domingo, mayo 26, 2013

FLORECIERON LOS OCOBOS...



      

El Ocobo es un árbol que, cuando florece, despliega sus colores por la calle principal de mi pueblito natal llenándolo de alegría e invitándonos a disfrutar de gratos días primaverales. Los hay blancos, amarillos o rosados y su floración se muestra más esplendorosa cuando las hojas se han caído en su totalidad, precediendo la temporada de lluvias. Sus flores tienen forma de campana, están dispuestas en racimos y, algunas veces, nuestras lindas mujeres las usan como llamativos pendientes que resaltan la belleza de los unos y de las otras... hermosas maravillas.


MARAVILLA

Cuando el Ocobo florece
todo el pueblo es alegría,
el corazón se enternece,
se va la melancolía.

Con sus flores embellece
el albor de cada día,
porque majestuoso crece
frente a la ventana mía.

En la avenida sembrados
se yerguen, engalanados:
Los blancos, los amarillos

y algunos de color rosa,
que son luz maravillosa
con sus fulgentes zarcillos.


Rahulig/013
DRA

                           
Imagen: La Avenida Santander
Paz de Río - Boyacá



domingo, mayo 19, 2013

SANTA LAURA MONTOYA





Esta primera santa nacida en tierras colombianas nos enseña a ser generosos con Dios, a no vivir la fe aisladamente sino a comunicarla, a irradiar la alegría del Evangelio con la palabra y el testimonio de vida allá donde nos encontremos. Nos enseña a ver el rostro de Jesús reflejado en el otro, a vencer la indiferencia y el individualismo, acogiendo a todos sin prejuicios ni reticencias, con auténtico amor, dándoles lo mejor de nosotros mismos y, sobre todo, compartiendo con ellos lo más valioso que tenemos. (S.S. Francisco I)


MISIONERA

Ante la cruz de Cristo arrodillada
clamaba por los pobres y olvidados,
de lágrimas cubierta la mirada
besaba, de Jesús, los pies clavados.

Su infinita ternura regalada
sin temor, a los más necesitados,
era un grato milagro que a la nada
convertía en altares adornados.

Consagrada de lleno a las misiones
su presencia colmaba corazones,
y su alma eternamente bendecida

con el aura de cándida dulzura:
Es prodigiosa lumbre que, perdura,
cual ejemplo de amor en esta vida.

"Santa Laura Montoya, te rogamos,
por la paz de una patria dolorida"


Rahulig/013
DRA



María Laura de Jesús Montoya Upegui (Jericó, Estado Soberano de Antioquia, Estados Unidos de Colombia, 26 de mayo de 1874 - Medellín, Colombia, 21 de octubre 1949), mejor conocida como Madre Laura, fue una educadora y misionera católica fundadora de la Congregación de las Hermanas Misioneras de María Inmaculada y Santa Catalina de Siena. Canonizada en ceremonia realizada por el Papa Francisco el 12 de Mayo del año 2013.

  

domingo, mayo 12, 2013

¿EL SUEÑO AMERICANO...?





Ambicionando poder y dinero, el arquitecto Quintero, aceptó una jugosa oferta de trabajo en Nueva York. Lo dejó todo y se marchó en busca del "Sueño Americano" con la promesa de volver lo más pronto posible. Allá, se convirtió en un hombre adinerado, se acostumbró a una vida de lujos y se olvidó de su familia permaneciendo totalmente aislado por varios años. Al cabo del tiempo, regresó para un Día de la Madre, pero se encontró con una infausta noticia que le rompería el corazón...


TRONO CAÍDO

Pobre de mi madre, pobrecita de ella,
me fui de su lado buscando una estrella.
Pobre de mi madre, mi madre tan bella.

La triste mañana de mi cruel partida,
la recuerdo siempre nunca se me olvida.
Pobre de mi madre, mi madre querida.

Pobrecita de ella se quedó llorando,
su triste lamento lo sigo escuchando.
Pobre de mi madre, solita esperando.

Ahora en mi tristeza, por tenerla imploro,
pensando en mi madre yo soy el que lloro.
Pobre de mi madre, mi lindo tesoro.

Devolver el tiempo ¡Oh, Dios! Si pudiera,
no me habría marchado con ella estuviera.
Pobre de mi madre, qué triste quimera.

Solita en el mundo no hubiera quedado,
viviría con ella por siempre a su lado.
Pobre de mi madre, añoro el pasado.

Pero nada gano con arrepentirme,
para estar con ella tendría que morirme.
Pobre de mi madre, llorar ya no sirve.

Porque hoy sólo queda de su alma serena...
una tumba triste y una inmensa pena.
Pobre de mi madre, mi madre tan buena.

Se murió esperando a su hijo querido,
el rey sin corona, de un trono caído.


Rahulig/013
DRA


"Aunque le ofrezcan un trono, 
un cetro y una corona:
Hijo de buen corazón
a su madre no abandona"






Imágenes:
De la red




domingo, mayo 05, 2013

JUGANDO AL AMOR...





Al frente de la casa paterna junto a un viejo árbol había un farol y, bajo el farol, un escaño. En aquel escaño me sentaba, de niño, a conversar con una simpática chiquilla que fue algo así como mi primer amor. Amor que se truncó, cuando la familia de mi vecinita, se mudó a otro pueblo.


CHIQUILLA

Si no te tengo aquí
me pongo triste,
si no estás junto a mi
soy un despiste.

Veo todo al revés
y me confundo,
porque de para atrás
gira mi mundo.

Las flores se marchitan
y, las aves,
no quieren ya volar
y tú lo sabes.

Las cosas amarillas
veo azules,
los árboles confundo
con las nubes.

Da vueltas mi cabeza
y me mareo,
tu foto en mi cartera
no la veo.

No canto ni sonrío
y, francamente,
camino porque veo
andar la gente.

Chiquilla, mi chiquilla
yo te adoro,
tu cara angelical
fue mi tesoro.

Vuelve pronto mi niña
te lo imploro.
para tener de nuevo
mi tesoro.


Rahulig/013
DRA



Imágen: Triste soledad
Paola Lizarazo




Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador: con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.