sábado, abril 27, 2013

"CLUB DE BILLARES EL PRÍNCIPE"





Una decisión apresurada, aunque sea bien intencionada, puede conducir a un resultado totalmente opuesto al esperado: Tras la muerte de nuestro padre, el negocio familiar quedó en las manos nuestra madre y luego, al enfermarse ella, uno de los hermanos cogió las riendas e intentando modernizarlo rompió con una tradición de muchos años. Así, tristemente y de un momento a otro, el afamado "Club de Billares El Príncipe" pasó a mejor vida.


AYERES

Del negocio de mi padre sólo el recuerdo quedó,
otro gallo canta ahora porque el de antes se murió;
ya no suena la radiola como hace tiempos lo hiciera,
cuánto diera por oírla… ¡Ay, Diosito, cuánto diera!

Hoy los billares no están como antes en el salón
ni la olleta del café "coscotea" en el fogón;
ya los amigos no juegan al dominó o al parqués
ni sobre las mesas veo los tableros de ajedrez.

Las apuestas ya no son el queso con bocadillo
ni el rosconcito con leche o el tinto con cigarrillo;
ya no juegan palo negro, platico ni regadera,
ni se le miden como antes al gallo que les saliera.

Tampoco juagan al tute, al toruro o la veintiuna,
de tantas cosas de entonces ya no se mira ninguna;
únicamente se ven las ruinas de lo que había,
todo se fue de repente al igual que muere el día.

Porque lamentablemente la ambición rompió el costal
y aparentando hacer bien lo que causaron fue un mal;
tristemente ya no existe lo que tanto le costó
al hombre que fue mi padre, el que día y noche bregó.

Quiera Dios, también la Virgen, que por lo menos subsista
la casa en la cual nacimos los ocho hijos de la lista;
aquella en la que crecimos por el amor cobijados,
la que solitaria sueña con esos tiempos pasados.

Lo digo muy francamente, desde mi punto de vista:
Ambición e ingratitud son los más graves pecados.


Rahulig/013
DRA


Imagen: Rafael Orlando
Del álbum familiar




domingo, abril 21, 2013

LAS LLUVIAS DE ABRIL...





Ya huele a tierra mojada: Unas aves llegan y otras se van, las semillas germinan, los campos reverdecen y tímidamente las flores se asoman como agradeciendo las gotitas de agua que caen del cielo. Hoy amaneció con amago de lluvia y no pude salir a mi acostumbrado paseo dominical, a cambio, al calor de un cafecito, me dediqué a escribir unos cuantos versos.


ABRIL

De Abril esta mañana
tras bambalinas
contemplo como vuelan
las golondrinas.

Bella bandada
que anuncia con sus trinos 
tierra mojada.

Es que Abril me contagia
sus alegrías,
milagro tras milagro 
todos los días.

Soñando espero
las gotitas de lluvia
del aguacero.

Me traes tu añoranza
fresca y pueril,
¡Oh, mes que  me sorprendes!
con aguas mil.

Susurra el viento
en tanto que me abrazas
por un momento.

Hay flores en los campos
como un ensayo
de que muy pronto llega
florido Mayo.

Te vas de prisa
dejándome en los labios
una sonrisa.

Gracias querido Abril
te llevo en mi,
era un día de los tuyos
cuando nací.

Dicha sentida
el más grande milagro
¡Mi propia vida!


Rahulig/013
DRA



Imagen: Flor de Abril
De la red





domingo, abril 14, 2013

TROVAS COLOMBIANAS





Las trovas colombianas son coplas hechas sobre un tema previamente establecido que se cantan de manera improvisada con los ritmos e instrumentos propios de cada región del país. La trova “Tradicional” en una copla de cuatro versos generalmente octosílabos rimando el segundo con el cuarto. Existe también la trova “Dobletiada” que se hace uniendo dos trovas tradicionales para formar una estrofa de ocho versos, como unas que canté, hace pocos días en una reunión familiar.


EL INTERÉS

Trove, trove, compañero,
 vamos pues a improvisar,
trove, trove, compañero
que la trova es pa'gozar;
trove, trove, compañero
al derecho y al revés…
trove, trove, compañero
al tema del interés.

