jueves, noviembre 23, 2017

ADIÓS A NUESTRO PARQUE





Uno guarda en el recuerdo los sitios en los cuales creció, jugó, se enamoró, bailó, cantó, se embriagó de alegría y hasta lloró. Son lugares inmemoriales que perecen haber estado todo la vida tal y como uno los conoció, pero de repente, a las nuevas generaciones se les ocurre que es necesario abrirle paso al modernismo y resuelven echar por tierra lo patrimonial. Algo parecido sucede ahora con el parque central de mi pueblo natal: lo están demoliendo para construir uno nuevo... tal vez el cambio sea para bien, sin embargo, a mí, me abruma la nostalgia por todo lo vivido en este emblemático lugar.


DULCE AYER

A la sombra de lánguidas palmeras
que había en el oasis de la infancia,
viví de mi existir las primaveras
y aspiré de mil flores su fragancia.

Nació el amor, volaron mariposas
y lauros de colores, me ciñó,
la niña que con manos cariñosas
caricias inocentes me brindó.

Érase un parque donde yo solía
soñar y suspirar en sus escaños,
su destino fatal no lo sabía
lo supe con el paso de los años.

De repente, lo echan por el suelo
para otro nuevo en su lugar poner,
sumido en un amargo desconsuelo
mi pecho al evocar parece arder.

El pasado aún vive y se levanta
en los efluvios de lo que antes fuera,
un ruiseñor revolotea y canta
trayéndome otra vez la primavera.

Vuelvo a mirar palmeras datileras
altivas adornando aquella plaza,
arrullan las palomas guarumeras
y anida en el laurel una torcaza.

Adiós a nuestro oasis encantado,
  con la nostalgia del ayer me alejo...
aunque más bello luzcas renovando
te extrañaré querido parque viejo.

 Un verso con acento acongojado,
a tu recuerdo con amor le dejo.



__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imágenes: Parque de Paz de Río
Del Facebook.


lunes, noviembre 20, 2017

MODELO CUARENTA Y PICO





Lo triste de alejarse de los amigos, por las circunstancias de la vida, es que se nos van muriendo sin que podamos compartir con ellos los postreros años de su existencia en este mundo. Don Antonio Pérez anduvo durante mucho tiempo de para arriba y de para abajo en su volqueta modelo cuarenta y pico, con sus hijos como ayudantes, repartiendo el carbón mineral de casa en casa por las calles del poblado. Cuando yo tenía algún trabajito de construcción, él, era el primero en acercarse a ofrecer los servicios de su "pichirilo" para lo necesario... nos dejamos de ver hace algunos años, antier supe de su muerte.


"CUCHUCO"

Se nos murió Antonio Pérez
el afamado "Cuchuco",
que Dios lo acoja en la gloria
mi estimado don Antuco.

Me perece estarlo viendo
en su volqueta montado,
repartiendo el carboncito
por las calle del poblado.

Modelo cuarenta y pico
dizque era su volquetita,
pero la hacía trabajar
cual si fuera nuevecita.

Bonachón, muy servicial,
bebedor y parrandero,
pero buen trabajador
y como amigo, sincero.

A sus hijos y señora
mi sentida condolencia,
que la vida les conceda
serenidad y paciencia.

Le canto el último adiós
y por epitafio escribo:
¡Lástima que no pudimos
echarnos la del estribo!

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Un volqueta parecida.
Del la Internet.



lunes, noviembre 13, 2017

COMPAÑERA DE AVENTURAS





Hacía ya casi seis meses que no salía a pasear en bicicleta, la tenía abandonada, casi ni me acordaba de ella. Aprovechando el puente festivo del fin de semana, la desempolvé, le hice algunos ajustes y me decidí a pedalear nuevamente por los bellos caminos de mi tierra. Fue un paseo muy agradable a pesar del mal estado físico, pero como la mañana estaba radiante y reverdecían los campos bajo el bello azul del cielo, el cansancio pasó a un segundo plano y pude disfrutar a plenitud de la bella naturaleza.


LA BURRITA

A la que rueda conmigo
y me lleva por doquiera,
a ella mi fiel compañera
la "burrita" yo le digo.
Sobre su lomo prosigo
muy feliz pedaleando,
voy subiendo, voy bajando
mirando el bello paisaje
que viste de verde traje
con pajaritos cantando.

A veces se queda sola,
no corre por el camino,
se hace triste su destino
y ni una queja enarbola.
Si el abandono la inmola
es más grande su penar
cual nostálgico trinar
de ruiseñor moribundo
que partirá de este mundo
al ya no poder volar.

 Al verla tan compungida
la saco de su letargo,
está triste y sin embargo
a pedalear me convida.
Con ella se hace la vida
más agradable, más clara,
el viento me da en la cara
cuando levanta su vuelo,
voy flotando por el suelo
y un angelito me ampara.

__________________




Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Valle de Soracá
Del móvil.


miércoles, noviembre 08, 2017

CHISGA, VÉNDESE ESTA





A don Carlos Julio, en uno de sus repentinos arrebatos, se le ocurrió la genial idea de poner un letrero en la ventana de su casa que decía: “Chisga, motivo viaje véndese esta”. Todos las mañanas, se plantaba junto a la entrada con una libreta de apuntes y un lápiz en la mano esperando para ver a cuántos les picaba la curiosidad e indagaban por el meollo del asunto. –Don Carlitos, ¿Cuánto está pidiendo por la casa?, le preguntaban amablemente, y él furioso les contestaba: –¿Otro sinvergüenza que me quiere sacar del pueblo? –¡Cómo se llama usted para meterlo en la lista!...Por supuesto que, mi padre incluyó a varios en su listado, pero la casa no se vendió, ahora es legado invalorable y factoría de recuerdos.


