viernes, junio 23, 2017

SANTUARIOS DE LA VIDA





Los páramos colombianos son ecosistemas únicos en nuestro planeta, refugio de especies endémicas y fábricas naturales de agua. Diversos fenómenos tales como el turismo irresponsable, la ganadería, la agricultura, la minería y los cambios climáticos, están afectándolos gravemente poniéndolos en peligro de desaparecer. Es apremiante, antes de que sea demasiado tarde, conocer sobre los páramos para poder valorar la importancia de estos lugares y entender su fragilidad ante manos depredadoras.


AGUAS BENDITAS

Aguas de nuestros páramos, nacidas
arriba en lo más alto de los montes;
allá en donde se alcanzan horizontes
y de musgos, alfombras, hay mullidas.

Allá la madre tierra da sus frutos
en tanto que florece la pradera,
la vida reverdece por doquiera
y son los manantiales impolutos.

Aguas de nuestros páramos, nacidas
arriba junto a grandes fraylejones;
allá en donde turpiales y gorriones
cantan sobre las flores encendidas.

Allá la humanidad tiene guardada
la fuente de la vida, cual tesoro,
impera la cuidemos más que al oro
pues al faltar ya no seremos nada.

Aguas de nuestros paramos, nacidas
arriba entre cascadas de diamantes;
allá en donde hay lagunas fulgurantes
por arbustos y rocas protegidas.

Allá es grave delito el atrevernos
a dañar al ser vivo o al inerte,
so pena de tener que someternos
 a pagar la osadía con la muerte.

  Agua de nuestros páramos, la suerte...
de tenerla y por ella sostenernos.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Monguí, Boyacá..


viernes, junio 16, 2017

UN RECUERDO Y UN ANHELO...





"El Rafaelito", le decía mi madre a su nieto consentido: fue su primer nieto varón y ella le profesaba un cariño especial al primogénito de su hijo mayor. El muchacho creció y se hizo hombre, ella enfermó y poco a poco se fue yendo de este mundo hasta que nos dejó para siempre llevándose la ternura que nos deparaba su dulce compañía. Desde aquel día, el protagonista del cuento ha cambiado lentamente su manera de ser, ha ido perdiendo esa bonita alegría que le caracterizaba y se ha vuelto algo huraño, no es el mismo de antes... tal vez le haga falta, más de lo imaginable, su querida abuelita Elvira.


EL RAFAELITO

Quisiera otra vez tener
el hijo que tuve ayer,
el que como buen amigo
despertaba mi alegría
y madrugaba conmigo
  a correr en bicicleta…
ese muchacho que un día
hizo mi vida completa.

El joven pulcro y decente,
soñador e inteligente
que fue modelo a seguir:
amable, bien educado
y dispuesto a sonreír
  con absoluta franqueza…
el muchacho bien plantado
de los pies a la cabeza.

Sé bien que no está perdido,
pero se halla refundido
entre las cosas, mundanas,
que le causan embeleso
y se olvida por semanas
  de venir a saludarme…
con los abrazos y el beso
que solía regalarme.

Por tanto amor que profeso
   no dejo de ilusionarme…
por eso, sólo por eso.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.




sábado, junio 10, 2017

LLUVIA DE CALAMIDADES





La temporada invernal está en pleno furor, no solamente por las fuertes lluvias de los últimos días, sino por la tormenta de calamidades que agobian al país debido a la indiferencia del gobierno central. Los profesores en paro, al igual que una buena parte de los empleados estatales; las diferentes regiones de nuestra geografía recurriendo a paros cívicos para reclamar la atención del estado y, para colmo de males, los políticos de siempre preparando sus nefastas campañas. La paz no se firma como un premio a los terroristas, la verdadera paz se logra con justicia social para el pueblo sufrido y trabajador.


MIRADAS

Muy chusca se ve la dama
bajo su paraguas rojo,
la miro por la ventana 
porque si salgo me mojo.

Con su pasito de garza
sobre el adoquín mojado,
cruza elegante la plaza
luciendo bolso rosado.

Las lluvias no solamente
son agua que cae del cielo,
también lo son de injusticias
de penas y desconsuelo.

