento
y tras cada golpe me siento más fuerte.

Camino despacio, pero voy de prisa
porque ya los años que restan son pocos,
 saludo de abrazo con una sonrisa
a ricos y a pobres, a cuerdos y a locos.

Soy al fin de cuentas un hombre mundano
no anhelo la fama ni un trono de gloria,
solamente quiero con pluma en la mano
escribir el libro de mi propia historia.

Así, meramente, con palabras mías
relato mis cuitas, canto mis amores,
esperando acaso que al fin de mis días
el cielo se pinte de bellos colores.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2020
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Video del Reportaje
(Fundación Andros Films)
Jonathan Rivera


domingo, noviembre 15, 2020

DESANDAR LO ANDADO





A Martín Romero se le estaba borrando el recuerdo de aquellos años allá en el campo, años que pasaran presurosos, cuando vivía junto a sus padres y hermanos en 'La Romería', una pequeña finca en la falda que desde varias generaciones atrás era pertenencia de la familia. En su diario trajinar, esos años eran una sombra que se disipaba entre el desasosiego de su arrepentimiento: "No vale la pena el porvenir cuando se vive lejos de la tierra amada", pensaba cada mañana mientras se alistaba para ir a la oficina. Tras la muerte de sus padres había resuelto ir en busca de nuevos horizontes en la gran ciudad, pero, a pesar del éxito obtenido, la nostalgia por su terruño lo mantenía triste. Entonces, dejándolo todo, decidió volver atrás y recuperar la vida que lo estaba esperando en su querida e inolvidable vereda natal.


RETORNO
(Jotabea con estrambote)

Traigo el alma embriagada de aromas del camino, 
de abrazos, guiños, besos y del más dulce vino. 

Cruzando campos verdes he vuelto desde lejos 
hasta la tierra mía, la que fue de mis viejos; 
parecen los paisajes magníficos espejos 
que me dan alegría con sus suaves reflejos. 

Yo he pisado la senda que decoran las gramas 
y sombrean los robles con sus robustas ramas,

y he tornado a tus lares a cumplir mi destino 
  para seguir viviendo la vida sin complejos… 
en tu dulce regazo, sabiendo que aún me amas. 

Reverberan las llamas 
de este amor sosegado que a mi pecho lo llena, 
en el febril ensueño de la noche serena. 

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2020
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Camino a la vereda
(De la Internet)


domingo, noviembre 08, 2020

TRAS LOS ARREBOLES





En algunas ocasiones, para no perder los recuerdos, traigo a mi mente las imágenes de aquel dichoso pasado allá en mi pueblo natal. Recreo el paisaje como en tiempos idos: las calles, la iglesia y aquellas legendarias palmeras del parque central; los sauces llorones a orilla del río y los elevados cerros que de lado y lado custodian el lugar; la casa paterna ubicada sobre la avenida principal frente al frondoso árbol de oticón bajo del cual, en el escaño que había, me senté muchas a ver pasar la vida mientras el sol se ocultaba detrás de las altas montañas. Ahora, en el atardecer de mis años, los hermosos arreboles  pintan el horizonte de fúlgida esperanza y, entre los gratos albores de niñez y juventud, vuelvo a la cuna.


REMINISCENCIA
(Lizaraejo* dodecasílabo entrelazado)

Desde los balcones de la edad madura
contemplo a los lejos mi vida de ayer,
el sol resplandece y el valle fulgura.

Un río a lo lejos parece correr
entre los arbustos allá en la llanura,
y siente mi alma deseos de volver.

Sin remordimientos y sin amargura
se alboroza el niño que vive en mi ser,
con gesto sereno de paz que perdura.

Los años de entonces quisiera tener
y fluye un torrente de pueril locura,
tras los arreboles... del atardecer. 

