domingo, diciembre 01, 2019

UN PAÍS RESQUEBRAJADO...





Las protestas, las marchas, los desmanes y los enfrentamientos entre dos polos opuestos que agobian a Colombia por estos días, son un clara señal de que la paz esta lejana, de que la injusticia social causa el resquebrajamiento de la institucionalidad y genera desconcierto general. Los anhelos de paz de los colombianos son objeto de extrañeza para los observadores externos, quienes se preguntan cómo un pueblo ha podido sobrevivir con tanta zozobra y es lastimoso admitir que no hemos podido, desde todos los extremos, sacudirnos de nuestros esquemas para suscribir un acuerdo social que esté por encima de los intereses mezquinos y personales de aquellos empeñados en ostentar el poder a cualquier costo sin pensar por un momento en que nuestro país saldrá del ostracismo cuando todas las corrientes propendan por el progreso y el bienestar del pueblo... la unión construye, la mezquindad destruye.


DOLOR DE PATRIA

A mi me duele la patria
cansada ya de sufrir, 
me duele ver a los niños
creciendo sin porvenir.
Me duelen los estudiantes
y también los policías,
me duelen los campesinos
que luchan todos los días.

Me duelen los sin trabajo,
 los maestros, los obreros,
los médicos, los artistas
y también los ingenieros.
Me duelen los que reciben
como respuesta una coz,
los que mueren de repente
cuando levantan la voz.

A mi me duele la patria
masacrada y destruida,
me duele ver a los viejos
con la esperanza perdida.
Me duelen todas las madres
que añoran una caricia,
de los hijos que murieron
entre el odio y la sevicia.

Me duelen los poderosos
esclavos de su grandeza,
y mucho más los de abajo
sumidos en la pobreza.
Me duele de sur a norte
mi atormentada nación,
mi patria que ha padecido
por los siglos la opresión.

Me duele mucho, me duele,
lo siento en el corazón.
Me duele mucho, me duele,
mi atormentada nación.




__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Colombia herida 
(Udenarperiodico.com)

16 comentarios :

  1. Mucho dolor, tienes razón, mi querido Rafael.

    Abrazos grandes!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Tremendo el grito Rafael, de ese tu dolor que es el dolor de todo ser humano que se precie y que busca siempre la justicia, la solidaridad y equilibrado desarrollo de los pueblos, sin sátrapas que lo desmantelen...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Rafael, qué tristeza de país, donde cada día se aumenta la brecha social, y se acrece la pobreza y la miseria. Qué buena conjunción de versos y música, eb este dolor de poema. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  4. Mucho dolor, demasiado dolor, para un país que podría atender bien a todos sus habitantes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. De una tristísima situación te ha salido un bello poema.En España también lo estamos pasando mal por políticos corruptos y por los independentistas que quieren separarse de España a la fuerza saltándose todas las leyes y no nos dejan vivir en paz...muy triste situación también que yo no había vivido nunca.Deseo que se solucione lo de tu patria y podáis vivir en paz y armonía.Saludos

    ResponderEliminar
  6. Versos con mucha musicalidad y que reflejan muy bien la realidad que te rodea.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Un poema que llega hondo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Todos en general cuando llegan al poder "DICEN" que lo que más desean es el bienestar del pueblo ¡Cuanta falsedad!. Deseo lo mejor para tu país y todos los que sufren por conflictos parecidos. Tu poema es desgarrador pero muy bello.

    Un abrazo Rafael.

    ResponderEliminar
  9. Cuando la patria duele muy hondo en el alma duele y allí sólo llega la poesía como la tuya para sanarla y dejar constancia...

    Me has conmovido, Rafael, una vez más.

    ResponderEliminar
  10. Tu sentimiento es compartido ampliamente, Rafael, hay un destino común a muchos países que no logran unir a su mismo pueblo, como le decía hace poco a una amiga del blog, deberían aparecer naves extraterrestres para que volquemos la atención ahí y nos unamos los pueblos, un abrazo!

    ResponderEliminar
  11. Aparte del problema colombiano de las guerrillas, veo Rafael que ustedes y nosotros en Chile padecemos de dramas similares, en el caso nuestro con violencia desatada y destructiva bajo cuyo marco es muy difícil construir acuerdos, certezas y paz.

    ResponderEliminar
  12. Comparto ese dolor por mi querido país. Argentina está sufriendo....
    Saludos

    ResponderEliminar
  13. En resumen, nos duelen las injusticias de este mundo. Un saludo cariñoso para Colombia.

    ResponderEliminar
  14. Mucha tristeza amigo,cariños.

    ResponderEliminar
  15. Una oleada comenzó por acá al sur donde yo vivo, que no lo podíamos creer y si era necesario ese decir ya basta de este sistema económico opresión de diferentes maneras...y claro salir y pedir no hay engaño cuando la justicia según se entienda es necesario rectificar y en mucho...y dentro de ello surge lo mejor y peor del ser humano...aquí hay ciudades que están como si la hubiese tirado un tornado o una bomba, muchos recogen a sus mártires de ambos lados, otros mutilados de porvida...y los políticos de siempre peleándose entre ellos haber que dar al pueblo que patalea sin cesar , pero ellos sin perder sus privilegios...no hay según mi ver ningún sector político que te de seguridad en la vida de una nación,desde tiempos inmemoriales hemos sido vandalizados...y la corrupción de todo tipo hace el resto, que han vendido hasta lo inimaginable y después rasgan vestiduras...
    Hay un gran dolor en el mundo, porque nos olvidamos de Dios, pues cada quien ahora debe buscar ese refugio, siento que peores tiempos se nos avecinan...al menos segamos hasta que la voz se enmudezca y se termine la Internet a llamar al ser humano a verse realmente y volver sus ojos a lo divino, que lo terrenal ya nos pasó la cuenta ...desatar las amarras quizás ahí si logremos la verdadera libertad.
    solidarizo contigo, porque somos del mismo dolor.

    ResponderEliminar
  16. Todas las madrugadas oro por Colombia...para que no se convierta en otra Venezuela o Cuba. Lo mismo hago por Chile

    ResponderEliminar

Mi foto
Hacedor de versos, creador de canciones e inventor de historias.
Un artista autodidacta por amor y vocación, o por lo menos es lo que lo intento, en procura de la conservación de nuestra identidad cultural. Nací en Paz de Río, Boyacá, Colombia, en un 23 de Abril del año 1952. Actualmente, resido en la noble y culta ciudad de Tunja, capital de nuestro hermoso Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos, que en algunas ocaciones, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto acompañado de la guitarra, monto en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo mis amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador con ganas de ser poeta y de mis versos cantor.

Archivo por etiquetas

Los que vuelan conmigo

Seguir por correo electrónico

Buscar contenido en este blog