domingo, mayo 26, 2013

FLORECIERON LOS OCOBOS...



      

El Ocobo es un árbol que, cuando florece, despliega sus colores por la calle principal de mi pueblito natal llenándolo de alegría e invitándonos a disfrutar de gratos días primaverales. Los hay blancos, amarillos o rosados y su floración se muestra más esplendorosa cuando las hojas se han caído en su totalidad, precediendo la temporada de lluvias. Sus flores tienen forma de campana, están dispuestas en racimos y, algunas veces, nuestras lindas mujeres las usan como llamativos pendientes que resaltan la belleza de los unos y de las otras... hermosas maravillas.


MARAVILLA

Cuando el Ocobo florece
todo el pueblo es alegría,
el corazón se enternece,
se va la melancolía.

Con sus flores embellece
el albor de cada día,
porque majestuoso crece
frente a la ventana mía.

En la avenida sembrados
se yerguen, engalanados:
Los blancos, los amarillos

y algunos de color rosa,
que son luz maravillosa
con sus fulgentes zarcillos.


Rahulig/013
DRA

                           
Imagen: La Avenida Santander
Paz de Río - Boyacá



53 comentarios :

  1. Desconocía el nombre de este árbol, que igualmente veo
    por alguna calle de mi barrio.
    Me gusta la Poesía que le dedicas.

    Saludos, manolo
    http://marinosinbarco.blogspot.com.es/

    -

    ResponderEliminar
  2. Que árboles más bonitos!!
    Tus poesías están tan llenas de ternura que me las llevaría todas a mi blog. Gracias Rafael por dejarnos disfrutar de tu "versos al vuelo".

    ResponderEliminar
  3. Que poco necesitamos para estar alegres, la vista de unos árboles preciosos vestidos de colores es suficiente para sentir que la vida es estupenda. Tus palabras son el fin de fiesta de unas fotos preciosas. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Preciosa Poesía personificada en este Árbol de una belleza peculiar y destellante.
    Abrazos.

    ResponderEliminar


  5. Que cada día de tu vida sea más bello que el anterior
    y que nunca te falte la ilusión de un nuevo amanecer.

    Feliz despertar a este domingo vestido de cielo, calzado
    de simpatía, mientras es peinado con hilos de madreselvas...

    Un breve abrazo,
    adueñado del sentimiento.

    Atte.
    María Del Carmen



    ResponderEliminar

  6. Preciosos árboles. Primavera en tu paisaje y en tu corazón de juglar.

    Abrazotricolor.

    ResponderEliminar
  7. Esse é um florescer que será guardado na lembrança e na alma...
    Desejo-lhe uma linda semana com tapete de flores por onde passares.
    Beijos
    Joelma

    ResponderEliminar
  8. Qué preciosos tus OCOBOS !! Engalanan las calles de tu ciudad y alegran el corazón.
    Besos de miel.

    ¡FELIZ DOMINGO !! :)

    ResponderEliminar
  9. Gran belleza amigo. Feliz domingo.

    ResponderEliminar
  10. Seguro que son preciosos. Como tus palabras.

    Un fuerte abrazo.
    Feliz semana.

    ResponderEliminar
  11. Preciosos árboles y bello poema.

    La sensación que transmites de belleza y paz logra introducirme en esa maravillosa calle.

    En Guatemala tenemos de este árbol creo que lo he visto más en amarillo, porque la jacaranda es nuestro árbol lila.

    Felicitaciones.

    ResponderEliminar
  12. Bello arbol, Rafael, me han encantado las imagenes y el poema. Gracias por avivar tanta belleza. No siempre tengo tiempo de pasar por los blog amigos, de manera que no se de ustedes. Me ha encantado tu entrada, es hermosa.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  13. Hola Rafael
    Qué precioso árbol, no lo conocía, los colores son maravillosos. Acá enfrente de mi casa tengo el lapacho rosado que también tiene flores pero solamente rosa, este árbol que presentas tiene otras opciones. Hermoso.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  14. Precioso arbusto tiene que ser un placer pasear por esas calles.