Hoy cantamos pa'trovarle
a la gente interesada,
a esos que sólo se fijan
en la plata que hay guardada;
porque viven en un mundo
de mortales vanidades…
donde abundan las mentiras
y escasean las verdades.

Te miran únicamente
cuando pasas de subida,
pero si vas de pa'bajo
te cantan la despedida;
te observan y te analizan
de la cabeza a los pies…
tal como decía mi taita
interés cuanto valés.

Cuando yo tenía mis modos
los amores me sobraban,
hoy como no tengo nada
ni una camisa me lavan;
pero me queda el consuelo
que la vida he disfruta'o…
algunas veces con lana
y algotras veces pela'o.

En estos tiempos presentes
 hay gente que no saluda,
porque ahora no tengo plata
y la plata es la que ayuda;
mas le digo con franqueza
al que quiera ser mi amigo…
con dinero o sin dinero
siempre contará conmigo. 

Aquí terminan señores
las trovas del interés,
si quieren seguir cantando
dejémoslo pa'después;
pues el tema tiene mucha
tela de donde cortar…
y si seguimos trovando
no habrá cuando terminar.

Trove, trove, compañero…


Rahulig/013
DRA



Imagen: Cantando trovas
Del álbum familiar




martes, abril 09, 2013

UN PAISAJE BOYACENSE





Muy cerca de mi casa, afortunadamente, tengo este colorido paisaje. Me basta con caminar unos cincuenta minutos para llegar hasta la cima de una colina; desde allí puedo mirar hasta donde la vista alcanza y ver las maravillas que nos regala la naturaleza. Unas veces voy a pie y otras en bicicleta, en cualquiera de los dos casos la satisfacción es la misma, gracias a Dios.


TRAS DEL ALTO

Cuando me subo a la loma
y miro del otro lado,
queda mi ser extasiado
con el paraje que asoma.

A lo lejos la montaña
y en sus laderas maizales,
surcos de papa y frutales
con sus cercados de caña.

En el plan los cebadales
y el trigal amarillando,
las ovejas retozando
entre los verdes pastales.

En el zanjón corre el agua
entre matas de tomillo,
de arrayán y de mortiño
o palmeritas de tagua. 

Las casitas a lo lejos
semejan ser de juguete,
un caminito se mete
bajo los árboles viejos.
  
Una colcha de retazos
el paisaje me parece,
su belleza me enternece
como si fueran abrazos.

Esa paz que se respira
 en mis hermosos parajes,
muestra coloridos trajes
al viajero que los mira.

Por eso me gusta ir
cada mañana hasta el alto,
a disfrutar del encanto
que hace grato mi vivir.


Rahulig/013
DRA


Imagen: Chivatá, Boyacá
El Diario.com



jueves, abril 04, 2013

PEDRITO Y SARA LUCÍA





Colombia es el único país del continente americano donde se siguen utilizando minas antipersona de manera sistemática, por parte de los actores no estatales. Las minas están causando niveles graves de afectación a la población civil y, lamentablemente, los niños campesinos hacen parte de las victimas inocentes que cobran estas diabólicas armas… ¡No más minas, no más, por Dios!


DOS ANGELITOS

Iba Pedrito para la escuela
con su hermanita Sara Lucía,
buscando flores para llevarle
a la maestra que más quería.

Saltaba el niño mientras jugaba
los caballitos de dos en dos,
su linda hermana lo perseguía
de mariposas corriendo en pos.

Era radiante la azul mañana
cantaba el grillo, brillaba el sol,
un conejito de color rosa
comía sin prisa sabrosa col.

De pronto vieron los dos infantes
una rosita junto a un piedrón,
ambos corrieron para cortarla
con alegría y gran emoción.

Inesperada, mientras avanzan
se oye cual trueno fuerte explosión,
vuelan los niños, caen heridos
y... se detiene su corazón.

Dicen los diarios que fue una mina
la que dos tiernas vidas segó,
llora en silencio la profesora
pues la escuelita triste quedó.

Desventurados esos que siembran
bombas y minas entre las flores,
sin ver que causan inicuamente
al inocente grandes dolores.


Rahulig/013
DRA



Imagen: Paisaje Naif
Ana Marina Diaz




Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador: con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.

Archivo por etiquetas