viernes, diciembre 30, 2016

GRACIAS, INFINITAS GRACIAS...





Primeramente gracias a Dios por haberme dado la oportunidad de nacer y de tener los padres y abuelos que tuve. Seguidamente, gracias a la vida por haberme dado lo que más aprecio: Mujer, hijos, yernos, nuera, nietos, hermanos, sobrinos, tíos, primos, amigos y conocidos, que son su cariño me acompañan por el camino, ¡para qué más! Infinitas gracias a quienes de una u otra manera han estado conmigo durante el año que termina, los quiero mucho y espero seguir disfrutando de su grata compañía en el 2017. Dios los bendiga y los conserve muy felices.


DE MIL AMORES

Cómo poder darle gracias a tanta gente querida
que cual las ramas de un árbol me cobijan con su sombra,
gente buena que camina a mi lado por la vida.

No hay manera, no la encuentro, solamente sé escribir
sentidos versos que brotan desde el fondo de mi alma,
manifestando con gusto mi cariño y mi sentir.

Cómo poder expresarles que no encuentro la medida
para decirles que hacen entre todos suave alfombra,
por la que voy caminando a la tierra prometida.

No hay manera, es muy difícil, tan sólo puedo decir
en unos cuantos renglones escritos con mucha calma:
gracias, infinitas gracias, por ayudarme a vivir.

  Con mucha fe y esperanza al cielo quiero pedir...
que todos sean felices en el año por venir.


¡ F E L I Z   A Ñ O   2 0 1 7 !


Rahulig/016
DRDA


Imagen: Flor del campo
Marco T. Cristiano.


miércoles, diciembre 28, 2016

ÉRASE UNA VIEJECITA...





"Érase una viejecita sin nadita que comer/ sino carne, frutas, dulces, tortas, huevos, pan y pez. Y esa vieja no tenía ni un ranchito en que vivir/ fuera de una casa grande con su huerta y su jardín". Lo escribió Rafael Pombo en "La Pobre Viejecita", un poema alusivo a la costumbre que tienen algunos de quejarse sin que les duela fingiendo necesidades, pero se la pasan ostentando, haciendo gala de sus derroches y alimentado su ya muy encopetado ego. Entre gustos no hay disgustos, decía el abuelo Pascual, quien tenga ganas y pueda que arme su buen carnaval.

 Si se sienten aludidos aprieten puños y dientes,
pero no se pongan bravos: ¡pásenla por inocentes!


CONTRADICCIÓN

Hay personas en el mundo
amañadas dando quejas,
que no hay plata ni trabajo
y que se pusieron viejas.

Mas se la pasan de viaje
o en festines disfrutando,
y en las redes ponen fotos
para vivir chicaneando.

Ropa fina, buenos carros
y mansiones portentosas,
sin embargo nada tienen
las personas quejumbrosas.

Comidita no les falta
ni se afanan por la renta,
bares, piscina, cruceros
y dólares en la cuenta.

Cuando alguno les pregunta
cómo les fue por la China,
con cara de sufrimiento
fingen estar en la ruina.

Y al rato están derrochando
lo que dicen no tener,
con la chequera en la mano
ostentando su poder.

Todo lo tienen de sobra
y siguen con su "gadejo",
quejas a mañana y tarde
creyéndolo a uno pendejo.

¡Qué ironía tan absurda,
 qué grande contradicción:
aparentar la pobreza
y derrochar a montón!


Rahulig/016
DRDA


Imagen; En la playa.
De la Internet.



viernes, diciembre 23, 2016

LA MÁQUINA DEL TIEMPO





Si existiera una máquina del tiempo me gustaría regresar a la niñez, no para cambiar nada, sino para volver a disfrutar de aquellas navidades tan bonitas, tan entrañable, esas navidades que se disfrutaban en familia, aquellas en las cuales inocentemente esperábamos la llegada del Niño Dios con los regalos que como por arte de magia aparecían debajo de nuestras almohadas. Extraño a mis viejos: a mi mamá con su ternura adornando la casa y, a mi papá, revoloteando en su negocio echándole monedas a la radiola para hacer sonar la música navideña.


SI PUDIERA

Si en lugar de abrumado y dolorido
infante fuese mi viejo corazón,
no estaría sumida en el olvido
esa niñez, de mi alma la ilusión.

Y aquellas navidades que se han ido
tornarían de nuevo hasta el portón,
de la casa, con patio florecido
donde creciera un niño juguetón.

Pero, tal vez, me queden todavía
arrestos para ir hasta el pasado
  a traer al presente la heredad...

y así, con mil destellos de alegría,
cual chiquillo corriendo entusiasmado:
volver a disfrutar la Navidad.


  Les deseo, en verdad,
que hallen la dicha, que coman perdices
y pasen unas fiestas muy felices.


¡¡ Z   A D !!




Rahulig/016
DRDA


Imagen: Los hermanos Lizarazo.
Del álbum familiar.


domingo, diciembre 18, 2016

EN UN LEJANO LUGAR





"Verdad, amor, abrazos, lucha, risa y sabiduría", fueron las seis acciones que en alguna ocasión me recomendara poner en práctica un venerable anciano que conocí por allá en un bello y alejado lugar de mi querido departamento de Boyacá. Al preguntarle a Don Venancio, cual era su secreto para tener tanta vitalidad y alegría a sus casi cien años vividos, me enumeró las cosas antes mencionadas recomendándome que a cada una de ellas le diera el uso más adecuado según mi manera de pensar. Así, tal vez, podría llegar a ser un viejo alegre como él.


PARECERES

¿Para la tranquilidad? 
¡Verdad!

Y ¿para los sinsabores?
¡Amores!

Y ¿para estrechar los lazos?
¡Abrazos!

