sábado, julio 13, 2019

CUNA DE LAS ESMERALDAS





"Cuenta la leyenda que al principio del mundo hubo en la otra orilla del río grande de la Magdalena, una sombra de hombre que siempre estaba recostada, que esta sombra talló en madera el rostro de algunos seres humanos y echándolos al agua se levantaron vivos formándose la aguerrida tribu de los muzos, adoradores del dios Are, a quien consideraban su creador". Después de muchos intentos fueron conquistados por los españoles quienes asentaron allí en el año de 1559 el único pueblo fundado por ellos en esta región del occidente de Boyacá. Es conocido por las finas esmeraldas que se extraen de sus entrañas y está localizado en la provincia de occidente a 157 kilómetros de Tunja, la capital del Departamento, en un hermoso paraje rodeado de verdes montañas a 815 metros de altitud, goza de un agradable clima tropical y sus amables habitantes transmiten gran calidez humana.

"Yo iré adelante y os mostraré la gloria, y si mis palabras no os convencen os convencerán mis obras"


A MUZO

Más allá de las altas montañas
en un valle de intenso verdor,
 está Muzo cual bella esmeralda
de Colombia la joya mejor.

Invasores de tierras extrañas
a tu pueblo causaron dolor,
pero Itoco con Are a su espalda 
hizo gala de inmenso valor.

Fura y Tena los padres primeros
del guerrero que supo vencer
con su brazo al voraz invasor.

Gloria eterna feroces pioneros
de las gestas en pos de obtener:
libertad, esperanza y honor.

Lugar, no hay mejor,
  para estar en la tierra y sentir...
que de gozo se colma el vivir.

__________________


Nota: Un sincero agradecimiento a todas las personas que me atendieron, coadyuvaron e hicieron factible la realización de los Talleres de Creación Literaria "Escribiendo el Bicentenario" en la población de Muzo: al profesorado y comunidad estudiantil de la Institución Educativa San Marcos (sedes principal y anexa), a la señorita bibliotecaria, a los funcionarios del gobierno municipal, al señor historiador, a la señora del hotel, al señor del restaurante, a la señora de la tienda y a los compañeros de tertulia. Sin su valiosa colaboración no hubiera sido posible desarrollar esta actividad que hace parte de la descentralización del "Festival Internacional de la Cultura de Boyacá" en su versión número cuarenta y siete del año 2019. Agradezco, también, a las directivas del Festival y a la Asociación de Escritores Boyacences (AESBO) el haberme comisionado para llevar a cabo esta labor cultural.
















__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Parque de Muzo y evento
(Fotos propias)



domingo, julio 07, 2019

AL OTRO LADO DEL MAR





No logró el negro Amaranto llevarse a la tumba la inmensa alegría de pisar por última vez las playas de su patria tan lejana, como tampoco pudo volver a ver a sus seres queridos que aún siguen allá, aquellos parientes que se quedaron con la esperanza de que la suerte cambiaría. Se hizo a la mar con la promesa de regresar algún día en mejores condiciones y, por suerte, logró cruzar el océano llegando a tierras extrañas en donde comenzó una nueva vida, consiguió trabajo y organizó una familia pero nunca pudo deshacerse de la terrible nostalgia que le causaba la ausencia. Cuando parecía que su sueño se haría realidad, sucedió lo inesperado: la muerte lo sorprendió un día cualquiera, el corazón le falló de madrugada... sus cenizas fueron esparcidas en la inmensidad que lo separaba de su tierra.


EMIGRANTE
(Jotabé)

I
Campos de mi país, hoy tan lejanos:
sus montañas, sus valles y pantanos.

Campos de mi país en el estío,
allá donde feliz cantaba el río
y cerca de la orilla, mi bohío,
humilde, pero al fin y al cabo mío.

Incontables bellezas naturales,
no encontraré jamás otras iguales.

Anhelos de tornar son sueños vanos,
al sentirme tan solo, siento frío,
y sangran las heridas de mis males.

II
Infinita es la mar que nos separa,
infranqueable y tácita mampara.

Dolor inmenso, su acallar procuro,
sin lograr desterrar feroz conjuro
que impone al caminar paso inseguro:
destino cruel, terriblemente oscuro. 

¡Oh, mi patria! Mi patria indestructible,
volver allí, parece ya imposible.

Hogar feliz... que en el ayer dejara,
donde nací, donde era el aire puro.
¡Patria inmortal, amor inmarcesible!



