miércoles, diciembre 13, 2017

LA SOLEDAD DEL POETA





"Tal vez, escribir poesía no alcance a mitigar la sensación de desamparo que lleva a la soledad, pero no deja de ser un consuelo para el alma. Y escribiendo, ¿quién comprende mejor que un poeta ese abismo insondable de tristeza y melancolía, esa angustia de sentirse desterrado de uno mismo? Casi todos los poetas se atrevieron a representar con palabras y a su manera, esta situación tan especial, diferente y única, que se da al estar o sentirse solo; ese sentimiento tan amargo y doloroso que, para muchos autores, influyó significativamente en el desarrollo de su vida y en el contenido de su obra literaria".

Vivimos como soñamos, solos. (Joseph Conrad)


INCOHERENCIAS

Yo me la paso muriendo
cual mueren las ilusiones,
pero por muchas razones
voy de a poco renaciendo
con tantas desilusiones.

A veces la risa es pena
y la pena es alegría,
tal como la vida mía
que de sufrimientos llena
no siente melancolía.

Yo me la paso admirando
las estrellas apagadas,
mantengo lonas izadas
aunque vaya navegando
por aguas alborotadas.

A veces tormenta es calma
y la calma es tempestad,
fiel amiga es soledad
que viaja dentro del alma
siendo mentira y verdad.

Yo me la paso algo triste
con alegría vagarosa,
si una larva es mariposa
y la amargura un despiste:
 mi vida es color de rosa.

A veces las apariencias
suelen ser lo que parecen,
las ambiciones se crecen
malogrando las conciencias
y los valores fenecen.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Texto introductorio: La Pluma y el Libro.

Imagen superior: De la Internet


lunes, diciembre 11, 2017

ETERNA GRATITUD...





Hay personas en nuestra existencia que de una u otra manera juegan un papel preponderante y crucial, que nos marcan para siempre y nos dejan imborrables recuerdos. En mi caso, fueron mis tías por parte de madre, siempre estuvieron a mi lado durante la niñez, la adolescencia y la juventud prodigándome amor a manos llenas, yo fui su sobrino consentido, Humbertico me decían con cariño. Tulita y Anita (ya en el cielo) y Margoth, Pompilia y Marorita las tres que, afortunadamente, todavía nos acompañan en este mundo. Gracias, infinitas gracias queridísimas tías por toda la bondad y el afecto que me han brindado, perdónenme si he sido algo ingrato, las quiero mucho y las llevo en mi corazón.


TRES NINFAS

Margothica, Pompilia y Marorita
las tías que aún tengo en este mundo,
y aunque poco les haga la visita
no dejo de pensarlas ni un segundo.

No sé cuál de las tres es más bonita
y, por tanto, estoy meditabundo,
son flores del palacio de afrodita
o ninfas de la mar azul profundo.

 Ternura me brindaron con cariño
en los años felices de la infancia,
cuando el soñar color de rosa era.

Soy viejo, pero sigo siendo niño
pues conservo dulcísima fragancia,
de aquella ya lejana primavera.

En mi versar quisiera
expresar con amor vivo y latente:
eterna gratitud, humildemente.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imágen: Tres bellas damas.
Alcira Lizarazo.


miércoles, diciembre 06, 2017

LA FONDA DEL CAMINO





Aquella tarde, yendo por un camino rural en el departamento de Caldas, entré a la fonda con la mera intención de encontrar algún compinche que quisiera acolitarme una tomata de aguardiente. Miré en todas las direcciones y de repente, lo vi, sentado en la mesita del rincón con su guitarrita en la mano: era don Belisario, un viejo labriego curtido en las faenas del campo. –Hola, don "Beli", ¿cómo me le va?, le dije al momento saludarlo. –Muy bien, mi chino, ¡qué va a brindar!, me contestó sonriendo amablemente. Le estreché la mano, me senté a su lado y destapamos la primera botella. Fue una inolvidable tertulia, bebimos y cantamos hasta el amanecer... guitarreando, como a él le gustaba.


