lunes, abril 24, 2017

TIPLECITO DE MI VIDA





La música de cuerdas fue su gran pasión: tocaba la guitarra, el requinto y la bandola, pero su consentido era el "tiple", el tiple colombiano en el cual interpretaba los aire andinos con sutil maestría, en especial, los correspondientes al folclor boyacense. Era ya un patriarca, mas tenía la actitud de un muchacho y, haciendo sonar su tiplecito, nos daba ejemplo de amor por nuestras verdaderas raíces musicales. Se nos marchó al más allá el día jueves pasado dejándonos su estela de nobleza y pulcritud. De todo corazón deseo que el Señor lo tenga en su gloria y acompaño con cariño a su respetada familia en estos difíciles momentos. Descanse en paz don Tito Navas, lo recordaremos por siempre.


DON TITO NAVAS

Tito Navas, notable Pazricense
que deja un gran legado cultural,
con su tiple colgado siempre al cuello
 rescatando el folclor tradicional.

Con bambucos, guabinas, torbellinos,
pasillos o algún ritmo tropical:
nos brindaba don Tito su alegría
y su inmenso talento musical.

Ejemplar como padre, buen esposo,
caballero sin par, varón prudente
y amigo como pocos en la vida.

Mi corazón dolido y pesaroso
  hoy lamenta decir que tristemente…
nos deja un gran vacío su partida.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Del facebook

  

lunes, abril 17, 2017

EL VIEJO DEMETRIO...





Cuando el enterrador echó la última palada, y la tierra se tragó para siempre a "ña" Soledad, el viejo Demetrio se restregó los ojos llorosos, agachó la cabeza, se santiguó suspirando y con el alma en mil pedazos caminó alejándose lentamente sin volver la vista atrás.  Al poco tiempo, abandonó la casa, se fue a un pueblo cercano, alquiló un cuarto en un vetusto hotel y allí vivió solitario por los últimos quince años de su vida, trayendo todos los lunes un ramo de flores a la fosa de su amada. Murió hace algunos días, y cumpliendo con sus deseos, lo sepultaron junto a "Solita", como él la llamaba.


COMPAÑERA

Tú que me haces compañía
en el corazón viviendo,
me das fuerza, fe y coraje
para seguir resistiendo.

Eres dulce amor silente
besándome como el viento,
eres el hoy, el mañana
y estás en mi pensamiento.

Tú que vas en mi equipaje
como tiempo y golondrinas,
por caminos florecidos
o por calles con espinas.

No me detengo y avanzo
aunque sea pesadamente,
comparto mis alegrías
y sufro calladamente.

Tú que me enseñaste a ser
corderillo o tigre fiero,
a poner la otra mejilla
o a golpear de primero.

Has compartido conmigo
venturas y desventuras,
luna de incontables noches
y sol de mis andaduras.

Tú que conoces mi vida
y mi forma de pensar,
sabes bien que de lo poco
puedo dar y convidar.

Para el amigo la mano
y para el que no, también,
para el primero un abrazo
y para el segundo cien.

Tú, y únicamente tú,
  conoces de mis verdades...
de los momentos felices
y de mis calamidades.

Tú, y únicamente tú:
¡Soledad de soledades!

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: De la Internet

domingo, abril 16, 2017

UNA PESADA CRUZ...





"Una pesada cruz vamos llevando por el camino amargo de la vida". Pasan y pasan los siglos desde aquel lejano día de la crucifixión de Jesús y la humanidad no aprende: guerras, masacres, atentados, corrupción, desamor, huérfanos, viudas, secuestros, mentiras, codicia, maltrato, traición, trampas, miseria, asesinatos, narcotráfico y desastres provocados por crueles manos devastadoras. Día tras día, los inescrupulosos le agregan más peso a la cruz, cada nueva maldad es otro latigazo sobre nuestras espaldas, nos llevan paso a paso hacia el calvario sin permitirnos chistar... ellos tienen el poder.