Poema merecedor de una "Mención" en el Primer Concurso
 Internacional  de poesía en Rima Jotabé, USA - 2018.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Diploma del Galardón.
Jotabeando USA.


lunes, julio 01, 2019

ALGO EN VIDA, PAISANO





Arriba, en la parte alta del pueblo donde la calle termina, está la tienda de don Mariano Avellaneda, uno de los pocos patriarcas que aún nos acompañan en este mundo. Desde siempre ha estado ahí, yo la recuerdo de toda la vida y en ella he pasado inolvidables momentos en compañía de buenos amigos, incluido el tío Mariano, como le decimos cariñosamente. Su tiendecita sencilla y acogedora ya hace parte del acervo cultural de nuestro querido municipio, varias generaciones hemos disfrutado en torno a la redonda mesa metálica sobre la cual se posan las copas y las botellas durante las tertulias de alegre integración y camaradería. Tal vez, me digan ingrato, pues hace largo tiempo que no bajo a visitarlo ni a compartir con los paisanos. Sin embargo, mientras llega el momento de regresar al terruño, le dedico mis versos con la esperanza de que pronto pueda estrechar su mano para brindar en su honor.


DON MARIANO

Desde la soledad de mi trinchera
saludo con cariño a don Mariano,
ejemplo de amistad siempre sincera
con porte señorial y pelo cano.

 Su tienda sigue siendo la primera
en abrir cada día muy temprano,
remanso de tertulia mañanera
y brindis con un trago de su mano.

La vida se nos pasa, lentamente,
al golpe pertinaz de la corriente
sobre los cangilones de la rueda.

Mas... a pesar del transcurrir silente
aquí en mi corazón sigue latente:
la amistad de Mariano Avellaneda. 

Dios quiera pronto pueda
llegar hasta su tienda "entonadito"
y beberme con él, un guarapito.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: El Tío Mariano
(Ramón Avellaneda)


viernes, junio 21, 2019

ENCUENTRO DE ESCRITORES





Durante los días 13 y 14 de Junio se realizó en la población de Iza el "Primer Encuentro Departamental de Escritores Boyacences". El evento, convocó a los independientes y agremiasiones literarias con el propósito de: Generar espacios de reflexión en torno a la implementación de una verdadera política pública que le devuelva a nuestro departamento su importancia literaria a nivel nacional; elaborar un inventario de necesidades para emitir un diagnostico del estado actual de las letras en Boyacá; redactar algunas propuestas que sirvan como base para poder formular un Plan Departamental de Literatura y consolidar La Red de Escritores. El encuentro organizado por la Asociación de Escritores Boyacenses (AESBO), fue todo un éxito y se espera que el documento final llegue hasta las entidades pertinentes y sea el punto de partida para el renacer definitivo de la Literatura Boyacense por años relegada.

A Iza le dedico mi humilde inspiración.


NIDO VERDE
(Jotabea con estrambote)

Tus callecitas tienen románticos rincones,
casonas coloniales, geranios en balcones.

Las praderas florecen y el cielo reverbera 
como si en ti reinara la eterna primavera;
el sol transita lento mientras la luna espera
allá en el horizonte sonriendo lisonjera.

Eres mágica tierra, sin duda un verde nido,
retacito de patria radiante y florecido.

Remanso sempiterno... por místicas razones
en tu apacible suelo la paz es verdadera,
cual la sonrisa leve de infante adormecido.

Tú fuiste el escogido,
bendito Nido Verde porque Bochica quiso:
dejar huella en tus lares creando un paraíso.


__________________







Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen superior: Municipio de Iza
(Foto propia)
Inferior: Algunos asistentes
(Boyacá7días)


martes, junio 18, 2019

CELEBRACIÓN POÉTICA





El 18 de Junio de 2019 se cumplen diez años de la liberación de la primera Documentación Formal de la Rima Jotabé, publicación hecha por el poeta y dramaturgo español Juan Benito Rodríguez Manzanares. Por tal motivo, se ha instituido la fecha de hoy como el "Día Mundial de la Rima Jotabé", con el propósito de enaltecer tal composición estrófica formada por once versos (AA, BBBB, CC, ABC). Esta novedosa estructura ha venido expandiéndose por el mundo entero con el aporte de muchos poetas en diferentes países de los cinco continentes. Como "Jotabero" que soy, manifiesto mi alegría y extiendo felicitaciones a todos los colegas en este importante día para nuestra hermandad poética.


DIEZ AÑOS
(Jotabem)

I

Se inventó don Juan benito
un esquema muy bonito.

Para escribir poesía
rimada y con armonía,
cual hermosa melodía
que deleita cada día.

Sin importar donde esté
me inspiro con un café,

y compongo rapidito
  con desbordante alegría...
un poema en Jotabé.


II

Una década ya tiene
este versar que entretiene.

Que enaltece, que sublima
la poética en su rima,
y nos conduce a la cima
donde el sentimiento prima.

Por eso con emoción
doy mi felicitación.

