sábado, marzo 31, 2018

SEPULCROS BLANQUEADOS





El papa Francisco arremetió contra los corruptos este Miércoles Santo, durante su audiencia general, y dijo en un durísimo discurso: "Son falsos cristianos que finalmente terminarán mal. Aunque pecadores todos lo somos, un hombre no puede ser vil corrupto, no se puede vivir con la muerte en el alma. Pensemos en los llamados mafiosos cristianos, que de cristianos no tienen nada, se dicen cristianos, pero llevan la muerte por dentro como sepulcros blanqueados. Existen también falsos cristianos que dicen que Jesús ha resucitado y que aparentan una vida nueva, pero en realidad llevan una vida corrupta, el corrupto finge que es una persona honrada, pero al final su corazón está podrido".


INVOCACIÓN

Señor, hoy te pido por aquellos seres
que tienen el alma fría como el hielo,
que buscan grandeza, riqueza y poderes
aunque la decencia ruede por el suelo.

Por esos que logran todos sus haberes
usando artimañas cual burdo señuelo,
que no les importan leyes ni deberes
y todo lo esconden tras oscuro velo. 

Señor, hoy te pido por tantos corruptos
que azotan al mundo con sus exabruptos,
por esos que tienen conciencia podrida

y son ambiciosos, malandros o ruines:
los que a toda costa consiguen sus fines
mandando al infierno su cochina vida.

Tú eres la salida,
  tú puedes hacerlos entrar en razón...
tocando las fibras de su corazón.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2018
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Frases Bíblicas.
De de la Internet.


sábado, marzo 24, 2018

HABLANDO DE LAS TABLAS...





"Hablando de las tablas, no del cajón, dicen que no hay muerto malo",  me comentaba don Felipe hace algunos días durante los funerales de un viejo amigo en común. "Nadie es perfecto, son muchos mis defectos y pocas mis virtudes, yo si quisiera que el día de mi entierro me sacaran públicamente los cueros al sol en lugar de echar discursitos hipócritas y luego en voz baja hablar mal a mis espaldas". "No se preocupe, don Felipe, yo también pienso lo mismo, pero así son las cosas y estando muertos será difícil saber lo que se diga de nosotros. Dios en el único que tiene las cuentas bien claras para el día del nuestro juicio final, amigo mío", le contesté mientras... pensaba en una ranchera.


TESTAMENTO

El día de mi entierro sin hipocresías
digan francamente la pura verdad;
sobre la palestra las vivencias mías
digan sin tapujos quién fui en realidad.

Digan que yo tuve dinero a montones
y que por bohemio lo despilfarré;
que de las mujeres rompí corazones
y que a una por una las decepcioné.

Que fui un sinvergüenza bueno para nada,
que todas las cosas las hice al revés;
que dejé los sueños bajo la almohada
y fui reincidente metiendo los pies.

El día de mi entierro que vengan aquellas
queridas amantes que fueran de mí;
y frente a la tumba me pongan querellas
sacándome en cara lo imbécil que fui.

Digan que en la vida no tuve ambiciones
y que con migajas yo me conformé;
que me dieron duro las desilusiones
y que muchas veces me desmoroné.

Que fui caminante sin un derrotero,
que viví la vida desliz tras desliz;
que eché mis haberes a el despeñadero
y fui a todas luces un pobre infeliz.

Y si algo de bueno tuviera mi vida
eso únicamente lo sabe mi Dios;
obtendrán mis actos su justa medida
en el inventario del último adiós.




__________________

Derechos Reservados Copyright © 2018
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Charla de amigos.
De de la Internet.



viernes, marzo 16, 2018

SUPLIENDO NECESIDADES





A María la veo diariamente recorriendo las calles del centro de la ciudad. Es una bonita morena de pelo negro rizado, alta, esbelta, de apenas veinte años y lleva marcadas en su rostro las huellas del sufrimiento. Se rebusca la vida vendiendo frutas en los semáforos, trabajando en casas de familia o haciendo mandados en una bicicleta de los años de upa. Antier, esperando el cambio del semáforo, aproveché para preguntarle cual era el motivo de su incansable trajinar... lo que me contó, resume la historia no sólo de ella, sino la de miles mujeres que son maltratadas e ignoradas en este mundo.


MARÍA

Tres hijos tiene María
flor marchita en primavera,
tres hijos… y su marido
se fue con otra cualquiera.

