sábado, mayo 18, 2019

UNA META ALCANZADA





Paola Rosa, nuestra querida hija menor, ha sido titulada como "Licenciada en Artes Plásticas" por la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia con sede en Tunja. Por supuesto, estamos muy felices, le deseamos todo lo mejor del mundo: que el desempeño de su profesionalidad le permita vivir dignamente y consolidar una familia siendo persona útil a la sociedad, pero ante todo, le deseamos que sea feliz desplegando sus talentos artísticos y disfrutando del amor por las artes. Lo importante, apreciada hija, es la satisfacción de hacer lo que nos gusta y sentirnos realizados buscando la felicidad en la riqueza espiritual y el buen hacer... Dios te bendiga y te guíe por los caminos de la vida.


EN TU GRADUACIÓN
(Jotabé dodecasílabo)

I
Un nuevo camino se abre ante tus ojos,
mi linda chiquilla de tiernos antojos.

Avanza, hija mía, sin desesperarte,
cultiva orgullosa tu amor por el arte;
que humildad y lucha sean tu estandarte,
y la vida misma sabrá compensarte.

Camina despacio, ve bien donde pisas,
deja que te arrullen de agosto las brisas.

Evita las piedras y espinas de abrojos,
  pero si tropiezas vuelve a levantarte...
y en lugar de llanto derrama sonrisas.

II
Un nuevo camino, tu ferviente anhelo,
despliega tus alas y levanta el vuelo.

Mantén la esperanza con fe y alegría,
lucha con denuedo, sueña cada día;
que nunca te invada la melancolía
y que Dios te infunda gran sabiduría.

Ayer dulce niña y hoy bella mujer,
tienes el talento para florecer.

Que seas dichosa, que bajo tu cielo
   soplen buenos vientos muñequita mía...
que yo para siempre te sabré querer.



__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Paola Rosa Lizarazo
(Del álbum familiar)

domingo, mayo 12, 2019

EN ESTA FECHA HERMOSA





Mis queridas abuelas Anita y Margarita; mis tías Rosalía, Araminta, Rosa, Oliva, Isabel, Anita, Tulita y Margoth... y, por supuesto, Elvirita, la mujer que me dio la vida: son las ausentes madres de la familia que hoy moran en los cielos. Ellas conforman un hermoso ramillete de flores que adornan los jardines del Señor y viven en mi mente por siempre y para siempre. Algunas se fueron hace muchos años, otras recientemente, pero nos dejaron el bello ejemplo de sus abnegadas vidas como un hermoso legado para que siguiéramos sus huellas de amor y de bondad. Por eso, en este segundo domingo del mes de mayo, día de las madres aquí en mi patria, las recuerdo con cariño y les brindo mi cantar.


JARDÍN CELESTIAL

En esta fecha hermosa de mayo celebramos
la fiesta de las madres en mi tierra natal,
algunos la contemplan y algotros la extrañamos
pues el amor de un hijo por ella es inmortal.

Yo conservo en el alma los tiempos que pasamos
dichosos a su lado viviendo en el jacal,
y no olvidan mis ojos los ojos que adoramos
ni su carita hermosa de porte angelical.

Por eso en este día mostrarle yo quisiera
mi amor por siempre suyo, mi trémulo sentir,
con besos en manojo y un cándido clavel:

para que siempre tenga, como en antaño fuera,
  aquel jardín de amores razón de su existir...
y florezca en sus manos un celestial vergel.





__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Tarjeta a las Madres
(De la Internet)


miércoles, mayo 08, 2019

UN POÉTICO REGALO





Como otra parte del premio por mi segundo lugar en el ya clausurado "Primer Concurso Internacional Jotabeando USA", me han llegado desde Miami dos Libros de Poesía (Editorial Voces de Hoy) escritos por la narradora y poeta Cubano-Chilena residente en Estados Unidos, Marta María Requeiro Dueñas, una de las organizadoras del evento y, además, Embajadora de la Rima Jotabé. Con sincera gratitud y profunda admiración por sus logros, le dedico un poema como muestra testimonial de este inolvidable momento, deseando que nuestra Rima Jotabé siga llegando hasta los más distantes confines.


AGRADECIMIENTO

(Jotabem)

I
Hasta mi casa ha llegado
del norte un bello recado.

Recado que contenía
dos libros de poesía,
y en remitente decía:
Requeiro Marta María.

Al abrirlos encontré
tesoros que disfruté

leyendo con sumo agrado
poemas de su autoría,
escritos en Jotabé.

II
Por supuesto, con placer
le quisiera agradecer.

Por tan amable atención
que alegra mi corazón
y, me da un buen empujón,
   para avanzar con tesón...

soñando, siempre soñando,
cual infante disfrutando

la suerte de componer
un poema, una canción:
y seguir Jotabeando.