GUITARREANDO

De la vida me gusta el gozar
y un buen trago de guaro beber,
en las noches de farra cantar
hasta la hora del amanecer.

Lindas flores tenemos aquí
e igualmente las hay por allá,
en un lado lo son de alelí
y en el otro del jacarandá.

A mi novia le quise entonar
unas coplas al pie del balcón,
mas la suegra salió a regañar
y del susto rompí el guitarrón.

Caminito que sube al vergel
donde crece la más bella flor,
la que tengo tatuada en mi piel
como prueba infinita de amor.

Por delito que no cometí
a la cárcel me quieren meter,
dizque hurtar los luceros que vi
en los ojos de amante mujer.

Del ahora bien sé disfrutar
sin llorar el ayer que pasó,
hoy con vida podemos estar
y de pronto mañana ya no.

Al Supremo le suelo rogar
me conceda que logre tener,
humildad si se puede ganar
y coraje si toca perder.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imágenes: La Fonda del Camino.
De la Internet.


viernes, diciembre 01, 2017

MENSAJERAS DECEMBRINAS





Ayer tarde, como anunciando la inminente entrada de diciembre, se posaron en el muro medianero dos viajeras palomitas. Al verlas tan elegantes les hice una rápida fotografía y me puse a pensar que a pesar de los dificultades, la vida es muy bonita, pues con pequeños regalos nos devuelve la esperanza ya casi perdida.  A mi, últimamente, la navidad me trae la nostalgia de los tiempos idos, todo era más bonito y la vida parecía sonreír en cada guirnalda que adornaba las ventanas y balcones de mi pueblo natal, en cada niño con su juguete o en cada abrazo del familiar o del vecino... ahora no, ¡ahora no es así!


PAPEL DE SEDA

Vuelve a llegar esa tristeza queda
entre los pliegues del papel de seda,
vuelvo a sentir la inocua soledad
que cada año a mi existencia viene
en busca de la luz que ya no tiene
como antaño tenía la navidad.

Las pajas del pesebre de Belén
motivos de nostalgia son también,
el árbol con sus luces de colores
ya no alumbra con vivo resplandor
ni se escucha el sonido del tambor
que dichosos tocaban los pastores.

Ayer flores hermosas, hoy espinas
que hieren a inocentes golondrinas,
otrora... osado amor con alegría
atravesaba los inmensos mares
echando por la borda los pesares
y hoy, lo amedranta la melancolía

Entre el jolgorio de lo decembrino
presiento más amargo mi destino,
ya nada es como antes, mas la vida
me brinda los regalos más preciados
y los tantos momentos disfrutados
reviven la esperanza ya perdida.

A diciembre le doy la bienvenida
brindando el corazón, no la moneda,
envuelto en fúlgido papel de seda.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imágenes: Dos palomitas.
Del móvil.


jueves, noviembre 23, 2017

ADIÓS A NUESTRO PARQUE





Uno guarda en el recuerdo los sitios en los cuales creció, jugó, se enamoró, bailó, cantó, se embriagó de alegría y hasta lloró. Son lugares inmemoriales que perecen haber estado todo la vida tal y como uno los conoció, pero de repente, a las nuevas generaciones se les ocurre que es necesario abrirle paso al modernismo y resuelven echar por tierra lo patrimonial. Algo parecido sucede ahora con el parque central de mi pueblo natal: lo están demoliendo para construir uno nuevo... tal vez el cambio sea para bien, sin embargo, a mí, me abruma la nostalgia por todo lo vivido en este emblemático lugar.


DULCE AYER

A la sombra de lánguidas palmeras
que había en el oasis de la infancia,
viví de mi existir las primaveras
y aspiré de mil flores su fragancia.

Nació el amor, volaron mariposas
y lauros de colores, me ciñó,
la niña que con manos cariñosas
caricias inocentes me brindó.

Érase un parque donde yo solía
soñar y suspirar en sus escaños,
su destino fatal no lo sabía
lo supe con el paso de los años.

De repente, lo echan por el suelo
para otro nuevo en su lugar poner,
sumido en un amargo desconsuelo
mi pecho al evocar parece arder.