Dios crió al hombre recto, y el mismo hombre
se enredó en infinitas cuestiones y peligros.
Eclesiastés 7.30

EL VIACRUCIS

I
Te condenaron a muerte, no escucharon el llamado,
de la voz que predicaba alejaos del pecado.

II
Abrazaste aquella cruz con amor a manos llenas,
y pagaste con tu vida las tantas deudas ajenas.

III
Bajo el peso del madero tu boca la tierra besa,
la misma tierra que ahora de la maldad vive presa.

IV
Cual el llanto de tu madre cuando te abrazó al pasar,
ríos de sangre a torrentes tiñen de rojo la mar.

V
El Cirineo quien te ayuda a cargar con vuestra cruz,
es el pobre que te implora ten piedad Señor Jesús.

VI
La Verónica enjugando tu bello rostro sagrado,
intenta borrar las culpas del opresor desalmado.

VII
De nuevo tu cuerpo herido se desploma y cae a tierra,
igualmente se derrumba el mundo bajo la guerra.

VIII
A las dolientes mujeres les ofreciste consuelo,
sin embargo aún esperan ver realizado su anhelo.

IX
Por tercera vez caíste y otra vez te levantaste,
pero volver bueno al malo, ¡oh! Señor, no lo lograste.

X
Te arrancan las vestiduras y a la suerte las realizan,
como juegan con la vida quienes matan o esclavizan.
  
 XI
Soportaste los tres clavos intentando redimirnos,
a pesar del sacrificio no lograste persuadirnos.

XII
Moriste por nuestras culpas en la cruz sacrificado,
hoy el calvario lo sufre un pueblo martirizado.

XIII
En los brazos de María reposaste estando inerte,
muchas como ella padecen de sus vástagos la muerte.

XIV
Amortajaron tu cuerpo unos hombres bondadosos,
bondad que necesitamos en tiempos tan azarosos.

XV
Venciste dolor y muerte con tu poder celestial,
  mas no pudiste vencer a la injusticia social.

La humanidad entera tendrá nueva ilusión:
cuando tu amor florezca en cada corazón.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.


domingo, abril 09, 2017

UN DÍA POR EL CORAZÓN





Fue muy emocionante ver a tanta gente reunida en torno al deporte de las bielas. Sucedió en el 5° Gran Ciclopaseo Comfaboy "Un Día Por Tu Corazón" realizado el pasado domingo dos de abril con algo más de 1.500 personas asistentes a la cita para emprender una travesía de 71 kilómetros con dificultad media-alta que permitió a los deportistas contemplar la geografía de varios municipios cercanos a la ciudad de Tunja, capital de Boyacá. La agreste topografía y el ardiente sol no fueron impedimento para que estos participantes cumplieran el objetivo propuesto. Cinco incesantes horas de pedaleo, demostraron una vez más, que el ciclismo es el deporte bandera de los boyacenses.


PEDALEANDO

Es muy bonito sentir
el viento pleno en la cara,
y gozar de la emoción
que pedalear nos depara.

Contemplar de lado a lado
las montañas y pasturas,
los paisajes bajo el cielo
semejan bellas pinturas.

Dos ruedas pueden llevarte
hasta donde quieras ir,
las piernas marcan el ritmo
del corazón al latir.

Los obstáculos no importan
sin dudarlo lo adivino,
mientras haya voluntad
para enfrentar el camino.

Vamos queridos amigos
salgamos a pasear,
pues el día nos convida
a correr y a disfrutar.

Iremos por las veredas
bajo el sol abrazador,
el pecho llevando henchido
bañado por el sudor.

El ciclismo es para mí
el deporte más bonito,
los invito a pedalear
aunque sea despacito.

