domingo, marzo 20, 2022

MARAVILLOSA COLOMBIA





En la esquina noroccidental de Suramérica está ubicado un paraíso tropical denominado Colombia, unido al resto del continente por el Istmo de Panamá. La República de Colombia en un país multiétnico y pluricultural, uno de los más biodiversos del mundo y con incalculables recursos hídricos. Es el cuarto país más extenso de América del Sur, tiene costas en el océano Atlántico por el norte y en el Pacífico por el occidente; en el sur cuenta con buena parte de la inmensa selva amazónica y posee extensas llanuras en el oriente. El territorio nacional colombiano es atravesado por tres ramificaciones de la Cordillera de los Andes lo cual le permite contar con un amplio margen de pisos térmicos que van desde el nivel del mar hasta las impolutas nieves perpetuas, no sin antes pasar por los bosques y páramos andinos.


A MI PATRIA
(Jotabé decasílabo con estrambote)

A Colombia la bañan dos mares,
dos espejos que adornan sus lares.

Por el norte la abraza el Caribe
y un destello en azul lo suscribe;
de occidente el Pacífico exhibe
los paisajes que sueña y concibe.

En el sur hay un verde pulmón,
de esperanza, de vida y razón.

Y... al oriente los vastos lugares
de llanuras do un Dios se percibe
con serena y profunda emoción.

Mi querida nación:
se agiganta mi pecho al nombrarte,
¡oh! Colombia, mi vida es amarte.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2022
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Colombia bella
(De la Internet)


miércoles, marzo 16, 2022

UN NUEVO RECONOCIMIENTO




 
La poesía para mí es un modo de vida, un estado del alma, es el líquido vital que fluye por mis venas y endulza el existir. Desde mi lejana juventud he cultivado este género literario escribiendo todo tipo de poemas utilizando, para ello, las estructuras estróficas clásicas usadas por siglos en la poética mundial (sonetos, romances, espinelas, musas, ovillejos, coplas y demás). Para mi fortuna, por allá en el año 2015 descubrí la "Rima Jotabé", una estructura neoclásica que se adaptaba perfectamente a mi estilo de escribir y componer. Desde entonces la he practicado con empeño y he obtenido gratas satisfacciones como, por por ejemplo, este premio en el "XI Certamen Poético Internacional Rima Jotabé", realizado en la ciudad de Valencia, España. Galardón otorgado al poema que hoy les comparto, muy agradecido.

PRESAGIO
(Jotabé)

Cuando... el sol al final de la carrera
esconda, en la nefasta hora postrera,

sus rayos con los últimos fulgores
y allá, en los abedules ya sin flores,
no aniden los alados trovadores:
de la parca vendrán los estertores.

Cuando... la soledad triste y vacía
pueble la inmensa bóveda sombría,

no habrá fascinación ni primavera
y… seremos inertes moradores,
en lo profundo, de la tumba fría.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2022
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Diploma acreditativo
(Orden Literaria JB)


sábado, marzo 12, 2022

CANTAS DE MI TIERRA





El encanto de la música campesina boyacense radica en la sencillez tanto de sus letras, como de sus melodías. Las letras se basan, principalmente, en una sucesión de coplas o "cantas" como se les llama por aquí en Boyacá. Las cantas son estrofas de cuatro versos compuestas en arte menor que, enfiladas una tras de la otra, forman las canciones que expresan el sentir del campesino con respecto a la vida diaria, su trabajo, sus relaciones afectivas y su amor a lo natural. El acompañamiento musical se ejecuta con instrumento de cuerdas al son de rumbas, merengues y pasajes (ritmos silvestres derivados de otros más cultos como el bambuco, los valses y el pasillo). Sus melodías autóctonas y su dejo netamente campesino mantienen viva la tradición de la guasca y la carranga que se escuchan por los campos de mi tierra.


COQUETERÍAS
(Coplas - Carranguera)

Yo acuno en mi pecho
sueños e ilusiones,
y soy millonario 
sin tener millones.

Son míos los esteros
y el río y la laguna,
bajo de los cielos
crece mi fortuna.

Y tengo en el rancho
mi china querida,
y un terreno arado
pa'sembrar comida.

Yo nací en los campos
de mi Boyacá,
y soy campesino
como mi papá;
tengo en el barbecho
toda mi "heredá",
y vivo contento
con lo que me da.

Suplo de la tierra
mis necesidades,
pues sigo la huella
de viejas edades.

