viernes, mayo 24, 2019

EN BLANCO Y NEGRO...





"¡Ay!, don Humbertico, ni pa'qué le cuento: mi vida se ha puesto en blanco y negro, más negro que blanco. Allá en el ranchito vivíamos dichosos cultivando nuestro pancoger y cuidando las dos vaquitas lecheras, todo era paz y tranquilidad. Un día, un día para olvidar, llegaron unos malandros dizque a proponernos que sembráramos unos palos de hierba mala en nuestra parcela, que eso nos daría diez veces más ganancia que la propia labranza. Mi Juancho, mi pobre Juancho se negó y los enfrentó con valentía... pero le dispararon sin mediar una palabra, ni siquiera me dejaron sepultarlo. Ahora vago mendigando caridad y llorando mi desdicha. ¡Ay!, don Humbertico, ni pa'qué le cuento".


ZENAIDA

Por un caminito baja
del monte hacia la llanura
con su delgada figura
una muchacha muy maja.
En sus manos una caja
de cartón amarillento,
negros cabellos al viento
y a sus espaldas un nene
que del cuello se sostiene
con gestos de sufrimiento.

Vestido blanco debajo
de una ruanita rosada,
y una mochila colgada
como si fuera un andrajo.
Se la mira monte abajo
yéndose de su vereda
dejando entre la arboleda
la razón de su existir,
pues al tener que partir
media vida se le queda.

Zenaida vivía en la huerta
junto al niño y su marido,
de amor decorado el nido
con guirnaldas en la puerta.
Pero... la vida es incierta:
unos malandros llegaron
y a Juancho lo asesinaron
por no sembrar hierba mala,
de crueldad hicieron gala
 y a ella, la desterraron.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Paisaje Campesino
(José Orlando López)


sábado, mayo 18, 2019

UNA META ALCANZADA





Paola Rosa, nuestra querida hija menor, ha sido titulada como "Licenciada en Artes Plásticas" por la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia con sede en Tunja. Por supuesto, estamos muy felices, le deseamos todo lo mejor del mundo: que el desempeño de su profesionalidad le permita vivir dignamente y consolidar una familia siendo persona útil a la sociedad, pero ante todo, le deseamos que sea feliz desplegando sus talentos artísticos y disfrutando del amor por las artes. Lo importante, apreciada hija, es la satisfacción de hacer lo que nos gusta y sentirnos realizados buscando la felicidad en la riqueza espiritual y el buen hacer... Dios te bendiga y te guíe por los caminos de la vida.


EN TU GRADUACIÓN
(Jotabé dodecasílabo)

I
Un nuevo camino se abre ante tus ojos,
mi linda chiquilla de tiernos antojos.

Avanza, hija mía, sin desesperarte,
cultiva orgullosa tu amor por el arte;
que humildad y lucha sean tu estandarte,
y la vida misma sabrá compensarte.

Camina despacio, ve bien donde pisas,
deja que te arrullen de agosto las brisas.

Evita las piedras y espinas de abrojos,
  pero si tropiezas vuelve a levantarte...
y en lugar de llanto derrama sonrisas.

II
Un nuevo camino, tu ferviente anhelo,
despliega tus alas y levanta el vuelo.

Mantén la esperanza con fe y alegría,
lucha con denuedo, sueña cada día;
que nunca te invada la melancolía
y que Dios te infunda gran sabiduría.

Ayer dulce niña y hoy bella mujer,
tienes el talento para florecer.

Que seas dichosa, que bajo tu cielo
   soplen buenos vientos muñequita mía...
que yo para siempre te sabré querer.



__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Paola Rosa Lizarazo
(Del álbum familiar)

domingo, mayo 12, 2019

EN ESTA FECHA HERMOSA





Mis queridas abuelas Anita y Margarita; mis tías Rosalía, Araminta, Rosa, Oliva, Isabel, Anita, Tulita y Margoth... y, por supuesto, Elvirita, la mujer que me dio la vida: son las ausentes madres de la familia que hoy moran en los cielos. Ellas conforman un hermoso ramillete de flores que adornan los jardines del Señor y viven en mi mente por siempre y para siempre. Algunas se fueron hace muchos años, otras recientemente, pero nos dejaron el bello ejemplo de sus abnegadas vidas como un hermoso legado para que siguiéramos sus huellas de amor y de bondad. Por eso, en este segundo domingo del mes de mayo, día de las madres aquí en mi patria, las recuerdo con cariño y les brindo mi cantar.


JARDÍN CELESTIAL

En esta fecha hermosa de mayo celebramos
la fiesta de las madres en mi tierra natal,
algunos la contemplan y algotros la extrañamos
pues el amor de un hijo por ella es inmortal.

Yo conservo en el alma los tiempos que pasamos
dichosos a su lado viviendo en el jacal,
y no olvidan mis ojos los ojos que adoramos
ni su carita hermosa de porte angelical.

Por eso en este día mostrarle yo quisiera
mi amor por siempre suyo, mi trémulo sentir,
con besos en manojo y un cándido clavel:

para que siempre tenga, como en antaño fuera,
  aquel jardín de amores razón de su existir...
y florezca en sus manos un celestial vergel.





__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Tarjeta a las Madres
(De la Internet)


miércoles, mayo 08, 2019

UN POÉTICO REGALO





Como otra parte del premio por mi segundo lugar en el ya clausurado "Primer Concurso Internacional Jotabeando USA", me han llegado desde Miami dos Libros de Poesía (Editorial Voces de Hoy) escritos por la narradora y poeta Cubano-Chilena residente en Estados Unidos, Marta María Requeiro Dueñas, una de las organizadoras del evento y, además, Embajadora de la Rima Jotabé. Con sincera gratitud y profunda admiración por sus logros, le dedico un poema como muestra testimonial de este inolvidable momento, deseando que nuestra Rima Jotabé siga llegando hasta los más distantes confines.