___________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.




Imagen superior: El Ciclopaseo.
 Inferior: Con mi hijo.


miércoles, abril 05, 2017

TRAGEDIAS ANUNCIADAS





La desatención estatal, la falta de ordenamiento territorial, la pobreza extrema y/o el desplazamiento forzado obligan a la población menos favorecida a construir sus humildes viviendas en zonas de alto riesgo tales como las riveras de los ríos o laderas inestables. Si, a lo anterior, le sumamos la indebida explotación de los recursos naturales y las lluvias inclementes: obtenemos el caldo de cultivo perfecto para tragedias anunciadas, como la ocurrida días atrás, en Mocoa, Putumayo.

En las riveras de un río por no tener donde más:
hizo el pobre su bohío... hoy sufre como jamás.


AVALANCHA

Allá donde antes había
bosques, lagunas y flores:
cual avaros destructores
sus huellas de cobardía
dejaron esos señores.

Sembradores de la parca
sobre la tierra desnuda,
ante la mirada muda
del que su sino le marca
una daga puntiaguda.

De sus entrañas sacaron
las riquezas escondidas,
la natura destrozaron
y solamente dejaron
las esperanzas perdidas.

La montaña mal herida
comenzó a desmoronarse
y, tras la lluvia caída,
la tierra antes removida
fue al río a depositarse.

Desde la loma arrasada
donde explotaban el oro,
bajó inclemente la riada
en carrera desbordada
resoplando como un toro.

De noche vino la muerte
con su nefasta redada
y, aprovechando al inerte,
selló de un tajo la suerte
de una ciudad olvidada.

Hoy Mocoa está de luto
bajo el lodo sepultada,
y mi corazón enjuto
siente la pena causada.

___________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.




sábado, abril 01, 2017

MOTIVO DE MIS NOSTALGIAS





Cada árbol que florece, cada esquina, cada casa, cada hecho cotidiano me sumerge, sin remedio, en una nostálgica comparación entre lo que era mi pueblo de antes y lo que es ahora después de tantos años. Lleno de añoranzas, recuerdo las calles polvorientas, las casitas de teja, la iglesia de hojalata, la escuelita de Doña Chucha, la agencia de los buses, los billares de Don Rosendo, las rockolas, el pan de Las Natalias, el pitido del tren, el Café Costeñita, el hollín de las estufas, el Puente de Badanique y los hondos pozos de la Motobomba o de la Picachuda donde solíamos nadar. Aferrado a mis recuerdos, trato de mantener vivos los valores de antes, de cuando era un muchacho vigoroso y soñador.

Regresar a mi tierra es todo lo que ansío,
y morar para siempre allá en mi Paz de Río.


CALLECITAS

Por estas mismas calles di mis primeros pasos,
por estas mismas calles que me vieron crecer;
calles de mis ayeres, también de mis ocasos,
quisiera que mi infancia volviera a florecer.

Callecitas de antaño, de recuerdos escasos,
que conservo en el alma con todo mi querer;
no importarían golpes ni penas ni fracasos,
si en mi pueblo querido volviera yo a nacer.

Volver, volver quisiera, pero cruel es la vida
y, toda mi esperanza parece estar perdida,
volver, volver quisiera a ver entre raíces

la verdadera herencia de mis antepasados.
  Volver, volver quisiera tras huellas y legados...
para vivir de nuevo los años más felices.

___________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Calles de mi pueblo
Carlos A. Lizarazo


lunes, marzo 27, 2017

¡SOMBRAS, NADA MÁS!





“¿Qué esperanza cabe sin con el paso de los años no vamos volviendo invisibles? Nuestra cultura está diseñada para desechar, para ignorar, para creer que los viejos somos un estorbo, que ya no servimos para nada. Nos convertimos en sombras deambulando sin rumbo fijo, estamos sin estar, parecemos fantasmas, nadie nos ve, nadie nos habla, nadie nos determina, solamente se acuerdan de nosotros cuando necesitan algún favor; me duele el alma con tanta ingratitud”. Al escuchar las palabras del hombre que hablaba en la mesa de al lado, me pereció estar escuchando mi propia voz.


DESASOSIEGO

Solo, triste, compungido,
cabizbajo, anonadado;
roto, viejo, adolorido,
solitario, atribulado.

