lunes, noviembre 20, 2017

MODELO CUARENTA Y PICO





Lo triste de alejarse de los amigos, por las circunstancias de la vida, es que se nos van muriendo sin que podamos compartir con ellos los postreros años de su existencia en este mundo. Don Antonio Pérez anduvo durante mucho tiempo de para arriba y de para abajo en su volqueta modelo cuarenta y pico, con sus hijos como ayudantes, repartiendo el carbón mineral de casa en casa por las calles del poblado. Cuando yo tenía algún trabajito de construcción, él, era el primero en acercarse a ofrecer los servicios de su "pichirilo" para lo necesario... nos dejamos de ver hace algunos años, antier supe de su muerte.


"CUCHUCO"

Se nos murió Antonio Pérez
el afamado "Cuchuco",
que Dios lo acoja en la gloria
mi estimado don Antuco.

Me perece estarlo viendo
en su volqueta montado,
repartiendo el carboncito
por las calle del poblado.

Modelo cuarenta y pico
dizque era su volquetita,
pero la hacía trabajar
cual si fuera nuevecita.

Bonachón, muy servicial,
bebedor y parrandero,
pero buen trabajador
y como amigo, sincero.

A sus hijos y señora
mi sentida condolencia,
que la vida les conceda
serenidad y paciencia.

Le canto el último adiós
y por epitafio escribo:
¡Lástima que no pudimos
echarnos la del estribo!

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Un volqueta parecida.
Del la Internet.



17 comentarios :

  1. Rafael, tus verso sentido y de fino humor, a la memoria de tan singular personaje, transportador de materiales con una volqueta inmemorial, me reporta a un personaje similar que transportaba por la vía principal a San Gil, a las veredas cercanas. SE paraba en la plaza con su "chiva"(no sé por qué las llamaban así), y gritaba "Pailitas, Paramito y Bore", alertando de la ruta de su bucetica de lata y palitos.Era el famoso Mejoral, que se fue y sólo supimos cuando ya llevaba años bajo tierra. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  2. Precioso y sentido homenaje a esa persona querida de tus recuerdos de antaño y que seguro allá en el cielo se sentirá orgulloso del poeta Rafael.Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  3. Precioso homenaje para el amigo que se fue, recordando las virtudes en unas hermosas rimas, y esa hermosa estrofa de condolencias a la familia. Sin duda un bello canto.
    Me encanta la fotografía.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Bonitos versos de cariño y amistad para un epitafio.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Rafael, servite dos y brindá hacia el cielo, tu amigo se confortará por tu copa y el poema, un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Precioso homenaje, Rafael, eres grande como Poeta y amigo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Un lindo homenaje.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Sublime homenaje, Rafael. Además aprendí una expresión abreviada en forma magistral que me hizo mucho sentido, la de antier.

    ResponderEliminar
  9. Cuanto bueno de ti dice que le hayas escrito esos versos a tu amigo fallecido. Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Seguro en el cielo, tu amigo ha sonreído por la calidez de tu amistad y tus versos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Solo de un corazón noble pueden salir bella palabras para un amigo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Es cierto que muchas veces no tenemos el tiempo de revivir con las personas los recuerdos de un pasado, en donde esté apreciará tu homenaje, un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Don Antonio supo ganarse este poema
    Por el que ya no morirá del todo
    En tanto alguien lo lea...

    Abrazo grande!

    ResponderEliminar
  14. Como bien dice Carlos, se ganó tu gran poema y no podrá morir porque aún sin conocerlo yo ya le estoy rezando. Un abrazo de sentimiento.

    ResponderEliminar
  15. Desde algún lugar te está escuchando y seguramente está encantado con tu homenaje. Me uno a tu sentimiento, todo lo que compones con tanto cariño es un gracias a la vida. Abrazo grandote.

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.

Archivo por etiquetas

Buscar en este blog