lunes, julio 29, 2019

EL SUEÑO AMARILLO





No fue para Nairo Quintana, de Boyacá, ni para Rigoberto Urán, de Antioquia: fue para Egan Bernal, el "Niño Maravilla" del ciclismo colombiano, un chiquillo de Cundinamarca nacido hace veintidós años en la población de Zipaquirá, quien logró lo que parecía muy lejano. Fueron varios los intentos por ganar el Tour de Francia para Colombia, aquellos naufragaron llegando a la orilla, se quedaron ad portas del primer lugar, pero sembraron la semilla, allanaron el camino y pusieron el ejemplo para que este muchachito nos diera el triunfo más importante del ciclismo colombiano en toda la historia de la Ronda Gala. El zipaquireño, de manera meteórica, coronó las altas cumbres francesas y puso a sonar nuestro Himno Nacional junto a la Bandera Tricolor allá en los mismísimos Campos Elíseos.


EGAN BERNAL

Es el "Niño Maravilla"
del ciclismo universal,
el famoso Egan Bernal
de familia muy sencilla.

Nuestra bandera que brilla
como triunfante señal,
ondea en un pedestal
con la Camisa Amarilla.

Egan Bernal el valiente
que logró el triunfo dorado,
el que tanto había soñado
nuestra patria resilente.
El futuro y el presente
del ciclismo colombiano
recorrieron de su mano
como juventud e infancia,
las rutas del Tour de Francia
por la montaña y el llano.

Los sueños no son en vano
cuando se lucha y porfía,
nuestro Egan es hoy en día
del ciclismo el soberano.



__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Nuestros héroes
(De la Internet)



sábado, julio 20, 2019

VEINTE DE JULIO, LA PATRIA





En los libros de la historia se nombra a Boyacá como el territorio donde nació la patria, fue aquí el escenario de las más cruentas batallas en busca de la libertad luego de que el glorioso ejercito libertador al mando de Bolívar y Santander atravesara los Andes por un camino sembrado de sangre y dolor que los condujo hasta la victoria final. Pero todo había comenzado nueve años atrás, el 20 de Julio de 1810, con la firma del "Acta de Independencia" por parte de los inconformes en Santa Fe. Tras este episodio y ante la total ausencia de una forma clara de gobierno vinieron enfrentamientos entre centralistas y federalistas originándose la llamada "Patria Boba" e incentivando la reconquista española, reconquista que fue aplastada por el ejercito patriota al mando de Bolívar, con la Campaña Libertadora de 1819, logrando la independencia definitiva y el posterior nacimiento de la República de Colombia.


LIBERTAD

En aquel veinte de julio
de mil ochocientos diez,
nuestro grito libertario
se oyó por primera vez.

Luego vinieron nueve años
de guerras y oscuridad,
hasta que un siete de agosto
logramos la libertad.

Fue después de la campaña
que recordamos hoy día,
cuando la Nueva Granada
su independencia obtenía.

Cubierto de sangre y gloria
por siempre perdurará,
el camino de Bolívar 
de Arauca hasta Boyacá.

Bolívar el gran guerrero,
Santander el estadista,
los que forjaron la patria
derrotando al Realista.

Allá en la tumba se sienten
de próceres los quejidos,
al ver que estamos de nuevo
doblegados y oprimidos.

Doscientos años de historia
y todo como antes era,
pues otras cadenas tienen
la libertad prisionera.

Boyacá, Altar de la Patria,
cuna del Bicentenario,
doscientos años ahogado
nuestro grito libertario.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Firma del Acta
(De la Internet)



sábado, julio 13, 2019

CUNA DE LAS ESMERALDAS





"Cuenta la leyenda que al principio del mundo hubo en la otra orilla del río grande de la Magdalena, una sombra de hombre que siempre estaba recostada, que esta sombra talló en madera el rostro de algunos seres humanos y echándolos al agua se levantaron vivos formándose la aguerrida tribu de los muzos, adoradores del dios Are, a quien consideraban su creador". Después de muchos intentos fueron conquistados por los españoles quienes asentaron allí en el año de 1559 el único pueblo fundado por ellos en esta región del occidente de Boyacá. Es conocido por las finas esmeraldas que se extraen de sus entrañas y está localizado en la provincia de occidente a 157 kilómetros de Tunja, la capital del Departamento, en un hermoso paraje rodeado de verdes montañas a 815 metros de altitud, goza de un agradable clima tropical y sus amables habitantes transmiten gran calidez humana.

"Yo iré adelante y os mostraré la gloria, y si mis palabras no os convencen os convencerán mis obras"


A MUZO

Más allá de las altas montañas
en un valle de intenso verdor,
 está Muzo cual bella esmeralda
de Colombia la joya mejor.

Invasores de tierras extrañas
a tu pueblo causaron dolor,
pero Itoco con Are a su espalda 
hizo gala de inmenso valor.

Fura y Tena los padres primeros
del guerrero que supo vencer
con su brazo al voraz invasor.

Gloria eterna feroces pioneros
de las gestas en pos de obtener:
libertad, esperanza y honor.

Lugar, no hay mejor,
  para estar en la tierra y sentir...
que de gozo se colma el vivir.

