domingo, febrero 26, 2017

TRAGOS AMARGOS





"Ahora no tengo nada, no tengo a nadie, ya nadie me extrañará", me dijo Luciano (mientras bebía un trago de esos amargos, de los que desgarran la garganta). Había conocido a una mujer muy agradable y estaba locamente enamorado, pero ella era libre como el viento, era una mariposa vagarosa y no permanecía por mucho tiempo en el mismo lugar... se fue de improviso. Luciano se quedó con su amor y su pena. No he vuelto a saber de él, hace tiempos no lo veo, nadie da razón de su paradero: algunos dicen que está muerto, otros aseguran que enloqueció y deambula de pueblo en pueblo.


AMOR Y PENA

I
En mi delirio te llamo.
¡Yo te amo!

Sin tu amor me desespero.
¡Y muero!

Es grande mi frenesí.
¡Por ti!

Porque desde que te vi
siempre estás en mi cabeza,
y lo digo con certeza:
¡yo te amo y muero por ti!

II
Si no estás soy un despiste.
¡Voy triste!

Soy como un cisne sin lago.
¡Divago!

Tu pronto regreso imploro.
¡Y lloro!

Porque tus besos añoro
e insufrible es mi condena,
y cual un ánima en pena:
¡voy triste, divago y lloro!

___________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: De la Internet.


miércoles, febrero 22, 2017

COSAS COMO TÚ...





Rodeados de los hijos, los nietos, algunos parientes y unos cuantos amigos, hemos celebrado los cincuenta años de Merceditas, la "Jefa" de la casa. Fue algo sencillo y muy intimo, organizado por Fernanda y Paola, las hijas, que nos han regalado esta bonita sorpresa en este día tan especial para nosotros. Muchas gracias a las hijas por el detalle tan especial y, a la señora Mercedes, una amorosa felicitación con mis mejores deseos porque el amor y la unión familiar nos sigan cobijando como ha sido desde siempre... la familia es la razón de la existencia y el jardín donde florece la vida.

Hoy amanecí con ganas de dedicarte un bolero,
y susurrarte al oído lo mucho que yo te quiero.


A MERCEDITAS

Hay fiesta en el dulce nido
y nuestro cariño aumenta,
porque mi amor consentido
ha llegado a los cincuenta.

Cuando nos flechó cupido
me rondaban los cuarenta,
 desde entonces he vivido
la vida siempre contenta.

Te agradezco Merceditas
el calor que me has brindado
a través de tantos años.

Con las flores más bonitas
y... un bolero dedicado:
te deseo ¡Feliz Cumpleaños!

___________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.





domingo, febrero 12, 2017

LA HIJA DEL CAPORAL





Estelita era una joven muy hermosa, hija del caporal. Ernesto era un apuesto muchacho, arreglador de caballos, y Don Pacomio, era el patrón, el dueño de la hacienda. Entre los tres tejieron una triste y cruenta historia que sucedió por estos lares hace muchos años. Según las habladurías, Don Pacomio le había echado el ojo a la jovencita, pero ella no le paraba bolas, estaba enamorada de Ernesto y le había aceptado su propuesta de matrimonio. La boda se realizó muy a pesar de las advertencias del patrón, pero nadie se imaginaba que las amenazas fueran serias y que todo terminara tan mal.


ESTELITA

El domingo fue la fiesta
del casorio con Ernesto,
con mariachis, con orquesta
y banquete, por supuesto.

Y el lunes de madrugada
la mataron, a Estelita,
al otro día de casada
cuando iba para la ermita.

Ella siempre le imploraba
a la Virgen del Pilar,
y tal como acostumbraba
aquel día fue a rezar.

Pero no llegó a la ermita
pues a mitad de camino,
cumpliría la exseñorita
su cita con el destino.

Aguardando a que pasara
la acechaba muy molesto,
el hombre que despreciara
por casarse con Ernesto.

Tres balazos retumbaron
por los aires del poblado,
a Estelita la encontraron
con su rosario empuñado.

El malvado Don Pacomio
está purgando condena,
y Ernesto en el manicomio
pues enloqueció de pena.

Así termina la historia
de la famosa Estelita,
la que enviaron a la gloria
por ser humilde y bonita.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: De la Internet.



domingo, febrero 05, 2017

EN RECUERDO DE MI MADRE





El Semillero Cultural, Artístico y Deportivo de Boyacá (Semcayd) es un quehacer autogestionado de carácter social, que llevará por nombre el de la Señora "Elvirita Goyeneche de Lizarazo", en homenaje a la vida y obra de mi abnegada madre en su labor como Maestra Rural, durante casi cuarenta años. El trabajo se orientará hacia la recuperación, la promoción y la difusión de las diferentes tradiciones a nivel cultural, artístico y deportivo en el Departamento de Boyacá. Se incentivará en los niños, los jóvenes, los adultos y adultos mayores la práctica de las mismas, utilizando la poesía y la música como instrumentos de trasmisión oral, para sembrar la preciada semilla de costumbres ancestrales.


TU NOMBRE

¡Oh, madre, no te encuentras a mi lado
y sufre por tu ausencia el corazón,
te cuento que cual niño emocionado
en tu honor he sembrado una ilusión!

Tu nombre llevará bien remarcado
con letras de colores y un listón,
para que permanezca tu legado
en el pueblo y en toda la región.

Tú fuiste vivo ejemplo de templanza,
  de lucha y de servicio, de alegría,
  de entrega, de bondad y de cordura.

Nos dejaste magnífica enseñanza,
pues tu voz cariñosa repetía:
el amor se prodiga con premura.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.



Información del Autor

Mi foto
Un soñador, simplemente. Hacedor de versos, creador de canciones e inventor de historias. Artista autodidacta por sincera vocación y amor al arte, poeta lírico tradicional e ingeniero de profesión. Paz de Río, Boyacá, Colombia. 23 de abril del año 1952.

Los que vuelan conmigo

Seguir por correo electrónico

Buscar contenido en este blog