Los profesores en paro
y el gobierno indiferente,
negándoles el derecho
de sueldo justo y decente

Las provincias olvidadas
por el gobierno central,
no vislumbran esperanzas
que remedien tanto mal.

¿Las escuelas y hospitales
dónde están que no los veo?
¿Los acueductos potables
la salud y el buen empleo?

Sobre el suelo colombiano
llueven males inclementes,
por la culpa de un gobierno
de corruptos indolentes.

Sin equidad ni justicia
  la paz será una utopía...
la paz no es una palabra
es el pan de cada día.

¡Qué situación tan macabra,
pobre de la patria mía!

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Fotografía superior:
Boyacá SieteDías.


martes, junio 06, 2017

EL PRIMER AÑITO...





Las cosas son como son: cuando por primera vez tuve a Martina en mis brazos vibré de emoción, vi en ella a Paola Rosa (nuestra hija menor y madre de la recién nacida). El tiempo se regresó veintiún años atrás y la emoción me arrancó una que otra lágrima de alegría... qué le vamos a hacer, soy un viejo sentimental, la neitecita chiquita me tiene embrujado, la felicidad es inmensa y, así la vida, se pinta de color rosa. De esto hace hoy, 365 días, Martina está cumpliendo su primer añito en este mundo.


MARTINA

Sentí vibrar el alma, y en un instante hermoso
cambiaste dulce niña la ruta de mi vida;
eres para el destino cual lámpara encendida
que da lumbre a un sendero a veces nebuloso.

El corazón palpita, y en su latido airoso
anuncia la esperanza que entre mi pecho anida;
yo nací nuevamente, princesa consentida,
el día en que tú naciste mi ángel candoroso.

Hay música en el alma desde el sublime instante
cuando llegaste al mundo, sonriente y fulgurante;
 en toda nuestra casa la dicha se adivina,

nietecita del alma, perfume de mil rosas,
  la flor más primorosa sobre las primorosas…
amo tus bellos ojos, dulcísima Martina.


El cielo se ilumina
y, anuncian los clarines... que tu soñar empieza:
pues cumples un añito de mágica belleza.





__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Martina y sus padres.
Del álbum familiar.



jueves, junio 01, 2017

MI ADORADA ESTRELLA





Un día como hoy, hace ya cuatro años, se fue mi madre para siempre... era un sábado primero de junio del año 2013 (un sábado como todos) pero triste y fatal. Yo, calladamente, guardo su recuerdo en un rinconcito de mi corazón: allí donde nadie lo pueda encontrar, allí donde se guardan los tesoros más preciados; tesoros que se llevan en el alma y que nunca se dejan de cuidar. El mundo sigue su marcha y, aunque me atormenta la pena de soportar su ausencia, me reconforta el saber que fui un buen hijo, que hice lo mejor por ella y le di todo el amor que pude darle en la vida... Dios lo sabe.


ELEGÍA

¡Oh mi niñez, mi juventud… y ella,
recuerdo que jamás podré olvidar!
Busco en el cielo mi adorada estrella
 y encuentro en mil luceros su mirar.

Es cual la musa inmaculada y bella
que inspira mis anhelos de cantar.
¡Oh mi niñez, mi juventud… y ella,
música en el silencio del hogar!

Junio, sin ella, viste de amargura
al recordar aquella desventura:
  junio fatal que un día me arrancó...

el motivo mayor de mi alegría.
¡Madre del alma, compañera mía,
regalo que la vida me brindó!

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Mirando estrellas
De la Internet.


sábado, mayo 27, 2017

EL CAFÉ DE LA MAÑANA





Hoy amanecí romántico, tierno, sentimental, enamorado, alegre y medio loco: sigilosamente, para no despertarla, fui a la cocina por el primer café, corté una rosa que despuntaba en el patio y regresé a nuestra alcoba. Ella dormía plácidamente, parecía sonreír. La contemplé por un momento y, luego, me atreví a despertarla con un amoroso beso para ofrecerle el café y la rosa recién cortada. Me miró sorprendida, se quedó en silencio algunos segundos... finalmente, me  abrazó con una dulce sonrisa. Amar es correr el riesgo de ser correspondido, amar es poner el alma el las cosas pequeñitas. 


