viernes, agosto 18, 2017

EL BOSQUE DE TRIMBOLERA





Entrar a su blog era como abrir una ventana hacia lo entrañable. Las coloridas fotografías que colgaba en sus constantes publicaciones deleitaban la vista  y reconfortaban el espíritu: cada palabra escrita denotaba un infinito amor por la naturaleza, por su terruño, por su gente y en especial, por Marcos, su amado ausente. Enamorada de las flores, de los árboles, de Lanuza y su pantano, de los Pirineos, de los ciervos, de las aves, de las vacas que pastaban en el valle, de su huerto y de Bolo, su inseparable gatito. Angelines, ya no está es su bosque, ha visto a Marcos entre la niebla y las vacas... y se ha ido con él.


ANGELINES

Bajo las trimboleras muy ufana,
consintiendo su huerto tan florido;
solía caminar cada mañana
Angelines, amiga que se ha ido.

Era su bosque dulce hogar bendito,
refugio de sus cuitas y desvelos;
su bosque, para ella el más bonito,
que ahora cuidará desde los cielos.

Entre Lanuza y Jaca la pasaba,
feliz de disfrutar yendo y viniendo;
y a su querido Marcos recordaba
al contemplar los árboles creciendo.

El pantano y el monte Formigal,
emblemas que adoraba de Lanuza;
la cantera, el valle y el corral,
y "Bolo" con su diaria escaramuza.

En el misterio de la gris neblina
a Marcos divisó con gran delirio;
y al contemplar por fin la luz divina,
se fue tras él, dejando su martirio.

No conocí jamás amor más bello,
almas gemelas, almas que se amaban;
unidos cual lucero y su destello    
juntos están, así lo deseaban.

Para siempre, donosa Trimbolera,
Angelines, amiga bien querida:
vivirás en la hermosa primavera,
y… te recordaré toda la vida.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.



Imagen: Angelines Allué Escartín
y Marcos Grasa Pérez.
(De su blog)

martes, agosto 15, 2017

UNA VISITA MUY GRATA...





Hoy vinieron a visitarme tres de mis cinco hermanitas: Nubia, Bethy y Alcira. Fue para mí, una muy grata sorpresa, pues hay días en que me embarga la nostalgia y me siento como perdido en la inmensa soledad que aparece tras el otoño de la vida. Estuvimos muy contentos: hablamos, cantamos, reímos y recordamos viejos tiempos al calor de un suave café colombiano, recién coladito... la vida es bonita.


ALBORES

Las muchachas vinieron a casa
y las tres me alegraron el día,
el amor fraternal nos abraza
y produce una inmensa alegría.

A pesar de que el tiempo se pasa
sigue viva la unión que existía,
el cariño de hermanos enlaza
 las familias en paz y armonía.

Hoy sentí que vibraba mi alma
y que a mí retornaba la calma,
al mirar del ayer los albores.

Gracias mil, por venir hermanitas,
todas siguen igual de bonitas
y, semejan un ramo de flores.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Las hermanitas.


miércoles, agosto 09, 2017

¿DEL CAMPO Y LAS COSECHAS?





Se esta desarrollando por estos días aquí en Boyacá el cuadragésimo quinto Festival Internacional de la Cultura, esta vez en homenaje al "Campo y las Cosechas" como reconocimiento a nuestra ruralidad, pero la vivencia es otra: el campo se está quedando irremediablemente solo y las cosechas son cada vez menos. La población rural está disminuyendo a pasos agigantados; tal vez haga falta más presencia estatal e incentivos para que las nuevas generaciones campesinas vivan dignamente, sin necesitar emigrar a la ciudad en busca de oportunidades que difícilmente encontrarán en la selva de cemento.


BOYACÁ

I
En la tierra que antaño cubrían los trigales,
donde corrían vacas, ovejas y pollinos:
se ven sobre la loma los ranchos campesinos
y todavía se oyen historias ancestrales.

El sol por las mañanas abría ventanales,
el frío de la tarde aireaba los caminos;
mientras, sonaban coplas al son de torbellinos
y arreaban el ganado ancianos caporales.

La primavera brilla sobre la tierra mía
regalando a los campos sus fértiles semillas;
 como señal divina de un tiempo que vendrá.