AGRADECIMIENTO

(Jotabem)

I
Hasta mi casa ha llegado
del norte un bello recado.

Recado que contenía
dos libros de poesía,
y en remitente decía:
Requeiro Marta María.

Al abrirlos encontré
tesoros que disfruté

leyendo con sumo agrado
poemas de su autoría,
escritos en Jotabé.

II
Por supuesto, con placer
le quisiera agradecer.

Por tan amable atención
que alegra mi corazón
y, me da un buen empujón,
   para avanzar con tesón...

soñando, siempre soñando,
cual infante disfrutando

la suerte de componer
un poema, una canción:
y seguir Jotabeando.


(Clic para ampliar)

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Los libros de Marta
(Foto propia)


A Rafael H. Lizarazo, en respuesta a su Jotabém, Agradecimiento.

Mi agradecimiento a usted
(Jotabém)

Ha sido de gran agrado,
los libros le hayan gustado.

Usted demostró grandeza
al componer con destreza,
que parecía simpleza...
¡Fue el segundo a la cabeza!

No hice más que proveer
lo que hubo usted merecer,

y eso ha quedado avalado.
Agradezco la belleza
de ese poema a su haber.


(Gracias y felicidades nuevamente, Rafael H. Lizarazo, por su segundo lugar entre 243 que se presentaron al concurso Jotabeando USA/ 2018)

Marta María Requiro Dueñas

sábado, mayo 04, 2019

BOYACÁ BICENTENARIA





Fue justo ahí, justo al frente del Monumento a Simón Bolívar erigido en el Glorioso Puente de Boyacá, en donde un día comprendiera todo lo que representa nuestra heroica tierra. Eso fue por allá en el año de 1969 durante la conmemoración del "Sesquicentenario de la Independencia", año en el cual hubo grandes celebraciones y se hicieron promesas que aún esperan ser cumplidas. Cincuenta años después mi terruño boyacense sigue en el ostracismo, seguimos esperando el justo reconocimiento por nuestro invaluable aporte al engrandecimiento de nuestra patria, pero no con medallas ni diplomas ni decretos de honores, sino con intervenciones que generen progreso y bienestar e impartan justicia social.


¡OH, TIERRA MÍA!

¡Salve mi tierra querida! Poderosa y floreciente
demuestra tu gran talante, tu fuerza y tu valentía;
no te amilanes ni sufras, levanta siempre la frente
y haz que todos en el mundo reconozcan tu valía.

Tú tienes preciadas gemas en los dones de tu gente
que fervorosa trabaja con orgullo cada día;
por tus venas corre sangre del pasado en el presente
y guardas de los ancestros toda su casta bravía.

Eres tú mi patria chica, sin dudarlo, un paraíso
que atesora la simiente del progreso y del saber,
y en tu suelo la esperanza radiante florecerá.

Serás tierra bendecida, lo serás porque Dios quiso
darte lustre e hidalguía para que alcancen a ver:
las nuevas generaciones tu grandeza, ¡oh, Boyacá!

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Monumento al Libertador
Puente de Boyacá


miércoles, mayo 01, 2019

EN ESTE MES DE MAYO...





Todos en este mundo tenemos un padre y una madre, es natural. Yo nací, fui engendrado por un padre y gestado por una madre, la dulce mujer que me acunó en su vientre. Racionales e irracionales nacen, crecen, se reproducen y mueren, es la ley de la vida. Para los unos y quizás para los otros, la ausencia duele, la pérdida nos deja desolados: se extraña, se añora, se sufre ante lo irreparable, y aunque pase el tiempo no se acostumbra uno a la falta física del ser amado. Todos los días, pero mucho más en este mes dedicado a las madres, yo recuerdo a mi vieja... mi viejecita querida, la que me dio todo su amor ayudándome a vivir. Cuánta falte me hace, ella era mi apoyo, era la brújula y el timón de mi barca. Ahora, sin ella, aunque no lo parezca, viajo a la deriva en un tormentoso mar de incertidumbre.

Porque no me ven llorando piensan que la he olvidado,
nada más equivocado... silente vivo penando.


DESVARÍOS

Suelo tomar
tus manos en mis manos,
suelo besar
tu frente con mis labios,
suelo soñar
que aún estás presente…
pero no estás
sé bien que estás ausente.

Suelo mirar
tus ojos en mis ojos,
suelo escuchar
tu voz en mis oídos,
suelo soñar
  que somos dos palomas…
pero no estás
ni a mi balcón asomas.

Suelo abrazar
tu angelical recuerdo,
suelo encontrar
tu rostro en el espejo,
suelo soñar
  que ríes a mi lado…
pero no estás
son cosas del pasado.

Suelo grabar
tu nombre junto al mío,
suelo cantar
tus valses preferidos,
suelo soñar
  que llegas a mi vera…
pero no estás
ya nada es como era.

Suelo soñar,
en mi febril quimera:
volverte a dar
  un beso en primavera…
oh, madre mía,
cuando yo me muera.



__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Mi querida madre
(Del álbum familiar)


Mi foto
Hacedor de versos, creador de canciones e inventor de historias.
Un artista autodidacta por amor y vocación, o por lo menos es lo que lo intento, en procura de la conservación de nuestra identidad cultural. Nací en Paz de Río, Boyacá, Colombia, en un 23 de Abril del año 1952. Actualmente, resido en la noble y culta ciudad de Tunja, capital de nuestro hermoso Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos, que en algunas ocaciones, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto acompañado de la guitarra, monto en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo mis amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador con ganas de ser poeta y de mis versos cantor.

Archivo por etiquetas

Los que vuelan conmigo

Buscar contenido en este blog