Y, que la música suene
  en adornada tarima...
al cantar una canción.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Afiche promocional
(Foto de la Internet)


miércoles, junio 12, 2019

CANTANDO BAJO LA LLUVIA





Parado ahí, en el centro de la plaza, aquel hombre más parecía estatua que ser humano. El golpeteo de las gotas al caer sobre el vetusto paraguas y el zumbido de la brisa le servían de acompañamiento a esa vieja canción que entonaba con inusitada energía. "La lluvia... no moja nuestro amor cuando yo estoy feliz, la lluvia... la lluvia no me moja si me miras tú" (cantaba a todo pulmón) con la mirada en alto y en posición de firmes como soldado raso frente a un general. —Dos locos cantan peor que uno —dijo mirándome de reojo cuando me vio parado junto a él—, hágale a ver si logramos que llueva toda la noche pa'que se inunden esas planadas de abajo, allá donde antes del cemento hubo espejos de agua, y así tal vez, la naturaleza se sienta menos triste por la destrucción de los nativos humedales, aquellos lindos pantanos que fueran el hogar de tantas avecillas ya casi extintas por estos humildes lares.


SELVA GRIS

La mano del hombre cruel y destructiva
oculta lo verde tras el gris cemento,
se cambia la esencia de natura viva
por frías baldosas bajo el firmamento.

La absurda avaricia, plaga corruptiva
tiene a su servicio todo el estamento,
destruye indolente con saña furtiva
la flora y la fauna sin remordimiento.

Ya no se contemplan flores amarillas
que sobresalían entre los juncales,
ahora tememos prados de hormigón.

Se fueron muy lejos lindas avecillas
que revoloteaban en los humedales:
la garza, la tingua y hasta el copetón.





__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Plaza de Bolívar, Tunja
(Foto de la Internet)


sábado, junio 01, 2019

AROMAS DEL AYER...





La cocina era amplia, bastante amplia. Tenía una estufa con mesón de ladrillo y planchas de hierro para hartas vasijas, funcionaba con leña o con carbón mineral y, sobre ella, se calentaban todos los alimentos para la familia. Entre esos cocidos, había una sopa que era mi preferida... la preparaba todos los miércoles la tía Rosalía, nuestra querida y nunca olvidada nona putativa. Aquella sopa era el tradicional "Mute de Cebada Perlada", una joya de la cocina criolla colombiana. Hace algunos días, me vino a la mente esa imagen de la olla de barro que, puesta sobre el fogón, hervía e inundaba la casa con el inconfundible olor a guisantes propios de las deliciosas recetas de antaño, recetas que poco a poco han ido desapareciendo, pero que aún se pueden saborear en alguna casita campesina.


EL MUTE DE CEBADA

La olla de barro hervía encima del fogón
y el olor a guisantes rondaba por la casa;
el humo que salía del rústico buitrón
acompañaba el suave volar de la torcaza.

Mientras, yo disfrutaba en el solar del frente
jugando a las canicas o al trompo de poner;
mirando de reojo y esperando impaciente
el grito que anunciaba la hora de comer.

La sopa preferida de nona Rosalía:
alverjas, habichuelas y granos de cebada;
  choroticos de harina o ruyas le ponía...
además de ahuyama y papa trasquilada.

Los miércoles, sin falta, el día señalado
para comer el plato de tan sabrosas dotes;
era todo un deleite, era manjar soñado,
el Mute de Cebada con ruyas y chorotes.

Quimeras infantiles, recuerdos pasajeros,
olores y sabores de tiempos ancestrales;
anhelos que regresan en años ya postreros,
bocados campesinos, aromas naturales.

Delicias cocinadas al fuego del carbón
o de la leña seca de troncos astillada;
  mi estómago gruñía, saltaba el corazón,
a la espera del plato con Mute de Cebada.

Cuánta tristeza mía, qué añoranza infinita,
ya no se cucharean de ayer esos manjares;
  sazones que en secreto guardaba la nonita...
mi alma recordando se colma de pesares.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Paisaje campesino
(contextoganadero.com)


viernes, mayo 24, 2019

EN BLANCO Y NEGRO...





"¡Ay!, don Humbertico, ni pa'qué le cuento: mi vida se ha puesto en blanco y negro, más negro que blanco. Allá en el ranchito vivíamos dichosos cultivando nuestro pancoger y cuidando las dos vaquitas lecheras, todo era paz y tranquilidad. Un día, un día para olvidar, llegaron unos malandros dizque a proponernos que sembráramos unos palos de hierba mala en nuestra parcela, que eso nos daría diez veces más ganancia que la propia labranza. Mi Juancho, mi pobre Juancho se negó y los enfrentó con valentía... pero le dispararon sin mediar una palabra, ni siquiera me dejaron sepultarlo. Ahora vago mendigando caridad y llorando mi desdicha. ¡Ay!, don Humbertico, ni pa'qué le cuento".


ZENAIDA

Por un caminito baja
del monte hacia la llanura
con su delgada figura
una muchacha muy maja.
En sus manos una caja
de cartón amarillento,
negros cabellos al viento
y a sus espaldas un nene
que del cuello se sostiene
con gestos de sufrimiento.

Vestido blanco debajo
de una ruanita rosada,
y una mochila colgada
como si fuera un andrajo.
Se la mira monte abajo
yéndose de su vereda
dejando entre la arboleda
la razón de su existir,
pues al tener que partir
media vida se le queda.