Mi tierra bendecida, mi tierra labrantía
  de gentes laboriosas, amables y sencillas...
mi tierra tan querida, se llama Boyacá.

II
Yo quiero verte altiva, pujante de verdad,
no sumida en la angustia que causa el desamor;
yo quiero verte digna blandiendo con valor
la bandera que imparta justicia y libertad.

Que tengamos presentes pasado y heredad,
que nuestras tradiciones se vivan con amor;
yo quiero simplemente tener el pundonor
para cantar verdades en pro de la igualdad.

Oh, tierra, la que fuera de mis antepasados
 donde viví de niño los tiempos más felices;
mi tierra tal como era, mi tierra ya no está.

Los ranchos solitarios se mueren olvidados,
  no vuelan sobre el trigo palomas ni perdices…
ya no luces como antes, hermosa Boyacá.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Afiche del Festival.


viernes, agosto 04, 2017

SIN PUNTO FINAL...





Existen cosas en la vida que permanecen suspendidas, que viven rondando en nuestra cabeza y siguen atormentándonos sin que nos demos cuenta... vienen y van los recuerdos de aquellas cosas o de viejos amores perdidos en el tiempo, pero por siempre presentes en nuestra memoria como si algo hubiera quedado pendiente, algo que de hacerlo cerraría definitivamente ese capítulo de nuestra vida. Es algo incomprensible, es que algo nos dice que todavía no hemos colocado la última ficha del rompecabezas. Este poema, en Rima Jotabé, es como una apología a esos idos amores que nunca se van del todo.


AMOR DELIRANTE
(Jotabé dodecasílabo)

Amor delirante, confuso e incierto,
que trémulo sueño dormido y despierto.

Me paso los días contando las horas,
crepúsculos tristes, amargas auroras;
escucho a lo lejos las aves canoras
y pienso si acaso, por mi culpa lloras.

Quizás algún día volvamos a vernos
   al pasar de largos y crudos inviernos…

entonces seremos arena y desierto,
camino y guijarro, campanas sonoras
o silentes fosas con sueños eternos.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Junto al lago.
De la Internet.


jueves, julio 27, 2017

¿SOÑAR O AMBICIONAR?





Cuando los sueños se convierten en ambiciones pueden redundar en pesadillas. Esto, a mi manera de ver, le sucedió a nuestro Nairo Quintana en la presente temporada ciclística: Nairo fue víctima de la ambición comercial del Movistar que, a sabiendas de lo que pasaría lo hizo competir en el Giro de Italia en perjuicio de su preparación para el Tour de Francia, con los resultados ya conocidos. En otras circunstancias, compitió Rigoberto Urán, quien sin tantos aspavientos preparó su estrategia y obtuvo un meritorio segundo lugar en el Tour. Lo sucedido a Quintana, es solamente una amarga experiencia que lo fortalece para nuevos retos, sin demeritar en nada su extraordinario palmarés deportivo.


COMPARANZAS

Lecciones para aprender
la vida nos suele dar,
no es lo mismo ambicionar
que un anhelo poseer.
Por tanto es mejor tener
sueños en vez de ambiciones,
pues en muchas ocasiones
la avaricia rompe el saco
y nos quedamos, de taco,
con las meras intenciones.

Con el firmamento opaco
no se ven constelaciones;
ni se sacan chicharrones
de un pinche marrano flaco.

Después de tanto bregar
podemos quedar sin nada,
porque la meta fijada
fue imposible de alcanzar.
No por mucho madrugar
amanece más temprano,
vale más pájaro en mano
   que cientos en lejanía...
quien con humildad porfía
no sueña sueños en vano.

Paso a paso cada día,
chi va piano, va lontano;
como dijo aquel fulano
que mucha prisa tenía.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Nairo y Rigo.
De la Internet.




jueves, julio 20, 2017

JUSTICIA ES LIBERTAD...





Lo dice claramente nuestro bello Himno Nacional es su décima estrofa: "Mas no es completa gloria vencer en la batalla, que al brazo que combate lo anima la verdad. La independencia sola el gran clamor no acalla... si el sol alumbra a todos, justicia es libertad". Han pasado ya doscientos siete años desde el Grito de Independencia del colonialismo español, pero todavía continuamos esperando la verdadera libertad, la libertad con justicia social, la libertad que nos traerá la paz y la concordia por siempre y para siempre. De nada sirve una paz firmada en papeles, si esas buenas intenciones no se transforman en hechos que mejoren la calidad de vida de todos y cada uno de los colombianos. 