Contemplo a lo lejos mi vida de ayer
entre los arbustos allá en la llanura,
se alboroza el niño que vive en mi ser
 y fluye un torrente de pueril locura.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2020
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Los arreboles
(Foto propia)




domingo, noviembre 01, 2020

LA LEYENDA DEL "VOLCÁN"





Contaban los abuelos, que por allá a comienzos de los años treinta del siglo pasado, hubo en el pueblo de La Paz un hombre de elevada estatura, barba larga, abundante cabellera y aspecto desagradable conocido como el Mohán. Era un ser muy enamorado y pretendía a todas las jovencitas de la región, pero al verse constantemente despreciado decidió internarse en la montaña y se quedó a vivir cerca de una pequeña laguna dedicándose a excavar túneles en busca de tesoros para regalarle joyas a las mujeres y así lograr conquistarlas. Tantos y tantos socavones debilitaron la tierra y se produjo un gran derrumbe que se tragó al Mohán y lo confinó a vivir en el fondo de la laguna arrastrada por el deslizamiento hasta las cercanías del pueblo. Cuando alguna mujer pasaba cerca de la laguna el sol resplandecía, se escuchaban hermosas melodías y las féminas quedaban hechizadas al instante; pero cuando un hombre se acercaba, la laguna se embravecía, rugía el cielo, se desgajaban fuertes aguaceros y el caserío comenzaba a rodar lentamente cuesta abajo. Finalmente, en el año treinta y cinco, el pueblo fue refundado en un lugar seguro.


EL MOHÁN
(Soneto dodecasílabo)

En una pequeña laguna que había
cerquita del pueblo llamada La Paz,
extraño ermitaño maldito vivía
cazando mujeres coqueto y vivaz.

Con la voz preciosa de su melodía
lograba hechizarlas cual rayo fugaz,
y al fondo del lago en soleado día
caían las presas de aquel ser audaz.

Pero si algún hombre tranquilo pasaba
cerca de las aguas del pequeño espejo,
el sol se ocultaba... la tierra temblaba

y el pueblo gemía con amargo dejo,
mientras cuesta abajo la iglesia rodaba
entre carcajadas del Mohán ya viejo.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2020
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Iglesia de Paz Vieja
(Paz de Río, Boyacá)


sábado, octubre 24, 2020

VENTUROSO RECUERDO





Un año atrás, aquel sábado 26 de octubre, los arabiscos estaban en plena floración y los pétalos que caían de los árboles formaban una bella alfombra color violeta sobre el piso de la plaza central de San Antonio de las Aradas, una apacible población asentada en las montañas andinas allá en el sur de la república del Ecuador en la provincia de Loja cerca a la frontera con el Perú. Durante el esplendoroso día se realizaron eventos culturares, tales como: el Festival de Artes Vivas, el Encuentro Internacional de Poetas y Artistas Plásticos. Luego, en horas de la noche, en medio del cariño de ciudadanía y autoridades, recibí el premio como ganador del II Concurso Internacional de Poesía "El Mundo suena en Jotabé". Un grato recuerdo que para siempre guardaré en el fondo en mi corazón... mi eterno agradecimiento, amigos aradenses.


ANIVERSARIO
(Jotabé decasílabo con estrambote)

Hace un año oyeron mis tonadas
en San Antonio de las Aradas.

En ceremonia plena de amor
y de arabiscos en bella flor;
allá en un pueblo del Ecuador
lleno de magia, paz y calor.

Maravillosa la fiesta fue
e inolvidable muy bien lo sé.

Bonitas fechas tan celebradas
con alegría, con esplendor
y hermosas rimas en Jotabé.

Por siempre guardaré,
cual fueran besos puros e innatos:
de Las Aradas recuerdos gratos.