(Clic para ampliar)

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Los libros de Marta
(Foto propia)


A Rafael H. Lizarazo, en respuesta a su Jotabém, Agradecimiento.

Mi agradecimiento a usted
(Jotabém)

Ha sido de gran agrado,
los libros le hayan gustado.

Usted demostró grandeza
al componer con destreza,
que parecía simpleza...
¡Fue el segundo a la cabeza!

No hice más que proveer
lo que hubo usted merecer,

y eso ha quedado avalado.
Agradezco la belleza
de ese poema a su haber.


(Gracias y felicidades nuevamente, Rafael H. Lizarazo, por su segundo lugar entre 243 que se presentaron al concurso Jotabeando USA/ 2018)

Marta María Requiro Dueñas

sábado, mayo 04, 2019

BOYACÁ BICENTENARIA





Fue justo ahí, justo al frente del Monumento a Simón Bolívar erigido en el Glorioso Puente de Boyacá, en donde un día comprendiera todo lo que representa nuestra heroica tierra. Eso fue por allá en el año de 1969 durante la conmemoración del "Sesquicentenario de la Independencia", año en el cual hubo grandes celebraciones y se hicieron promesas que aún esperan ser cumplidas. Cincuenta años después mi terruño boyacense sigue en el ostracismo, seguimos esperando el justo reconocimiento por nuestro invaluable aporte al engrandecimiento de nuestra patria, pero no con medallas ni diplomas ni decretos de honores, sino con intervenciones que generen progreso y bienestar e impartan justicia social.


¡OH, TIERRA MÍA!

¡Salve mi tierra querida! Poderosa y floreciente
demuestra tu gran talante, tu fuerza y tu valentía;
no te amilanes ni sufras, levanta siempre la frente
y haz que todos en el mundo reconozcan tu valía.

Tú tienes preciadas gemas en los dones de tu gente
que fervorosa trabaja con orgullo cada día;
por tus venas corre sangre del pasado en el presente
y guardas de los ancestros toda su casta bravía.

Eres tú mi patria chica, sin dudarlo, un paraíso
que atesora la simiente del progreso y del saber,
y en tu suelo la esperanza radiante florecerá.

Serás tierra bendecida, lo serás porque Dios quiso
darte lustre e hidalguía para que alcancen a ver:
las nuevas generaciones tu grandeza, ¡oh, Boyacá!

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Monumento al Libertador
Puente de Boyacá


miércoles, mayo 01, 2019

EN ESTE MES DE MAYO...





Todos en este mundo tenemos un padre y una madre, es natural. Yo nací, fui engendrado por un padre y gestado por una madre, la dulce mujer que me acunó en su vientre. Racionales e irracionales nacen, crecen, se reproducen y mueren, es la ley de la vida. Para los unos y quizás para los otros, la ausencia duele, la pérdida nos deja desolados: se extraña, se añora, se sufre ante lo irreparable, y aunque pase el tiempo no se acostumbra uno a la falta física del ser amado. Todos los días, pero mucho más en este mes dedicado a las madres, yo recuerdo a mi vieja... mi viejecita querida, la que me dio todo su amor ayudándome a vivir. Cuánta falte me hace, ella era mi apoyo, era la brújula y el timón de mi barca. Ahora, sin ella, aunque no lo parezca, viajo a la deriva en un tormentoso mar de incertidumbre.

Porque no me ven llorando piensan que la he olvidado,
nada más equivocado... silente vivo penando.


DESVARÍOS

Suelo tomar
tus manos en mis manos,
suelo besar
tu frente con mis labios,
suelo soñar
que aún estás presente…
pero no estás
sé bien que estás ausente.

Suelo mirar
tus ojos en mis ojos,
suelo escuchar
tu voz en mis oídos,
suelo soñar
  que somos dos palomas…
pero no estás
ni a mi balcón asomas.

Suelo abrazar
tu angelical recuerdo,
suelo encontrar
tu rostro en el espejo,
suelo soñar
  que ríes a mi lado…
pero no estás
son cosas del pasado.

Suelo grabar
tu nombre junto al mío,
suelo cantar
tus valses preferidos,
suelo soñar
  que llegas a mi vera…
pero no estás
ya nada es como era.

Suelo soñar,
en mi febril quimera:
volverte a dar
  un beso en primavera…
oh, madre mía,
cuando yo me muera.



