domingo, febrero 12, 2017

LA HIJA DEL CAPORAL





Estelita era una joven muy hermosa, hija del caporal. Ernesto era un apuesto muchacho, arreglador de caballos y, Don Pacomio era el patrón, el dueño de la hacienda. Entre los tres tejieron una triste y cruenta historia que sucedió por estos lares hace muchos años. Según las habladurías, Don Pacomio le había echado el ojo a la jovencita, pero ella no le paraba bolas, estaba enamorada de Ernesto y le había aceptado su propuesta de matrimonio. La boda se realizó muy a pesar de las advertencias del patrón, pero nadie se imaginaba que las amenazas fueran serias y que todo terminara tan mal.


ESTELITA

El domingo fue la fiesta
del casorio con Ernesto,
con mariachis, con orquesta
y banquete, por supuesto.

Y el lunes de madrugada
la mataron, a Estelita,
al otro día de casada
cuando iba para la ermita.

Ella siempre le imploraba
a la Virgen del Pilar,
y tal como acostumbraba
aquel día fue a rezar.

Pero no llegó a la ermita
pues a mitad de camino,
cumpliría la exseñorita
su cita con el destino.

Aguardando a que pasara
la acechaba muy molesto,
el hombre que despreciara
por casarse con Ernesto.

Tres balazos retumbaron
por los aires del poblado,
a Estelita la encontraron
con su rosario empuñado.

El malvado Don Pacomio
está purgando condena,
y Ernesto en el manicomio
pues enloqueció de pena.

Así termina la historia
de la famosa Estelita,
la que enviaron a la gloria
por ser humilde y bonita.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: De la Internet.



20 comentarios :

  1. Bonito y triste romance.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Triste,pero bonito,abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  3. Precioso romance en cuartetas que suena de maravilla aunque la historia sea triste.
    Esplendido Rafael.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Un horror, qué les pasa a algunos hombres que deciden por la muerte el no obtener el favor de una mujer? Un abrazo Rafael1

    ResponderEliminar
  5. Una historia muy triste, que pena que una recién casada y llena de ilusiones tuviera que morir por la maldad de un criminal.Muy emotivo el poema.Saludos

    ResponderEliminar
  6. Maravilloso y triste poema al mismo tiempo Rafael. Como siempre, la víctima una mujer a manos de un hombre... es un horror ese machismo que lleva a muchos hombres a verter sangre inocente, porque se creen muy hombres. Felicitaciones por tu romance.

    Mi cariño con un abrazo.
    Ángeles

    ResponderEliminar
  7. Qué triste historia!!. Lástima de ilusiones rotas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Hay amores que no perdonan, que historia tan triste y bonita a la vez tal como tu las has redactado.
    Feliz día de San Valentín.

    ResponderEliminar
  9. No hay duda de que tienes mucho arte para versar, aún siendo un poema triste, siempre logras que nos sintamos a gusto cuando te leemos.
    ¡Penosa historia! ¡Lástima que todos los amores no acaben bien!
    Cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
  10. Tu sensibilidad nos regalas en este suceso tan triste
    Cariños

    ResponderEliminar
  11. Hay muchas historias como ésta.
    Admiro tu habilidad para componer.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Tremenda historia Rafael. Aunque no queramos reconocerlo, hubo tiempos en diversas latitudes, en que ese tipo de acontecimientos eran comunes.

    ResponderEliminar
  13. Una historia triste Rafael. Observo cada vez que entro en tu blog que tienes mucha facilidad para componer versos sobre muchos temas. Enhorabuena. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

    ResponderEliminar
  14. La historia me ha hecho caer las lágrimas, el tal Pacomio por mucho que purgara condena, no sería suficiente para pagar lo que hizo.

    Un abrazo amigo Rafael.

    ResponderEliminar
  15. Interesante historia. Como siempre un lujo leerte. Mi abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Rafael, bien podría ser letra para un corrido, al cual le pusieras música. TRágica historia. El amor, a veces nos muerde el lado oscuro del corazón. Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar
  17. Una muerte sin sentido
    por amores desafortunados...
    y el que queda vivo sin consuelo

    ResponderEliminar
  18. Entrañable y triste historia, que suele haber en los pueblos. Bellos versos de homenaje. Un abrazo

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.

Archivo por etiquetas