UN BESITO

Un besito de amor para mi amada,
tierno, suave y gentil como ninguno;
un beso nada más, solamente uno,
un instante feliz de madrugada.

Un besito de amor a mi adorada,
sensible, cariñoso y oportuno;
un beso nada más, al desayuno,
un café y una rosa perfumada.

Un besito de amor, suave caricia,
  el sabor de tus labios, ¡qué delicia!,
un beso con ribetes de locura.

Un besito de amor, día tras día,
  el roce de tus labios, ¡qué alegría!...
un beso y un abrazo, con ternura.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Rosa y Café

De la Internet.



domingo, mayo 21, 2017

ORGULLO DE NUESTRA RAZA




Al ver esta tierna fotografía colgada en la Internet, no pude más que exclamar: ¡Ah, niña más linda!, y me quedé extasiado ante tanta ternura e inocencia innatas. Todo un primor la hermosa niña. En el pie de foto decía "soraquena", por lo que deduje que la foto podría haber sido tomada en algún camino de Soracá, uno de los ciento veintitrés municipios que conforman la extensa geografía de nuestro hermoso departamento de Boyacá. Salido del corazón, le dedico mi cantar, a esta linda representante de la niñez campesina, orgullo de nuestra raza y semilla de la esperanza en un mañana mejor.


SORAQUEÑITA

Dulce niña soraqueña
de cacheticos rosa'os
dulce niña la que sueña
con amigos inventa'os.

Brillan sus grandes ojitos
cual piedras esmeraldinas, 
la que aguaita pajaritos
y juega con las gallinas. 

La que corre bajo el cielo
entre trigales o espinos,
y enreda'o va en su pelo
el musgo de los caminos. 

Soraqueña, soraquena,
soraqueña de mi vida;
soraqueña, soraqueña,
soraqueñita querida.

Dulce niña Soraqueña
de incomparable ternura,
dulce niña la que sueña
con manitas de agua pura.

Al mirarla se adivina
el embrujo del candor,
la de raza campesina 
como el arrayán en flor.

La que se pone por manta
las estrellas y luceros,
y temprano se levanta
con el canto de jilgueros.

Soraqueña, soraquena,
soraqueña de mi vida;
soraqueña, soraqueña,
soraqueñita querida.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: de la Internet.
Desconozco el autor.


domingo, mayo 14, 2017

RECORDANDO A MAMÁ





Allá, en la casa paterna... una pequeña mesa en la cocina oficiaba de comedor durante el día y, por las noches, se convertía en escritorio para hacer los deberes escolares. Era una mesita metálica de color rojo, con dos sillas de igual material en amarillo y azul. La rutina era la misma casi todos los días: llegaba de la escuela, tomaba mi cafecito con leche, sacaba los cuadernos y me ponía a desarrollar las tareas al tiempo que, mi madrecita, mientras ejecutaba sus labores domésticas me ayudaba con las preguntas difíciles de responder. Ah, instantes más bonitos, bellos instantes de nunca olvidar.


MADRE
(Jotabé con estrambote)

Palpita el corazón acongojado
desde que tú te fuiste de mi lado.

Es la ley natural, va siempre unida
la mañana a la tarde entristecida;
como unidas la muerte con la vida
desde el nacer hasta la despedida.

Tras largas noches, los amaneceres
me traen a la mente los ayeres.

Dulces momentos de un feliz pasado
cuando yo junto a ti, madre querida,
hacía diariamente mis deberes.


Con mil y más quereres,
para todas las madres en su día:
¡un beso con amor, de parte mía!




__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: La casa paterna

Archivo particular.


sábado, mayo 06, 2017

ANHELANDO REGRESAR...