__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Mi querida madre
(Del álbum familiar)


sábado, abril 27, 2019

LO QUE NOS CONTARON





Simón Bolívar cruzó el gran río Arauca el 04 de junio de 1819 para reunirse en Tame con Santander, reagrupar los ejércitos y dirigirse a Pore para desde allí emprender el cruce de los Andes por el camino más difícil, pero menos vigilado por los Realistas: El desafiante Páramo de Pisba. Fue una completa odisea con muchas bajas y deserciones que finalmente los llevaría hasta la población de Socha, no sin antes poner en desbandada un reducto enemigo en la población de Paya. Luego hubo enfrentamientos en Gámeza y Tópaga, en el Pantano de Vargas y por último, el 07 de agosto en el Puente de Boyacá, batalla que significó la derrota del ejercito de Barreiro y despejó el sendero para que los patriotas, tres días después, entraran triunfantes a Santafe de Bogotá sin encontrar resistencia alguna sellando de esta manera la independencia y culminando con éxito la Campaña Libertadora de la Nueva Granada.

Los refuerzos que esperaba Barreiro aquí en Boyacá,
en Pienta son atrancados por gentes de Charalá.


BICENTENARIO

En Pore se reunieron
Bolívar y Santander,
para luego la Campaña
Libertadora emprender.

Eran casi cuatro mil
los valerosos soldados,
de Venezuela y Colombia
en el llano reclutados.

Comenzaron su camino
desde la llanura misma,
sufriendo grandes penurias 
en el páramo de Pisba.

En Paya fue la primera
victoria que consiguieran,
y atravesaron los Andes
sin pensar los detuvieran.

En Socha los recibieron
con merecidos honores,
y recuperaron fuerzas
todos los libertadores.

En Tópaga con ahínco
formaron la chichonera,
y en el Pantano de Vargas
izaron nuestra bandera.

Y fue en el Glorioso Puente
donde se hizo realidad,
el sueño tan anhelado 
de obtener la libertad.

Oh, Puente de Boyacá,
Oh, patria por siempre amada,
doscientos años de historia
oh, bandera inmaculada.

  Maltratada...
mi Colombia sufre y llora,
la esclavitud del ahora.



__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Batalla de Boyacá
Martín Tovar y Tovar


martes, abril 23, 2019

ABRIL, OTRA VEZ ABRIL...





Hoy recuerdo que de niño soñaba con ser ciclista o torero o pintor o poeta o algún cantante de esos que sonaban en la radio, pero nunca pensé ser ingeniero, eso sucedió por mera casualidad: andaba yo deambulando por los alrededores del pueblo, cuando al pasar por las vías del ferrocarril vi a un señor de casco blanco dirigiendo una cuadrilla de obreros que trabajaban sobre la carrilera. Me acerqué para indagar lo que hacían. "Soy Director de Mantenimiento", me dijo. "Estamos nivelando la vía férrea para evitar los accidentes". Tal vez, empujado por el destino, resulté matriculado en la facultad de ingeniería gracias a una beca que me otorgaron por ser hijo de una Maestra. Al terminar, trabajé por varios años como jefe en aquella misma vía... fue bonito, ahora soy lo que siempre quise ser.


A MI MANERA

De fracasar me tildan porque no hice
grandes fortunas con la ingeniería,
fracasado, supongo, porque quise
hacer de mis sentires... poesía.

Pero yo me pregunto si el fracaso
o el éxito se miden con monedas,
disfruta del cariño de un abrazo
y del amor sincero mientras puedas.

Yo tengo los haberes necesarios
para poder vivir tranquilamente:
pinceles y colores, libros varios
y una entrañable pluma reluciente.

No soy de los que cargan equipaje
ni llevo grandes cofres con aldaba,
lo apenas suficiente para un viaje
que sólo Dios decide cuando acaba.

Yo acuno las quimeras sosegadas 
de un alma juvenil en cuerpo viejo,
cabello cano, manos arrugadas
y un niño reflejado en el espejo.

Por eso sin destino voy andando
y vago por la vida cual errante,
renazco cada día recordando 
mi juventud amada, tan distante.

Soy feliz, soy feliz a mi manera
y salta el corazón alborozado,
cantando poesía por doquiera
  orgulloso de ser un fracasado.

Hoy, de verdad quisiera,
en mi sesenta y siete cumpleaños:
olvidar los amargos desengaños.



__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: San Laureano, Tunja
Del álbum familiar.


miércoles, abril 17, 2019

LA ESPERANZA PERSISTE





Cuando llegué a la Plaza de Bolívar ya la catedral estaba atiborrada, había feligreses hasta en el atrio y las escaleras de acceso. Por tal motivo y, sin más remedio, hube de escuchar el "Sermón del Domingo de Ramos" desde la plataforma exterior, bajo un cielo gris plomizo, que le daba al ambiente un místico aire de solemnidad. El resumidas cuentas, la homilía hablaba del amor, de ese amor que nos enseñó Jesús, el que todos debemos guardar en nuestros corazones para que finalmente se haga universal y su triunfo sobre el mal sea el comienzo de una nueva era... la esperanza persiste, al amor insiste.