__________________


Nota: Un sincero agradecimiento a todas las personas que me atendieron, coadyuvaron e hicieron factible la realización de los Talleres de Creación Literaria "Escribiendo el Bicentenario" en la población de Muzo: al profesorado y comunidad estudiantil de la Institución Educativa San Marcos (sedes principal y anexa), a la señorita bibliotecaria, a los funcionarios del gobierno municipal, al señor historiador, a la señora del hotel, al señor del restaurante, a la señora de la tienda y a los compañeros de tertulia. Sin su valiosa colaboración no hubiera sido posible desarrollar esta actividad que hace parte de la descentralización del "Festival Internacional de la Cultura de Boyacá" en su versión número cuarenta y siete del año 2019. Agradezco, también, a las directivas del Festival y a la Asociación de Escritores Boyacences (AESBO) el haberme comisionado para llevar a cabo esta labor cultural.
















__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Parque de Muzo y evento
(Fotos propias)



domingo, julio 07, 2019

AL OTRO LADO DEL MAR





No logró el negro Amaranto llevarse a la tumba la inmensa alegría de pisar por última vez las playas de su patria tan lejana, como tampoco pudo volver a ver a sus seres queridos que aún siguen allá, aquellos parientes que se quedaron con la esperanza de que la suerte cambiaría. Se hizo a la mar con la promesa de regresar algún día en mejores condiciones y, por suerte, logró cruzar el océano llegando a tierras extrañas en donde comenzó una nueva vida, consiguió trabajo y organizó una familia pero nunca pudo deshacerse de la terrible nostalgia que le causaba la ausencia. Cuando parecía que su sueño se haría realidad, sucedió lo inesperado: la muerte lo sorprendió un día cualquiera, el corazón le falló de madrugada... sus cenizas fueron esparcidas en la inmensidad que lo separaba de su tierra.


EMIGRANTE
(Jotabé)

I
Campos de mi país, hoy tan lejanos:
sus montañas, sus valles y pantanos.

Campos de mi país en el estío,
allá donde feliz cantaba el río
y cerca de la orilla, mi bohío,
humilde, pero al fin y al cabo mío.

Incontables bellezas naturales,
no encontraré jamás otras iguales.

Anhelos de tornar son sueños vanos,
al sentirme tan solo, siento frío,
y sangran las heridas de mis males.

II
Infinita es la mar que nos separa,
infranqueable y tácita mampara.

Dolor inmenso, su acallar procuro,
sin lograr desterrar feroz conjuro
que impone al caminar paso inseguro:
destino cruel, terriblemente oscuro. 

¡Oh, mi patria! Mi patria indestructible,
volver allí, parece ya imposible.

Hogar feliz... que en el ayer dejara,
donde nací, donde era el aire puro.
¡Patria inmortal, amor inmarcesible!



Poema merecedor de una "Mención" en el Primer Concurso
 Internacional  de poesía en Rima Jotabé, USA - 2018.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Diploma del Galardón.
Jotabeando USA.


lunes, julio 01, 2019

ALGO EN VIDA, PAISANO





Arriba, en la parte alta del pueblo donde la calle termina, está la tienda de don Mariano Avellaneda, uno de los pocos patriarcas que aún nos acompañan en este mundo. Desde siempre ha estado ahí, yo la recuerdo de toda la vida y en ella he pasado inolvidables momentos en compañía de buenos amigos, incluido el tío Mariano, como le decimos cariñosamente. Su tiendecita sencilla y acogedora ya hace parte del acervo cultural de nuestro querido municipio, varias generaciones hemos disfrutado en torno a la redonda mesa metálica sobre la cual se posan las copas y las botellas durante las tertulias de alegre integración y camaradería. Tal vez, me digan ingrato, pues hace largo tiempo que no bajo a visitarlo ni a compartir con los paisanos. Sin embargo, mientras llega el momento de regresar al terruño, le dedico mis versos con la esperanza de que pronto pueda estrechar su mano para brindar en su honor.


DON MARIANO

Desde la soledad de mi trinchera
saludo con cariño a don Mariano,
ejemplo de amistad siempre sincera
con porte señorial y pelo cano.

 Su tienda sigue siendo la primera
en abrir cada día muy temprano,
remanso de tertulia mañanera
y brindis con un trago de su mano.

La vida se nos pasa, lentamente,
al golpe pertinaz de la corriente
sobre los cangilones de la rueda.

Mas... a pesar del transcurrir silente
aquí en mi corazón sigue latente:
la amistad de Mariano Avellaneda. 

Dios quiera pronto pueda
llegar hasta su tienda "entonadito"
y beberme con él, un guarapito.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: El Tío Mariano
(Ramón Avellaneda)


Mi foto
Hacedor de versos, creador de canciones e inventor de historias.
Un artista autodidacta por amor y vocación, o por lo menos es lo que lo intento, en procura de la conservación de nuestra identidad cultural. Nací en Paz de Río, Boyacá, Colombia, en un 23 de Abril del año 1952. Actualmente, resido en la noble y culta ciudad de Tunja, capital de nuestro hermoso Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos, que en algunas ocaciones, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto acompañado de la guitarra, monto en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo mis amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador con ganas de ser poeta y de mis versos cantor.

Archivo por etiquetas

Los que vuelan conmigo

Buscar contenido en este blog