Lerdo, mustio, deprimido,
penitente, destrozado;
meditabundo, perdido,
decrépito, abandonado:

Así está mi corazón
sin comprender la razón
de tanta pena sentida.

Late sin querer latir, 
  siente sin querer sentir…
no le interesa la vida.

___________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: En el Café
Rafael Barradas

sábado, marzo 18, 2017

ESPERANZA ACEVEDO (VICKY)





Esperanza Acevedo Ossa (Vicky) 1947-2017. Compositora e interprete colombiana del género balada considerada como una de las abanderadas de la Nueva Ola. Comenzó su carrera en el año de 1966 debutando en el programa de televisión conocido como "El Club del Clan", programa que buscaba dar oportunidad a los nuevos talentos musicales. Su melodiosa voz y sus poéticas letras convertidas en canciones la llevaron rápidamente a la fama.  Entre sus composiciones más conocidas se encuentran Llorando estoy, Amigo Caminante, Tan Sola, Pobre Gorrión, Lloraré, Las Estaciones, Amor Amargo y muchas otras. Tristemente, el pasado miércoles 15 de marzo, su voz se apagó para siempre.


DULCE GORRIÓN

Con tristeza tal vez las estaciones
una sola querrán volverse ahora,
mi corazón doliente por ti llora
recordando poemas y canciones.

En mi pecho nacieron ilusiones
como nacen las luces en la aurora,
fue tu voz melodía encantadora
y motivo de gratas sensaciones.

Dulce gorrión el nido abandonaste
y un inmenso vacío, nos dejaste,
al emprender el postrimero vuelo.

Espérame, ya traigo mi equipaje,
me voy contigo a continuar el viaje:
para cantar los dos, allá en el cielo.

___________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.






domingo, marzo 12, 2017

ANGELITOS MÍOS...





Paola Rosa ha llegado a los veintidós años y Martina, su pequeña hija, ya tiene nueve mesecitos de vida. Con mis dos angelitos yo me siento muy feliz, anhelo permanecer por muchos años junto a ellas y seguir disfrutando en familia lo más bonito que tenemos para dar: cariño de corazón, un abrazo, una sonrisa y una felicitación. Dios te guarde y te bendiga por siempre, querida hija mía, gracias por tanto. Ya tengo en mis angelitos la razón de mi querer... ¿Si esto no es felicidad, entonces qué podrá ser? 


OBRA DE DIOS

I
Es la hermosa guirnalda de mi anhelo
ser por Obra de Dios, padre y abuelo.

Y, tener en mi pecho un dulce nido
para que no se pierda en el olvido
el sentimiento del amor vivido,
tesoro tan preciado y bien querido.

La vida es armoniosa y sosegada
  si observo reflejado en la mirada…

de mis niñas, mis ángeles del cielo,
por la tierna emoción sobrecogido:
 mi rostro con sonrisa dibujada.

II
En los hijos y nietos Dios me ha dado
lo que nunca me hubiera imaginado.

Ellos hacen mi mundo más bonito
y me llevan volando, despacito,
hasta el confín del fúlgido infinito
con un beso nomás por requisito.

Las notas de una suave melodía
  canta mi corazón en este día…

canta feliz y canta alborozado
al verdadero amor, amor bendito:
¡canta mi corazón con alegría!

___________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.



domingo, marzo 05, 2017

DE MIS EMOCIONES...





Lo más emocionante que le puede suceder a un humilde hacedor de versos sencillos e inventor de canciones lisonjeras como lo soy yo: es, sin lugar a dudas, el oír sus poemas recitados por los niños de alguna escuelita rural o el saber que sus melodías las interpretan en los pueblos más lejanos. Yo no persigo el éxito, persigo el corazón de la gente del común; por lo mismo y por lo tanto, me llenan de satisfacción sucesos como estos. Con detalles así... me basta y me sobra para ser feliz.


POR AMOR

En un cuaderno por el tiempo ajado
de tapa blanda y hojas amarillas,
compuesto con estrofas redondillas
hallé un poema para mi olvidado.