CORONA DE ROSAS

Humildemente en pos de ti, Señor,
avanzo por la senda de la vida;
humildemente mi alma enardecida
implora por el triunfo del amor.

Humildemente, como el ruiseñor,
que aun prisionero canta sin medida:
humildemente mi alma entristecida
implora bendiciones con fervor.

Sé que con fe conseguiré mi anhelo
de ver el renacer de la esperanza,
al ocaso de tardes lastimeras.

Sé que al final levantará su vuelo
hacia lo eterno la ilusión que avanza
en busca de infinitas primaveras.

Lo sé, lo sé de veras,
  que al fin tu frente blancas golondrinas...
coronarán de rosas, no de espinas.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Plaza de Bolivar, Tunja
Fotografía propia



sábado, abril 13, 2019

EL HOMBRE DE LA BANQUETA





Era aquel pobre hombre una piltrafa humana. Estaba sentado en la banqueta con la cara entre las manos, parecía llorar. Me acerqué, puse mi mano sobre su hombro y le pregunté si podía ayudarlo de alguna manera. "Sí, amigo, me puede ayudar escuchándome por unos momentos, si no tiene usted problema". Me senté a su lado y escuché su historia: "No había en esta ciudad quien no me conociera, fui un hombre de éxito, un hombre caritativo, me quitaba el pan de la boca para ayudar al necesitado. Decisiones equivocadas me condujeron a la ruina, mi reputación rodó por el suelo y todo el mundo me volteó la espalda... ahora no soy nadie, pero aún tengo sueños". Concluyó apesadumbrado.

Escribe con sangre y aprenderás que la sangre es espíritu.
(Federico Nietzsche)

ALMA TRISTE
(Jotabea con estrambote)

La mente positiva y alegre el corazón,
la frente levantada y henchido de emoción.

Así quisiera fuera mi vida tormentosa,
al viento las campanas y todo color rosa;
abrazos y alegría de amante cariñosa
o cantos celestiales al alba deleitosa.

Mas mi ser se doblega tras ires y venires
que agobian y sepultan los mágicos sentires.

  Deseos imposibles, anhelos sin razón,
marchitas esperanzas, desidia presuntuosa
y oscuridad inmensa, por dondequiera mires.

Amargos devenires,
los de aquel indigente sentado en la banqueta,
con gesto pesaroso... con rasgos de poeta.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Hombre en la banqueta.
De la Internet.


lunes, abril 08, 2019

EL CANTOR DE LO SIMPLE





"El Cantor de las Cosas Simples", solíamos decirle. Sus sencillas, pero poéticas letras cantaban a lo cotidiano, a las cosas pequeñitas de la vida, a las que casi siempre ignoramos. José Alberto García Gallo, era su nombre de pila. Nació el 11 de marzo de 1940 en la provincia de La Pampa, Argentina y murió el 06 de Abril del 2019 en Móstoles, Madrid, España. A los 12 años comenzó a componer y a los 17 hizo su debut como cantante. Interpretó canciones comerciales en algunos conjuntos durante varios años, pero luego cambio su estilo por una línea más poética y comprometida. Yo, "En un Rincón del alma", guardaré su recuerdo y "A partir de mañana" volveré a cantar sus canciones para hacer "Castillos en el aire" y alivianar la tristeza que nos cobija de pena "Cuando un amigo se va".


ALBERTO CORTEZ

Quién lo iba a imaginar
que don Alberto Cortez
se iría del mundo, tal vez,
rumbo al eterno cantar.
Cuánto nos hizo soñar
con una, u otra canción,
nacida en el corazón
o guardada con esmero
  para un concierto postrero...
del alma en algún rincón.

Bajo el árbol que plantara
en sus tiempos de niñez,
quedó de Alberto Cortez
la vida que un día soñara.
La muerte le puso cara
y, aunque presente no está,
seguirá por siempre acá
entre la niebla y el frío
  que causan grande vacío...
cuando un amigo se va.

Cual de su ser un espejo
mientras el árbol crecía,
despuntaba y florecía
él se iba poniendo viejo.
Mi voz con amargo dejo
y trémula impavidez,
 declama una y otra vez
con el permiso de Dios
  el triste y último adiós...
a don Alberto Cortez.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Alberto Cortez.
De la Internet.


lunes, abril 01, 2019

MOMENTOS FAMILIARES





Don Tito Antonio Goyeneche Florez, el menor de nuestros tíos por parte de madre, cumplió setenta años en días pasados y allá en su casa de campo nos reunimos la familia en pleno para festejar este magno acontecimiento. Somos con él, casi de la misma edad, nos criamos juntos, como hermanos se podría decir. Compartimos locuras en la niñez, en la juventud y hasta en la época universitaria pues estudiamos la misma carrera y terminamos al mismo tiempo para luego cada cual emprender su propio camino por la vida. Por tantos y tantos motivos quisiera de corazón dedicarle estas estrofas para felicitarlo y desearle muchos años más de vida... Dios lo guarde y lo bendiga estimado tío Tito.