LIBERACIÓN
(Jotabéa)

I
Liberación implora mi pueblo colombiano, 
equidad y justicia van siempre de la mano.

La libertad se logra rompiendo las cadenas
del miedo y la miseria que corren por las venas;
que vuelen los cenzontles, que canten las sirenas
y que en lugar de minas sembremos azucenas.

Que se calle el tronido de bombas y fusiles
y se escuchen las notas de coros infantiles,

que el amor sea el arma de todo ser humano
y, vaguen por el mundo tan sólo gentes buenas:
para que no haya muerte, ni fosas ni rediles.

II
Doscientos años hace que fuimos libertados,
pero seguimos siendo por ley esclavizados.

Nos quitaron el yugo de los conquistadores
y nos pusieron otro de fieros opresores;
políticos corruptos se visten de señores
tirando a las cloacas los éticos valores.

Opresión e injusticia se vuelven una sola
hiriendo con sevicia sin disparar pistola,

matando la esperanza de los atormentados
  que anhelan ver un mundo pintado de colores...
sobre el fúlgido lienzo, que la paz enarbola.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Colombia llora.
De la Internet.

viernes, julio 07, 2017

EL PROFESOR MANUEL CARO





En el año de 1967 cursaba yo mis estudios en el Internado Carlos Arturo Torres de Santa Rosa cuando se supo la noticia de que, el gobierno departamental, había aprobado el funcionamiento del colegio Marco Antonio Mejía en Paz de Río con los dos primeros cursos del bachillerato, pero también, de que se necesitaban alumnos para conformar el grado segundo y así poder iniciar labores: por lo tanto, era urgente reclutar a los que estuvieran estudiando en otras poblaciones, incluido el suscrito. Uno de los profesores en mi nuevo colegio, en el cual estuve hasta el cuarto año, fue el licenciado Pedro Manuel Caro Castillo, el "Profe Carito", como cariñosamente le decíamos... ahora, descansa en paz.


PROFESOR "CARITO"

Entre libros, oculto en sus renglones
tu nombre encontraré por ahí escrito,
porque sembraste en muchos corazones
tus enseñanzas, Profesor Carito.

Los pasillos, talleres y salones
de aquel nuestro colegio tan bonito,
atesoran en todos sus rincones
el eco de tu voz, cual fuera un grito.

Tu voz que aconsejaba con firmeza
la importancia y el mágico valor,
de mostrar en la vida el suave brillo

  de nuestra educación con entereza…
para ser como fuiste, profesor:
hombre jovial, benévolo y sencillo.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.



lunes, julio 03, 2017

UNA HISTORIA DE VERDÁ...





Hay muchos que tienen amor y dinero, yo no tengo nada todo lo perdí.... cantaba yo aquella tardecita allá donde doña Fide, cuando de pronto, a la puerta de la tienda se acercó una atractiva señorita, me miró por un momento y, luego, siguió su camino sin chistar palabra. Yo me zampé otro aguardiente y seguí tocando la guitarra y cantando como si nada. Al cabo de un rato, la susodicha señorita volvió a pasar e hizo lo mismo: me miró, se sonrió y se fue nuevamente. Cuatro o cinco veces la vi pasar por el frente, hasta que me decidí a invitarla para que nos acompañara... lo demás, lo cuento en rima.

Cada tiesto con su arepa, cada loro en su palito;
cada burro con su enjalma, cada cual con su amorcito.


LA PECOSITA

Señores vengo a contarles
una historia de verdá,
que me sucedió hace tiempos
en el pueblo’e Socotá.

Estando yo en una tienda
cantando con alegría,
una damita pecosa
se asomaba y sonreía.

Yo me hacía el indiferente
mirándola de reojo,
y ella pasaba y pasaba
con su carita de antojo.

De tanto verla pasar
 de pa’ rriba y de pa’ bajo,
se me ocurrió convidarla
a que tomara refajo.

La saludé muy galante
y de manera cordial,
pensando pa’mis adentros
este huevo quiere sal.

