lunes, 24 de junio de 2024

ENTRE IRES Y VENIRES





Valió la pena, en medio de los tormentosos vientos, cambiar la orientación de las velas y emprender una larga aventura en procura de hacer realidad aquel anhelo infantil, armado solamente con el frenesí de las musas cantoras que me llamaban desde los confines de un puerto lejano, al otro lado de una mar infinita y bravía. Entre ires y venires la barca ha logrado mantenerse a flote y, a pesar de los avatares, continúa su viaje sin brújula ni timón, confiando ciegamente en el instinto de su tripulante.


TRAVESÍA
(Cuartetas)

Hacia el poniente voy
y del naciente vengo,
jugando lo que soy,
perdiendo lo que tengo.

Yo soy un errabundo
que busca su camino,
vagando por el mundo
sin rumbo y sin destino.

Me lleva la tristeza
y me traen los recuerdos,
mas tengo la certeza
que no tienen los cuerdos.

Soy loco sin remedio
que a diario sobrevive,
quitándose de en medio
los dardos que recibe.

Pero al cabo de todo
la vida ha sido buena,
me ha dado de algún modo
libertad y condena.

Seré yo finalmente
despojo de otra guerra,
morando eternamente
debajo de la tierra.

__________________


Derechos Reservados Copyright © 2024
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: En alta mar  
(Del Internet)


miércoles, 12 de junio de 2024

LO BONITO DE LA VIDA





Definitivamente, los nietos son un aliento de vida, un regalo maravilloso que el Creador nos permite disfrutar en los años postreros. Martina, la más chiquita, cumplió los ocho años hace algunos días, estuvo muy contenta y recibió varios regalos. Pero, además del kit de arte y el lego constructor, el obsequio más apreciado fue el cocker spaniel que le dió su mamita. Estuvimos muy contentos en la celebración: cantamos, bailamos y, muy emocionada, Martina disfrutó la fiesta en compañía de su mascota.


MI ANGELITO
(Soneto alejandrino)

Se ilumina mi vida con su tierna mirada
y su mano me lleva por la senda dichosa,
ni la peor tormenta, ni la ruta escarpada
impedirán que brote de mi pecho una rosa.

Va creciendo de a poco resiliente y garbosa
al igual que la aurora tras la noche callada,
es un hada serena, delicada y donosa
y su voz cual trinares de viajera bandada.

Nada existe que pueda perturbar mi alegría
ni opacar la fulgencia de su luz cristalina,
todo en ella florece como el sol cada día.

 Semillita de amores, nietecita divina
que la paz me entregaste con tu sabiduría,
angelito del cielo, mi adorable Martina.




__________________


Derechos Reservados Copyright © 2024
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: El cumpleaños  
(Del álbum familiar)


Información del Autor

Mi foto
Un soñador, simplemente. Hacedor de versos, creador de canciones e inventor de historias. Paz de Río (Boyacá) Colombia, 23 de abril del año 1952.

Los que vuelan conmigo

Buscar contenido en este blog