El pasado aún vive y se levanta
en los efluvios de lo que antes fuera,
un ruiseñor revolotea y canta
trayéndome otra vez la primavera.

Vuelvo a mirar palmeras datileras
altivas adornando aquella plaza,
arrullan las palomas guarumeras
y anida en el laurel una torcaza.

Adiós a nuestro oasis encantado,
  con la nostalgia del ayer me alejo...
aunque más bello luzcas renovando
te extrañaré querido parque viejo.

 Un verso con acento acongojado,
a tu recuerdo con amor le dejo.



__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imágenes: Parque de Paz de Río
Del Facebook.


lunes, noviembre 20, 2017

MODELO CUARENTA Y PICO





Lo triste de alejarse de los amigos, por las circunstancias de la vida, es que se nos van muriendo sin que podamos compartir con ellos los postreros años de su existencia en este mundo. Don Antonio Pérez anduvo durante mucho tiempo de para arriba y de para abajo en su volqueta modelo cuarenta y pico, con sus hijos como ayudantes, repartiendo el carbón mineral de casa en casa por las calles del poblado. Cuando yo tenía algún trabajito de construcción, él, era el primero en acercarse a ofrecer los servicios de su "pichirilo" para lo necesario... nos dejamos de ver hace algunos años, antier supe de su muerte.


"CUCHUCO"

Se nos murió Antonio Pérez
el afamado "Cuchuco",
que Dios lo acoja en la gloria
mi estimado don Antuco.

Me perece estarlo viendo
en su volqueta montado,
repartiendo el carboncito
por las calle del poblado.

Modelo cuarenta y pico
dizque era su volquetita,
pero la hacía trabajar
cual si fuera nuevecita.

Bonachón, muy servicial,
bebedor y parrandero,
pero buen trabajador
y como amigo, sincero.

A sus hijos y señora
mi sentida condolencia,
que la vida les conceda
serenidad y paciencia.

Le canto el último adiós
y por epitafio escribo:
¡Lástima que no pudimos
echarnos la del estribo!

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Un volqueta parecida.
Del la Internet.



lunes, noviembre 13, 2017

COMPAÑERA DE AVENTURAS





Hacía ya casi seis meses que no salía a pasear en bicicleta, la tenía abandonada, casi ni me acordaba de ella. Aprovechando el puente festivo del fin de semana, la desempolvé, le hice algunos ajustes y me decidí a pedalear nuevamente por los bellos caminos de mi tierra. Fue un paseo muy agradable a pesar del mal estado físico, pero como la mañana estaba radiante y reverdecían los campos bajo el bello azul del cielo, el cansancio pasó a un segundo plano y pude disfrutar a plenitud de la bella naturaleza.


LA BURRITA

A la que rueda conmigo
y me lleva por doquiera,
a ella mi fiel compañera
la "burrita" yo le digo.
Sobre su lomo prosigo
muy feliz pedaleando,
voy subiendo, voy bajando
mirando el bello paisaje
que viste de verde traje
con pajaritos cantando.

A veces se queda sola,
no corre por el camino,
se hace triste su destino
y ni una queja enarbola.
Si el abandono la inmola
es más grande su penar
cual nostálgico trinar
de ruiseñor moribundo
que partirá de este mundo
al ya no poder volar.

 Al verla tan compungida
la saco de su letargo,
está triste y sin embargo
a pedalear me convida.
Con ella se hace la vida
más agradable, más clara,
el viento me da en la cara
cuando levanta su vuelo,
voy flotando por el suelo
y un angelito me ampara.

__________________




Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Valle de Soracá
Del móvil.


miércoles, noviembre 08, 2017

CHISGA, VÉNDESE ESTA





A don Carlos Julio, en uno de sus repentinos arrebatos, se le ocurrió la genial idea de poner un letrero en la ventana de su casa que decía: “Chisga, motivo viaje véndese esta”. Todos las mañanas, se plantaba junto a la entrada con una libreta de apuntes y un lápiz en la mano esperando para ver a cuántos les picaba la curiosidad e indagaban por el meollo del asunto. –Don Carlitos, ¿Cuánto está pidiendo por la casa?, le preguntaban amablemente, y él furioso les contestaba: –¿Otro sinvergüenza que me quiere sacar del pueblo? –¡Cómo se llama usted para meterlo en la lista!...Por supuesto que, mi padre incluyó a varios en su listado, pero la casa no se vendió, ahora es legado invalorable y factoría de recuerdos.