Un corazón en pedazos
bien se puede reparar,
solamente con brindar
verdad, amores y abrazos.

II
¿Para evitar fracasar?
¡Luchar!

Y ¿para alegres vivir?
¡Reír!

Y ¿para no depender?
¡Saber!

Si suerte quieres tener
nunca vayas a olvidar,
que debes de procurar
luchar, reír y saber.


Rahulig/16
DRDA


Imagen: Tipacoque, Boyacá.
De la Internet.



jueves, diciembre 15, 2016

EN RIMA JOTABÉ





Hay días de días, hay días en que todo es un fiasco. Esta mañana me levanté tempranito con ganas de escribir algo, pero no me salía ni una sola frase y encima de todo estaba haciendo un frío impresionante. Me antojé de un cafecito con aguardiente y, en mi alacena, no había ni lo uno ni lo otro. Para colmo de males se desgajó un aguacero de los mil demonios y no pude salir a comprar lo necesario para calmar mis antojos… finalmente, apelando al buen humor, se me ocurrió componer algo referente al mal comienzo del presente día, usando la Rima Jotabé.


MALA SUERTE
(Jotabé)

I
Quiero escribir, mas no me inspira nada,
hoy nada sé, mi mente está nublada.

Ya las musas están de vacaciones
y no me salen versos ni canciones;
se quedaron dormidas las pasiones
en tanto que se van las ilusiones.

La mañana se muestra negra y fría
  haciendo más aciago el triste día...

me pongo una camisa algo arrugada
y noto que le faltan los botones.
¡Maldita de la mala suerte mía!

II
De pronto se desgaja un aguacero
y veo en el tejado un agujero.

Me cae en la cabeza una gotera,
se mojan mi libreta y lapicera;
quisiera una copita tan siquiera
y, me la tomaría, si pudiera.

Pero la botellita está vacía
  por culpa del compadre Polanía…

que chupa sin parar como ternero
y acaba con el trago a la carrera.
¡Maldita de la mala suerte mía!


Rahulig!016
DRDA


Imagen: Dos Copas.
Oscar Eslava.


domingo, diciembre 11, 2016

OTRA VEZ LAS NAVIDADES





Las mejores regalos salen del corazón, todos necesitamos comunicación y amistad: un poco de amor, un abrazo inocente, un beso furtivo, una suave caricia, un roce en la mejilla, una mano tendida o una visita de vez en cuando. ¿Por qué hemos de suponer que las necesidades afectivas del ser humano se hacen más notorias en las navidades? Cualquier momento es preciso para demostrar el afecto, el afecto de verdad, el de carne y hueso, el que se da cara a cara con la mirada amorosa y la sonrisa en los labios... no solamente ese telefonazo de cada año.


DESEOS

Para estas fiestas no quiero
regalitos materiales,
ni tarjeticas virtuales
ni por WhatsApp un letrero.
Deseo un abrazo sincero
de los que gusten venir
a mi casa y compartir
las natillas, el buñuelo,
las canciones del abuelo
y un chiste para reír.

La picaresca mirada
de algún chiquillo travieso,
o tal vez un dulce beso
sobre mi frente arrugada.
Material no quiero nada,
ya lo dije y lo repito,
tan sólo anhelo un poquito
de regalada ternura
cual del aire la frescura
que me llega despacito.

Mi corazón aguerrido
no vive de vanidades,
pero siempre en navidades
tiene su jardín florido.
También el vino servido
para entre amigos brindar
y al Niño Dios adorar
rogándole que las penas,
las propias y las ajenas,
se vayan a otro lugar.

Hoy les vengo a desear
unas fiestas muy amenas,
muy felices nochebuenas
y un año nuevo sin par.


Rahulig/16
DRDA


Imagen: Tunja, Boyacá.
De mi móvil.



domingo, diciembre 04, 2016

DIA, TRAS DÍA, LA VIDA





"Vivir el hoy, contemplar el atardecer y poder despertar mañana para ver un nuevo amanecer" (respondo sin vacilaciones) cuando algún conocido me ve por ahí deambulando, como si nada, con un a libreta en la mano y un lápiz sobre la oreja e intrigado me pregunta por mi proyecto de vida. A estas alturas del camino el secreto está en lo más simple, para qué tantos desvelos: ayer es pasado, hoy es presente y mañana será otra vez presente... el futuro es triste quimera, una ilusión pasajera. Al fin y al cabo, somos esclavos de nuestras propias ambiciones.

Paso lento es duradero, el correr cansa ligero.


QUIERO

Quiero ver...
amaneceres azules
y crepúsculos dorados,
claveles entre abedules
y balcones adornados.

Trigales con amapolas
y rosas en los caminos,
barquitos sobre las olas
y caracoles cansinos.

Quiero oír...
el ruido de los riachuelos
y el suave viento al pasar,
la risa de los abuelos
y de la lluvia el sonar.

El canto de algún jilguero
y el latir de un corazón,
el grito del pregonero
y el eco de una canción.

Quiero estar...
en las montañas lejanas
y el las piedras del sendero,
en la luz de las mañanas
y en la flor del limonero.

En la paz de la llanura
y en el canto de los grillos,
en un bote con pintura
y en un juego de chiquillos.

Quiero ser...
el mesero, el conductor
y el cuidador en la noche,
el arriero, el profesor
y el mecánico de coche.

el labriego, el zapatero
y el cargador de maletas,
el técnico, el relojero
y el vendedor de paletas.

Quiero ser:
simplemente un ser humano
campesino o de ciudad,
  un ser humilde y mundano...
pero un hombre de verdad.


Rahulig/16
DRDA


Imagen: Paisaje de mi tierra.
Caminantes Belencito.



Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador: con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.

Archivo por etiquetas