Tal vez escrito por los avatares
que nos depara la melancolía,
en una tarde cuando el sol caía
y atizaban el fuego en los hogares.

Con la nostalgia de los tiempos idos
lo fui leyendo en completa calma,
y tocaron las fibras de mi alma
 versos lejanos, pero muy sentidos.

En los momentos del ayer pensando
mojé las hojas con mi amargo llanto,
y lloré tanto, pero tanto, tanto
que las palabras terminé borrando.

Vino a mi mente la escuelita aquella
donde mi madre me lo dijo un día,
recita y canta que la poesía
hace la vida placentera y bella.

Por eso canto sin buscar la fama
y echo mis versos prontamente al vuelo,
sabiendo que "Ella" desde el santo cielo:
algún poema por amor declama.

Y, de ser lo que soy, no me arrepiento
ni arrastro las cadenas del pasado,
me aferro a lo sufrido y lo gozado
para vivir feliz con lo que hoy siento.

___________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: La escuelita de mamá.


domingo, febrero 26, 2017

TRAGOS AMARGOS





"Ahora no tengo nada, no tengo a nadie, ya nadie me extrañará", me dijo Luciano (mientras bebía un trago de esos amargos, de los que desgarran la garganta). Había conocido a una mujer muy agradable y estaba locamente enamorado, pero ella era libre como el viento, era una mariposa vagarosa y no permanecía por mucho tiempo en el mismo lugar... se fue de improviso. Luciano se quedó con su amor y su pena. No he vuelto a saber de él, hace tiempos no lo veo, nadie da razón de su paradero: algunos dicen que está muerto, otros aseguran que enloqueció y deambula de pueblo en pueblo.


AMOR Y PENA

I
En mi delirio te llamo.
¡Yo te amo!

Sin tu amor me desespero.
¡Y muero!

Es grande mi frenesí.
¡Por ti!

Porque desde que te vi
siempre estás en mi cabeza,
y lo digo con certeza:
¡yo te amo y muero por ti!

II
Si no estás soy un despiste.
¡Voy triste!

Soy como un cisne sin lago.
¡Divago!

Tu pronto regreso imploro.
¡Y lloro!

Porque tus besos añoro
e insufrible es mi condena,
y cual un ánima en pena:
¡voy triste, divago y lloro!

___________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: De la Internet.


miércoles, febrero 22, 2017

COSAS COMO TÚ...





Rodeados de los hijos, los nietos, algunos parientes y unos cuantos amigos, hemos celebrado los cincuenta años de Merceditas, la "Jefa" de la casa. Fue algo sencillo y muy intimo, organizado por Fernanda y Paola, las hijas, que nos han regalado esta bonita sorpresa en este día tan especial para nosotros. Muchas gracias a las hijas por el detalle tan especial y, a la señora Mercedes, una amorosa felicitación con mis mejores deseos porque el amor y la unión familiar nos sigan cobijando como ha sido desde siempre... la familia es la razón de la existencia y el jardín donde florece la vida.

Hoy amanecí con ganas de dedicarte un bolero,
y susurrarte al oído lo mucho que yo te quiero.


A MERCEDITAS

Hay fiesta en el dulce nido
y nuestro cariño aumenta,
porque mi amor consentido
ha llegado a los cincuenta.

Cuando nos flechó cupido
me rondaban los cuarenta,
 desde entonces he vivido
la vida siempre contenta.

Te agradezco Merceditas
el calor que me has brindado
a través de tantos años.

Con las flores más bonitas
y... un bolero dedicado:
te deseo ¡Feliz Cumpleaños!