LA  TRAMPA

Como si fuera zorro en cacería
puso don Carlos singular letrero:
que casa grande con solar vendía
para salir de viaje al extranjero.

Habrase visto inusual porfía
de viejito mañoso y pendenciero,
que formó semejante algarabía
con argucias innatas de trampero.

Libreta en mano y lápiz afinado
enfrente de la casa bien plantado,
a todo el que curioso preguntaba

le formaba ipso facto la camorra,
lo mandaba de un grito hasta la porra
y en lista de no gratos lo anotaba.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: La casa paterna.
Del álbum familiar.


sábado, noviembre 04, 2017

CICATRICES DEL PASADO





Más que las obras de hierro, arena, ladrillo y cemento, nuestro querido Paz de Río necesita programas de recuperación ambiental (bosques, cuencas hidrográficas, laderas y tierras labrantías) esto con el fin de fomentar las actividades agrícolas, ganaderas y afines que favorezcan la permanencia de nuestros campesinos en sus parcelas e incentiven a quienes ya las han abandonado a regresar a sus lugares de origen. Simultáneamente, se podría pensar en el desarrollo de proyectos ecoturísticos que incluyan la adecuación de algunas viviendas rurales y/o urbanas con el propósito de utilizarlas como posada para los visitantes. Se hace imperativo volver la vista hacia lo natural, si queremos perdurar en el tiempo.


MI QUERIDO PUEBLO

Mi querido pueblo
el que antaño tuve por cuna y hogar,
calles polvorientas
donde siendo niño solía jugar,
mi querido pueblo
  hoy sólo me queda triste recordar…
mi querido pueblo,
mi pueblo querido dónde fue a parar.

Vivió en apogeo
Mientras sus entrañas lograron saquear,
todo con el  cuento
de que aquello era para progresar,
mi querido pueblo
montañas y ríos parecen llorar…
mi querido pueblo,
mi pueblo querido dónde fue a parar.

Todas sus riquezas
llenaron las arcas en otro lugar,
ahora los barbechos
semejan desiertos, tierra sin sembrar,
mi querido pueblo
  lo que aún nos queda debemos salvar...
mi querido pueblo,
mi pueblo querido dónde fue a parar.

Con el maquillaje
lo ponen bonito por disimular,
ya de nada vale
el mal está hecho, no hay qué celebrar,
mi querido pueblo
  sus venas abiertas he visto sangrar…
mi querido pueblo,
mi pueblo querido dónde fue a parar.

Pido al Dios del cielo
por la nuevas gente que habrán de llegar,
para que comprendan
que agua, bosque y suelo deben respetar,
mi querido pueblo
  ojalá que un día pueda despertar…
mi querido pueblo,
mi pueblo querido dónde fue a parar.

Mi querido pueblo
a sus bellos lares pienso regresar.

__________________





Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G. 

Imagen: Huellas de la minería.
Elver Yesid Lizarazo.


miércoles, noviembre 01, 2017

EL RENACER DEL AMOR





No es tarea fácil aprender a vivir en pareja, hacerlo requiere habilidades tan sofisticadas como las de un viejo capitán de barco que conduce su nave a buen puerto, viaje que nunca se atrevería a realizar sin antes haber adquirido los conocimientos necesarios. A pesar de todo nosotros, frágiles seres humanos mal preparados, solemos aventurarnos a emprenderlo confiando en la intuición. Por consiguiente, no es extraño cometer errores que nos aparten del rumbo trazado y, entonces, es cuando se hace necesario volver la vista hacia los cosas simples, aferrándonos a los recuerdos para lograr el renacer del amor.