Viven en una piecita
de nueve metros cuadrados,
en la misma cama duermen
con cartones arropados.

No tienen agua potable
 y se alumbran con mechero,
tampoco salubridad
ni gas para el reverbero.

Vende frutas en la calle
y flores o lo que sea,
de sirvienta en casa ajena
barre, cocina y trapea.

Sus tres niños lo son todo
y por ellos da la vida,
los mantiene a duras penas
con miseria recogida.

De pequeña sufrió mucho
fue abusada y castigada,
por un criminal padrastro 
y una madre descarada.

Ahora le toca guerrear
supliendo necesidades,
son las crueles injusticias
de hipócritas sociedades

Veinte años tiene María
flor marchita en primavera,
veinte años… y su marido
se fue con otra cualquiera.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2018
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: La niña del semáforo.
De de la Internet.


jueves, marzo 08, 2018

LA POESÍA POPULAR





La poesía lírica popular, a diferencia de la excelsa o culta, es sencilla tanto en forma como en lenguaje y temática (el amor, el trabajo, la amistad, los viajes, las fiestas, la naturaleza y otras tantas actividades de la vida diaria). La excelsa se rige por un sinnúmero de reglas que la encasillan en su propio contexto, mientras que la popular se basa en la espontaneidad de lo simple, es elemental y sus características la hacen sumamente asequible: vocabulario afable, versos rimados con un número específico de sílabas y musicalidad constante. Todo lo anterior le otorga gran facilidad de memorización convirtiéndola en un medio ideal para transmitir de manera recitada o cantada el acervo tradicional de los pueblos.


DEL COMÚN

Yo no soy poeta excelso
más bien lo soy popular,
de los que escriben y cantan
conforme suelen hablar.

Por tal razón mi poesía
es simple y elemental,
con aromas pueblerinos
del hacer tradicional.

Tienen mis versos el tinte
del conversar cotidiano,
porque ostentan como yo 
 abolengo campechano.

Es mi costumbre escribir
con lo justo y necesario,
del común de los hablares
se nutre mi diccionario.

Mis poemas son sencillos
y brotan del corazón,
sin los lucientes adornos
de arabescos a montón.

Soy uno más de los tantos
humildes escribidores,
que pasan inadvertidos
por estos alrededores.

Mas como no me interesa
estar en sitial de honor:
prefiero no ser "poeta"
y en lugar ser trovador.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2018
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: El Indio Rómulo.
De la Internet.



jueves, marzo 01, 2018

LA UNIÓN FRATERNAL





Hace algunos días durante la celebracion de los cincuenta años de Fanny, la esposa de Omar, tuvimos oportunidad de reunirnos los ocho hijos de Rosa Elvira y Carlos Julio: Lidya, Nubia Teresa, Bethy, Alcira, Elvira Margarita, Carlos Arturo, Omar y Rafael Humberto Lizarazo Goyeneche; los hermanos en pleno, como cuando de niños vivíamos en el pueblo. Fue un día maravilloso, disfrutamos de una bonita fiesta en medio del amor fraternal y del cariño de parientes y amigos. Agradezco inmensamente todas las atenciones y les dedico un poema para inmortalizar la alegría del feliz reencuentro.


HERMANDAD

Los hermanitos otra vez reunidos
celebrando el amor alegremente,
recordando a los seres más queridos
en un día de sol resplandeciente.

Jamás se olvidarán los tiempos idos
cuando eramos felices, simplemente,
bajo el materno seno protegidos
y guirnaldas de besos en la frente.

 Nos dejaron los viejos la fragancia
de una hermosa y risueña primavera, 
preciados años de dichosa calma

en el calor fraterno de la estancia;
regalos que un lejano ayer nos diera
y que anidan, eternos, en el alma.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2018
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Los hermanos Lizarazo.
Del álbum familiar.

Mi foto
Hacedor de versos, creador de canciones e inventor de historias.
Ingeniero de profesión, pero artista por vocación, o por lo menos, eso intento en pro de la conservación de nuestra identidad cultural. Nací en Paz de Río, Boyacá, Colombia, en un 23 de Abril del año 1952. Actualmente, resido en la noble y culta ciudad de Tunja, capital de nuestro hermoso Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto acompañado de la guitarra, monto en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo mis amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador con ganas de ser poeta y... de mis versos, cantor.

Archivo por etiquetas

Los que vuelan conmigo

Seguir por correo electrónico

Buscar contenido en este blog