lunes, mayo 10, 2021

"EN CHAQUES" DE MANZANILLA...





"En chaques" de manzanilla, cual decía mi santa madre, hace algunos días pasé por el puesto de la señora Clementina, la que vende plantas medicinales en la esquina de Santa Bárbara. Como hacía tanto tiempo que no nos veíamos debido a la pandemia, le hice la conversa y le pregunté como le había ido con eso de la cuarentena. Yo no le paro tantas bolas al asunto me respondió, prefiero confiar en nuestro Señor y dejar de lado tantas preocupaciones, así vivo mucho más tranquila, entretenida y feliz vendiendo mis manojitos de hierbas... a propósito añadió le tengo la famosa 'moringa' para que espante ese tal virus que anda suelto por ahí, solamente son mil pesitos por al remedio que le puede evitar la enfermedad.


CERTEZAS
(Ovillejos)

I
¿Si me ahoga triste llanto?
¡Canto!

¿Si se oprime el pecho mío?
¡Río!

¿Si quiero hallar un tesoro?
¡Me enamoro!

Nunca lo perdido añoro
ni juventud ni caudales,
y para evitar los males:
¡Canto, río y me enamoro!

II
¿Para la dura inclemencia?
¡Paciencia!

¿Para las penas del día?
¡Alegría!

¿Para soñar que sí puedo?
¡Credo!

Para superar el miedo
y andar en contra del viento
 sin morir en el intento:
¡Paciencia, alegría y credo!

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2021
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Hierbas en manojos
(De la Internet)


miércoles, mayo 05, 2021

GRATIFICANTE LABOR





Hace algunos días concluyó con rotundo éxito el Tercer Concurso Poético Visual "Jotaberos por la Paz", evento que convoca cada año la cultora María Herrera desde la ciudad de Salta en la República Argentina con el aval y el apoyo del Gran Maestre español Juan Benito Rodríguez Manzanares, creador de la Rima Jotabé. En esta oportunidad el comité organizador, en reconocimiento por haber resultado ganador en la versión anterior, me ha concedido el honor de nombrarme como miembro del Jurado Calificador, labor que desempeñé con entera dedicación e inmenso cariño por esta neoclásica estructura poética que tantas alegrías e incontables satisfacciones me ha dado. Sinceras felicitaciones para todos los galardonados.


AL CONCURSO
"JOTABEROS POR LA PAZ"
(Dos Jotabem)

I
Un honor para mí ha sido
de jurado haber servido

en el evento que fue
sin dudarlo, bien lo sé,
un éxito "sumercé"
de... la Rima Jotabé.

Es un asunto veraz
que esta rima es eficaz

para vivir con sentido
y escribir con mucha fe
poesías por la paz.

II
Poeta María Herrera
connotada Jotabera

y el Maestro Juan Benito
con su talento expedito,
han puesto en el "curubito"
a este concurso bonito.

En el vuelo pertinaz
de una paloma torcaz

la lírica por doquiera
despliega su halo bendito
dando cobijo a la paz.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2021
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Diploma acreditativo
(Jotaberos por la Paz )




domingo, mayo 02, 2021

AÑO TRAS AÑO, LA VIDA





Las cosas mundanas no son eternas, van siempre en constante declive desde el principio hasta llegar al último suspiro, especialmente las vidas de los hombres, ningún ser viviente tiene privilegio celestial para poder detener el curso de las leyes naturales y, por tanto, indefectible llegará nuestro final cuando menos lo esperemos. Los hijos de Carlos Julio y Rosa Elvira, somos ocho: Rafael Humberto, Alcira, Carlos Arturo, Nubia Teresa, Omar, Ana Esther, Lidya y Elvira Margarita Lizarazo Goyeneche; estamos ya entre los cincuenta y los setenta años. Se nos ha concedido la ventura de tener una existencia larga, nos fuimos haciendo viejos con el correr de los años y poco a poco hemos ido perdiendo la lozanía juvenil, pero mantenemos la alegría del ayer y permanecemos unidos en el amor que nos legaron nuestros padres.

"A mis hermanos les adeudo miles cosas"

SERENOS REFLEJOS
(Lizaraejo dodecasílabo entrelazado)*

De la tan querida juventud boyante
atesora el alma serenos reflejos,
ayeres perdidos, sentir palpitante. 