A DON TITO
(En sus 70 años)

Con cariño especial 
hoy le vengo a cantar
a don Tito en su día:
por la felicidad,
por la buena salud
y la sabiduría
de vivir siempre así
rodeado de amor, 
  de familia y amigos...
con la tranquilidad 
que nos brinda el obrar
como fieles testigos.

Que los cumpla feliz,
que los vuelva a cumplir,
que los siga cumpliendo
y que pueda tener
el permiso de Dios
para seguir viviendo,
por muchos años más
disfrutando el calor
  de sus hijos y nietos...
para poder volver
a cantarle otra vez
y ofrecer mis respetos.

Qué los cumpla feliz
 y que pueda alcanzar 
sus anhelos completos.





__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen:: Momentos familiares
De mi móvil


viernes, marzo 29, 2019

COMO LAS FLORES...





La Rima Jotabé, tal como las flores, continúa creciendo y expandiendo su aroma por distintos lugares en el mundo, dejando huella por donde quiera pasa y obteniendo más adeptos que se unen a la causa enamorados de esta bella y novedosa estructura poética. Ha concluido el "VIII Certamen Poético Internacional Rima Jotabé", en el cual participaron 226 poetas de diferentes países para obtener un total de 475 obras escritas en  las diferentes variantes aceptadas para este vanguardista estilo de poesía. Como Jotabero que soy, he participado en este Certamen con el poema que hoy les comparto; felicito a todos y cada uno de los premiados y les auguro muchos éxitos en sus quehaceres literarios.


TARDÍAS ILUSIONES
(Jotabea con estrambote)

Llegaron a mi vida tardías ilusiones,
y ahora escribo versos, poemas y canciones.

No fue premeditado, fue cosa del destino,
que las musas cruzaran volando mi camino
y, con un suave manto de terciopelo y lino:
arroparan donosas mi aventurero sino.

Hoy… es la poesía mi pan de cada día,
mi fúlgida esperanza, mi paz y mi alegría.

Renazco embelesado con nuevas emociones
y pinto con mis versos un mundo purpurino,
manteniendo presente mi lúcida porfía.

Es dulce melodía…
mi lúcida porfía que crece y se agiganta,
y en aciagas mañanas con alborozo canta.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Libros y flores
De la Internet


viernes, marzo 22, 2019

NO HA SIDO EN VANO





Ha sido difícil, mas no ha sido en vano. Hace unos veinticinco años llegué a la ciudad de Tunja para comenzar de cero, para emprender una nueva vida y realizar un viaje sin regreso por un camino para mí desconocido, por un camino que aún lo sigo andando aunque ahora mis pasos sean más lentos. Mas no ha sido en vano, lo repito, pues de la mano del ser que me acompaña hemos logrado mantener la barca a flote y a pesar de las dificultades hemos criado y educado a nuestros hijos, ya pueden emprender su propio vuelo... ahora disfrutamos lo sencillo con la tranquilidad de haber cumplido.


FELICIDAD

A mí me hace feliz ver las palomas
bebiendo de los charcos en la calle;
o contemplar tus ojos si te asomas
y brillas como el sol allá en el valle.

A mí me hace feliz el horizonte
pintado con el ámbar ponentino;
o las flores que crecen en el monte
y adornan las orillas del camino.

A mí me hace feliz una sonrisa
del inocente niño, del anciano;
o sentir las caricias de la brisa
y sentarme debajo de un manzano.

Arriesgarme y andar por la cornisa,
sin haber consultado pitonisa.

A mí me hace feliz cuando me tomas
por el brazo y lo enredas en tu talle;
o disfrutar de un bosque sus aromas
y oír un ruiseñor doquiera me halle.

A mí me hace feliz algún sinsonte
que vuele tras la luz de su destino;
o el pícaro mirar de un polizonte
y el sabor agridulce de un buen vino.

A mí me hace feliz el que sin prisa
camina como simple ser humano;
o el que tiene raída la camisa
y lleva un corazón en cada mano.