    Un abrazo. Loli

    ResponderEliminar
  15. hermosa poesía e ilustración,además de enseñanza con sus ilustraciones del Ocobo, árbol que creo no haber visto en nuestra región amigo Rafael.. ¡muchos saludos!!!!!

    ResponderEliminar
  16. Hermoso blog, me encanta! Los invito a visitar el mio en: http://windletterscmds.blogspot.com/ Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Preciosa coplilla a un árbol bellísimo y con muy diversidad floral que forma parte de tu paisaje.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Que preciosidad, no sé si por estas latitudes les hay, yo no les he visto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. se ven muy bellos, acá tenemos uno que se llama tabachín con unas flores naranjas preciosas...


    Que tengas un buen inicio de semana

    Besos

    ResponderEliminar
  20. En este lado del charco es primavera y los frutales están en plena floración, igual que tus ocobos son un regalo para nuestros ojos.
    El poema tiene la belleza de las palabras sencillas que llegan al corazón.
    Un saludo afectuoso

    ResponderEliminar
  21. Son hermosos.

    Que lindo poema nos has regalado Rafael, felicitaciones por las bellezas de tu tierra.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  22. Amo las flores en todas sus manifestaciones y estas que nos muestras se ven maravillosas, no conocia este bello arbol, gracias por compartirlo.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Precioso poema. Ya me han contado que una de las cosas más maravillosas de Colombia es el Guayacán Rosado. Ardo en deseos de viajar allí sólo para contemplar su exuberante belleza.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Querido Rafael que hermosos arboles nos presentas, no me extraña que sus colores que embriaguen el alma y te salgan hermosas palabras como las que nos expones porque realmente extasían el corazón y la mente.
    Besos.

    ResponderEliminar
  25. Hola Rafael: En mi barrio tenemos arboles como este y son preciosos.
    Como tu bonita y sencilla poesía.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Qué bellos se ven en las fotos, pero más bellos se ven los colores en tus versos. Y qué nombre tan original “Ocobo”, no sé si tiene algún significado en concreto.
    De cualquier forma, la primavera siempre nos deleita con su paleta de colores y olores en cualquier país del mundo. Una pincelada de belleza entre tanta fealdad que nos rodea en estos momentos de crisis.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  27. Unos versos muy bellos acompañados de unas hermosas fotografías, todo un placer para los sentidos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  28. Envidio tus días acompañado por esos bellos ocobos, Rafael! Como dijo Lao, acá creo que no los tenemos, un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Preciosos los árboles con sus policromadas flores y tus versos que le hacen honor, amigo poeta Rafael.

    Buena semana. Besos. María

    ResponderEliminar
  30. ¡Que maravilla de árbol , Rafael ! es precioso y sobre todo me encanta la cantidad de colores que muestra , deben ser una gozada para la vista y un precioso adorno allá donde estén . No conocía este árbol.Y tu Poesía está llena de ternura y color como esos árboles , adorna mi corazón .
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  31. No conocía los ocobos, Rafael, salvo que exista también otro nombre para ellos.Se ven espectaculares y merecen tu certero homenaje.

    ResponderEliminar
  32. Pues si Rafael, las flores alegran la vista, y más de una vez alejan la melancolía, a mi me gusta pasear por los parques, y sentir el color y el olor de sus flores. Tu entrada es un canto a la primavera. Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  33. Hola Rafael
    Gracias por tu huella querido amigo. Me alegra que vuelvas de vez en cuando por mi casa.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  34. Hola Rafael.
    Son hermosos como tus versos.....por acá lo conocemos como Apamate......un besito y linda semana...