Solamente imperan recuerdos añejos
de la edad primera, risueña y galante,
e ilusiones vanas muestran los espejos.

La vida se lleva... todo por delante
y de antaño quedan apenas trebejos,
como las abarcas de viajero errante.

Pasaron los años, nos hicimos viejos
en un parpadeo del tiempo distante,
los predecesores ya se fueron lejos.

Atesora el alma serenos reflejos
de la edad primera, risueña y galante,
y de antaño quedan apenas trebejos
en un parpadeo del tiempo distante.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2021
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Los hijos de Elvirita
(Del álbum familiar)




martes, abril 27, 2021

LA GATITA DE MARTINA...





Frida es una gatita pequeñita, del tamaño de un ovillo de lana o de una madeja de hilo. Con su pelo negro brillante, la cara de yo no fui, las orejas puntiagudas y sus ojos picarones entre verdes y amarillos, Frida anda siempre por ahí saltando, fregando y alborotándolo todo. A Frida le gustan muchas cosas: jugar con bolitas de papel, encaramarse sobre los armarios, esconderse debajo de las cobijas, bajar y subir las escaleras, mirar por la ventana y ponerse a dar conciertos de maullidos en las tardes... pero lo que más le gusta de todo es pasear por la casa montada en el hombro del primero que se le arrime cuando ella está pereceando es su sillón preferido. De todas maneras, a nosotros nos encantan esas travesuras que nos mantienen entretenidos, en especial a Martina, quien ahora vive dichosa con su gata melindrosa.


FRIDA
(Soneto decasílabo)

A Martina le agradan los gatos
pues con ellos la pasa muy bien,
entre juegos y muy buenos ratos
y locuras del uno hasta el cien.

Quiebran vasos, pocillos y platos
y jarrones y focos también,
se columpian en los garabatos
y arañazos me dan en la sien.

Frida tiene por nombre, la gata,
es artista, le gusta cantar 
y se viste de un negro color.

Con maullidos me da serenata
en las tardes de grato soñar:
una dama... con voz de tenor.



__________________

Derechos Reservados Copyright © 2021
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Martina y Frida
(Del álbum familiar)


viernes, abril 23, 2021

OTRA VUELTA AL SOL





A pesar de que fue un año cundido de ansiedad e incertidumbre, mi hoy concluida "Vuelta al Sol", podría calificarse como aceptable al fin de cuentas. Abrigados en el calor familiar hemos logrado sobrevivir por sobre las carencias y permanecer unidos sin novedades que lamentar. Sin embargo, no todos han contado con la misma suerte: muchos amigos y conocidos se han ido en medio de la pandemia dejando dolor y tristeza tras la partida inesperada; otros muchos han perdido sus haberes o sus empleos y las necesidades apremian. Pero, contra viento y marea, la esperanza persiste e indefectiblemente nuestra resiliencia y la bondad del Creador nos llevarán a buen puerto sorteando tempestades.


UN AÑO MÁS
(Lizaraejo)*

Otra vuelta completa al Astro Rey,
 un año más de vida transcurrido
tras el paso del tiempo con su ley.

Un calendario más en este mundo
por la gracia de Dios omnipotente,
vuelo fugaz, un año y un segundo

Un ciclo más en el planeta tierra,
un año más con ansiedad sufrido
bajo amenaza general que aterra.

Un largo caminar sin esperanza
a merced de una crisis indolente,
opaco cielo, lar sin su labranza.

Un año más de vida transcurrido
por la gracia de Dios omnipotente,
un año más con ansiedad sufrido
a merced de una crisis indolente.




__________________

Derechos Reservados Copyright © 2021
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Un grato recuerdo
(Del álbum familiar)




viernes, abril 09, 2021

LAS FLORES DE MI ABRIL





Al descorrer las cortinas, el sol mañanero me acarició la cara como el suave roce de una mano infantil, abrí la ventana y el aroma de las flores de abril me devolvió la alegría perdida entre los días grises de un mes de marzo que pasó por mi vida sin pena ni gloria. Fue un mes extraño para mí, en todo el sentido de la palabra: las musas me abandonaron y mis versos se quedaron sin alas, la soledad y el silencio fueron mi única compañía en medio del triste desamparo en el cual me sumí por los extraños avatares de la vida que nos pone a prueba para hacernos más fuertes, al final de cuentas. Afortunadamente, nada dura para siempre, mi entrañable mes de abril ha llegado con todo su esplendor y con sus aires renovadores.