TELEPATÍA
(Jotabé octonario con estrambote)

De ti guardo aquellos besos primeros que recibí,
las caricias, los abrazos que me diste y que te di.

Pero resulta que ahora me he vuelto a enamorar:
de los gorriones que alegran cada día el despertar,
del sol que cual lamparilla madruga para alumbrar
y de las flores silvestres que no paran de aromar.

También conservo el poema primero que te rimé
y esa canción lisonjera que a tu ventana llevé.

Pero resulta que ahora tu querer ha vuelto a mí,
en las aves, en las flores, en el sol al despuntar
y en poemas o canciones que un día te dediqué.

  El tiempo que se fue...
de la vida en un instante, feliz me lo recordó,
una viajera paloma que a mi ventana llegó.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G. 

Imagen: En el balcón.
De la Internet.



viernes, octubre 27, 2017

CLARO Y CONCISO...





El mestro Salustiano "descambió" el chequecito y salió haciendo sus cuentas: –Tanto pa'l "dotor" que me recomendó, tanto pa'l que me firmó y otro tanto pa'l supervisor; tanto pa'l que me giró, tanto pa'los impuestos y tanto pa'los materiales. –¡Ay, "juelita", pa'mí no me queda nada! En esas iba cuando lo alcanzó un empleado bancario gritándole: –¡Sumercé, sumercé que se nos olvidó descontarle lo de las ganancias ocasionales!... Claro y conciso, compadre: la ley es pa'los de ruana, pa'los otros la marrana.


LA CORRUPTELA

Tengo aquí en el alma
triste desazón,
tengo aquí en el pecho
roto el corazón;
todo por la culpa
de que mi nación
vive amangualada  
con la corrupción.

La plata del pueblo
se vuelve chiquero
cuando cae en garras
de un politiquero;
porque para ellos
siempre está primero
su cuenta bancaria
que el país entero.

No quiero promesas
falsas sin cumplir,
quiero realidades
pa'sobrevivir;
y que la existencia
pueda transcurrir
sin tener cadenas
 de amargo sufrir.

Tengo aquí en el alma
intenso dolor,
tengo aquí en el pecho
un gran escozor;
todo por la culpa
de tanto "dotor"
que llena sus arcas
con nuestro sudor.

Pa'obtener trabajo
hay es que pagar,
cuando acosa el hambre
toca es mendigar;
pero los corruptos
si pueden tragar
con lo que se roban
por mero firmar.

¡Vaya con la nigua,
rasca sin parar!

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G. 

Imagen: Salustiano Tapias.
De la Internet.


viernes, octubre 20, 2017

A MI VEREDA LE CANTO





Cada vez que voy al campo y contemplo los bellos paisajes de mi tierra con sus verdes de diferentes matices, su barbechos arados, sus cultivos tradicionales, sus flores silvestres y sus vaquitas pastando plácidamente: siento una infinita paz y me entran las ganas de cantarle a las tantas bellezas que Dios nos regala en cada rincón de la naturaleza. Esta vez, escribí algunas estrofas que bien puedieran servir para ser cantadas al son de bambuco, ritmo muy tradicional en nuestros campos boyacenses.


MIS CANTARES

A mi vereda le canto, le canto con alegría,
la tierra que quiero tanto, tierra grata y labrantía.

Allí donde fui a la escuela y las letras aprendí,
donde jugué siendo niño y hasta el amor conocí;
allí donde hace su nido el hermoso colibrí
y se miran las estrellas de noche con frenesí.

A mi vereda le canto, le canto con emoción,
la tierra que quiero tanto y llevo en el corazón.

Allí donde los abuelos levantaron su ranchito,
donde contento corría un cristalino arroyito;
allí donde se tomaba con panela el cafecito
y se ordeñaban las vacas cada día tempranito.

A mi vereda le canto y no la puedo olvidar,
la tierra que quiero tanto, la tierra de mi soñar.

Allí donde se escuchaba el trino del ruiseñor,
donde a diario se miraba de la paloma el candor;
allí donde se charlaba de tres piedras al calor
y se entonaban las coplas de algún viejo trovador.