A veces, por ahí vagando, me encuentro con algún paisano y nos sentamos a conversar al calor de un cafecito con alma. La charla, fluye normal, hasta cuando se me ocurre manifestarle mis deseos de regresar al terruño natal y él me responde: ¡Qué se va a volver para ese pueblo fantasma, allá ya no hay nada qué hacer, se muere uno de aburrimiento!... Yo, para no entrar en polémicas, guardo silencio y pienso en lo bonito que sería retornar a disfrutar de una vida sosegada, montar algún negocito para vivir dignamente y continuar escribiendo mis versos bajo un radiante cielo pintado de recuerdos.


PUEBLO MÍO

Paz de Río pueblito del alma
donde tuve una infancia feliz;
donde pasan los tiempos en calma
y de flores se extiende un tapiz.

Aunque ausente lo llevo conmigo
y no puedo su nombre olvidar;
de mi amor el Señor es testigo
y por eso le vuelvo a cantar.

En su suelo crecían frondosas
matas de uvo, de mangle y laurel;
se miraban volar mariposas
y aromaba un extenso vergel.

Pueblo mío que estás en un valle
entre arroyos, ayer cristalinos;
en la vida doquiera que me halle
tus senderos serán mis caminos.

Paz de Río terruño querido
de mis sueños la grata ilusión;
el paisaje que llevo escondido
y que late con mi corazón.

Yo quisiera poder finalmente
dulce anhelo hacer realidad;
regresar el pasado al presente
y llenarme de felicidad.

Ver de nuevo los bueyes y arados
ayuntados surcando el barbecho;
bajo cielos de azules pintados
y sentir como vibra mi pecho.

Pueblo mío que estás en un valle
entre arroyos, ayer cristalinos;
en la vida doquiera que me halle
tus senderos serán mis caminos.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imágenes: de la Red.



martes, mayo 02, 2017

PEQUEÑOS RAYOS DE LUZ





Inesperadamente, en medio de la desazón y la oscuridad espiritual, aparecen pequeños rayos de luz que iluminan nuestro entendimiento. Lo más valioso que poseemos los humanos es la vida, y a pesar de las muchas contrariedades, podemos afirmar que mientras haya vida habrá esperanza. Tal vez, la posibilidad de escoger el camino indicado, no sea tan difícil como podría imaginarse: yo escogí el mío a sabiendas de que sería cuesta arriba, pero creo ir en la dirección correcta, sigo tras ese rayo de luz que me ilumina y me guía… sigo adelante con mi porfía, ella es el motivo de mi diario despertar. 


ÁRBOL DE OTOÑO

Soy como árbol en otoño
cuyas hojas han caído,
y aunque parezca desnudo
de ilusiones voy vestido.

Sigo en pie a pesar de todo
y no me doy por vencido,
mis raíces bajo en suelo
no se ven, pero han crecido.

Soy el que de mil amores
pinta sueños de colores
y lo cuelga de la luna,

el que carga en su equipaje
esperanzas, buen bagaje
y un poquito de fortuna.

Dulce cuna,
es la que me vio nacer
y me verá florecer.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: De la Internet.


jueves, abril 27, 2017

PREMIO INTERNACIONAL





Por segunda vez he sido galardonado el "Certamen Poético Internacional Rima Jotabé" realizado en Valencia, España: esta vez, en la sexta versión correspondiente al presente año 2017, como el ganador del "Primer Accésit" con la poesía "Desesperación". Es un poema de arte mayor compuesto con versos alejandrinos y que según las reglas del mencionado concurso se denomina "Jotabéa". Agradezco al insigne Poeta Juan Benito Rodríguez Manzanares (creador de la Rima Jotabé), al comité organizador y a los miembros del jurado calificador por apreciar mi humilde versear.


DESESPERACIÓN
(Jotabéa con estrambote)

Se ciñen a mis sienes espigas plateadas
y mis manos de viejo se muestran arrugadas.

Amortajada mi alma de negro terciopelo
parece haber perdido su más ferviente anhelo;
mientras tanto, sus alas, se arrastran por el suelo
a la espera del viento para el último vuelo.

Se escuchan los gemidos de la desesperanza
cual mítico doliente, que su soñar no alcanza,

y… entre lamentos vaga por sendas empedradas
un corazón que sufre su pena y su desvelo:
pero conserva intacta su fuerza de templanza.