Borrar tristeza y llanto con la risa,
sin dejar de rodar cual piedra lisa.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Cinco palomas.
De mi móvil.


lunes, marzo 18, 2019

VESTIGIOS DE LO INVISILE





De vez en cuando saco del baúl de los recuerdos algunos pequeños objetos que fueran de mi padre: su radio de pilas, su reloj de cabecera, su baraja española, su linterna eveready, su afeitadora, sus gafas de lectura y una libretica de apuntes con anotaciones de su puño y letra. Los contemplo, siento en ellos su presencia y lo veo con el radio pegado a la oreja o en el  patio trasero parado frente al vetusto espejo retocándose el bigote con un lápiz de mina negra. Entonces... me da por pensar que uno no se va para siempre, que permanece presente en las cosas que le pertenecieron en vida, esas cosas que parecen insignificantes pero que mantienen vivos los recuerdos de quienes ya no están en este mundo.

"La verdadera muerte es el olvido"

PARA DESPUÉS
(Jotabé dodecasílabo)

Cuando yo me vaya pónganse mis botas,
mis camisas viejas, mis chaquetas rotas.

Reciten mis versos, canten mis canciones,
denle algunas vueltas a las emociones;
saquen los cuadernos que haya entre cajones
y pinten en ellos rojos corazones.

Echen las botellas de vino en la jarra,
pásense de copas, rasguen la guitarra.

Toquen en el piano tres o cuatro notas,
  escriban poemas, siembren ilusiones...
y brinden alegres en noches de farra.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Pequeñas cosas.
De mi móvil.



viernes, marzo 08, 2019

LAS "VENTERAS" DE MI BARRIO





Las vendedoras ambulantes alegran con su amable sonrisa las calles de mi barrio. Ellas se rebuscan el diario sustento familiar vendiendo de todo un poquito en sus improvisados puestos callejeros, los que arman de madrugada y desbaratan al anochecer, repetidamente, cada día de la semana sin descansar. Las "venteras", como solemos decirles de cariño, son parte del paisaje y contribuyen a nuestro bienestar al ponernos a la mano muchos artículos de primera necesidad evitándonos largos recorridos. Gracias, estimadas amigas por su amable servicio, el cual es piedra angular del patrimonio histórico-cultural de la ciudad actuando como parte vital de nuestra vida económica y social desde hace muchos años.


VENTERAS

Cuando salgo a caminar
por las calles de mi barrio
me saludo con Pilar,
con Margarita y Rosario.

Con Teresa, con Graciela,
con Paola, con Herminia;
con Aurora, con Mariela,
con Rosita y con Cecilia.

Pilar vende los cholados
y Margarita las flores;
Rosario tinto, calados
y algodones de colores.

Teresa vende empanadas
y Graciela chontaduros;
Paola queso, cuajadas
y los duraznos maduros.

Herminia vende altamisa,
Aurora los aguacates;
Mariela la longaniza
y Rosita los tomates.

Y... Cecilia vende abrazos
por unidad y docenas;
vende por jarras o vasos
el jarabe quitapenas.

Las "venteras" de po'aquí
son palomas consentidas;
ellas me quieren a mí
y son bien correspondidas.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: La ventera
De la Internet.


miércoles, febrero 27, 2019

ASOCIACIÓN DE ESCRITORES BOYACENSES





La Asociación de Escritores Boyacenses, "AESBO", es una entidad sin ánimo de lucro creada el 14 de mayo del 2014, con el propósito de agrupar jurídicamente a los escritores de Boyacá. Su fin primordial es la promoción constante de las actividades de los asociados buscando espacios dentro del ámbito cultural a nivel municipal, departamental y nacional mediante la publicación de obras, presentación de recitales y/o realización de tertulias y participación en escenarios tales como festivales, encuentros literarios, ferias del libro y demás actividades conexas que permitan cumplir con el objetivo social. Agradecido y honrado por haber sido aceptado como miembro activo de tan prestigiosa Asociación, seguiré construyendo memoria en pro de nuestro patrimonio cultural a través de mis versos.


MEMORIAS

Hago con mis versos poemas sencillos
e invento canciones y relato historias;
desentierro guacas, revivo memorias
con el sonsonete de mis estribillos.

Me gustan las ranas y los armadillos,
los molinos de agua, las ruecas, las norias;
las habas, los nabos y las zanahorias,
las palomas blancas y los gorrioncillos.

Soy un roble viejo, soy una quebrada
y entre las ovejas soy de la manada,
soy fogón de piedras, soy humo de leña.

Soy yunta de bueyes, soy terreno arado,
  tengo mi palacio con pajas techado...
soy de los ancestros heredad que sueña.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Logotipo de AESBO

jueves, febrero 14, 2019

DÍA DE SAN VALENTÍN





Nosotros aquí en Colombia, por lo general, celebramos el Día del Amor y la Amistad el tercer sábado de cada septiembre, pero no celebramos el día de San Valentín o de los enamorados, ya que es una costumbre foránea que no ha sido bien recibida en el medio de nuestra cultura latina o, por lo menos, en mi entorno. Sin embargo, con un poquito de humor e intentando que no pase desapercibido este día tan especial para los enamorados, he compuesto unos versos alusivos a esta tradicional celebración.


