domingo, junio 28, 2015

DÉCIMAS DE LA OTRA VIDA





Cuando supe de la inesperada muerte de Doña Anfrosina, la mujer del negro Ulises, me fui apesadumbrado hasta su casa para darle el sentido pésame y acompañarlo en su pena, pero al llegar me tope con un ambiente de fiesta: todo estaba muy bien adornado con flores y festones de vivos colores, la gente en vez de llorar cantaba y bailaba mientras compartían algunos bocadillos… me dijo el negro que ellos no lloraban la muerte, sino que, celebraban la vida, la otra vida. Yo, para congraciarme, me uní al jolgorio recitando algunos versitos.


LA PARCA

Muchas veces me pregunto
si en verdad valdrá la pena
llorar como Magdalena
ante el cajón de un difunto.
Pienso yo que tal asunto
para el muerto es alegría,
y aunque parezca tardía
mejor hacerle una fiesta,
pues al dormir esa siesta
ya no habrá melancolía.

La parca llegará un día
hasta nuestros aposentos,
y no valdrán los lamentos
ni ruegos en letanía.
Tampoco valdrá porfía
del doctor más oportuno,
porque no escapa ninguno
de las garras de la muerte
y, para sellar la suerte,
nadie se entierra con uno.

No es por ser inoportuno,
pero la vida es finita,
y aunque sea muy bonita
  no existe remedio alguno...
ni en Júpiter ni en Neptuno
que pueda con su poder
salvarnos de perecer;
por tanto con valentía
mientras nos llega ese día:
 ¡cumpliremos el deber!


Rahulig/015
DRDA


Imagen: Mural Religioso
Iglesia de Quibdó



miércoles, junio 24, 2015

¡AY!, POBRE DEL CAMPESINO...





Los campesinos de mi tierra, los que viven de su pequeña parcela, los que ordeñan sus vaquitas para vender sus botellitas de leche y con lo poquito que les pagan ayudar al sustento del hogar: están siendo vilmente explotados por los intermediarios e industriales que le compran sus productos a precios miserables, aprovechándose de la necesidad, mientras se enriquecen a costas de esas manos trabajadoras, manos que nos proveen el alimento a todos los que vivimos en la ciudad, manos benditas... y, para colmo de tristezas, el gobierno ni suena ni truena, ni oye ni ve ni siente.


TRES VAQUITAS

¡Ay!, pobre del campesino,
al que le toca tan duro,
jornaleando'e sol a sol
sin un salario seguro.

Ordeña sus tres vaquitas
pensando en vender la leche,
pero le pagan miserias
pa'que el rico se aproveche.

El que la compra se gana
cuatro veces lo paga'o,
y el ordeñador se queda
como perro regaña'o.

Se enriquece el industrial
y entre tanto el campesino,
sigue sacando su leche
a l'orilla del camino.

Las leyes capitalistas
le dan al que tiene más,
y del que labra la tierra
no se "arrecuerdan" jamás.

Los señores del gobierno
estas vainas no las ven,
piensan que la vaca es toro
y que dos pesos son cien.

Si no fuera por las manos,
por las manos campesinas,
no habría comida en la mesa
de las gentes citadinas.

 A los hombre y mujeres,
los de ara'o y azadón,
les dedico con cariño
esta sencilla canción.

¡Ay!, pobre del campesino,
pobre qué será de él,
qué será de sus vaquitas
en este mundo tan cruel.


Rahulig/015
DRDA


Imágen: En el campo
De mi móvil


domingo, junio 21, 2015

EL DESTINO DE MI PADRE





Cuando por allá en el año de 1973 mi padre sufrió el accidente que lo dejó parapléjico de por vida, contaba yo con veinte años de edad y estaba comenzando mi carrera en la universidad. Siendo el mayor de los ocho hijos tuve que suspender mis estudios superiores para atender su recuperación y ponerme al frente del negocio familiar que, junto al salario de mi madre como maestra rural, eran los ingresos que daban sustento al hogar. Casi dos años después, cuando el viejo pudo movilizarse en una silla de ruedas, reinicié mi educación, no sin antes llorar amargamente al tener que partir en momentos tan difíciles, pero... ese era su deseo.


FATALIDAD

Hoy ha venido a mi mente
aquel desdichado día,
en el cual nuestra alegría
se transformó de repente
en llanto y melancolía.

Por ir tras una torcaza
que se le había volado,
mi padre muy afanado
se subió sobre la casa
y de allí se ha resbalado.

La caída desgraciada
y el diagnóstico peor:
en compañía del doctor
el enfermero anunciaba
un caso devastador.

La columna vertebral
presentaba una fractura
muy cerca de la cintura
y, para tan grande mal,
no existía ninguna cura.

Paraplejia irreversible
dijeron los encargados,
nosotros muy abrumados
por noticia tan terrible
lloramos desconsolados.

Veinticuatro años duró
nuestro padre en una silla,
mas nos dejo la semilla
 que con cariño sembró
una persona sencilla.

Al recordar a mi viejo
  y celebrar este día...
pienso en él con alegría
porque veo su reflejo
en la misma vida mía.


¡Feliz día, papá!


Rahulig/015
DRDA


Imagen: Los viejos y el nieto
Del álbum familiar



viernes, junio 19, 2015

UNA AGRADABLE MISIÓN





Juan Benito Rodríguez Manzanares, Poeta español y valenciano, ha tenido la deferencia de nombrarme como "Embajador de la Rima Jotabé en Colombia". Es para mí muy honroso el recibir esta misión y me daré a la tarea de divulgar esta armadura poética del modo más juicioso posible. La Rima Jotabé, o sólo los poemas Jotabé, son una nueva estructura con la que poder componer poemas estróficos de manera clásica, con una arquitectura nueva, sólida y preestablecida, tratando de enaltecer aún más la poesía.