LA  TRAMPA

Como si fuera zorro en cacería
puso don Carlos singular letrero:
que casa grande con solar vendía
para salir de viaje al extranjero.

Habrase visto inusual porfía
de viejito mañoso y pendenciero,
que formó semejante algarabía
con argucias innatas de trampero.

Libreta en mano y lápiz afinado
enfrente de la casa bien plantado,
a todo el que curioso preguntaba

le formaba ipso facto la camorra,
lo mandaba de un grito hasta la porra
y en lista de no gratos lo anotaba.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: La casa paterna.
Del álbum familiar.


sábado, noviembre 04, 2017

CICATRICES DEL PASADO





Más que las obras de hierro, arena, ladrillo y cemento, nuestro querido Paz de Río necesita programas de recuperación ambiental (bosques, cuencas hidrográficas, laderas y tierras labrantías) esto con el fin de fomentar las actividades agrícolas, ganaderas y afines que favorezcan la permanencia de nuestros campesinos en sus parcelas e incentiven a quienes ya las han abandonado a regresar a sus lugares de origen. Simultáneamente, se podría pensar en el desarrollo de proyectos ecoturísticos que incluyan la adecuación de algunas viviendas rurales y/o urbanas con el propósito de utilizarlas como posada para los visitantes. Se hace imperativo volver la vista hacia lo natural, si queremos perdurar en el tiempo.


MI QUERIDO PUEBLO

Mi querido pueblo
el que antaño tuve por cuna y hogar,
calles polvorientas
donde siendo niño solía jugar;
mi querido pueblo
  hoy sólo me queda triste recordar…
mi querido pueblo,
mi pueblo querido dónde fue a parar.

Vivió en apogeo
mientras sus entrañas lograron saquear,
todo con el  cuento
de que aquello era para progresar;
mi querido pueblo
montañas y ríos parecen llorar…
mi querido pueblo,
mi pueblo querido dónde fue a parar.

Todas sus riquezas
llenaron las arcas en otro lugar,
ahora los barbechos
semejan desiertos, tierra sin sembrar;
mi querido pueblo
  lo que aún nos queda debemos salvar...
mi querido pueblo,
mi pueblo querido dónde fue a parar.

Con el maquillaje
lo ponen bonito por disimular,
ya de nada vale
el mal está hecho, no hay qué celebrar;
mi querido pueblo
  sus venas abiertas he visto sangrar…
mi querido pueblo,
mi pueblo querido dónde fue a parar.

Pido al Dios del cielo
por la nuevas gente que habrán de llegar,
para que comprendan
que agua, bosque y suelo deben respetar;
mi querido pueblo
  ojalá que un día pueda despertar…
mi querido pueblo,
mi pueblo querido dónde fue a parar.

Mi querido pueblo
a sus bellos lares pienso regresar.




__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G. 

Imagen: Huellas de la minería.
Elver Yesid Lizarazo.


miércoles, noviembre 01, 2017

EL RENACER DEL AMOR





No es tarea fácil aprender a vivir en pareja, hacerlo requiere habilidades tan sofisticadas como las de un viejo capitán de barco que conduce su nave a buen puerto, viaje que nunca se atrevería a realizar sin antes haber adquirido los conocimientos necesarios. A pesar de todo nosotros, frágiles seres humanos mal preparados, solemos aventurarnos a emprenderlo confiando en la intuición. Por consiguiente, no es extraño cometer errores que nos aparten del rumbo trazado y, entonces, es cuando se hace necesario volver la vista hacia los cosas simples, aferrándonos a los recuerdos para lograr el renacer del amor.


TELEPATÍA
(Jotabé octonario con estrambote)

De ti guardo aquellos besos primeros que recibí,
las caricias, los abrazos que me diste y que te di.

Pero resulta que ahora me he vuelto a enamorar:
de los gorriones que alegran cada día el despertar,
del sol que cual lamparilla madruga para alumbrar
y de las flores silvestres que no paran de aromar.

También conservo el poema primero que te rimé
y esa canción lisonjera que a tu ventana llevé.

Pero resulta que ahora tu querer ha vuelto a mí,
en las aves, en las flores, en el sol al despuntar
y en poemas o canciones que un día te dediqué.

  El tiempo que se fue...
de la vida en un instante, feliz me lo recordó,
una viajera paloma que a mi ventana llegó.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G. 

Imagen: En el balcón.
De la Internet.



Mi foto
Hacedor de versos, creador de canciones e inventor de historias.
Ingeniero de profesión, pero artista por vocación, o por lo menos, eso intento en pro de la conservación de nuestra identidad cultural. Nací en Paz de Río, Boyacá, Colombia, en un 23 de Abril del año 1952. Actualmente, resido en la noble y culta ciudad de Tunja, capital de nuestro hermoso Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto acompañado de la guitarra, monto en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo mis amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador con ganas de ser poeta y... de mis versos, cantor.

Archivo por etiquetas

Los que vuelan conmigo

Seguir por correo electrónico

Buscar contenido en este blog