___________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.









domingo, febrero 12, 2017

LA HIJA DEL CAPORAL





Estelita era una joven muy hermosa, hija del caporal. Ernesto era un apuesto muchacho, arreglador de caballos y, Don Pacomio era el patrón, el dueño de la hacienda. Entre los tres tejieron una triste y cruenta historia que sucedió por estos lares hace muchos años. Según las habladurías, Don Pacomio le había echado el ojo a la jovencita, pero ella no le paraba bolas, estaba enamorada de Ernesto y le había aceptado su propuesta de matrimonio. La boda se realizó muy a pesar de las advertencias del patrón, pero nadie se imaginaba que las amenazas fueran serias y que todo terminara tan mal.


ESTELITA

El domingo fue la fiesta
del casorio con Ernesto,
con mariachis, con orquesta
y banquete, por supuesto.

Y el lunes de madrugada
la mataron, a Estelita,
al otro día de casada
cuando iba para la ermita.

Ella siempre le imploraba
a la Virgen del Pilar,
y tal como acostumbraba
aquel día fue a rezar.

Pero no llegó a la ermita
pues a mitad de camino,
cumpliría la exseñorita
su cita con el destino.

Aguardando a que pasara
la acechaba muy molesto,
el hombre que despreciara
por casarse con Ernesto.

Tres balazos retumbaron
por los aires del poblado,
a Estelita la encontraron
con su rosario empuñado.

El malvado Don Pacomio
está purgando condena,
y Ernesto en el manicomio
pues enloqueció de pena.

Así termina la historia
de la famosa Estelita,
la que enviaron a la gloria
por ser humilde y bonita.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: De la Internet.



domingo, febrero 05, 2017

EN RECUERDO DE MI MADRE





La Fundación Cultural, Artística y Deportiva (FunCayd) es un colectivo autogestionado de carácter social, sin ánimo de lucro, que llevará por nombre el de la Señora "Elvirita Goyeneche de Lizarazo", en homenaje a la vida y obra de mi abnegada madre en su labor como Maestra Rural, durante casi cuarenta años. La institución se orientará hacia la recuperación, la promoción y la difusión de las diferentes tradiciones a nivel cultural, artístico y deportivo en el Departamento de Boyacá, e incentivará en los niños, los jóvenes, los adultos y adultos mayores la práctica de las mismas y el amor por nuestras costumbres ancestrales e identidad. 


TU NOMBRE

¡Oh, madre, no te encuentras a mi lado
y sufre por tu ausencia el corazón,
te cuento que cual niño ilusionado
en tu honor inicié una Fundación!

Tu nombre llevará bien remarcado
con letras de colores y un listón,
para que permanezca tu legado
en el pueblo y en toda la región.

Tú fuiste vivo ejemplo de templanza,
  de lucha y de servicio, de alegría,
  de entrega, de bondad y de cordura.

Nos dejaste magnífica enseñanza,
pues tu voz cariñosa repetía:
el amor se prodiga con premura.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.



domingo, enero 29, 2017

DOLOROSAS REALIDADES





Ahí estaba Teresita, una anciana de ochenta y tantos años, en una calle cualquiera abandonada a su suerte. Al pasar por su lado me detuve un momento para preguntarle por sus productos: me miró con tristeza y me dijo que eran envueltos de mazorca, pero que estaban fríos porque los había preparado desde la noche anterior y no tenía como mantenerlos calientes. Me contó que había criado siete hijos, pero vivía solita en un inquilinato pues ninguno se acordaba de ella y que, para sobrevivir, le tocaba apelar a la bondad de quienes le compraban sus bocadillos.


DESIDIA

Si en vida soy ignorado,
¿qué seré después de muerto?
Tal vez un grano de arena
en el inmenso desierto,
una paloma que vuela
hacia el horizonte incierto
o un velero abandonado
en algún lejano puerto.

La ingratitud en la tierra
causa dolores y penas
imponiéndole a las almas
insoportables condenas;
solo el amor puede darle 
a la vida cosas buenas
quitándole al moribundo
los grilletes y cadenas.

Si estando soy olvidado,
¿qué seré cuando no esté?
Tal vez un gajo caído
que río abajo se fue,
una gota derramada 
de la taza del café
o algún fantasma perdido
a quien nadie oye ni ve.