CONTRASTES
(Jotabejoa)

Después de un marzo triste de opacados matices,
mi mes de abril comienza con aires más felices.

Al vuelo las palomas en constante barullo
y arroyuelos de vida con su lento murmullo;
el trinar de avecillas cual el silente arrullo
que traen los aromas de flores en capullo.

Contemplo el horizonte sintiendo caracolas
entre la suave brisa que da impulso a las olas.

Mi mes de abril comienza con aires más felices
que traen los aromas de flores en capullo,
entre la suave brisa que da impulso a las olas.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2021
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Flores de abril
(De la Internet)


sábado, abril 03, 2021

LA CASA ESTÁ SOLA





Don Hildebrando enviudó a los setenta y siete años, luego de un largo matrimonio. Aunque es padre de tres hijos y abuelo de cinco nietos, tras la muerte de su amada esposa se quedó completamente solitario. La pequeña casita en la cual vivieron juntos él y doña Rosario por casi seis décadas, ahora le parece inmensa e imposible de habitar. Hace algunos días pasé por el frente de su casa y lo encontré parado en la puerta con la mirada perdida. Hola, don Hilde, por qué tan triste le dije, venga vamos a la tienda y nos tomamos algo. Gracias me contestó, pero no le puedo aceptar, estoy esperando a ver si alguno de mis hijos viene a saludarme; desde la muerte de la vieja ninguno ha vuelto por aquí, me tienen olvidado. Los hijos son como los limones le respondí, unos salen dulces y otros amargones.
 

APENAS PENAS
(Lizaraejillo ascendente)*

Un dolorcito punzante
tiene a mi ser compungido,
soy un hombre agonizante.

Me muero por no morir
y alguna pena escondida:
hace amargo mi existir.

Para qué cuidar la casa
si no hay calor en el nido,
y el tiempo silente pasa. 

En medio de los haberes
de qué me sirve la vida,
faltándome los quereres.

De qué me sirve la vida
si no hay calor en el nido,
y alguna pena escondida
tiene a mi ser compungido.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2021
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Calle de Iza, Boyacá
(Foto propia)




lunes, marzo 22, 2021

DESDE ESPAÑA VINO...



El "Certamen Poético Internacional Rima Jotabé" me ha otorgado, por segundo año consecutivo, un galardón como "Finalista" en la décima versión de tan importante evento que convoca año tras años a poetas Jotaberos del mundo entero. Esta vez he participado con un poema compuesto en una de las nuevas variantes de la Rima Jotabé que ha sido denominada como Jotabé Terzillo. Lo concebí pensando en mis ires y venires, en mi desasosiego y en mi paz, y en mi tristeza que se vuelve alegría cuando las musas aparecen y en medio de los recuerdos vuelvo a mis raíces para seguir siendo lo que siempre he sido: un hombre de a pie que disfruta la vida de manera sencilla, haciendo simplemente lo que ama.


DE MI SENTIR
(Jotabé Terzillo decasílabo)

A la luz de un candil, que vacila,
tinta sangre mi pluma destila.

Color sepia, perfumes añejos
del ayer los distantes reflejos;
hojas grises, cuadernos, trebejos
y paisajes en los catalejos.

Suerte impía, fatal mi destino
e insidioso mi largo camino.

La tristeza indolente se apila
sobre escombros de rotos espejos
o en ajado y marfil pergamino.
*
Poesía otoñal, que desfila,
por mi vida bohemia y tranquila.

Versos simples o a veces complejos
que leídos por ojos perplejos:
se escaparon de libros ya viejos
y volaron muy lejos, muy lejos.

Bebo y bebo las copas de un fino,
pero amargo rescoldo de vino.