Con vívida esperanza
¡Perdón, Señor, te pido! Desde mi humilde lecho,
por la sangre que Cristo derramó de su pecho.


___________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.



lunes, abril 24, 2017

TIPLECITO DE MI VIDA





La música de cuerdas fue su gran pasión: tocaba la guitarra, el requinto y la bandola, pero su consentido era el "tiple", el tiple colombiano en el cual interpretaba los aire andinos con sutil maestría, en especial, los correspondientes al folclor boyacense. Era ya un patriarca, mas tenía la actitud de un muchacho y, haciendo sonar su tiplecito, nos daba ejemplo de amor por nuestras verdaderas raíces musicales. Se nos marchó al más allá el día jueves pasado dejándonos su estela de nobleza y pulcritud. De todo corazón deseo que el Señor lo tenga en su gloria y acompaño con cariño a su respetada familia en estos difíciles momentos. Descanse en paz don Tito Navas, lo recordaremos por siempre.


DON TITO NAVAS

Tito Navas, notable Pazricense
que deja un gran legado cultural,
con su tiple colgado siempre al cuello
 rescatando el folclor tradicional.

Con bambucos, guabinas, torbellinos,
pasillos o algún ritmo tropical:
nos brindaba don Tito su alegría
y su inmenso talento musical.

Ejemplar como padre, buen esposo,
caballero sin par, varón prudente
y amigo como pocos en la vida.

Mi corazón dolido y pesaroso
  hoy lamenta decir que tristemente…
nos deja un gran vacío su partida.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Del facebook

  

lunes, abril 17, 2017

EL VIEJO DEMETRIO...





Cuando el enterrador echó la última palada, y la tierra se tragó para siempre a "ña" Soledad, el viejo Demetrio se restregó los ojos llorosos, agachó la cabeza, se santiguó suspirando y con el alma en mil pedazos caminó alejándose lentamente sin volver la vista atrás.  Al poco tiempo, abandonó la casa, se fue a un pueblo cercano, alquiló un cuarto en un vetusto hotel y allí vivió solitario por los últimos quince años de su vida, trayendo todos los lunes un ramo de flores a la fosa de su amada. Murió hace algunos días, y cumpliendo con sus deseos, lo sepultaron junto a "Solita", como él la llamaba.


COMPAÑERA

Tú que me haces compañía
en el corazón viviendo,
me das fuerza, fe y coraje
para seguir resistiendo.

Eres dulce amor silente
besándome como el viento,
eres el hoy, el mañana
y estás en mi pensamiento.

Tú que vas en mi equipaje
como tiempo y golondrinas,
por caminos florecidos
o por calles con espinas.

No me detengo y avanzo
aunque sea pesadamente,
comparto mis alegrías
y sufro calladamente.

Tú que me enseñaste a ser
corderillo o tigre fiero,
a poner la otra mejilla
o a golpear de primero.

Has compartido conmigo
venturas y desventuras,
luna de incontables noches
y sol de mis andaduras.

Tú que conoces mi vida
y mi forma de pensar,
sabes bien que de lo poco
puedo dar y convidar.

Para el amigo la mano
y para el que no, también,
para el primero un abrazo
y para el segundo cien.

Tú, y únicamente tú,
  conoces de mis verdades...
de los momentos felices
y de mis calamidades.

Tú, y únicamente tú:
¡Soledad de soledades!

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: De la Internet

domingo, abril 16, 2017

UNA PESADA CRUZ...





"Una pesada cruz vamos llevando por el camino amargo de la vida". Pasan y pasan los siglos desde aquel lejano día de la crucifixión de Jesús y la humanidad no aprende: guerras, masacres, atentados, corrupción, desamor, huérfanos, viudas, secuestros, mentiras, codicia, maltrato, traición, trampas, miseria, asesinatos, narcotráfico y desastres provocados por crueles manos devastadoras. Día tras día, los inescrupulosos le agregan más peso a la cruz, cada nueva maldad es otro latigazo sobre nuestras espaldas, nos llevan paso a paso hacia el calvario sin permitirnos chistar... ellos tienen el poder.