    ResponderEliminar
  35. Bellos árboles que dan alegría y bonitos tus versos que lo muestran. Besos

    ResponderEliminar
  36. No lo conozco, sus flores se parecen mucho a un arbusto nuestro de cuyo nombre no me acuerdo, ya sabes, la memoria que falla. Bonito tu Ocobo y tus versos, es cierto que la primavera y sus flores se llevan nuestra melancolía, bienvenida sea
    Bsss

    ResponderEliminar
  37. Ahora los conozco, son hermosos y seguro alegran con solo mirarlos. Lindos tus versos que se leen ligeros y felices. Un abrazo Rafael. :)



    LO MEJOR DE MI ESTA AQUÍ *

    ResponderEliminar
  38. Muy bonito, no se dan por mi tierra. Afortunadamente, el mundo es variopinto. Gracias por pasarte por mi blog y un abrazo transoceanico.

    ResponderEliminar
  39. No conocia al Ocobo, mas se ve precioso, como el contenido de tu poema.

    Te dejo un fraternal abrazo.

    ResponderEliminar
  40. Que hermoso amigo tanto el árbol como tus versos

    Un saludo

    ResponderEliminar
  41. Hola, Rafael
    He visto ese tipo de árbol pero desconocía su nombre; son realmente preciosos.
    La poesía también está hermosa, como siempre.
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar


  42. Esta mañana después de levantarme y cuando ya me disponía a salir a la calle, me asaltó la indecisión, de no saber que ponerme...

    Y de pronto el niño que aún llevamos dentro me sugirió que me vistiera de felicidad, ya que así cuando me encontrara con los amigos la podría compartir...

    No sé si ha sido una idea afortunada o no, pero el hecho es que aquí estoy esperando que la aceptes a través del silencio de las palabras, que son el portavoz de mis sentimientos...


    Quisiera que mañana al despertar, el alba te pintará un paisaje lleno de caléndulas de mi parte para ti!!


    Un abrazo de despida bajo la alameda de los ruiseñores...


    Atte.
    María Del Carmen




    ResponderEliminar
  43. No conocia este árbol amigo mio

    Mi tierra tiene infinidad de flora por su clima ,,Es una belleza y las mujeres se verán muy bellas adornándose con sus flores

    Tus versos también adornan nuestro corazón
    Gracias por compartir
    Besitos mi niño

    ResponderEliminar
  44. Rafael: Que lindo leerte y ver esos bellos colores!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  45. No conocía este árbol y me parece precioso cada uno con su color. Disfruta de sus belleza tú que puedes y llénate de alegría.

    Besicos.

    ResponderEliminar
  46. Rafael, por aquí los hay, indudablemente ya menguados, pero créame, que yo no sabía cuál era su nombre, a pesar de verlos florecer a bordo de las carreteras. Sus veros, dan fe de la belleza de estos árboles, y su galanura. UN abrazo. carlos

    ResponderEliminar
  47. No conocía este árbol Rafael, además tiene un colorido precioso, como el color de tus versos. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana amigo.

    ResponderEliminar
  48. SIEMPRE MUY BONITO CANTO A LA TIERRA.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  49. Bom dia amigo
    Poesia para os olhos e o coração. Existem pessoas afortunadas com árvores de grande beleza e carregadas de flores multicoloridas.
    Ontem também fomos a Viseu e ficamos encantados com o colorido das maias
    Sempre que via as bermas das estradas bordadas com aqueles cachos de amarelão reduzia a velocidade para degustar tanta beleza.
    Desejo-te uma boa semana.

    ResponderEliminar
  50. Qué preciosidad, Rafael...

    Perdona que haya tardado tanto tiempo en venir a tu mundo pero por circunstancias no he podido.

    un fuerte abrazo

    maite

    ResponderEliminar
  51. Gracias por traernos a nuestras vidas a los bellos Ocobos...

    Abrazos

    Isaac

    ResponderEliminar
  52. ¡Que lindo árbol con sus flores en sus distintos tonos de colores! Me ha gustado el poema, tan fresco y sencillo como las florecillas. Siento tener algo abandonados los blog amigos...no tengo mucho tiempo libre pero ya se acerca al época de descanso. Mi cordial saludo.

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador: con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.