DULCE Y AMARGO
(Jotabem)

I
Día de San Valentín
fue un zaperoco sin fin.

Abrazos que van y vienen,
besos que dicha contienen;
amores que no convienen
y otros que ternura tienen.

Mil flores me regalaron,
muchos mensajes mandaron

desde un lejano confín
los que cariño me tienen
y con gusto saludaron.

II
Para no quedarles mal
hice lo mismo y tal cual.

Pero apenas desperté
abrumado me quedé,
porque sólo un sueño fue
todo lo que disfruté: 

los abrazos regalados
y besos apasionados,

como de azúcar y sal
 sabor de amargo café...
para mis labios ajados.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Juntos los dos.
De la Internet.


domingo, febrero 03, 2019

LA TÍA MARGARITA...





Muy feliz estará don Enrique, otra vez tiene junto a él a su adorada Margarita. Es que la tía Margoth fue una mujer ejemplar: dulce y abnegada esposa, buena madre, buena hermana y buena tía, una tía tan cariñosa que más parecía una mamá. Recuerdo que, en la década de los setenta, durante dos años me acogió en su casa cuando llegué a Sogamoso para terminar mis estudios de bachillerato. En mi tiempo libre, yo le colaboraba con los mandados o con el cuidado de los niños mientras ella hacía las labores del hogar y, en recompensa, me preparaba unos deliciosos huevos revueltos, cafecito y pan. Nos dejaste tía Margothica, pero muy bien sabemos que estarás dichosa junto a tu amado esposo. Descansa en paz... algún día, volveremos a estar reunidos en familia, como en los tiempos felices.


AFLICCIÓN

Una tristeza que atormenta el alma
da vueltas y más vueltas en mi mente, 
es incansable noria que latente
poco a poco de mí, roba la calma.

Como juega la brisa con la palma
tu amoroso vivir sigue presente,
aunque el dolor cual daga reluciente
me agobia día a día, y me desalma.

Siempre será tu vívida presencia
el recuerdo feliz, que en mi camino,
adormezca la pena si se agita.

Fuiste tú, fiel ejemplo de paciencia,
  con amor diste luz a tu destino...
hasta siempre ¡oh, tía Margarita!



__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: La tía Margarita Goyeneche.
Enero 27 1940 - Enero 27 2019



sábado, enero 26, 2019

CINCO AÑITOS DE VIDA...



  
    Tan linda como la luna,

    Amorosa cual ninguna.

    Niña de negros ojitos e

    Inocente, dulce y pura, 

    Albor de gracia y ternura.


                 

Me despertó el timbre del teléfono... era Rafael, el hijo mayor, que con voz agitada me decía que su niña estaba a punto de nacer, que bajara hasta el hospital central y lo acompañara en este maravilloso momento de ser padre por primera vez, que estaba muy nervioso y no sabía qué hacer. Luego de tranquilizarlo, me dirigí hacia el lugar. Impacientes, esperamos por un rato, hasta cuando una amable enfermera nos anunció la grata noticia: la niña y su madre estaban bien, el parto había sido normal sin y ninguna novedad. Cinco años han pasado desde entonces, desde aquel maravilloso día cuando vino al mundo Tania Liseth. Gracias le doy a la vida por permitirme vivir momentos tan lindos.


TANIA

La bella Tania Liseth
cinco añitos ha cumplido,
con su diadema y corsé
y de flores su vestido.

Bonita como ninguna
es la hija de Rafael,
hermosa desde la cuna
y dulce como la miel.

Ángel de mi corazón
desde el ayer hasta el hoy,
grande felicitación
 con mil abrazos te doy.

Que Dios adorne tus pasos
y haga bello tu camino,
para que amorosos lazos
acompañen tu destino.

Los angelitos del cielo
te canten las mañanitas,
y la Virgen con su velo
abrigue tus manecitas.

Nada más lindo en la vida
que tu sonrisa y tus ojos,
mi muñequita querida
remedio de mis abrojos.

Te quiero mucho y te digo
que a pesar de la distancia,
siento tu cálido abrigo
y tu inocente fragancia.

 Años de dichosa infancia...
los cinco que van contigo.