A mi vereda le canto, le canto con puro amor,
la tierra que quiero tanto, mi bello jardín en flor.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G. 

Imagen: Paisaje boyacense.
Del álbum familiar.


martes, octubre 17, 2017

MOMENTOS INOLVIDABLES





Gracias a la gentil invitación de nuestra querídisima prima, Fabiola Estupiñán Lizarazo, estuvimos el pasado fin de semana en la población de Villa de Leyva disfrutando de un emocionante reencuentro familiar. Fueron momentos de gratas recordaciones que compartimos en una improvisada tertulia: cantamos, reímos y brindamos por el amor que nuevamente nos reúne en su seno. Le agradecemos con el alma su deferencia y esperamos poder retribuirle, de alguna manera, todas las atenciones recibidas durante nuestra estancia allá en "Villa Pilar", su bonita casa de campo... Dios la bendiga, Fabiolita.


REENCUENTRO

Un día maravilloso
el que fuimos a pasar,
con mi esposa Merceditas
allá en la Villa Pilar.

Le agradezco inmensamente
a mi prima Fabiolita,
que ha sido siempre y será
de todas la más bonita.

Ella con mucho cariño
nos invitó a conocer,
y quedamos extasiados
con lo que pudimos ver.

La bella naturaleza
de parajes impactantes,
tricolores guacamayas
y colibríes galantes.

Momentos inolvidables 
de gratas recordaciones,
que reviven tiempos idos
y entrelazan corazones.

El vivir se hace más grato
cuando hay familia y candor,
el alma encuentra sosiego
al contemplar una flor.

Y se van lejos las penas
si cantas con emoción,
al amor del Dios bendito
que anida en el corazón.

Muchas gracias otra vez
a la prima tan querida,
ojalá que el reencuentro
sea para toda la vida.



__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G. 

Imagen: Bellos instantes.
Del álbum familiar.


viernes, octubre 13, 2017

TRAS LA VENTANA





Ahí estaba él, absorto tras la ventana, mirando caer la lluvia. Era una tarde fría, de esas que invitan al "arrunche", pero se hallaba solo, inmensamente solo. De pronto, como dibujado por las gotas de la lluvia sobre el cristal, pudo ver el rostro de su amada ausente... aquella inolvidable mujer que el destino le había arrebatado tiempo atrás. Se sintió atrapado por un delirante frenesí, imaginó tenerla entre sus brazos, pudo percibir su perfume y un temblor extraño invadió su cuerpo. Así permaneció por largo rato hasta que, el destello de un rayo, lo regresó a la realidad: la triste realidad de su amarga soledad.

Y sin embargo, el amor persiste.

BELLA ROSA

En una tarde gris, triste y brumosa
cuando el cielo de negro se vestía:
creí tu rostro ver, mi bella rosa,
en medio de la lluvia que caía.

Fue una grata visión, maravillosa
cual instante de mística armonía;
contemplando tu faz tan primorosa
mi corazón con ansiedad latía.

Sumido en el soñar de mis antojos
sentí en el cuerpo escalofrío leve,
y una gota de lluvia que corría

por el bordillo de tus labios rojos
besó de pronto, de manera breve,
tu dulce boca... la que fuera mía.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G. 

Imagen: Tras la ventana.
De la Internet.


domingo, octubre 08, 2017

50 AÑOS DE HISTORIA





El colegio fue fundado en el año de 1967 con el nombre de "Marco Antonio Mejía Gómez", bajo la modalidad académica o clásica, ante la necesidad sentida de la población estudiantil del municipio de Paz de Río, Boyacá. Posteriormente, en el año 1969, le fue cambiada su razón social por la de "Instituto de Bachillerato Técnico Industrial y Minero Integrado" (IBTIMIN) como respuesta a las necesidades laborales de la región. Finalmente, en el año 2009, se fusiona con las escuelas de primaria existentes en el municipio y pasa a denominarse "Institución Educativa Técnica Industrial y Minera" (IETIM). Durante los años 1967, 68 y 69 cursé allí los grados segundo, tercero y cuarto de mi bachillerato, pero al no estar aprobado el curso quinto, tuve que emigrar a la ciudad de Sogamoso en el año de 1970.