__________________

Derechos Reservados Copyright © 2020
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: San Antonio de las Aradas
Estampas del evento cultural
26 de octubre del 2019
(Archivo particular )

jueves, octubre 08, 2020

LA TIERRA MISMA, DE FRIDA



 

Dos desnudos en un bosque (La tierra misma-1939) es una obra plástica de Frida Kahlo que hace poco batió el récord latinoamericano de subastas de arte al ser vendida en un poco más de ocho millones de dólares. En ella se pueden ver reflejadas las raíces genéticas de la artista: la europea por parte de su padre y la mexicana por parte su madre. La mujer de piel clara recibe consuelo de la mujer con piel más oscura, mientras descansa en su regazo y, tal vez como símbolo de juzgamiento, un mono las observa desde la espesura. Todo esto, enmarcado en un entorno de cielo brumoso y colores tierra que denotan un ambiente depresivo e imprimen al cuadro un aire de tristeza misteriosa y desconcertante. 


DUALIDAD
(Jotabé écfrasis)

Es mexicana la india y, la doncella:
clara de piel del viejo mundo es ella.

Desnudas... en la tórrida pintura,
la mestiza consuela sin premura
a la otra, en su regazo blanca y pura,
con un gesto amoroso de ternura.

Los tonos ocres, de la tierra misma,
denotan triste soledad que abisma.

Tras densas nubes el azul destella
y un mono atento desde la espesura
observa, como juez, este sofisma.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2020
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: La tierra misma
(Frida Kahlo)


jueves, octubre 01, 2020

LA MUÑECA DE MARTINA





Cuando Martina llegó al mundo, lo primero que recibió como regalo fue una muñeca de trapo envuelta en papel celofán. Martina es mi nieta más pequeña y la muñequita del cuento se llama Isabella. Su cara es rosadita con pecas en la nariz, tiene ojos color café y cabello colorado, se viste de rosa con zapatitos de tela y medias a rayas, es enclenque, no se sienta ni se sostiene en pie, pero se mantiene el brazos de la pequeña durante todo el santo día y duerme junto a ella por las noches. De vez en cuando, se van para la biblioteca municipal a leer libros con dibujitos. "Isabella sí es nombre de muñeca bonita", dice Martina. "No le digan Chabela, parece nombre de señora grande como la bisabuela Cecilia".


ISABELLA
La muñeca de Martina
(Jotabem)

Mi muñeca es muy bonita
con su cara redondita.

En la nariz pinta pecas
y tiene las piernas chuecas;
sufre de tos con jaquecas,
llora, ríe y hace muecas.

Anda muy entretenida
mi muñeca consentida.

Vive sobando la pita,
  la llevo a las bibliotecas...
y allí se queda dormida.



__________________

Derechos Reservados Copyright © 2020
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Paola, Martina e Isabela
(Del álbum familiar)


domingo, septiembre 27, 2020

POEMARIO COLECTIVO EN JOTABÉ





Juan Benito Rodríguez Manzanares, poeta, escritor y dramaturgo español, creador de la Rima Jotabé ha convocado al mundo de los Jotaberos a participar en el Poemario Colectivo "La Alegría de Vivir". El libro tendrá una temática predefinida que consiste en contar mediante un poema, en alguna de las variantes de la Rima Jotabé, lo hermoso de la vida en cualquiera de sus aspectos y manifestar la alegría que esto nos produce sin importar las circunstancias. Para unirme a la causa he compuesto un Jotabé Espejo, lo comparto agradecido por ser uno de los escogidos y poder estar en este maravilloso libro antológico.


ALEGRÍA DE VIVIR 
(Jotabé espejo) 

Aún conserva mi alma las pasiones 
que antaño regalaba a borbotones. 

Mucho guarda de plácido la vida 
a pesar de la ausencia y la partida, 
no es eterna la marca de una herida 
ni es afrenta lo amargo de la huida. 

Aún disfruto y vivo cada día 
cantando con fervor la dicha mía. 

Pues bajo celestiales bendiciones 
todo lo malo que al pasar se olvida: 
es fuente inagotable de ambrosía. 
---
Entre la bruma de una tarde fría 
surge la fuerza que en mi ser anida, 
y vuelven a crecer las ilusiones. 

Se va… se aleja la melancolía 
cual fuera el eco de una letanía. 