Zenaida vivía en la huerta
junto al niño y su marido,
de amor decorado el nido
con guirnaldas en la puerta.
Pero... la vida es incierta:
unos malandros llegaron
y a Juancho lo asesinaron
por no sembrar hierba mala,
de crueldad hicieron gala
 y a ella, la desterraron.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Paisaje Campesino
(José Orlando López)


sábado, mayo 18, 2019

UNA META ALCANZADA





Paola Rosa, nuestra querida hija menor, ha sido titulada como "Licenciada en Artes Plásticas" por la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia con sede en Tunja. Por supuesto, estamos muy felices, le deseamos todo lo mejor del mundo: que el desempeño de su profesionalidad le permita vivir dignamente y consolidar una familia siendo persona útil a la sociedad, pero ante todo, le deseamos que sea feliz desplegando sus talentos artísticos y disfrutando del amor por las artes. Lo importante, apreciada hija, es la satisfacción de hacer lo que nos gusta y sentirnos realizados buscando la felicidad en la riqueza espiritual y el buen hacer... Dios te bendiga y te guíe por los caminos de la vida.


EN TU GRADUACIÓN
(Jotabé dodecasílabo)

I
Un nuevo camino se abre ante tus ojos,
mi linda chiquilla de tiernos antojos.

Avanza, hija mía, sin desesperarte,
cultiva orgullosa tu amor por el arte;
que humildad y lucha sean tu estandarte,
y la vida misma sabrá compensarte.

Camina despacio, ve bien donde pisas,
deja que te arrullen de agosto las brisas.

Evita las piedras y espinas de abrojos,
  pero si tropiezas vuelve a levantarte...
y en lugar de llanto derrama sonrisas.

II
Un nuevo camino, tu ferviente anhelo,
despliega tus alas y levanta el vuelo.

Mantén la esperanza con fe y alegría,
lucha con denuedo, sueña cada día;
que nunca te invada la melancolía
y que Dios te infunda gran sabiduría.

Ayer dulce niña y hoy bella mujer,
tienes el talento para florecer.

Que seas dichosa, que bajo tu cielo
   soplen buenos vientos muñequita mía...
que yo para siempre te sabré querer.



__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Paola Rosa Lizarazo
(Del álbum familiar)

domingo, mayo 12, 2019

EN ESTA FECHA HERMOSA





Mis queridas abuelas Anita y Margarita; mis tías Rosalía, Araminta, Rosa, Oliva, Isabel, Anita, Tulita y Margoth... y, por supuesto, Elvirita, la mujer que me dio la vida: son las ausentes madres de la familia que hoy moran en los cielos. Ellas conforman un hermoso ramillete de flores que adornan los jardines del Señor y viven en mi mente por siempre y para siempre. Algunas se fueron hace muchos años, otras recientemente, pero nos dejaron el bello ejemplo de sus abnegadas vidas como un hermoso legado para que siguiéramos sus huellas de amor y de bondad. Por eso, en este segundo domingo del mes de mayo, día de las madres aquí en mi patria, las recuerdo con cariño y les brindo mi cantar.


JARDÍN CELESTIAL

En esta fecha hermosa de mayo celebramos
la fiesta de las madres en mi tierra natal,
algunos la contemplan y algotros la extrañamos
pues el amor de un hijo por ella es inmortal.

Yo conservo en el alma los tiempos que pasamos
dichosos a su lado viviendo en el jacal,
y no olvidan mis ojos los ojos que adoramos
ni su carita hermosa de porte angelical.

Por eso en este día mostrarle yo quisiera
mi amor por siempre suyo, mi trémulo sentir,
con besos en manojo y un cándido clavel:

para que siempre tenga, como en antaño fuera,
  aquel jardín de amores razón de su existir...
y florezca en sus manos un celestial vergel.





__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Tarjeta a las Madres
(De la Internet)


miércoles, mayo 08, 2019

UN POÉTICO REGALO





Como otra parte del premio por mi segundo lugar en el ya clausurado "Primer Concurso Internacional Jotabeando USA", me han llegado desde Miami dos Libros de Poesía (Editorial Voces de Hoy) escritos por la narradora y poeta Cubano-Chilena residente en Estados Unidos, Marta María Requeiro Dueñas, una de las organizadoras del evento y, además, Embajadora de la Rima Jotabé. Con sincera gratitud y profunda admiración por sus logros, le dedico un poema como muestra testimonial de este inolvidable momento, deseando que nuestra Rima Jotabé siga llegando hasta los más distantes confines.


AGRADECIMIENTO

(Jotabem)

I
Hasta mi casa ha llegado
del norte un bello recado.

Recado que contenía
dos libros de poesía,
y en remitente decía:
Requeiro Marta María.

Al abrirlos encontré
tesoros que disfruté

leyendo con sumo agrado
poemas de su autoría,
escritos en Jotabé.