A MI COLEGIO

(En sus cincuenta años)

Aulas de mis recuerdos donde un lejano día
comenzara a forjarse de tu soñar la historia,
aulas donde naciera coronado de gloria
mi querido colegio Marco Antonio Mejía.

Paz de Río, mi tierra, la de raza bravía
te vio crecer ufano con fuerza promisoria,
hoy tienes en tus libros guardada la memoria
de diez lustros tallados con mágica porfía.

Industrial y Minero con vocación henchida  
cimientas el presente e incubas el futuro,
vas dejando tu herencia de vívidas alburas

y avanzas incansable por senda florecida
cual insigne viajero, que camina seguro,
en busca de la fuente de sabias escrituras.

Se erija en las alturas
obelisco en tu nombre para que puedas ser:
un impoluto templo de ciencia y de saber.

__________________




Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.



miércoles, octubre 04, 2017

LAS DOS CHIQUILINAS





Uno vuelve a ser niño jugando con los nietecitos. Eso me pasa con Martina, que cada día está más picarona, mas juguetona y más cariñosita: llega y forma la fiesta, nos llena de besos, desordena la casa y finalmente se queda dormida. Tania Liseth poco viene a vernos, pero sigue en nuestros corazones, la queremos mucho y la extrañamos... ojalá que pronto regrese para disfrutar de su grata compañía.


LAS NIETAS

I
Seis dientecitos ya tiene
Martina la cariñosa;
ríe, canta, se entretiene
y juega con cualquier cosa.

Cada vez que a casa viene
la veo más primorosa;
como en pie ya se mantiene
corre hacia mí presurosa.

Con alegría recibo
a mi hermosa chiquilina
y su calidez innata;

por el amor que percibo
cuando estoy junto a Martina
la vida se hace más grata.

II
Y... Tania sigue creciendo
ya va para cuatro añitos;
ahora poco está viniendo
pero manda cariñitos.

Mucho la sigo queriendo
por sus ojos tan bonitos;
si la pienso voy sintiendo
que cantan los pajaritos.

Ojalá que un día de estos
se acurde del abuelito
y, venga por estos lares,

con sus ojitos dispuestos
a regalarme un guiñito
que me borre los pesares.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G. 

Imagen: Martina y Tania.
Del álbum familiar.


domingo, octubre 01, 2017

EN EL BUS "MUCHILERO"





¡Ah, "pantasmas", no solamente se robaron los helados sino que también se les dio por orinarse en el maletín, ladrones sinvergüenzas¡ Dijo enfurecida la señora Elvira cuando al llegar al pueblo después estar montada en un bus "muchilero" por cerca de tres horas se encontró con un charco dentro de su equipaje. Había comprado en Duitama unos cuantos helados para darles a sus "chinitos" al volver a casa, luego de su viaje a la capital, sin sospechar que se derretirían. Eso sí, le echó maldiciones a don Raymundo y todo el mundo, antes de caer en la cuenta de su ingenuidad... Así era mi madrecita.


LOS HELADOS

¡Desgraciados, malandrines
sinvergüenzas, descarados
se robaron los helados
y me llenaron de orines
"toiticos" los maletines.
Dios quiera les de dolor
de tripas con escozor
o que tal vez se intoxiquen
y a la virgen le supliquen
no morirse del dolor!

El caso que les comento
es de verdad, no es mentira,
y aunque parezca de cuento
le sucedió a doña Elvira.

Helados de fresamora
en la terminal compró
 y al maletín los echó,
la mencionada señora.
Pensaba que sin demora
a su hogar regresaría
y a sus "chinos" les daría
los heladitos de fresa,
pero para su sorpresa
 agüita nomás vería.

¡Vaya!, situación tan rara
con el maletín mojado,
por culpa de que comprara
a cada hijo un helado.

   Y tralalín, tralalara...
este cuento ha terminado.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: El bus "Muchilero"
De la Internet.


Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.

Archivo por etiquetas

Buscar en este blog