domingo, enero 29, 2012

CABALLITO DE ACERO





La bicicleta pone una gran sonrisa en el rostro, hace muchos amigos, combate la obesidad, reduce el riesgo de infarto y en general mejora la salud ejercitando el cuerpo; es más fácil que caminar, no consume combustible, no produce emisiones y por lo tanto contribuye a evitar el calentamiento global. Pero, además de todo lo dicho anteriormente, por aquí en mi tierrita también nos sirve para muchos otros menesteres, inclusive para enamorar. En resumidas cuentas: andar en bicicleta produce felicidad y además nos ayuda a mantenernos en buena forma. ¡Vamos pues, los invito a pedalear!


MI BICICLETA

   De pa'rriba voy... 
de pa'bajo vengo,
de ver a una negra 
que por novia tengo.

 En mi bicicleta 
siempre puntualito,
subo a visitarla
 enamora'ito.

"Entualito" llego
 la invito a pasear,
pero ella no monta
 por no "pedaliar"

  De pa'rriba voy... 

Después del paseo 
viene el descansito, 
me paga con besos
 cada cariñito.

Por la tardecita
 me bajo pa'l pueblo,
no llores negrita
 que mañana vuelvo.

  De pa'rriba voy... 

Es mi caballito 
de acero muy fino,
siempre me acompaña 
por cualquier camino.

Me lleva al trabajo 
también al merca'o,
y mantengo siempre
 muy bien entrena'o.

  De pa'rriba voy... 

Corre caballito 
corre sin parar,
pa'ganar carreras 
y pa'enamorar.

Vuela caballito 
llévame'onde negra,
y tráeme pronto
que llega la suegra.

  De pa'rriba voy... 


Rahulig/012
DRA


Imagen:Rafael Orlando
Clásica de Oicatá



domingo, enero 22, 2012

MANANTIAL DE AMOR





Encontrar un lugar tan bello y sereno como el de la fotografía, es una de las tantas sorpresas que nos brinda la naturaleza. De la misma manera, encontrar un amor puro y sincero, es un hermoso regalo de la vida. En ambos casos, naturaleza y amor, es indispensable el cuidado constante para que las cosas permanezcan tal como en el principio.


PARA ELLA

Manantial cristalino de tus ojos
donde sacia la sed mi alma cansada;
porque puedo encontrar, purificada,
agua clara que calma mis antojos.

Manantial de tus labios siempre rojos
cual pétalos de rosa perfumada;
bella flor para siempre idolatrada,
que no sabe de angustias ni de abrojos.

Por tus ojos, tus manos, por tu boca,
por tu pelo, tu voz, tu risa loca:
es por eso que vivo y me desvelo

sin tener una queja ni una pena,
  pues tu mirada plácida y serena...
me lleva hasta los pórticos del cielo.


"Dulce amor, dulce anhelo,
dulce corazoncito incomparable,
dulce tu manantial inagotable"



Rahulig/011
DRA


Imagen: Lago Sochagota
Paipa - Boyacá



sábado, enero 14, 2012

TAN SÓLO RECUERDOS





Hace cincuenta años, aunque parezca mentira, este paisaje era totalmente diferente: La casita que se ve al fondo era una alegre escuelita, el campo abierto era un hermoso prado con árboles y flores a través del cual pasaba un caminito empedrado, también corría un arroyito y allá, en la distancia, había un espeso bosque adonde, muy orondos, íbamos de paseo todos los miércoles. Hoy, reina un triste e ingrato abandono. Tal cual, se puede ver en la fotografía.


TRISTE ABANDONO

Fuime a andar por la vereda
que hace tiempos caminé
a embriagarme de paisajes,
paisajes que tanto amé;
mas, no pude contemplarlos
¡Oh! sorpresa me llevé,
tan sólo quedan recuerdos
de la infancia que se fue.

Ahora en mi linda vereda
(valga decir la verdad)
no reverdece el paisaje
reina la resequedad;
a sus bosques y praderas
los destruyó la maldad,
tan sólo quedan recuerdos
de mi tempranera edad.

Ya no existe el senderito
que llevaba a la escuelita,
por entre aromantes flores
mañanita a mañanita;
ya las flores se acabaron
 no se ve una margarita,
tan sólo quedan recuerdos 
de mi niñez tan bonita.

No canta el claro arroyito
allá, tras los matorrales,
no se miran los cultivos
ni pastan los animales;
no revolotean palomas
ni amarillean los trigales,
tan sólo quedan tristezas
causadas por tantos males.

Las casas están desiertas,
todito se ha ido acabando,
no se escuchan en el patio
los chiquilines jugando;
nadie sale a saludarme
doquiera que voy pasando,
tan sólo quedan las huellas
que en el polvo voy dejando.

  Y, volvime sollozando. . .
recordando, recordando.


Rahulig/012
DRA


Imagen: Mi querida bicicleta
Rafael H. Lizarazo



miércoles, enero 04, 2012

LOS CIELOS DE ENERO





Me produjo una inmensa alegría el comienzo del nuevo año, estuve reunido con mi familia. Pude abrazarlos, besarlos y desearles lo mejor de la vida, mientras sonaban a lo lejos, las doce campanadas. A la mañana siguiente, en el despejado cielo brillaba un azul intenso, el verde paisaje invitaba a disfrutar del claro día y en el aire flotaba la esperanza.


AÑO NUEVO

Son azules los cielos de enero,
de colores se pinta el paisaje,
la natura se viste de traje
y por muchas razones te quiero.

Para el año que empieza yo quiero
buenos vientos con suave oleaje,
porque pienso seguir en mi viaje
tras las huellas de claro lucero.

Mientras pasa la vida, y avanza,
guardo siempre la firme esperanza
de atracar en un puerto seguro

y, al llegar el momento postrero,
quiero ver al final del sendero:
El comienzo del tiempo futuro.


Rahulig/012
DRA


Imagen: Floresta - Boyacá
Archivo particular



Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador: con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.

Archivo por etiquetas