Es mi alegría de vivir sentida 
por tanto la disfruto compartida, 
no temo a triste soledad sufrida 
ni lloro a mares por la despedida. 

En mi pecho dos grandes corazones: 
¡Laten al ritmo de mis emociones! 

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2020
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Portada del Poemario
(Juan Benito Rodríguez M)




jueves, septiembre 24, 2020

PAISAJES DE AQUEL AYER





Todo podrá borrarse de mi mente menos aquellos maravillosos e inolvidables paisajes que contemplaba de niño cuando iba junto con mi madre por los caminos rurales hacia alguna la escuelitas en donde ella enseñó por muchos años, paisajes que también contemplaba durante las partidas de caza con mi padre o en los paseos a la finca de los abuelos tanto maternos como paternos. Los colores, los aromas, los sonidos y hasta los más pequeños detalles se quedaron tatuados en el alma, grabados para siempre como si fueran cortometrajes que, de cuando en cuando, vuelvo a ver proyectados en la sala de cine de mis fervientes sueños otoñales... tantos y tantos recuerdos me ayudan a vivir e inspiran mis versos.


TIEMPOS IDOS
(Serventesios decasílabos)

Yo conservo metido en el alma
ese aroma de campo y jardín,
aún recuerdo el viento, la calma
y aquel verde paisaje sin fin.

Tengo musgo enredado en el pelo
cual los bucles del niño que fui,
y arreboles pintando mi cielo 
de un hermosos color carmesí.

Oigo el canto lejano de un ave
y el murmullo del agua al pasar,
voy dichoso volando en mi nave
al terruño, a la casa, al hogar.

Yo conservo metido en el alma
de los viejos el diario trajín,
el fogón, el arado, la enjalma
y vasijas untadas de hollín.

Tengo vivo y latente mi anhelo
de correr por donde antes corrí,
y pisar como antaño ese suelo
que me diera el amor que perdí.

Oigo infantes y guardo la llave
de la escuela do iba a estudiar,
y esa voz de mi madre que suave
me enseñó lo de nunca olvidar.

Yo conservo metido en el alma
ese aroma de campo y jardín,
aún recuerdo el viento, la calma
y aquel verde paisaje sin fin.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2020
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Paisaje de mi tierra
(De la Internet)

lunes, septiembre 21, 2020

FESTIVAL DE LA PALABRA "AESBO"





La "Asociación de Escritores Boyacenses" (AESBO) realizará este año de manera virtual e inusual el "Cuarto Festival Nacional y Primero Internacional de la Palabra" durante los días 29 y 30 de septiembre. Este evento que busca dar oportunidad a los asociados noveles y consagrados para que puedan exponer sus creaciones a través del intercambio cultural generado por la lectura colectiva, se venía celebrando en el marco del tradicional "Festival Internacional de la Cultura de Boyacá", pero al ser este suspendido debido a la pandemia, hubo necesidad de buscar otros canales de comunicación y apelar a la tecnología para lograr los objetivos planteados y asegurar la continuidad del mencionado certamen literario en su cuarta versión. Están cordialmente invitados, estimados amigos, a disfrutar de la poesía y de la literatura desde la ciudad de Tunja, Boyacá, Colombia con destacada representación de Francia y Ecuador.


LA PALABRA
(Soneto Alejandrino)

Sobre las blancas hojas con gotitas doradas
de la fuente que habita los arcanos tinteros,
se recrean los versos que vuelan en bandadas
y me llevan de ronda por distantes senderos.

Entretejidas letras dulcemente inspiradas
conforman verso a verso poemas lisonjeros,
grabados en cuadernos o esquelas perfumadas
con el aroma innato de los besos primeros.

La palabra es el aura virginal del idioma
cual delicado arrullo de una mansa paloma,
que acuna los encantos del amor infantil.