II
Por supuesto, con placer
le quisiera agradecer.

Por tan amable atención
que alegra mi corazón
y, me da un buen empujón,
   para avanzar con tesón...

soñando, siempre soñando,
cual infante disfrutando

la suerte de componer
un poema, una canción:
y seguir Jotabeando.


(Clic para ampliar)

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Los libros de Marta
(Foto propia)


A Rafael H. Lizarazo, en respuesta a su Jotabém, Agradecimiento.

Mi agradecimiento a usted
(Jotabém)

Ha sido de gran agrado,
los libros le hayan gustado.

Usted demostró grandeza
al componer con destreza,
que parecía simpleza...
¡Fue el segundo a la cabeza!

No hice más que proveer
lo que hubo usted merecer,

y eso ha quedado avalado.
Agradezco la belleza
de ese poema a su haber.


(Gracias y felicidades nuevamente, Rafael H. Lizarazo, por su segundo lugar entre 243 que se presentaron al concurso Jotabeando USA/ 2018)

Marta María Requiro Dueñas

sábado, mayo 04, 2019

BOYACÁ BICENTENARIA





Fue justo ahí, justo al frente del Monumento a Simón Bolívar erigido en el Glorioso Puente de Boyacá, en donde un día comprendiera todo lo que representa nuestra heroica tierra. Eso fue por allá en el año de 1969 durante la conmemoración del "Sesquicentenario de la Independencia", año en el cual hubo grandes celebraciones y se hicieron promesas que aún esperan ser cumplidas. Cincuenta años después mi terruño boyacense sigue en el ostracismo, seguimos esperando el justo reconocimiento por nuestro invaluable aporte al engrandecimiento de nuestra patria, pero no con medallas ni diplomas ni decretos de honores, sino con intervenciones que generen progreso y bienestar e impartan justicia social.


¡OH, TIERRA MÍA!

¡Salve mi tierra querida! Poderosa y floreciente
demuestra tu gran talante, tu fuerza y tu valentía;
no te amilanes ni sufras, levanta siempre la frente
y haz que todos en el mundo reconozcan tu valía.

Tú tienes preciadas gemas en los dones de tu gente
que fervorosa trabaja con orgullo cada día;
por tus venas corre sangre del pasado en el presente
y guardas de los ancestros toda su casta bravía.

Eres tú mi patria chica, sin dudarlo, un paraíso
que atesora la simiente del progreso y del saber,
y en tu suelo la esperanza radiante florecerá.

Serás tierra bendecida, lo serás porque Dios quiso
darte lustre e hidalguía para que alcancen a ver:
las nuevas generaciones tu grandeza, ¡oh, Boyacá!

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Monumento al Libertador
Puente de Boyacá


miércoles, mayo 01, 2019

EN ESTE MES DE MAYO...





Todos en este mundo tenemos un padre y una madre, es natural. Yo nací, fui engendrado por un padre y gestado por una madre, la dulce mujer que me acunó en su vientre. Racionales e irracionales nacen, crecen, se reproducen y mueren, es la ley de la vida. Para los unos y quizás para los otros, la ausencia duele, la pérdida nos deja desolados: se extraña, se añora, se sufre ante lo irreparable, y aunque pase el tiempo no se acostumbra uno a la falta física del ser amado. Todos los días, pero mucho más en este mes dedicado a las madres, yo recuerdo a mi vieja... mi viejecita querida, la que me dio todo su amor ayudándome a vivir. Cuánta falte me hace, ella era mi apoyo, era la brújula y el timón de mi barca. Ahora, sin ella, aunque no lo parezca, viajo a la deriva en un tormentoso mar de incertidumbre.

Porque no me ven llorando piensan que la he olvidado,
nada más equivocado... silente vivo penando.


DESVARÍOS

Suelo tomar
tus manos en mis manos,
suelo besar
tu frente con mis labios,
suelo soñar
que aún estás presente…
pero no estás
sé bien que estás ausente.

Suelo mirar
tus ojos en mis ojos,
suelo escuchar
tu voz en mis oídos,
suelo soñar
  que somos dos palomas…
pero no estás
ni a mi balcón asomas.

Suelo abrazar
tu angelical recuerdo,
suelo encontrar
tu rostro en el espejo,
suelo soñar
  que ríes a mi lado…
pero no estás
son cosas del pasado.

Suelo grabar
tu nombre junto al mío,
suelo cantar
tus valses preferidos,
suelo soñar
  que llegas a mi vera…
pero no estás
ya nada es como era.

Suelo soñar,
en mi febril quimera:
volverte a dar
  un beso en primavera…
oh, madre mía,
cuando yo me muera.