La tristeza indolente se apila
sobre escombros de rotos espejos
o en ajado y marfil pergamino.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2021
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imágenes: Diploma acreditativo
(Organización del Certamen)


martes, marzo 16, 2021

BAJO LA BLANCA ESFERA





Mientras yo miraba el cielo, la luna coqueteaba por detrás de la silueta de algunos pequeños arbustos como si jugara a las escondidas. Al verla aparecer completamente, me cautivó su majestuoso encanto e inevitablemente quedé prendado de tan brillante y singular hermosura. No tuve más remedio que permanecer extasiado, parado bajo el alero de la ventana contemplando como ascendía aquella esfera plateada, al tiempo que, palpitaba mi pecho enamorado. Fue un flechazo fulminante, amor a primera vista, no cabe duda... desde aquel día la radiante luna llena desborda mi pasión y bajo su sereno amparo mis rondas son más bellas, sin angustias, dolores ni penas que atormenten mis noches serenas.


NOCHE DE RONDA
(Lizaraejol entrelazado)*

Yo vi la blanca luna de una estrella colgada
en una noche clara cuando mi pecho ardía,
entre los resplandores de lumbre regalada.

Pasó lenta la ronda cual la existencia mía
bajo el sereno amparo de esfera plateada,
que ensalma los penares y la melancolía.

Cual un torrente vivo de fuerza desbordada
una pasión inmensa por mis venas corría,
en busca de los mares de su pasión callada.

Después vino la aurora de un majestuoso día
y mi alma de la luna, quedose enamorada,
al contemplar del cielo la luz que refulgía

En una noche clara cuando mi pecho ardía
bajo el sereno amparo de esfera plateada,
una pasión inmensa por mis venas corría
 y mi alma de la luna, quedose enamorada.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2021
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: La luna llena
(De la Internet)




lunes, marzo 08, 2021

COMPAÑERA MÍA...





Como la flor que crece en el desierto la esperanza persiste, la ilusión sigue viva, la fantasía renace en cada amanecer, el camino continúa y ahí vamos paso a paso tomados de la mano por la senda intangible de la vida; un solo palpitar, dos corazones. Ella es mi fiel compañera, la luz que señala mi horizonte e inspira mi terco soñar en medio de los avatares cotidianos; doquiera voy serena me acompaña. Algunas veces divago, pero ella pacientemente aguarda silenciosa, no se aparta ni un instante, permanece en mi pecho día y noche contando los latidos de mi corazón. De repente, cualquier mañana me despierta su dulce llamado: la dicha me invade y volvemos a ser dos almas en una... como siempre lo hemos sido.


FANTASÍA
(Soneto)

Mientras la vida pasa lentamente
una estrella viajera me acompaña,
con su radiante luz todo me baña
es ayer, es mañana y es presente.

Serena surcará mi altiva frente
el abismo profundo y la montaña,
temor no causará la senda extraña
ni queja habrá de mi penar silente.

Bajo su amparo mi soñar florece
y la esperanza cual la espiga crece,
ella es amor, sosiego y alegría.

Es el ropaje de mis primaveras
y bálsamo en las horas lastimeras:
es mi bella ilusión... mi fantasía.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2021
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imágenes: Flor del desierto
(De la internet)

viernes, febrero 26, 2021

PINTANDO LA PAZ





El ferviente anhelo de alcanzar la paz siempre ha estado presente en las variadas expresiones artísticas de la especie humana. La literatura, el teatro, el cine, la pintura y la música, entre otras, se han convertido en vehículos para manifestar este deseo y condenar los efectos negativos de las guerras a lo largo de la historia. La poesía, por su naturaleza breve y contundente, es un recurso especialmente valioso para abordar estos temas y expresar lo que muchas veces no podemos expresar a través de la prosa u otros géneros, pues incorpora un elemento adicional como lo es la sensibilidad. A los niños, por ejemplo, para quienes es fundamental el lenguaje metafórico de las imágenes, la poesía lírica les permite entender de manera sencilla y concisa el mensaje contenido en los poemas ya que la rima, la métrica y la musicalidad son herramientas valiosas para llegar a los corazones infantiles e incubar los buenos sentimientos.


PINCELADAS
(Jotabé decasílabo)

Con pinceles en vez de fusiles
y acuarelas como proyectiles,

pintaremos un bello paisaje
bajo el tenue matiz del celaje;
campos verdes, frondoso ramaje
y el amor en luciente carruaje.