Es el eco que viaja sobre valles floridos
entre discretos pliegues, de tules extendidos, 
bajo el fulgente cielo de zafiro y marfil.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2020
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Afiche del Festival
(Archivo de AESBO)


miércoles, septiembre 16, 2020

LIBERTAD CONDICIONADA





La ciudad está despertando y, la supuesta "nueva normalidad", nos ha permitido disfrutar de una libertad condicionada por el temor generalizado a ser contagiados en algún momento de nuestras vidas El virus, no se ha ido, sigue latente y amenazante. Pero, no es el coronavirus la real amenaza: son las muchas injusticias sociales que abundan en las ciudades y el tronido de los fusiles que retumba en los campos sembrando muerte y dolor en lugar de paz y amor. La nueva normalidad ha desnudado la triste realidad que se hallaba oculta o disimulada a propósito en medio de la pandemia, sin que nos diéramos cuenta de los males causados bajo el cómplice amparo de la corrupción, origen de tantas barbaridades.


AMENAZA
(Lizaraejo)*

Es ahora el destino diferente
bajo una libertad condicionada,
por feroz amenaza persistente.

Cruenta realidad se ha destapado 
en medio de los fúnebres desfiles
y el llanto siglo a siglo derramado. 

A causa de las mafias y el terror
se desangra mi patria esclavizada,
no es un virus la causa del temor.

Es la impía justicia ciega y sorda
al eco del tronar de los fusiles
 y al paso trepidante de la horda.

Bajo una libertad condicionada,
en medio de los fúnebres desfiles:
se desangra mi patria esclavizada
al eco del tronar de los fusiles.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2020
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Plaza de Bolívar
(Tunja, Boyacá)




miércoles, septiembre 09, 2020

JOYAS DE NUESTRA LITERATURA





Hace 153 años, el escritor caleño Jorge Isaacs, publicó la primera novela colombiana que traspasó las fronteras. El autor recibió apenas 200 pesos de la época, pero su novela "María" se convirtió en un éxito nacional e internacional inmediato. Hoy muchos lectores la consideran ilegible, romántica en exceso; otros opinan que la historia de amor entre sus dos jóvenes protagonistas, Efraín y María, es una obra precursora de la narrativa latinoamericana posterior. Pero quizás lo más relevante de “María” sea el estilo romántico con que Isaacs describe la geografía colombiana en el Valle del Cuca. La novela narra la historia de amor trágica y contrariada entre dos jóvenes vallecaucanos: Efraín, hijo de un hacendado, se enamora de su prima María, quien muere de una grave enfermedad en ausencia de su amado.


LA DONCELLA TRISTE
(Lizaraejo* dodecasílabo entrelazado)

Sonriente y serena durmiose callada 
esperando besos ardientes de amor, 
la doncella triste de blanco ataviada.

Cerrados sus ojos de tierno candor 
la virgen hermosa sintiose angustiada, 
y bulló en su pecho punzante dolor. 

De los tiempos idos no quedaba nada 
no aromaba en nardo ni el naranjo en flor,
 ni escuchaba trinos en la madrugada. 

A su dulce gracia la invadió el temor 
y fue un gris recuerdo la vida pasada, 
bajo el firmamento de negro color. 

Esperando besos ardientes de amor 
la virgen hermosa sintiose angustiada, 
no aromaba el nardo ni el naranjo en flor
y... fue un gris recuerdo la vida pasada. 

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2020
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Efraín y María
(De la Internet)




jueves, agosto 27, 2020

¡SÁLVESE QUIEN PUEDA...!





El Gobierno Nacional ha decretado el final de la cuarentena a partir del primero de septiembre para implementar un aislamiento selectivo en el cual solamente los contagiados o sospechosos de portar el virus deberán permanecer en sus casas. Los demás, tendrán libertad de movilización dejando a cada ciudadano la responsabilidad del autocuidado mediante las medidas de bioseguridad recomendadas por los expertos. Es pocas palabras, de ahora en adelante, mientras se supera la emergencia sanitaria, habrá que aplicar el concepto del "sálvese quien pueda". Dios nos favorezca y nos siga iluminando en este nuevo estilo de vida que nos ha impuesto la pandemia, dejando al descubierto nuestra fragilidad.