__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Mi querida madre
(Del álbum familiar)


sábado, abril 27, 2019

LO QUE NOS CONTARON





Simón Bolívar cruzó el gran río Arauca el 04 de junio de 1819 para reunirse en Tame con Santander, reagrupar los ejércitos y dirigirse a Pore para desde allí emprender el cruce de los Andes por el camino más difícil, pero menos vigilado por los Realistas: El desafiante Páramo de Pisba. Fue una completa odisea con muchas bajas y deserciones que finalmente los llevaría hasta la población de Socha, no sin antes poner en desbandada un reducto enemigo en la población de Paya. Luego hubo enfrentamientos en Gámeza y Tópaga, en el Pantano de Vargas y por último, el 07 de agosto en el Puente de Boyacá, batalla que significó la derrota del ejercito de Barreiro y despejó el sendero para que los patriotas, tres días después, entraran triunfantes a Santafe de Bogotá sin encontrar resistencia alguna sellando de esta manera la independencia y culminando con éxito la Campaña Libertadora de la Nueva Granada.

"Vive eternamente quie muere por la patria"


BICENTENARIO

En Pore se reunieron
Bolívar y Santander,
para luego la Campaña
Libertadora emprender.

Eran casi cuatro mil
los valerosos soldados,
de Venezuela y Colombia
en el llano reclutados.

Comenzaron su camino
desde la llanura misma,
sufriendo grandes penurias 
en el páramo de Pisba.

En Paya fue la primera
victoria que consiguieran,
y atravesaron los Andes
sin pensar los detuvieran.

En Socha los recibieron
con merecidos honores,
y recuperaron fuerzas
todos los libertadores.

En Tópaga con ahínco
formaron la chichonera,
y en el Pantano de Vargas
izaron nuestra bandera.

Los refuerzos que esperaba
Barreiro con "ansiedá"
en Pienta son atrancados
por gentes de Charalá.

Y fue en el Glorioso Puente
donde se hizo realidad,
el sueño tan anhelado 
de obtener la libertad.

Oh, Puente de Boyacá,
Oh, patria por siempre amada,
doscientos años de historia
oh, bandera inmaculada.

  Maltratada...
mi Colombia sufre y llora,
la esclavitud del ahora.



Niños del Colegio Jasé Joaquín Casas, sede Rómulo Rozo
del municipio Chiquinquirá, recitando el poema.
Profesora: Elvira Margarita Lizarazo G.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Batalla de Boyacá
Martín Tovar y Tovar


martes, abril 23, 2019

ABRIL, OTRA VEZ ABRIL...





Hoy recuerdo que de niño soñaba con ser ciclista o torero o pintor o poeta o algún cantante de esos que sonaban en la radio, pero nunca pensé ser ingeniero, eso sucedió por mera casualidad: andaba yo deambulando por los alrededores del pueblo, cuando al pasar por las vías del ferrocarril vi a un señor de casco blanco dirigiendo una cuadrilla de obreros que trabajaban sobre la carrilera. Me acerqué para indagar lo que hacían. "Soy Director de Mantenimiento", me dijo. "Estamos nivelando la vía férrea para evitar los accidentes". Tal vez, empujado por el destino, resulté matriculado en la facultad de ingeniería gracias a una beca que me otorgaron por ser hijo de una Maestra. Al terminar, trabajé por varios años como jefe en aquella misma vía... fue bonito, ahora soy lo que siempre quise ser.


A MI MANERA

De fracasar me tildan porque no hice
grandes fortunas con la ingeniería,
fracasado, supongo, porque quise
hacer de mis sentires... poesía.

Pero yo me pregunto si el fracaso
o el éxito se miden con monedas,
disfruta del cariño de un abrazo
y del amor sincero mientras puedas.

Yo tengo los haberes necesarios
para poder vivir tranquilamente:
pinceles y colores, libros varios
y una entrañable pluma reluciente.

No soy de los que cargan equipaje
ni llevo grandes cofres con aldaba,
lo apenas suficiente para un viaje
que sólo Dios decide cuando acaba.

Yo acuno las quimeras sosegadas 
de un alma juvenil en cuerpo viejo,
cabello cano, manos arrugadas
y un niño reflejado en el espejo.

Por eso sin destino voy andando
y vago por la vida cual errante,
renazco cada día recordando 
mi juventud amada, tan distante.

Soy feliz, soy feliz a mi manera
y salta el corazón alborozado,
cantando poesía por doquiera
  orgulloso de ser un fracasado.

Hoy, de verdad quisiera,
en mi sesenta y siete cumpleaños:
olvidar los amargos desengaños.



__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: San Laureano, Tunja
Del álbum familiar.


miércoles, abril 17, 2019

LA ESPERANZA PERSISTE





Cuando llegué a la Plaza de Bolívar ya la catedral estaba atiborrada, había feligreses hasta en el atrio y las escaleras de acceso. Por tal motivo y, sin más remedio, hube de escuchar el "Sermón del Domingo de Ramos" desde la plataforma exterior, bajo un cielo gris plomizo, que le daba al ambiente un místico aire de solemnidad. El resumidas cuentas, la homilía hablaba del amor, de ese amor que nos enseñó Jesús, el que todos debemos guardar en nuestros corazones para que finalmente se haga universal y su triunfo sobre el mal sea el comienzo de una nueva era... la esperanza persiste, al amor insiste.