"Tan sólo por un ratico
 lo acompaño complacida",
pero no fue por un rato
 sino pa’toda la vida.

Yo que tenía mi tumba’o
con dotes de picaflor,
tuve que olvidar la farra
y hacerle caso al amor.

Así termina la historia
de aquella tarde bonita,
cuando cambió mi destino
por culpa’e la pecosita.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.




viernes, junio 23, 2017

SANTUARIOS DE LA VIDA





Los páramos colombianos son ecosistemas únicos en nuestro planeta, refugio de especies endémicas y fábricas naturales de agua. Diversos fenómenos tales como el turismo irresponsable, la ganadería, la agricultura, la minería y los cambios climáticos, están afectándolos gravemente poniéndolos en peligro de desaparecer. Es apremiante, antes de que sea demasiado tarde, conocer sobre los páramos para poder valorar la importancia de estos lugares y entender su fragilidad ante manos depredadoras.


AGUAS BENDITAS

Aguas de nuestros páramos... nacidas
arriba en lo más alto de los montes;
allá en donde se alcanzan horizontes
y de musgos, alfombras, hay mullidas.

Allá la madre tierra da sus frutos
en tanto que florece la pradera,
la vida reverdece por doquiera
y son los manantiales impolutos.

Aguas de nuestros páramos... nacidas
arriba junto a grandes fraylejones;
allá en donde turpiales y gorriones
cantan sobre las flores encendidas.

Allá la humanidad tiene guardada
la fuente de la vida, cual tesoro,
impera la cuidemos más que al oro
pues al faltar ya no seremos nada.

Aguas de nuestros paramos... nacidas
arriba entre cascadas de diamantes;
allá en donde hay lagunas fulgurantes
por arbustos y rocas protegidas.

Allá es grave delito el atrevernos
a dañar al ser vivo o al inerte,
so pena de tener que someternos
 a pagar la osadía con la muerte.

  Agua de nuestros páramos, la suerte...
de tenerla y por ella sostenernos.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Monguí, Boyacá..


viernes, junio 16, 2017

UN RECUERDO Y UN ANHELO...





"El Rafaelito", le decía mi madre a su nieto consentido: fue su primer nieto varón y ella le profesaba un cariño especial al primogénito de su hijo mayor. El muchacho creció y se hizo hombre, ella enfermó y poco a poco se fue yendo de este mundo hasta que nos dejó para siempre llevándose la ternura que nos deparaba su dulce compañía. Desde aquel día, el protagonista del cuento ha cambiado lentamente su manera de ser, ha ido perdiendo esa bonita alegría que le caracterizaba y se ha vuelto algo huraño, no es el mismo de antes... tal vez le haga falta, más de lo imaginable, su querida abuelita Elvira.


EL RAFAELITO

Quisiera otra vez tener
el hijo que tuve ayer,
el que como buen amigo
despertaba mi alegría
y madrugaba conmigo
  a correr en bicicleta…
ese muchacho que un día
hizo mi vida completa.

El joven pulcro y decente,
soñador e inteligente
que fue modelo a seguir:
amable, bien educado
y dispuesto a sonreír
  con absoluta franqueza…
el muchacho bien plantado
de los pies a la cabeza.

Sé bien que no está perdido,
pero se halla refundido
entre las cosas, mundanas,
que le causan embeleso
y se olvida por semanas
  de venir a saludarme…
con los abrazos y el beso
que solía regalarme.

Por tanto amor que profeso
   no dejo de ilusionarme…
por eso, sólo por eso.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.




sábado, junio 10, 2017

LLUVIA DE CALAMIDADES





La temporada invernal está en pleno furor, no solamente por las fuertes lluvias de los últimos días, sino por la tormenta de calamidades que agobian al país debido a la indiferencia del gobierno central. Los profesores en paro, al igual que una buena parte de los empleados estatales; las diferentes regiones de nuestra geografía recurriendo a paros cívicos para reclamar la atención del estado y, para colmo de males, los políticos de siempre preparando sus nefastas campañas. La paz no se firma como un premio a los terroristas, la verdadera paz se logra con justicia social para el pueblo sufrido y trabajador.


MIRADAS

Muy chusca se ve la dama
bajo su paraguas rojo,
la miro por la ventana 
porque si salgo me mojo.