Alas blancas, paloma torcaz,
sempiterno sentir pertinaz.

Mil razones, anhelos febriles
y poemas en nuestro equipaje:
para darle cobijo a la paz.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2021
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imágenes: Pintando la paz
(Del álbum familiar)


sábado, febrero 20, 2021

OTRO FARO QUE SE APAGA





Modelo de virtudes fue don Alvarito Díaz Romero, esposo de la señora Resurita, quien con pujanza y visión comercial fundó por allá en la década de los 1960 el afamado almacén de textiles "La Economía", negocio que mantuvo vigente hasta el día de su muerte acaecida hace algunos días. Don Alvarito fue un ejemplo de fe cristiana, de amor por su pueblo, de servicio incondicional y de sincera amistad; trabajador incansable, amable, respetuoso y siempre dispuesto a colaborar con las causas religiosas, recreativas o benéficas: era el primero en ofrecer su mano bondadosa. Amigo de la casa, el vecino de enfrente, buen conversador y hombre respetuoso, todo un caballero imposible de olvidar; su legado perdurará en el tiempo aunque su luz terrenal se haya extinguido, pues un lucero vivirá luciente... allá en el cielo. 


CAMINANTE
(Lizaraejo)*

Pasa la vida, pasa como el viento,
juegos de azar, designios de la suerte;
pasa la vida, pasa en un momento.

Camino agreste, cincelados trazos
que llevan al amor o al desamparo;
gruesas cadenas, delicados lazos.

Pasan los años, tañen las campanas 
y en el sepulcro nuestro cuerpo inerte;
sueños truncados, ilusiones vanas.

Triste final será el del caminante
cuando no brille más la luz del faro;
hora postrera, desdichado instante.

Juegos de azar, designios de la suerte
que llevan al amor o al desamparo;
y en el sepulcro nuestro cuerpo inerte
cuando no brille más la luz del faro.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2021
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imágenes: Alvarito y Resura
(Julio Fredy Rojas)



sábado, febrero 13, 2021

LOS DE AYER Y DE ANTEAYER





Poco a poco se han ido aquellos insignes patriarcas que contribuyeron a forjar la historia de mi querido pueblo natal; hombres que con su tenacidad, compromiso y liderazgo labraron caminos de libertad y progreso; hombres que con gotas de sudor marcaron el sendero para las nuevas generaciones; hombres que con su ejemplo nos invitan a retomar las banderas y continuar por el camino del bien, de la justicia de la honradez y del amor a la tierra que nos vio nacer. Patriarcas que fueron tatarabuelos, bisabuelos, abuelos y padres; seres que ya no están presentes, pero nos dejaron un legado que se debe preservar para no caer en el desarraigo ni sepultar nuestra identidad bajo el manto de la ingratitud y el olvido.

"El árbol muere, la semilla permanece" 

EN MEMORIA
(Sonetillo)

De fatales desconsuelos
se cubre la oscura tarde
y arrebolado horizonte
detrás de los cerros arde.

Se despiden los abuelos
mientras la muerte cobarde
como guadaña en el monte 
de su poder hace alarde.

Ya se fueron los patriarcas
que nuestra historia forjaron
por veredas y comarcas.

No están, pero nos dejaron
su legado con las marcas:
de lo tanto que lucharon.



Dedicado con mucho cariño a:
Don Tobías Martínez Márquez ( q.e.p.d.)
uno de nuestros Patriarcas.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2021
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imágenes: Paz de Río, años 60
(De la Internet)


lunes, febrero 01, 2021

OTRA VEZ CONFINADOS





—¡Ay, mi hermano, qué pesadilla tan horrible! —me dijo Fermín—. Cuando creíamos que el nuevo año vendría con buenas noticias se presenta este rebrote del virus y nos encierran de nuevo, esto parece no tener fin: pico y cédula para salir entresemana, toque de queda los fines de semana, comercios vacíos, escuelas cerradas, eventos deportivos y culturales cancelados, desempleo, hambre rampante, inseguridad e incertidumbre. —Triste panorama —le respondí—, nuestra más cercana esperanza es la bendita vacuna, pero la burda tramitología y la corrupción amenazan con dejarnos mirando un chispero, quizá los gobernantes tengan la sabiduría para implementar un plan de vacunación que nos permita retomar nuestras vidas con normalidad. —Confiemos en Dios —repuso—, es el único y verdadero camino.


