lunes, diciembre 30, 2019

OTRO QUE SE VA...





Después de todo, como lo mandan las leyes naturales, también a don querido Año Viejo le llegó la hora de convertirse en viajero del tiempo yéndose al más allá y debe partir para siempre dándole paso al siguiente. Poco a poco los días fueron pasando y las hojas del calendario cayeron una a una como caen las de los árboles en el otoño, finalmente su misión mundo está a punto de terminar. Se va y nos deja con los recuerdos de tantas cosas vividas: las alegrías, las tristezas, los éxitos, los fracasos, menos ímpetu, más canas y también más experiencia, pero menos juventud... así es la ley de la vida, nadie la puede esquivar y debemos seguir en la lucha, pues mientras el corazón palpite existirá la esperanza. ¡Feliz Año Nuevo, amigos!, la vida hay que celebrarla con abrazos y cariño para poder disfrutarla.


AÑO VIEJO

Me deja entre muchas cosas
 este dos mil diecinueve:
un año más en la espalda
 y en mis cabellos la nieve.

Así es la ley de la vida
 nacer, crecer y morir,
por eso a todos nos toca
 tarde o temprano partir;
el tiempo se va, no vuelve,
mas otro habrá de venir
a traernos la esperanza,
la alegría o el sufrir.

Adiós, para siempre adiós
entrañable añito viejo,
mi gratitud y cariño
en estos versos te dejo.

Te marchas muy despacito
mientras el confeti llueve,
y entre pitos y tambores
al nuevo hay que recibir.
Te vas y también te quedas, 
como el dulce vino añejo.

El espejo
me hace ver cuando lo miro:
que la vida... es un suspiro.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: El Caminante
(Ana Echebarría)


lunes, diciembre 23, 2019

TIEMPO PARA AGRADECER





Sea esta mi manera de agradecer sinceramente a tantos y tantos amigos de las diferentes latitudes que dedican parte de su tiempo para leer mis ocurrencias y que de una u otra manera están presentes en mis constantes publicaciones. A los que frecuentan este blog, a los que me siguen en las redes sociales y a los que me conocen de vista; a mis estimados compañeros de la Rima Jotabé, a mis paisanos de la Asociación de Escritores Boyacenses y, en general, a quienes han estado a mi lado en este trajinar literario... para todos y cada uno, mi más afectuoso Saludo de Navidad y mis mejores deseos por su felicidad. Después de todo, solamente nos quedan los amigos, los verdaderos amigos. Gracias, mil y mil gracias, sin ustedes nada de esto sería posible, sin ustedes no tendría sentido escribir ni un renglón, sin ustedes estaría en el limbo, ustedes iluminan mi existir. Dios les pague por tanta bondad.


A LOS AMIGOS

Tiempo de amor, de paz y de alegría
para la humanidad es el Adviento
que embriaga con razón el alma mía.

Aromas de ilusión arrastra el viento
a su paso por pueblos y ciudades
bajo el fúlgido azul del firmamento.

Tiempo de celebrar las navidades
y ofrecer un saludo, una sonrisa
estrechando los lazos de amistades.

Bendecir al Señor por esa brisa
que impulsa mi velero suavemente
 sobre la mar a navegar sin prisa.

Hoy en mi corazón está presente
un profundo y sincero sentimiento
de fe para brindar por el ausente.

No sale de mi boca ni un lamento
y a pesar de los golpes sin medida
disfruto del vivir cada momento.

Porque tengo la voz comprometida
para ser en verdad agradecido
con todos los amigos de mi vida.

A ninguno de tantos yo lo olvido
y a todos los abrazo en la distancia
con alma de chaval enternecido.

Mil gracias por la mágica fragancia
de los bellos jardines que florecen
y brindan amistad en abundancia.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Tarjeta navideña
(De la Internet)

miércoles, diciembre 18, 2019

DE TUNJA PARA COLOMBIA





El Aguinaldo Boyacense es un evento catalogado como Patrimonio Cultural que se realiza anualmente en la noble e hidalga ciudad de Tunja, Boyacá, Colombia entre el 16 y el 22 de diciembre. El Aguinaldo Boyacense tuvo su primera versión en el año de 1955 como una festividad oficial del municipio la cual se le debe al sargento de policía Carlos Júlio Umaña Torres a quien se le ocurriera disfrazar a unos subalternos para sacar la Navidad a las calles, dando así inicio a esta tradición que se institucionalizó cuatro años más tarde y es por tal motivo que se le conoce como la fiesta más antigua de todo el país. Es un importante acontecimiento de carácter popular que identifica la región y pertenece a su acervo histórico. Durante la tradicional celebración se pueden disfrutar variadas atracciones tales como desfile de carrozas y comparsas, verbenas, conciertos, recitales, exposiciones, deporte y mucho más.