Con su pasito de garza
sobre el adoquín mojado,
cruza elegante la plaza
luciendo bolso rosado.

Las lluvias no solamente
son agua que cae del cielo,
también lo son de injusticias
de penas y desconsuelo.

Los profesores en paro
y el gobierno indiferente,
negándoles el derecho
de sueldo justo y decente

Las provincias olvidadas
por el gobierno central,
no vislumbran esperanzas
que remedien tanto mal.

¿Las escuelas y hospitales
dónde están que no los veo?
¿Los acueductos potables
la salud y el buen empleo?

Sobre el suelo colombiano
llueven males inclementes,
por la culpa de un gobierno
de corruptos indolentes.

Sin equidad ni justicia
  la paz será una utopía...
la paz no es una palabra
es el pan de cada día.

¡Qué situación tan macabra,
pobre de la patria mía!

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Fotografía superior:
Boyacá SieteDías.


martes, junio 06, 2017

EL PRIMER AÑITO...





Las cosas son como son: cuando por primera vez tuve a Martina en mis brazos vibré de emoción, vi en ella a Paola Rosa (nuestra hija menor y madre de la recién nacida). El tiempo se regresó veintiún años atrás y la emoción me arrancó una que otra lágrima de alegría... qué le vamos a hacer, soy un viejo sentimental, la neitecita chiquita me tiene embrujado, la felicidad es inmensa y, así la vida, se pinta de color rosa. De esto hace hoy, 365 días, Martina está cumpliendo su primer añito en este mundo.


MARTINA

Sentí vibrar el alma, y en un instante hermoso
cambiaste dulce niña la ruta de mi vida;
eres para el destino cual lámpara encendida
que da lumbre a un sendero a veces nebuloso.

El corazón palpita, y en su latido airoso
anuncia la esperanza que entre mi pecho anida;
yo nací nuevamente, princesa consentida,
el día en que tú naciste mi ángel candoroso.

Hay música en el alma desde el sublime instante
cuando llegaste al mundo, sonriente y fulgurante;
 en toda nuestra casa la dicha se adivina,

nietecita del alma, perfume de mil rosas,
  la flor más primorosa sobre las primorosas…
amo tus bellos ojos, dulcísima Martina.


El cielo se ilumina
y, anuncian los clarines... que tu soñar empieza:
pues cumples un añito de mágica belleza.





__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Martina y sus padres.
Del álbum familiar.



jueves, junio 01, 2017

MI ADORADA ESTRELLA





Un día como hoy, hace ya cuatro años, se fue mi madre para siempre... era un sábado primero de junio del año 2013 (un sábado como todos) pero triste y fatal. Yo, calladamente, guardo su recuerdo en un rinconcito de mi corazón: allí donde nadie lo pueda encontrar, allí donde se guardan los tesoros más preciados; tesoros que se llevan en el alma y que nunca se dejan de cuidar. El mundo sigue su marcha y, aunque me atormenta la pena de soportar su ausencia, me reconforta el saber que fui un buen hijo, que hice lo mejor por ella y le di todo el amor que pude darle en la vida... Dios lo sabe.


ELEGÍA

¡Oh mi niñez, mi juventud… y ella,
recuerdo que jamás podré olvidar!
Busco en el cielo mi adorada estrella
 y encuentro en mil luceros su mirar.

Es cual la musa inmaculada y bella
que inspira mis anhelos de cantar.
¡Oh mi niñez, mi juventud… y ella,
música en el silencio del hogar!

Junio, sin ella, viste de amargura
al recordar aquella desventura:
  junio fatal que un día me arrancó...

el motivo mayor de mi alegría.
¡Madre del alma, compañera mía,
regalo que la vida me brindó!

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Mirando estrellas
De la Internet.


sábado, mayo 27, 2017

EL CAFÉ DE LA MAÑANA





Hoy amanecí romántico, tierno, sentimental, enamorado, alegre y medio loco: sigilosamente, para no despertarla, fui a la cocina por el primer café, corté una rosa que despuntaba en el patio y regresé a nuestra alcoba. Ella dormía plácidamente, parecía sonreír. La contemplé por un momento y, luego, me atreví a despertarla con un amoroso beso para ofrecerle el café y la rosa recién cortada. Me miró sorprendida, se quedó en silencio algunos segundos... finalmente, me  abrazó con una dulce sonrisa. Amar es correr el riesgo de ser correspondido, amar es poner el alma el las cosas pequeñitas. 