__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Tania Liseth.
Del álbum familiar.

domingo, enero 20, 2019

GALARDÓN INTERNACIONAL





Continúan las gratas noticias en este año 2019. Desde Miami, Florida, recibo la buena nueva de que he obtenido el segundo lugar en el Concurso de Poesía en Rima Jotabé realizado en los Eatados Unidos. Transcribo el correo portador de la noticia: "Estimado poeta: Me complace grandemente anunciarle que ha sido el ganador del 2do Lugar de las obras en español del concurso Jotabeando USA 1. Como la obra en inglés seleccionada presenta tanta calidad como la suya hemos decidido dar el premio en metálico compartido. Le extiendo el diploma en este correo y después del evento le enviaré los libros y el dinero a la dirección que figura en sus datos. ¡Muchas Felicidades! Gracias por su participación. Saludos cordiales. Marta Requeiro". Emocionado y agradecido comparto el poema laureado.


MARIPOSA
(Jotabea con estrambote)

Los golpes que me ha dado la vida no me afligen,
al contrario, más lucha, más pundonor me exigen.

Soy cual la mariposa que de existencia corta
avatares del tiempo sin declinar soporta;
ni el viento ni la lluvia ni el frío, nada importa,
y aprende de la vida que a persistir la exhorta.

Vagando taciturna sobre la verde alfombra,
debajo de la nubes que le proveen sombra:

va en busca de las ninfas que su destino rigen,
son átomos dorados el polen que transporta
entre sus bellas alas… y su fulgor asombra.

Sus ruinas las escombra
y, aunque en su pecho bulle la fiebre del tormento,
no emite ni una queja, ni llanto ni lamento.



__________________


Nota: Adicionalmente, un segundo poema presentado al concurso con el título de "Emigrante", ha recibido "Mención" por parte del Jurado Calificador. Poema que también comparto con alegría. Muchas gracias a los organizadores del concurso por apreciar mis poesías en Rima Jotabé.


EMIGRANTE
(Dos Jotabé)

I
Campos de mi país, hoy tan lejanos:
sus montañas, sus valles y pantanos.

Campos de mi país en el estío,
allá donde feliz cantaba el río…
y cerca de la orilla, mi bohío,
humilde, pero al fin y al cabo mío.

Incontables bellezas naturales,
no encontraré jamás otras iguales.

Anhelos de tornar son sueños vanos,
al sentirme tan solo, siento frío,
y sangran las heridas de mis males.

II
Infinita es la mar que nos separa,
infranqueable y tácita mampara.

Dolor inmenso, su acallar procuro,
sin lograr desterrar feroz conjuro…
que impone al caminar paso inseguro:
destino cruel, terriblemente oscuro. 

¡Oh, mi patria! Mi patria indestructible,
volver allí, parece ya imposible.

Hogar feliz… que en el ayer dejara,
donde nací, donde era el aire puro.
¡Patria inmortal, amor inmarcesible!

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Diploma del Galardón.
Jotabeando USA.


jueves, enero 17, 2019

CAMINO A LA ERMITA





De todo aquello me acordé mientras avanzaba por el sinuoso camino que conduce hasta la colina en donde estaba ubicada la ermita a la Virgen de Fátima. Después del desayuno en la casa que fuera de los abuelos, la que ahora es una posada rural, decidí dar un paseo por los alrededores y, el subconsciente, me llevó de regreso al pasado: volví a ver el sendero bordeado de flores, los rubios trigales, el radiante cielo azul, el arroyo cristalino y aquel hermoso roble bajo del cual acaricié su rostro angelical en un caluroso día del florido mes de mayo, después del Santo Rosario... éramos niños, entonces.


ALBORES

Encima de tus hombros la fronda cabellera
de bucles y adornada con rayo vespertino,
resplandecía imponente aquella vez primera
que mis manos tocaron tu rostro purpurino.

Se convirtió de pronto lo gris en primavera
y florecieron nardos al borde del camino,
tú fuiste en un instante la luz que le pusiera
arreboles al cielo de juvenil destino.

Al contemplar tus ojos de bellos resplandores
de la pasión brotaron los místicos albores,
volaron mariposas sobre un trigal sereno

y todo fue alegría, ternuras y primores
  en medio del paisaje pintado de colores…
al palpitar ardiente de tu amoroso seno.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Camino a la Ermita.
Pedro Roldán.


Mi foto
Hacedor de versos, creador de canciones e inventor de historias.
Ingeniero de profesión, pero artista por vocación, o por lo menos, eso intento en pro de la conservación de nuestra identidad cultural. Nací en Paz de Río, Boyacá, Colombia, en un 23 de Abril del año 1952. Actualmente, resido en la noble y culta ciudad de Tunja, capital de nuestro hermoso Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto acompañado de la guitarra, monto en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo mis amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador con ganas de ser poeta y... de mis versos, cantor.

Archivo por etiquetas

Los que vuelan conmigo

Seguir por correo electrónico

Buscar contenido en este blog