AGUINALDOS

La ciudad está embebida
en las fiestas decembrinas,
se desentiende la vida
de las constantes rutinas
y la dicha nos convida.

El bullicio de alegría
suena por doquiera te halles,
se cantan de noche y día
villancicos por las calles
en constante sinfonía. 

La concordia nos abraza
entre brillantes reflejos
de las luces, que en la plaza,
se divisan desde lejos
cual de tizones la braza.

Hay carrozas, bailarines,
comparsas, verbenas, gozo
y alocados matachines
que expanden el alborozo
por toditos los confines.

Contagioso es el furor
de la música festiva,
todo vibra en derredor
y ningún paisano esquiva
un traguito de licor.

De espíritu navideño
el alma grata se inunda, 
el dolor se hace pequeño
y en el corazón fecunda
la paz en cálido sueño.

Ricos y pobres unidos
sin importar diferencias
se abrazan entretenidos,
y se olvidan malquerencias
por nueve días seguidos.

Ya rezamos la novena
en santa fraternidad,
 y una campana que suena
anuncia la Navidad
en bella noche serena.

Del cielo baja una luz
que anuncia la salvación,
para morir en la cruz
y... darnos la redención:
en Belén nació Jesús.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Póster del Aguinaldo
(Alcaldía de Tunja)

VER GALERÍA FOTOGRÁFICA 

viernes, diciembre 13, 2019

EL TURISMO NAVIDEÑO





Ha comenzado la temporada navideña, las ciudades se iluminan con infinidad de luces multicolores cuyo intrínseco propósito se orienta hacia lo comercial. Calles y plazas se miran espléndidas a primera vista, pero el brillo de los adornos no logra ocultar las desigualdades sociales ni los sufrimientos de quienes nada tienen, de aquellos despojados y/o desterrados que se ven obligados a mendigar en las ciudades ante la indiferencia de una sociedad mercantilista y cínicamente cruel. Una pregunta da vueltas insistentemente en mi cabeza: ¿Cuánto dinero se gastarán los gobiernos municipales en la instalación de estos alumbrados y cuántas familias en extrema pobreza podrían tener un techo, un plato de comida, una medicina o alguna esperanza con estas millonarias inversiones? Al menos, los niños sentirán un poquito de alegría, cuando asombrados contemplen la luminosa fantasía.


AMARGA NAVIDAD
(Jotabé con estrambote)

La ciudad bellamente iluminada,
injusticia social... disimulada.

En la calle se ven los desplazados
y mendigos sufriendo abandonados,
mujeres, niños, viejos olvidados
que por la sociedad son ignorados.

Cual humildes barquitos de papel
a merced de la mar, sin timonel.

Por compañera de su andar, la nada,
y en su boca mendrugos reciclados.
Ah, humanidad, mercantilista y cruel.

Navidad en la piel,
festiva o pesarosa, blanca o negra:
a unos hace llorar, a otros alegra.



__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Alumbrados en Boyacá
Inferior: Desplazados
(De la Internet)

martes, diciembre 10, 2019

DESEMPOLVANDO RECUERDOS





La ovejita Marilín era una corderita blanca y juguetona que, si no estoy mal, fue un regalo de mi abuelo Tito cuando cumplí los siete años de edad para que la diera al aumento y así formara mi propio rebaño; era de carita tierna y de grandes ojos negros que miraban con cariño. Doña Ricarda, una amiga de la familia, tenía su parcela a la vera del camino que iba desde el pueblo hasta la vereda de Colacote y, a ella, se la encomendamos con el fin de que la terminara de criar. Cada que pasábamos por ese lugar, rumbo a la escuela donde mi madre laboraba como maestra rural, Marilín presentía mi presencia y brincando por entre los matorrales salía a saludarme. Pasó en tiempo, la ovejita creció y se hizo adulta, organizó familia, tuvo varios hijos y vivió muy feliz alegrándome la vida hasta que murió de vieja... de recuerdos me dejó una ruana y varias cobijas hechas con su blanca lana.


MARILÍN

Mi ovejita Marilín
no era una oveja cualquiera,
saltaba por el jardín
como si de goma fuera.

Seda tenía por lana
y por ojos candelillas,
era amiga de una rana
y comía granadillas.

Remilgosa me miraba
con amor y mucha gracia,
cual la rubia que adornaba
la pared de la farmacia.

Jugaba con un ternero
y le gustaban los gatos,
usaba ruana, sombrero
y de fique los chocatos.