EMBAJADOR
(Jotabém con estrambote)

Muchas gracias, Juan Benito,
por detalle tan bonito.

Nombrarme tu embajador
es un gesto halagador,
y al aceptar dicho honor
prometo dar lo mejor.

Para ello con mis versares
  cruzaré ríos y mares...

divulgando en cada escrito
y, en razón de mi labor,
tu nombre por estos lares.

Mis cantares
más alegres los haré:
¡Con la Rima Jotabé!


Rahulig/015
DRDA


Ver aquí mi Ficha
en Jotabé


miércoles, junio 10, 2015

¡NI UNA MÁS, POR DIOS!




En una población del norte de Boyacá, ha ocurrido un acto de barbarie de esos que no debieran suceder jamás, pero la realidad es otra: una niña de tan sólo diez y seis años que estaba desaparecida desde hace varios días fue encontrada flotando en las aguas del río, asesinada con signos de tortura y abuso carnal. ¿Cómo se explica un suceso tan doloroso, tan vil y degradante? No hay manera, pero sí podemos levantar la voz y gritar a voz en cuello... ¡Ni una más, por Dios! No permitamos que esto siga sucediendo, la vida es sagrada. 


BARBARIE

Encontraron su cuerpo sin vida
en las aguas del río turbulento
con señales de un acto violento,
ya llevaba tres días perdida.

Una bestia feroz e inclemente
poseída de ruin cobardía,
acabó los anhelos que un día
abrigara una niña inocente.

Esa bestia, por cierto es humana,
pero creo merece la suerte
de sufrir la tortura y la muerte,
para que no reincida mañana.

Cada día me estoy preguntando
cómo pueden vivir en la tierra,
esos diablos paridos de perra
que felices se sienten matando.

Fue una acción animal, desalmada,
realizada con cruenta demencia,
pues proviene de negra conciencia
el trucar una vida sagrada.

Pero algunos no piensan lo mismo
e invencibles se creen los cabrones,
y se jactan de ser muy sangrones
maltratando con burdo cinismo.

Es la muerte en sí dolorosa
porque acaba de un tajo la vida,
y se hace más grande la herida
cuando cortan del huerto la rosa.

Dios permita encontrar la salida
a esta ruta infernal y escabrosa,
la mujer cual la flor más hermosa:
¡Debe ser del amor consentida!


Rahulig/015
DRDA


Fotografía: ¡No más!
Paola Lizarazo



viernes, junio 05, 2015

EN UNOS OJOS EL CIELO





No hay nada más tierno en esta vida que la mirada de un niño. Esa infinita dulzura, esa inocencia innata y esa contagiosa serenidad son incomparables, no se pueden hallar en ningún otro lugar distinto al de los ojos de un infante. Yo tengo la inmensa dicha te tener un par de azabaches que me miran tiernamente, que me embelesan y me hacen mu y feliz… son los ojos de Tania Liseth, la nietecita más joven, la que me pone a soñar con su risa y su mirar.


AZABACHES
(Jotabéa con estrambote)

Dos grandes azabaches parecen sus ojitos,
dos grandes azabaches, tal vez los más bonitos.

Llegaron a mi vida para quedarse, y luego,
cual brillantes luceros o chispitas de fuego:
brindáronme alegrías en un constante juego,
de inocentes miradas y de amoroso apego.

Semejan, sin dudarlo, dos fuentes de zafiro,
  por eso intensamente los quiero, los admiro...

y anhelo en sus pupilas ver mundos infinitos
donde el amor acoja mi delirante ruego,
pues me llevan al cielo cada vez que los miro.


  Por ellos hoy suspiro.
Por esos negros ojos de mirada tan pura,
de tiernas esperanzas y mágica dulzura.


Rahulig/015
DRDA


Imagen: Tania Liseth.
Paola Lizarazo



lunes, junio 01, 2015

SE MURIÓ EL SEPULTURERO





Ayer recibimos la triste noticia del fallecimiento de Don Rodolfo Perico, el eterno sepulturero del pueblo. Era él un hombre sumamente jovial y muy querido por la gente: tomaba guarapito bien amargo, fumaba cigarrillos Piel Roja, echaba coplas y parecía que no le pasaban los años. Yo lo conocí hace mucho tiempo y siempre lo vi tal cual la primera vez. Fuimos buenos amigos, de vez en cuando al calor de unas copitas cantábamos retahílas y nos divertíamos haciendo coplas... era muy agradable departir con Don Rodolfo, que Dios lo acoja en su reino y su alma descanse en paz.


RODOLFO PERICO

Don Rodolfo Perico era un sujeto
muy singular, jocoso y parrandero,
de amigos entre todos el primero
y, por eso, le escribo este soneto.

Merecedor de mi total respeto
por sus dotes innatas de coplero,
pues además de ser sepulturero
a cada cual le hacía su cuarteto.

Cómo iba yo a pensar que se muriera
ese viejo locuaz, quien siempre fuera,
compañero infaltable de la farra

con sus chistes o alguna copla coja,
  su cachucha bacana, su Piel Roja…
y guarapo cerrero en una jarra.


Rahulig/015
DRDA


Imagen: Don Rodolfo
De mi móvil



Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador: con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.