CORONA DE ROSAS

Humildemente en pos de ti, Señor,
avanzo por la senda de la vida;
humildemente mi alma enardecida
implora por el triunfo del amor.

Humildemente, como el ruiseñor,
que aun prisionero canta sin medida:
humildemente mi alma entristecida
implora bendiciones con fervor.

Sé que con fe conseguiré mi anhelo
de ver el renacer de la esperanza,
al ocaso de tardes lastimeras.

Sé que al final levantará su vuelo
hacia lo eterno la ilusión que avanza
en busca de infinitas primaveras.

Lo sé, lo sé de veras,
  que al fin tu frente blancas golondrinas...
coronarán de rosas, no de espinas.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Plaza de Bolivar, Tunja
Fotografía propia



sábado, abril 13, 2019

EL HOMBRE DE LA BANQUETA





Era aquel pobre hombre una piltrafa humana. Estaba sentado en la banqueta con la cara entre las manos, parecía llorar. Me acerqué, puse mi mano sobre su hombro y le pregunté si podía ayudarlo de alguna manera. "Sí, amigo, me puede ayudar escuchándome por unos momentos, si no tiene usted problema". Me senté a su lado y escuché su historia: "No había en esta ciudad quien no me conociera, fui un hombre de éxito, un hombre caritativo, me quitaba el pan de la boca para ayudar al necesitado. Decisiones equivocadas me condujeron a la ruina, mi reputación rodó por el suelo y todo el mundo me volteó la espalda... ahora no soy nadie, pero aún tengo sueños". Concluyó apesadumbrado.

Escribe con sangre y aprenderás que la sangre es espíritu.
(Federico Nietzsche)

ALMA TRISTE
(Jotabea con estrambote)

La mente positiva y alegre el corazón,
la frente levantada y henchido de emoción.

Así quisiera fuera mi vida tormentosa,
al viento las campanas y todo color rosa;
abrazos y alegría de amante cariñosa
o cantos celestiales al alba deleitosa.

Mas mi ser se doblega tras ires y venires
que agobian y sepultan los mágicos sentires.

  Deseos imposibles, anhelos sin razón,
marchitas esperanzas, desidia presuntuosa
y oscuridad inmensa, por dondequiera mires.

Amargos devenires,
los de aquel indigente sentado en la banqueta,
con gesto pesaroso... con rasgos de poeta.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Hombre en la banqueta.
De la Internet.


lunes, abril 08, 2019

EL CANTOR DE LO SIMPLE





"El Cantor de las Cosas Simples", solíamos decirle. Sus sencillas, pero poéticas letras cantaban a lo cotidiano, a las cosas pequeñitas de la vida, a las que casi siempre ignoramos. José Alberto García Gallo, era su nombre de pila. Nació el 11 de marzo de 1940 en la provincia de La Pampa, Argentina y murió el 06 de Abril del 2019 en Móstoles, Madrid, España. A los 12 años comenzó a componer y a los 17 hizo su debut como cantante. Interpretó canciones comerciales en algunos conjuntos durante varios años, pero luego cambio su estilo por una línea más poética y comprometida. Yo, "En un Rincón del alma", guardaré su recuerdo y "A partir de mañana" volveré a cantar sus canciones para hacer "Castillos en el aire" y alivianar la tristeza que nos cobija de pena "Cuando un amigo se va".


ALBERTO CORTEZ

Quién lo iba a imaginar
que don Alberto Cortez
se iría del mundo, tal vez,
rumbo al eterno cantar.
Cuánto nos hizo soñar
con una, u otra canción,
nacida en el corazón
o guardada con esmero
  para un concierto postrero...
del alma en algún rincón.

Bajo el árbol que plantara
en sus tiempos de niñez,
quedó de Alberto Cortez
la vida que un día soñara.
La muerte le puso cara
y, aunque presente no está,
seguirá por siempre acá
entre la niebla y el frío
  que causan grande vacío...
cuando un amigo se va.

Cual de su ser un espejo
mientras el árbol crecía,
despuntaba y florecía
él se iba poniendo viejo.
Mi voz con amargo dejo
y trémula impavidez,
 declama una y otra vez
con el permiso de Dios
  el triste y último adiós...
a don Alberto Cortez.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Alberto Cortez.
De la Internet.


lunes, abril 01, 2019

MOMENTOS FAMILIARES





Don Tito Antonio Goyeneche Florez, el menor de nuestros tíos por parte de madre, cumplió setenta años en días pasados y allá en su casa de campo nos reunimos la familia en pleno para festejar este magno acontecimiento. Somos con él, casi de la misma edad, nos criamos juntos, como hermanos se podría decir. Compartimos locuras en la niñez, en la juventud y hasta en la época universitaria pues estudiamos la misma carrera y terminamos al mismo tiempo para luego cada cual emprender su propio camino por la vida. Por tantos y tantos motivos quisiera de corazón dedicarle estas estrofas para felicitarlo y desearle muchos años más de vida... Dios lo guarde y lo bendiga estimado tío Tito.