Fue un regalo del abuelo
por los siete años cumplidos,
yo la cuidaba con celo
allá por los tiempos idos.

En las montañas creció
con la señora Ricarda,
dos corderitas me dio
una blanca y otra parda.

Me dio también harta lana
radiante como la nieve,
para tejer una ruana
y cobijas siete o nueve.

Se murió de viejecita
mi adorada Marilín,
tan graciosa y tan bonita
con carita de arlequín.

No se ha ido, porque al fin,
en mis recuerdos habita.
¡Vaya!, por dios... ¡qué trajín!

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Postales de mi Boyacá
(Boyacá al día - @juafercano)


miércoles, diciembre 04, 2019

NAVIDAD ES ILUSIÓN





Sarita permanecía muy triste, pasaba las noches en vela contemplando el cielo a través del cristal de la ventana de su cuarto con la esperanza de ver pasar la estrella del oriente, la que guiaría a los Reyes Magos hasta el portal de Belén y anunciaría a los pastorcitos la llegada del Mesías, pero su ilusión se esfumaba al llegar la aurora. "Esta noche me haré la dormida y tal vez así le estrellita se atreva a salir sin temor", pensaba durante el día planeando una nueva estrategia. Se fueron varias noches sin que se cumpliera su deseo y presentía perdida la esperanza cuando, de improviso, en la noche de Navidad sucedió el milagro esperado: una hermosa estrella fugaz iluminó el firmamento y también su pequeña habitación. Admirada y feliz corrió hasta el salón principal para contarle a sus padres lo sucedido y, entonces, encontró bajo el árbol navideño la muñeca deseada... había llegado el Niño Dios.


LA ESTRELLA
(Jotabem con estrambote)

Estrella que vas en pos
de Belén y el Niño Dios.

Eres la luz que nos guía
por el mundo cada día
y... le entregas a María
del amor grande alegría.

Al mundo le das verdad
y a la familia bondad.

Pastores de dos en dos
cantan bella melodía
que anuncia la Navidad.

La deidad
de Jesús recién nacido:
a todos ha bendecido.



__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Martina, la nieta.
(Del álbum familiar)

domingo, diciembre 01, 2019

UN PAÍS RESQUEBRAJADO...





Las protestas, las marchas, los desmanes y los enfrentamientos entre dos polos opuestos que agobian a Colombia por estos días, son un clara señal de que la paz esta lejana, de que la injusticia social causa el resquebrajamiento de la institucionalidad y genera desconcierto general. Los anhelos de paz de los colombianos son objeto de extrañeza para los observadores externos, quienes se preguntan cómo un pueblo ha podido sobrevivir con tanta zozobra y es lastimoso admitir que no hemos podido, desde todos los extremos, sacudirnos de nuestros esquemas para suscribir un acuerdo social que esté por encima de los intereses mezquinos y personales de aquellos empeñados en ostentar el poder a cualquier costo sin pensar por un momento en que nuestro país saldrá del ostracismo cuando todas las corrientes propendan por el progreso y el bienestar del pueblo... la unión construye, la mezquindad destruye.


DOLOR DE PATRIA

A mi me duele la patria
cansada ya de sufrir, 
me duele ver a los niños
creciendo sin porvenir.
Me duelen los estudiantes
y también los policías,
me duelen los campesinos
que luchan todos los días.

Me duelen los sin trabajo,
 los maestros, los obreros,
los médicos, los artistas
y también los ingenieros.
Me duelen los que reciben
como respuesta una coz,
los que mueren de repente
cuando levantan la voz.

A mi me duele la patria
masacrada y destruida,
me duele ver a los viejos
con la esperanza perdida.
Me duelen todas las madres
que añoran una caricia,
de los hijos que murieron
entre el odio y la sevicia.

Me duelen los poderosos
esclavos de su grandeza,
y mucho más los de abajo
sumidos en la pobreza.
Me duele de sur a norte
mi atormentada nación,
mi patria que ha padecido
por los siglos la opresión.

Me duele mucho, me duele,
lo siento en el corazón.
Me duele mucho, me duele,
mi atormentada nación.




__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Colombia herida 
(Udenarperiodico.com)

Información del Autor

Mi foto
Un soñador, simplemente. Hacedor de versos, creador de canciones e inventor de historias. Artista autodidacta por sincera vocación y amor al arte, poeta lírico tradicional e ingeniero de profesión. Paz de Río, Boyacá, Colombia. 23 de abril del año 1952.

Los que vuelan conmigo

Seguir por correo electrónico

Buscar contenido en este blog