UN BESITO

Un besito de amor para mi amada,
tierno, suave y gentil como ninguno;
un beso nada más, solamente uno,
un instante feliz de madrugada.

Un besito de amor a mi adorada,
sensible, cariñoso y oportuno;
un beso nada más, al desayuno,
un café y una rosa perfumada.

Un besito de amor, suave caricia,
  el sabor de tus labios, ¡qué delicia!,
un beso con ribetes de locura.

Un besito de amor, día tras día,
  el roce de tus labios, ¡qué alegría!...
un beso y un abrazo, con ternura.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Rosa y Café

De la Internet.



domingo, mayo 21, 2017

ORGULLO DE NUESTRA RAZA




Al ver esta tierna fotografía colgada en la Internet, no pude más que exclamar: ¡Ah, niña más linda!, y me quedé extasiado ante tanta ternura e inocencia innatas. Todo un primor la hermosa niña. En el pie de foto decía "soraquena", por lo que deduje que la foto podría haber sido tomada en algún camino de Soracá, uno de los ciento veintitrés municipios que conforman la extensa geografía de nuestro hermoso departamento de Boyacá. Salido del corazón, le dedico mi cantar, a esta linda representante de la niñez campesina, orgullo de nuestra raza y semilla de la esperanza en un mañana mejor.


SORAQUEÑITA

Dulce niña soraqueña
de cacheticos rosa'os
dulce niña la que sueña
con amigos inventa'os.

Brillan sus grandes ojitos
cual piedras esmeraldinas, 
la que aguaita pajaritos
y juega con las gallinas. 

La que corre bajo el cielo
entre trigales o espinos,
y enreda'o va en su pelo
el musgo de los caminos. 

Soraqueña, soraquena,
soraqueña de mi vida;
soraqueña, soraqueña,
soraqueñita querida.

Dulce niña Soraqueña
de incomparable ternura,
dulce niña la que sueña
con manitas de agua pura.

Al mirarla se adivina
el embrujo del candor,
la de raza campesina 
como el arrayán en flor.

La que se pone por manta
las estrellas y luceros,
y temprano se levanta
con el canto de jilgueros.

Soraqueña, soraquena,
soraqueña de mi vida;
soraqueña, soraqueña,
soraqueñita querida.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: de la Internet.
Desconozco el autor.


domingo, mayo 14, 2017

RECORDANDO A MAMÁ





Allá, en la casa paterna... una pequeña mesa en la cocina oficiaba de comedor durante el día y, por las noches, se convertía en escritorio para hacer los deberes escolares. Era una mesita metálica de color rojo, con dos sillas de igual material en amarillo y azul. La rutina era la misma casi todos los días: llegaba de la escuela, tomaba mi cafecito con leche, sacaba los cuadernos y me ponía a desarrollar las tareas al tiempo que, mi madrecita, mientras ejecutaba sus labores domésticas me ayudaba con las preguntas difíciles de responder. Ah, instantes más bonitos, bellos instantes de nunca olvidar.


MADRE
(Jotabé con estrambote)

Palpita el corazón acongojado
desde que tú te fuiste de mi lado.

Es la ley natural, va siempre unida
la mañana a la tarde entristecida;
como unidas la muerte con la vida
desde el nacer hasta la despedida.

Tras largas noches, los amaneceres
me traen a la mente los ayeres.

Dulces momentos de un feliz pasado
cuando yo junto a ti, madre querida,
hacía diariamente mis deberes.


Con mil y más quereres,
para todas las madres en su día:
¡un beso con amor, de parte mía!




__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: La casa paterna

Archivo particular.


sábado, mayo 06, 2017

ANHELANDO REGRESAR...





A veces, por ahí vagando, me encuentro con algún paisano y nos sentamos a conversar al calor de un cafecito con alma. La charla, fluye normal, hasta cuando se me ocurre manifestarle mis deseos de regresar al terruño natal y él me responde: ¡Qué se va a volver para ese pueblo fantasma, allá ya no hay nada qué hacer, se muere uno de aburrimiento!... Yo, para no entrar en polémicas, guardo silencio y pienso en lo bonito que sería retornar a disfrutar de una vida sosegada, montar algún negocito para vivir dignamente y continuar escribiendo mis versos bajo un radiante cielo pintado de recuerdos.