POSTPANDEMIA
(Jotabé con estrambote)

Vivir y no morir en el intento,
gozar el simple paso del momento.

Así será... la vida en adelante,
así será el andar del caminante;
un triste corazón, un alma errante
en un mundo feroz y amenazante.

Rama que con la lluvia se desgaja
y entre las aguas del torrente baja.

A merced de las olas y del viento
hacia el azul y el postrimero instante:
 en que la mar, le sirva de mortaja.

Peregrino que viaja
bajo el frío de nieblas turbadoras,
añorando las fúlgidas auroras.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2020
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: La vida de hoy
(De la Internet)


sábado, agosto 22, 2020

LAS FIESTAS EN MI PUEBLO





Tradicionalmente, por el mes de agosto, en mi pueblo natal se celebra el "Festival Nacional del Minero" con bombos, platillos, música, cohetes, globos, verbenas y alborada en desfile de amanecida por las calles del pueblo detrás de la banda papayera entre el jolgorio y la sana camaradería; pero este año por culpa de la pandemia no se pudo realizar y, consecuentemente, la nostalgia vino a mi ser trayéndome maravillosos recuerdos. En mis años mozos era infaltable la visita al terruño para reencontrarme con los amigos y disfrutar en familia de los eventos programados en el marco del Festival, pues para entonces el cuerpo aguantaba todo el trajín de la parranda, no se asomaba la tristeza y el fervor  desbordante apocaba todos los pesares. Hoy en día, cuando mi vigor se ha remansado, miro sosegadamente los toros desde la barrera y... me alegra ver a los jóvenes haciendo las locuras que yo también hiciera, en el lejano ayer.


LOS AÑOS MOZOS
(Soneto)

Yo también por allá en mi juventud
amanecí de juerga con la banda,
y recorrí las calles por las que anda
ahora mi tranquila senectud.

Yo también tuve fuerzas y salud
para pasar las noches de parranda,
y pedir varias veces otra tanda
de copas rebozando gratitud.

Viví feliz la mágica porfía
de aquella juventud alucinante,
y divagó feliz... el alma mía.

Inolvidable ayer, hoy tan distante,
que transcurrió sutil día tras día
y culminó sin más, en un instante.

__________________




Derechos Reservados Copyright © 2020
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: La banda papayera
(Alcaldía Paz de Río)

lunes, agosto 17, 2020

DE LA HUERTA AL BASURERO





Acurrucado al pie de una gran piedra en la orilla del camino, junto a su mujer y sus tres pequeños hijos, el pobre hombre contemplaba las luces de la ciudad titilando a lo lejos como si fueran las luciérnagas que allá en su parcela lo acompañaban en las noches veraniegas. Tres días llevaban caminando sin parar, sin mirar atrás, huyendo de las balas asesinas que silbando pasaban sobre sus cabezas mientras ellos corrían despavoridos y el estallido de las bombas estremecía el suelo bajo sus pies descalzos. Dormido se quedó contemplando los atractivos destellos luminosos, añorando su amado terruño y soñando que en la ciudad encontraría una vida mejor, una vida tranquila lejos de aquellos que se disputan el control del territorio con malévolos fines. Desdichadamente, no fueron realidad sus sueños: ahora son seres abandonados a su suerte viviendo en un basurero y rebuscando entre los desechos algo que mitigue el sufrimiento.


VERSOS VALIENTES
(Quintetos endecasílabos)

Mis versos tienen voz y están gritando
a favor de la paz que aún no llega,
mis versos son cual un peón de brega
que feroces cornadas esquivando
procuran no morir... en la refriega.

Son tantas injusticias las que azotan
a las gentes de mi nación y el mundo,
que no pasa ni un mísero segundo
sin que lloren los niños porque notan
su destino perdido... y errabundo.

Mis verso tienen voz y están cantando
canciones a la paz que se proclama,
mis versos son cual fulgurante llama
que bulle aquí en el pecho suplicando
por el doliente pueblo... que reclama.