Dios crió al hombre recto, y el mismo hombre
se enredó en infinitas cuestiones y peligros.
Eclesiastés 7.30

EL VIACRUCIS

I
Te condenaron a muerte, no escucharon el llamado,
de la voz que predicaba alejaos del pecado.

II
Abrazaste aquella cruz con amor a manos llenas,
y pagaste con tu vida las tantas deudas ajenas.

III
Bajo el peso del madero tu boca la tierra besa,
la misma tierra que ahora de la maldad vive presa.

IV
Cual el llanto de tu madre cuando te abrazó al pasar,
ríos de sangre a torrentes tiñen de rojo la mar.

V
El Cirineo quien te ayuda a cargar con vuestra cruz,
es el pobre que te implora ten piedad Señor Jesús.

VI
La Verónica enjugando tu bello rostro sagrado,
intenta borrar las culpas del opresor desalmado.

VII
De nuevo tu cuerpo herido se desploma y cae a tierra,
igualmente se derrumba el mundo bajo la guerra.

VIII
A las dolientes mujeres les ofreciste consuelo,
sin embargo aún esperan ver realizado su anhelo.

IX
Por tercera vez caíste y otra vez te levantaste,
pero volver bueno al malo, ¡oh! Señor, no lo lograste.

X
Te arrancan las vestiduras y a la suerte las realizan,
como juegan con la vida quienes matan o esclavizan.
  
 XI
Soportaste los tres clavos intentando redimirnos,
a pesar del sacrificio no lograste persuadirnos.

XII
Moriste por nuestras culpas en la cruz sacrificado,
hoy el calvario lo sufre un pueblo martirizado.

XIII
En los brazos de María reposaste estando inerte,
muchas como ella padecen de sus vástagos la muerte.

XIV
Amortajaron tu cuerpo unos hombres bondadosos,
bondad que necesitamos en tiempos tan azarosos.

XV
Venciste dolor y muerte con tu poder celestial,
  mas no pudiste vencer a la injusticia social.

La humanidad entera tendrá nueva ilusión:
cuando tu amor florezca en cada corazón.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.


domingo, abril 09, 2017

UN DÍA POR EL CORAZÓN





Fue muy emocionante ver a tanta gente reunida en torno al deporte de las bielas. Sucedió en el 5° Gran Ciclopaseo Comfaboy "Un Día Por Tu Corazón" realizado el pasado domingo dos de abril con algo más de 1.500 personas asistentes a la cita para emprender una travesía de 71 kilómetros con dificultad media-alta que permitió a los deportistas contemplar la geografía de varios municipios cercanos a la ciudad de Tunja, capital de Boyacá. La agreste topografía y el ardiente sol no fueron impedimento para que estos participantes cumplieran el objetivo propuesto. Cinco incesantes horas de pedaleo, demostraron una vez más, que el ciclismo es el deporte bandera de los boyacenses.


PEDALEANDO

Es muy bonito sentir
el viento pleno en la cara,
y gozar de la emoción
que pedalear nos depara.

Contemplar de lado a lado
las montañas y pasturas,
los paisajes bajo el cielo
semejan bellas pinturas.

Dos ruedas pueden llevarte
hasta donde quieras ir,
las piernas marcan el ritmo
del corazón al latir.

Los obstáculos no importan
sin dudarlo lo adivino,
mientras haya voluntad
para enfrentar el camino.

Vamos queridos amigos
salgamos a pasear,
pues el día nos convida
a correr y a disfrutar.

Iremos por las veredas
bajo el sol abrazador,
el pecho llevando henchido
bañado por el sudor.

El ciclismo es para mí
el deporte más bonito,
los invito a pedalear
aunque sea despacito.

___________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.




Imagen superior: El Ciclopaseo.
 Inferior: Con mi hijo.


miércoles, abril 05, 2017

TRAGEDIAS ANUNCIADAS





La desatención estatal, la falta de ordenamiento territorial, la pobreza extrema y/o el desplazamiento forzado obligan a la población menos favorecida a construir sus humildes viviendas en zonas de alto riesgo tales como las riveras de los ríos o laderas inestables. Si, a lo anterior, le sumamos la indebida explotación de los recursos naturales y las lluvias inclementes: obtenemos el caldo de cultivo perfecto para tragedias anunciadas, como la ocurrida días atrás, en Mocoa, Putumayo.