PERTURBACIÓN
(Jotabé con estrambote)

Nuevamente las calles desoladas
y la muerte se ríe a carcajadas.

La incertidumbre ronda los rincones
de pueblos, de ciudades y naciones;
torva inquietud, extrañas sensaciones
y heridas como ayer... las ilusiones.

Veleros en el puerto adormecidos,
silencio sepulcral, sueños perdidos.

Ausencias en verdad inesperadas,
penas, dolor, angustia, frustraciones
y muchos corazones compungidos.

Silentes y abatidos
imploramos al cielo protección,
en medio de total perturbación.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2021
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imágenes: Plaza de Bolívar
(Alcaldía de Tunja)


viernes, enero 29, 2021

SOBERANA DEL CAMPO





Montado en la máquina del tiempo viajé hasta el mes de septiembre del año 1982 y aterricé en la población de Santa Rosa de Viterbo. Cuando descendí de la nave, la plaza estaba colmada de gente y la algarabía era inmensa. De pronto... me vi por la calle principal conduciendo una camioneta blanca que  llevaba sobre el capacete a una hermosa jovencita lanzando besos a diestra y siniestra. Aquella jovencita era la candidata por Paz de Río al "Reinado del Campo Boyacense", evento anual celebrado en la mencionada población. Transcurrieron varios días y por fin llegó el domingo con la tan esperada noche de elección y coronación de la nueva soberana resultando ganadora Ana Esther Lizarazo Goyeneche, mi muy querida hermana "Betty", nuestra representante. A hurtadillas, en medio de la celebración, subí a mi artilugio y regresé al presente para garabatear estas líneas antes de que se esfumara el encanto.


CAMPESINA
(Serventesios alejandrinos)

Soberana del campo tú tienes todo aquello
que adorna los vergeles de mi tierra natal,
eres tú del terruño lo más sublime y bello
entre las hermosuras del mundo natural.

Tu voz el suave trino de toches o arrendajos
y en tu piel estampada la miel de los trigales,
enredado tu pelo cual el musgo a los gajos
de los árboles viejos en bosques ancestrales.

En tu mirar los ojos inquietos de los niños
que juegan con luceros en tardes sosegadas,
el carmín de tus labios en tocuas y mortiños
y cuando ríes cantan contigo las quebradas.

Tus laboriosas manos sostienen las agujas
que bordan esperanzas y trazan los caminos,
las parcelas el lienzo sobre el cual tú dibujas
paisajes de mi tierra, paisajes campesinos.

Retazo de mi suelo... muchacha pueblerina,
montaña, valle y río, simiente, espiga y flor;
belleza humilde y pura e inspiración divina,
regalo de los dioses, bendito y dulce amor.





__________________

Derechos Reservados Copyright © 2021
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imágenes: Reina del Campo 1982
(Archivo particular)


viernes, enero 15, 2021

EN LOS DÍAS DE MERCADO




Estratégicamente amarrado al poste de luz que había en el centro de la plaza el parlante sonaba sin parar todos los sábados durante el día del mercado municipal en mi pueblo natal. El "Amigo de Siempre", cuyo nombre no recuerdo, llegaba muy temprano en la mañana e instalaba su "pichirilo" cerca del poste en mención, alistaba el tocadiscos Philips y "prendía" su parlante para comenzar la acostumbrada perorata sabatina: ¡Muy buenos días, estimados paisanos, les habla su amigo de siempre para invitarlos a que vengan y soliciten complacencias musicales por tan solo diez centavitos y le dediquen una canción a la persona de sus mejores afectos; hay música para todos los gustos y ocasiones, no les de pena, acérquense sin temores y programen su dedicatoria! —decía. Al rato, el parlante anunciaba¡Para la señorita Sara, de parte de un amigo que oculta su nombre, el disco "Si vieras palomita", con mucho cariño!


AQUELLA PLAZA
(Soneto Alejandrino)

¡Qué sensación más grata, qué añoranza bonita
en los días de mercado el parlante escuchar,
y en la plaza del pueblo dedicarle a Sarita 
una canción de aquellas, las de nunca olvidar!

