viernes, febrero 26, 2021

PINTANDO LA PAZ





El ferviente anhelo de alcanzar la paz siempre ha estado presente en las variadas expresiones artísticas de la especie humana. La literatura, el teatro, el cine, la pintura y la música, entre otras, se han convertido en vehículos para manifestar este deseo y condenar los efectos negativos de las guerras a lo largo de la historia. La poesía, por su naturaleza breve y contundente, es un recurso especialmente valioso para abordar estos temas y expresar lo que muchas veces no podemos expresar a través de la prosa u otros géneros, pues incorpora un elemento adicional como lo es la sensibilidad. A los niños, por ejemplo, para quienes es fundamental el lenguaje metafórico de las imágenes, la poesía lírica les permite entender de manera sencilla y concisa el mensaje contenido en los poemas ya que la rima, la métrica y la musicalidad son herramientas valiosas para llegar a los corazones infantiles e incubar los buenos sentimientos.


PINCELADAS
(Jotabé decasílabo)

Con pinceles en vez de fusiles
y acuarelas como proyectiles,

pintaremos un bello paisaje
bajo el tenue matiz del celaje;
campos verdes, frondoso ramaje
y el amor en luciente carruaje.

Alas blancas, paloma torcaz,
sempiterno sentir pertinaz.

Mil razones, anhelos febriles
y poemas en nuestro equipaje:
para darle cobijo a la paz.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2021
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imágenes: Pintando la paz
(Del álbum familiar)


sábado, febrero 20, 2021

OTRO FARO QUE SE APAGA





Modelo de virtudes fue don Alvarito Díaz Romero, esposo de la señora Resurita, quien con pujanza y visión comercial fundó por allá en la década de los 1960 el afamado almacén de textiles "La Economía", negocio que mantuvo vigente hasta el día de su muerte acaecida hace algunos días. Don Alvarito fue un ejemplo de fe cristiana, de amor por su pueblo, de servicio incondicional y de sincera amistad; trabajador incansable, amable, respetuoso y siempre dispuesto a colaborar con las causas religiosas, recreativas o benéficas: era el primero en ofrecer su mano bondadosa. Amigo de la casa, el vecino de enfrente, buen conversador y hombre respetuoso, todo un caballero imposible de olvidar; su legado perdurará en el tiempo aunque su luz terrenal se haya extinguido, pues un lucero vivirá luciente... allá en el cielo. 


CAMINANTE
(Lizaraejo)*

Pasa la vida, pasa como el viento,
juegos de azar, designios de la suerte;
pasa la vida, pasa en un momento.

Camino agreste, cincelados trazos
que llevan al amor o al desamparo;
gruesas cadenas, delicados lazos.

Pasan los años, tañen las campanas 
y en el sepulcro nuestro cuerpo inerte;
sueños truncados, ilusiones vanas.

Triste final será el del caminante
cuando no brille más la luz del faro;
hora postrera, desdichado instante.

Juegos de azar, designios de la suerte
que llevan al amor o al desamparo;
y en el sepulcro nuestro cuerpo inerte
cuando no brille más la luz del faro.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2021
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imágenes: Alvarito y Resura
(Julio Fredy Rojas)



sábado, febrero 13, 2021

LOS DE AYER Y DE ANTEAYER





Poco a poco se han ido aquellos insignes patriarcas que contribuyeron a forjar la historia de mi querido pueblo natal; hombres que con su tenacidad, compromiso y liderazgo labraron caminos de libertad y progreso; hombres que con gotas de sudor marcaron el sendero para las nuevas generaciones; hombres que con su ejemplo nos invitan a retomar las banderas y continuar por el camino del bien, de la justicia de la honradez y del amor a la tierra que nos vio nacer. Patriarcas que fueron tatarabuelos, bisabuelos, abuelos y padres; seres que ya no están presentes, pero nos dejaron un legado que se debe preservar para no caer en el desarraigo ni sepultar nuestra identidad bajo el manto de la ingratitud y el olvido.

"El árbol muere, la semilla permanece" 

EN MEMORIA
(Sonetillo)

De fatales desconsuelos
se cubre la oscura tarde
y arrebolado horizonte
detrás de los cerros arde.

Se despiden los abuelos
mientras la muerte cobarde
como guadaña en el monte 
de su poder hace alarde.

Ya se fueron los patriarcas
que nuestra historia forjaron
por veredas y comarcas.

No están, pero nos dejaron
su legado con las marcas:
de lo tanto que lucharon.



Dedicado con mucho cariño a:
Don Tobías Martínez Márquez ( q.e.p.d.)
uno de nuestros Patriarcas.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2021
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imágenes: Paz de Río, años 60
(De la Internet)


lunes, febrero 01, 2021

OTRA VEZ CONFINADOS





—¡Ay, mi hermano, qué pesadilla tan horrible! —me dijo Fermín—. Cuando creíamos que el nuevo año vendría con buenas noticias se presenta este rebrote del virus y nos encierran de nuevo, esto parece no tener fin: pico y cédula para salir entresemana, toque de queda los fines de semana, comercios vacíos, escuelas cerradas, eventos deportivos y culturales cancelados, desempleo, hambre rampante, inseguridad e incertidumbre. —Triste panorama —le respondí—, nuestra más cercana esperanza es la bendita vacuna, pero la burda tramitología y la corrupción amenazan con dejarnos mirando un chispero, quizá los gobernantes tengan la sabiduría para implementar un plan de vacunación que nos permita retomar nuestras vidas con normalidad. —Confiemos en Dios —repuso—, es el único y verdadero camino.


PERTURBACIÓN
(Jotabé con estrambote)

Nuevamente las calles desoladas
y la muerte se ríe a carcajadas.

La incertidumbre ronda los rincones
de pueblos, de ciudades y naciones;
torva inquietud, extrañas sensaciones
y heridas como ayer... las ilusiones.

Veleros en el puerto adormecidos,
silencio sepulcral, sueños perdidos.

Ausencias en verdad inesperadas,
penas, dolor, angustia, frustraciones
y muchos corazones compungidos.

Silentes y abatidos
imploramos al cielo protección,
en medio de total perturbación.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2021
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imágenes: Plaza de Bolívar
(Alcaldía de Tunja)


Información del Autor

Mi foto
Un soñador, simplemente. Hacedor de versos, creador de canciones e inventor de historias. Artista autodidacta por sincera vocación y amor al arte, poeta lírico tradicional e ingeniero de profesión. Paz de Río, Boyacá, Colombia. 23 de abril del año 1952.

Los que vuelan conmigo

Seguir por correo electrónico

Buscar contenido en este blog