Son tantas injusticias las que brotan
en un suelo con sangre barbechado,
que sufre viendo al pueblo encadenado
por las grandes penurias que denotan
sino fatal y herencia... del pasado.

Mis versos sin cesar vuelan llorando
como llora mi tierra y se lamenta,
mis versos lloran por la muerte lenta
que resignadamente está esperando
el que padece... de manera cruenta.

 En resumida cuenta
 mis versos tienen voz y son valientes,
en contra de gobiernos... indecentes.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2020
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Los niños del basurero
(De la Internet)

viernes, agosto 14, 2020

A LOS TANTOS AMIGOS...





Es a todas luces indudable que esta disparatada aventura de atreverme a crear un blog para publicar mis ocurrencias poéticas, ha sido una de las más gratificantes experiencias de mi vida. Lo digo no solamente por la satisfacción de echar a volar mis humildes versos, sino también por las maravillosas personas que, desde el año dos mil ocho, han visitado este espacio y con el paso del tiempo se han ido convirtiendo en grandes amigos y fieles seguidores que me acompañan en este constante trajinar. Podría intentar nombrar a todas las personas que constantemente me han leído y comentado, pero correría el riesgo de que algunos nombres se me escaparan; lo único verdaderamente cierto es que a todos y cada uno los llevo en el corazón y les agradezco con el alma el apoyo incondicional. Dios los bendiga siempre: a los que ya no están, a los que permanecen y a los que vienen día tras día para darme un soplo de aliento.


LA AMISTAD
(Lizaraejillo)*

Nos hace subir al cielo
la amistad cuando sincera,
dulce sonrisa y anhelo.

De los mundos estelares
es obsequio del destino,
entre sublimes cantares.

Con gozo y sin interés
todo lo da... nada espera,
en el antes y el después.

Luz que no se apaga nunca
y acompaña en el camino,
verdad que jamás se trunca.

La amistad cuando sincera
es obsequio del destino,
todo lo da... nada espera
y acompaña en el camino.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2020
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Los amigos
(De la Internet)


*Lizara-Rima


domingo, agosto 09, 2020

SOMBRÍO PANORAMA





«Presiento que después de nadar intensamente contra viento y marea por casi cuatro meses me ahogaré llegando a la orilla: las fuerzas se están acabando, me siento agotado y con la moral por el piso; creo que no voy a ser capaz de superar la pandemia, si no me mata el virus me matará la incertidumbre; ya no sé que camino coger, ni siquiera me dan ganas de levantarme en las mañanas me decía don Ermenegildo hace algunos días—; esta situación nos está matando y en silencio tendremos que irnos sin tener ni siquiera un digno funeral en el cual nuestros amigos puedan darnos el postrero adiós, pero así es la vida, estimado amigo». Esto fue la semana pasada, durante una de mis caminatas permitidas por las normas gubernamentales. Hoy, en la mañana, me contaron que se murió anteayer... mientras dormía.

La edad de oro no está detrás, sino delante de nosotros.
(Sebastián Faure)

TRAVESÍA
(Jotabé)

Después de atravesar un mar bravío
frente a la playa naufragó el navío.

No valieron anhelos palpitantes
ni el sueño de alcanzar playas distantes,
pues mástiles y velas expectantes
cayeron a la mar, agonizantes.

En la penumbra del presente horrendo
mórbida soledad se va extendiendo

como se esparce gélido el hastío;
y... muchos de los viejos navegantes
sin casi darse cuenta, van muriendo.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2020
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Playa sombría
(De la Internet)


Información del Autor

Mi foto
Un soñador, simplemente. Hacedor de versos, creador de canciones e inventor de historias. Ingeniero de profesión, artista por vocación: Narrador, Poeta Lírico Tradicional y Cantautor. Natural de Paz de Río, Boyacá (Colombia), nacido el 23 de abril del año 1952.

Los que vuelan conmigo

Buscar contenido en este blog