PUEBLO MÍO

Paz de Río pueblito del alma
donde tuve una infancia feliz;
donde pasan los tiempos en calma
y de flores se extiende un tapiz.

Aunque ausente lo llevo conmigo
y no puedo su nombre olvidar;
de mi amor el Señor es testigo
y por eso le vuelvo a cantar.

En su suelo crecían frondosas
matas de uvo, de mangle y laurel;
se miraban volar mariposas
y aromaba un extenso vergel.

Pueblo mío que estás en un valle
entre arroyos, ayer cristalinos;
en la vida doquiera que me halle
tus senderos serán mis caminos.

Paz de Río terruño querido
de mis sueños la grata ilusión;
el paisaje que llevo escondido
y que late con mi corazón.

Yo quisiera poder finalmente
dulce anhelo hacer realidad;
regresar el pasado al presente
y llenarme de felicidad.

Ver de nuevo los bueyes y arados
ayuntados surcando el barbecho;
bajo cielos de azules pintados
y sentir como vibra mi pecho.

Pueblo mío que estás en un valle
entre arroyos, ayer cristalinos;
en la vida doquiera que me halle
tus senderos serán mis caminos.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imágenes: de la Red.



martes, mayo 02, 2017

PEQUEÑOS RAYOS DE LUZ





Inesperadamente, en medio de la desazón y la oscuridad espiritual, aparecen pequeños rayos de luz que iluminan nuestro entendimiento. Lo más valioso que poseemos los humanos es la vida, y a pesar de las muchas contrariedades, podemos afirmar que mientras haya vida habrá esperanza. Tal vez, la posibilidad de escoger el camino indicado, no sea tan difícil como podría imaginarse: yo escogí el mío a sabiendas de que sería cuesta arriba, pero creo ir en la dirección correcta, sigo tras ese rayo de luz que me ilumina y me guía… sigo adelante con mi porfía, ella es el motivo de mi diario despertar. 


ÁRBOL DE OTOÑO

Soy como árbol en otoño
cuyas hojas han caído,
y aunque parezca desnudo
de ilusiones voy vestido.

Sigo en pie a pesar de todo
y no me doy por vencido,
mis raíces bajo en suelo
no se ven, pero han crecido.

Soy el que de mil amores
pinta sueños de colores
y lo cuelga de la luna,

el que carga en su equipaje
esperanzas, buen bagaje
y un poquito de fortuna.

Dulce cuna,
es la que me vio nacer
y me verá florecer.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: De la Internet.


jueves, abril 27, 2017

PREMIO INTERNACIONAL





Por segunda vez he sido galardonado el "Certamen Poético Internacional Rima Jotabé" realizado en Valencia, España: esta vez, en la sexta versión correspondiente al presente año 2017, como el ganador del "Primer Accésit" con la poesía "Desesperación". Es un poema de arte mayor compuesto con versos alejandrinos y que según las reglas del mencionado concurso se denomina "Jotabéa". Agradezco al insigne Poeta Juan Benito Rodríguez Manzanares (creador de la Rima Jotabé), al comité organizador y a los miembros del jurado calificador por apreciar mi humilde versear.


DESESPERACIÓN
(Jotabéa con estrambote)

Se ciñen a mis sienes espigas plateadas
y mis manos de viejo se muestran arrugadas.

Amortajada mi alma de negro terciopelo
parece haber perdido su más ferviente anhelo;
mientras tanto, sus alas, se arrastran por el suelo
a la espera del viento para el último vuelo.

Se escuchan los gemidos de la desesperanza
cual mítico doliente, que su soñar no alcanza,

y… entre lamentos vaga por sendas empedradas
un corazón que sufre su pena y su desvelo:
pero conserva intacta su fuerza de templanza.


Con vívida esperanza
¡Perdón, Señor, te pido! Desde mi humilde lecho,
por la sangre que Cristo derramó de su pecho.


___________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.



Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador: con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.

Archivo por etiquetas