Rasgo mi requinto
en busca de amores,
porque pa'coqueto
soy de los mejores.

Y canto merengues,
rumbas y guabinas,
en lomas y planes
y por las cantinas. 

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2022
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Murga campesina
(De la Internet)


viernes, marzo 04, 2022

MUERTE EN EL SOCAVÓN





Tristemente, como en tantas ocaciones ha sucedido, la historia se repite. Esta vez la tragedia aconteció en la mina "La Chapa", el pasado 26 de febrero, vistiendo de luto y dolor a quince familias en los municipios circunvecinos de Tasco, Socha y Paz de Río, pertenecientes al departamento de Boyacá, mi tierra natal. Una Acumulación de gas metano y su consecuente explosión cegó la vida de quince jóvenes mineros que, en ese fatal momento, se hallaban laborando en los profundo del socavón. Respetuosamente hago este homenaje póstumo a los fallecidos y expreso mis sentidas condolencias a sus familiares y allegados.


A LOS MINEROS
(Dos Jotabé)

I
Quince vidas quedaron sepultadas,
quince familias tristes, desoladas.

Escondida la parca en un rincón
sombrío del obscuro socavón:
sorprende al picador en su ilusión
 y la ciega, de un golpe, sin razón.

¡Oh mineros, de humilde discurrir, 
que arriesgan vanamente su existir!

Encallecidas manos maltratadas
reciben las migajas, del carbón,
mientras otras amasan porvenir.

II
La vida, aunque difícil es bonita,
se nos da, se nos presta, se nos quita.

Es un despabilar, en un segundo
la muerte para el pobre y errabundo;
se inunda con sudor del moribundo
la senda al precipicio, más profundo.

¡Oh mineros, de bravos corazones,
que entregan a la tierra sus pasiones!

Allá en la obscuridad el alma grita
e implora haya equidad, en este mundo,
para ya no sufrir... expoliaciones.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2022
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Los quince fallecidos
(De la Internet)


Las victimas fatales de esta tragedia fueron: Luis Samuel Rincón Sánchez, Luis Arbey Estupiñán Sánchez, Edwin Javier Estepa, Cesar Mauricio Tibaduiza, Gustavo Antonio Casallas Sánchez, Anderson Alfredo Rojas Cortes, Félix Rodríguez, Yesid Hernández Botía, Asdrúbal Estupiñán, Víctor Ochoa, Rodolfo Estupiñán, Robinson Rojas Araque, Luis Ángel Sánchez Núñez, Pablo Antonio Hernández Botía y Luis Delgado. Descansen en paz, eternamente.

martes, marzo 01, 2022

DE GUERRAS Y BATALLAS





En tiempos de convulsión salen a la luz todas las injusticias y desigualdades sociales existentes en el mundo, las que pasan desapercibidas a la sombra de la cotidianidad. Desamparo, pobreza, hambre y dolor, además de ser crueles efectos colaterales de la guerra: son devastadores flagelos que diariamente atacan a los menos favorecidos, a los miserables que deambulan invisibles ante los ojos de quienes todo lo tienen en la vida. Las guerras causan destrucción y muerte, pero también los proyectiles disparados por la inequidad son tanto o más letales que las explosiones de las bombas o la metralla de las tanquetas y fusiles. Las batallas por la vida, las que se libran a diario, no son objeto de la atención mundial.


DESAMPARO
(Soneto con estrambote)

No solamente las bombas matan
ni las metrallas, ni los misiles;
hambre y pobreza son proyectiles
que diariamente al humilde atacan.

Muchas naciones se desbaratan
 con las tanquetas y los fusiles;
y bajo el yugo de los rediles
los mandamientos se desacatan.

No solamente fuego latente 
ni traicioneras balas perdidas:
también el cínico prepotente

causa los males y las heridas
que victimizan al inocente
y a las personas desposeídas.

Falazmente engreídas
guerra y miseria van de la mano,
estupideces... del ser humano.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2022
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: La miseria infantil
(De la Internet)


Información del Autor

Mi foto
Simplemente, un soñador. Ingeniero de profesión, obrero de las letras por heredad, vocación y sincero amor al arte. Hacedor de versos, creador de canciones e inventor de historias. Nacido el 23 de abril de 1952 en la población de Paz de Río, Boyacá (Colombia).

Los que vuelan conmigo

Buscar contenido en este blog