Yo era un chiquillo entonces, ella una señorita
tierna y embrujadora con su dulce mirar,
perduran los recuerdos, si vieras palomita:
me traen tus aromas... las aves al pasar.

Hasta la antigua plaza me conduce la pena
y al amigo de siempre, le quisiera pedir,
el mismo viejo disco que en el ayer pedía.

Pero todo ha pasado ya el parlante no suena
ni te veo mi Sarita al mercado acudir.
¡Cómo duelen los años, cuánta tristeza mía!

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2021
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: El día de mercado
(De la Internet)


viernes, enero 08, 2021

SILENTE SE VA LA VIDA





Crecimos en la misma cuadra, su casa quedaba enfrente de la nuestra, compartimos los juegos infantiles corriendo por las calles polvorientas, nadamos en el mismo río y fuimos a la misma escuela. Durante la juventud, la vida nos separó por algún tiempo, pero ya de adultos volvimos a encontrarnos para seguir siendo amigos y compañeros de viaje, cada uno con sus cuitas. Recuerdo que desde la infancia mostró su espíritu solidario, colaborador, no se negaba a ningún favor y hacía de todo: fue maestro constructor, albañil, electricista, plomero, pintor, soldador y carpintero. Hizo parte de mi equipo en algunas de las obras que como ingeniero hube de ejecutar en uno u otro lugar; lo recuerdo diligente, respetuoso y siempre jovial... la humildad hecha persona. Buen viaje, estimado amigo, Rafael Martínez Rojas.


EL "VIEJO RAFA"
(Décima y redondillas)

Rafael Martínez Rojas
compañero de la infancia,
pasaron en abundancia
del calendario las hojas.
Se amontonan las congojas
en mi pecho compungido,
un buen amigo ha partido
a ocupar otra morada
y, la existencia pasada,
será un recuerdo sentido.

Compartimos de la vida
los trabajos y la farra,
el palustre, la guitarra
y alguna que otra bebida.

Hoy el alma se desgarra
por su fatal despedida,
y... la tristeza convida
al desahogo en la barra.

Con un trago me despido,
de botella o de garrafa:
¡A su salud! "Viejo Rafa"
por todo lo compartido.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2021
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Rafael Martínez R.
(Julio Fredy Rojas)

martes, enero 05, 2021

VUELVE A GIRAR LA RULETA





Ahí vamos de nuevo, millones y millones de seres humanos montados en la esfera celeste que llamamos Tierra, para darle otra vuelta al Astro Rey. El Planeta Azul es nuestro hogar, a él pertenecemos, en él vivimos, en él soñamos, en él feneceremos y en él moraremos eternamente como parte del paisaje y del suelo que ahora pisamos. Otro año más para seguir soñando, doce meses de camino, trescientos sesenta y cinco días de esperanza e ilusión; otro año más para mirar al cielo en busca de esa diminuta estrella que me guía por la vida, esa luz que ilumina mi camino e inspira mi sentir, esa luz que tiene nombre de mujer y se llama poesía... otro año más para continuar echando mis "Versos al Vuelo" con la fe del carbonero.


ESTRELLA QUERIDA
(Lizaraejo* monorrimo)

Como los Magos en la noche aquella
sigo la luz radiante de una estrella,
la más serena, luminosa y bella.

Es la causa y razón del embeleso
que me tiene embrujado, lo confieso,
gitano de la vida, libre y preso.

Sin derivar el rumbo voy tras ella
cautivo de amorosa y fiel doncella, 
suave claro de luna que destella.

En alas de un amor puro y travieso
viajero soy, del tiempo sin regreso,
dibujante de sueños... solo eso. 

Sigo la luz radiante de una estrella
que me tiene embrujado, lo confieso,
cautivo de amorosa y fiel doncella
viajero soy, del tiempo sin regreso.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2021
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Ciudad de Tunja
(De la Internet)




Información del Autor

Mi foto
Un soñador, simplemente. Hacedor de versos, creador de canciones e inventor de historias. Artista autodidacta por sincera vocación y amor al arte, poeta lírico tradicional e ingeniero de profesión. Paz de Río, Boyacá, Colombia. 23 de abril del año 1952.

Los que vuelan conmigo

Buscar contenido en este blog