A DON TITO
(En sus 70 años)

Con cariño especial 
hoy le vengo a cantar
a don Tito en su día:
por la felicidad,
por la buena salud
y la sabiduría
de vivir siempre así
rodeado de amor, 
  de familia y amigos...
con la tranquilidad 
que nos brinda el obrar
como fieles testigos.

Que los cumpla feliz,
que los vuelva a cumplir,
que los siga cumpliendo
y que pueda tener
el permiso de Dios
para seguir viviendo,
por muchos años más
disfrutando el calor
  de sus hijos y nietos...
para poder volver
a cantarle otra vez
y ofrecer mis respetos.

Qué los cumpla feliz
 y que pueda alcanzar 
sus anhelos completos.





__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen:: Momentos familiares
De mi móvil


viernes, marzo 29, 2019

COMO LAS FLORES...





La Rima Jotabé, tal como las flores, continúa creciendo y expandiendo su aroma por distintos lugares en el mundo, dejando huella por donde quiera pasa y obteniendo más adeptos que se unen a la causa enamorados de esta bella y novedosa estructura poética. Ha concluido el "VIII Certamen Poético Internacional Rima Jotabé", en el cual participaron 226 poetas de diferentes países para obtener un total de 475 obras escritas en  las diferentes variantes aceptadas para este vanguardista estilo de poesía. Como Jotabero que soy, he participado en este Certamen con el poema que hoy les comparto; felicito a todos y cada uno de los premiados y les auguro muchos éxitos en sus quehaceres literarios.


TARDÍAS ILUSIONES
(Jotabea con estrambote)

Llegaron a mi vida tardías ilusiones,
y ahora escribo versos, poemas y canciones.

No fue premeditado, fue cosa del destino,
que las musas cruzaran volando mi camino
y, con un suave manto de terciopelo y lino:
arroparan donosas mi aventurero sino.

Hoy… es la poesía mi pan de cada día,
mi fúlgida esperanza, mi paz y mi alegría.

Renazco embelesado con nuevas emociones
y pinto con mis versos un mundo purpurino,
manteniendo presente mi lúcida porfía.

Es dulce melodía…
mi lúcida porfía que crece y se agiganta,
y en aciagas mañanas con alborozo canta.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Libros y flores
De la Internet


viernes, marzo 22, 2019

NO HA SIDO EN VANO





Ha sido difícil, mas no ha sido en vano. Hace unos veinticinco años llegué a la ciudad de Tunja para comenzar de cero, para emprender una nueva vida y realizar un viaje sin regreso por un camino para mí desconocido, por un camino que aún lo sigo andando aunque ahora mis pasos sean más lentos. Mas no ha sido en vano, lo repito, pues de la mano del ser que me acompaña hemos logrado mantener la barca a flote y a pesar de las dificultades hemos criado y educado a nuestros hijos, ya pueden emprender su propio vuelo... ahora disfrutamos lo sencillo con la tranquilidad de haber cumplido.


FELICIDAD

A mí me hace feliz ver las palomas
bebiendo de los charcos en la calle;
o contemplar tus ojos si te asomas
y brillas como el sol allá en el valle.

A mí me hace feliz el horizonte
pintado con el ámbar ponentino;
o las flores que crecen en el monte
y adornan las orillas del camino.

A mí me hace feliz una sonrisa
del inocente niño, del anciano;
o sentir las caricias de la brisa
y sentarme debajo de un manzano.

Arriesgarme y andar por la cornisa,
sin haber consultado pitonisa.

A mí me hace feliz cuando me tomas
por el brazo y lo enredas en tu talle;
o disfrutar de un bosque sus aromas
y oír un ruiseñor doquiera me halle.

A mí me hace feliz algún sinsonte
que vuele tras la luz de su destino;
o el pícaro mirar de un polizonte
y el sabor agridulce de un buen vino.

A mí me hace feliz el que sin prisa
camina como simple ser humano;
o el que tiene raída la camisa
y lleva un corazón en cada mano.

Borrar tristeza y llanto con la risa,
sin dejar de rodar cual piedra lisa.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Cinco palomas.
De mi móvil.


Mi foto
Hacedor de versos, creador de canciones e inventor de historias.
Ingeniero de profesión, pero artista por vocación, o por lo menos, eso intento en pro de la conservación de nuestra identidad cultural. Nací en Paz de Río, Boyacá, Colombia, en un 23 de Abril del año 1952. Actualmente, resido en la noble y culta ciudad de Tunja, capital de nuestro hermoso Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto acompañado de la guitarra, monto en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo mis amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador con ganas de ser poeta y... de mis versos, cantor.

Archivo por etiquetas

Los que vuelan conmigo