En las riveras de un río por no tener donde más:
hizo el pobre su bohío... hoy sufre como jamás.


AVALANCHA

Allá donde antes había
bosques, lagunas y flores:
cual avaros destructores
sus huellas de cobardía
dejaron esos señores.

Sembradores de la parca
sobre la tierra desnuda,
ante la mirada muda
del que su sino le marca
una daga puntiaguda.

De sus entrañas sacaron
las riquezas escondidas,
la natura destrozaron
y solamente dejaron
las esperanzas perdidas.

La montaña mal herida
comenzó a desmoronarse
y, tras la lluvia caída,
la tierra antes removida
fue al río a depositarse.

Desde la loma arrasada
donde explotaban el oro,
bajó inclemente la riada
en carrera desbordada
resoplando como un toro.

De noche vino la muerte
con su nefasta redada
y, aprovechando al inerte,
selló de un tajo la suerte
de una ciudad olvidada.

Hoy Mocoa está de luto
bajo el lodo sepultada,
y mi corazón enjuto
siente la pena causada.

___________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.




sábado, abril 01, 2017

MOTIVO DE MIS NOSTALGIAS





Cada árbol que florece, cada esquina, cada casa, cada hecho cotidiano me sumerge, sin remedio, en una nostálgica comparación entre lo que era mi pueblo de antes y lo que es ahora después de tantos años. Lleno de añoranzas, recuerdo las calles polvorientas, las casitas de teja, la iglesia de hojalata, la escuelita de Doña Chucha, la agencia de los buses, los billares de Don Rosendo, las rockolas, el pan de Las Natalias, el pitido del tren, el Café Costeñita, el hollín de las estufas, el Puente de Badanique y los hondos pozos de la Motobomba o de la Picachuda donde solíamos nadar. Aferrado a mis recuerdos, trato de mantener vivos los valores de antes, de cuando era un muchacho vigoroso y soñador.

Regresar a mi tierra es todo lo que ansío,
y morar para siempre allá en mi Paz de Río.


CALLECITAS

Por estas mismas calles di mis primeros pasos,
por estas mismas calles que me vieron crecer;
calles de mis ayeres, también de mis ocasos,
quisiera que mi infancia volviera a florecer.

Callecitas de antaño, de recuerdos escasos,
que conservo en el alma con todo mi querer;
no importarían golpes ni penas ni fracasos,
si en mi pueblo querido volviera yo a nacer.

Volver, volver quisiera, pero cruel es la vida
y mi esperanza, toda, parece estar perdida;
volver, volver quisiera a ver entre raíces

la verdadera herencia de mis antepasados.
  Volver, volver quisiera tras huellas y legados...
para vivir de nuevo los años más felices.

___________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Calles de mi pueblo
Carlos A. Lizarazo


lunes, marzo 27, 2017

¡SOMBRAS, NADA MÁS!





“¿Qué esperanza cabe sin con el paso de los años no vamos volviendo invisibles? Nuestra cultura está diseñada para desechar, para ignorar, para creer que los viejos somos un estorbo, que ya no servimos para nada. Nos convertimos en sombras deambulando sin rumbo fijo, estamos sin estar, parecemos fantasmas, nadie nos ve, nadie nos habla, nadie nos determina, solamente se acuerdan de nosotros cuando necesitan algún favor; me duele el alma con tanta ingratitud”. Al escuchar las palabras del hombre que hablaba en la mesa de al lado, me pereció estar escuchando mi propia voz.


DESASOSIEGO

Solo, triste, compungido,
cabizbajo, anonadado;
roto, viejo, adolorido,
solitario, atribulado.

Lerdo, mustio, deprimido,
penitente, destrozado;
meditabundo, perdido,
decrépito, abandonado:

Así está mi corazón
sin comprender la razón
de tanta pena sentida.

Late sin querer latir, 
  siente sin querer sentir…
no le interesa la vida.

___________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: En el Café
Rafael Barradas

Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador: con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.