El olvido también causa
en el mundo sufrimiento
haciendo más pesarosa
la vida en todo momento;
un abrazo con ternura
puede aliviar el tormento
regalándole al que sufre
un poquito de contento. 

Para mis años postreros
al Dios del cielo le pido,
no tener que padecer
la ingratitud y el olvido.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Fotografía: Paola Lizarazo


domingo, enero 22, 2017

PASO A PASO, LA VIDA





Ahí vamos, paso a paso por la vida al ritmo que le pongamos, pero siempre hacia adelante, hacia el punto final de nuestra existencia en esta tierra. Tarde o temprano, según el destino lo disponga llegaremos a la inevitable estación señalada, tendremos que abordar el tren hacia la eternidad y nos despediremos de la vida dejando las huellas de nuestro caminar: yo dejaré mis versos, mi guitarra, mi voz y mis canciones como adioses para que mis recuerdos no se olviden, para que de aquí a mañana alguien pueda saber de mi paso fugaz por este mundo.


ADIOSES

Cuando me vaya quedarán mis versos,
mi voz, mi guitarra y mis canciones;
y mis recuerdos por ahí dispersos
cual dispersas también mis emociones.

 Y, mis despojos en la tumba inmersos
tierra serán o polvo de ilusiones;
 y mi alma buscará los universos
que ingenuo dibujé con mis pasiones.

Bien sé, que inevitable llegará
el día en que el Señor me llamará,
a rendirle las cuenta de mi vida.

Mas, ¡ay!, espero que sea tarde
pues en mi pecho caprichosa arde
la llama del amor, aún prendida.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Fotografía: Del móvil.


domingo, enero 15, 2017

DE QUE LOS HAY, LOS HAY...





Con mucho respeto y sin el ánimo de ofender, les voy a referir el caso de Jesús María, amigo de vieja data que se me había perdido y después de varios años me lo encontré viviendo como un pachá. Hablándome de su suerte me contó que, buscando oportunidades en la vida, se había ido a los Llanos del Casanare y en una hacienda ganadera le habían ofrecido trabajo como chofer para manejar la camioneta de la patrona, yéndole muy bien con la viuda. Me dio entonces, por pensar, que yo podría hacer lo mismo: pero al irme por lana, volví trasquila'o.


EL VIVIDOR

Con la situación tan dura
me tocará conseguir
una viuda millonaria,
pa'poder sobrevivir.

La plata ya no me alcanza
ni pa'beber gaseosa,
por andar de sinvergüenza
teniendo mujer y moza.

Y tengo que mantenerme
con meras papas chorreadas,
la palidez no es del hambre
sino de las aguantadas.

Por eso le pido al cielo
me socorra con la viuda,
pa'tomar chocolatico
con tamal y arepa liuda.

Si logro mi cometido
tal vez yo pueda tener:
mansión, finca, buen billete
y carrito con chofer.

Y pasear por la provincia
bien pintoso y perfuma'o,
dándome la buena vida
con la plata del fina'o.

Me imagino en una playa
de un balneario lejano,
gastando los ahorritos
que nos heredó el fulano.

Pero lo veo trabajoso
hay plaga más avispada,
antes de enviudar la vieja
ya la tienen palabreada.

Mejor sigo siendo pobre
y olvido la pendejada.

_____________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen. De la Red.

domingo, enero 08, 2017

IMBORRABLES RECUERDOS...





Me sucedió por allá en el año de 1969 durante uno de aquellos eventos organizados como "Empanadas Bailables" y que se hacían con el fin de recolectar fondos benéficos. Este, que hoy les traigo a cuento, se realizó en la azotea de la casa del señor Santos Navas, ahí en la avenida Santander, amenizado por Chapete y su Conjunto. Ella era una niña muy bonita, delgada, de ojos negros y cabello ensortijado. Venciendo mi timidez le pregunté su nombre, bailamos una pieza, me estampó un beso en la mejilla y corrió hacia la escalera... ¡Martha, me llamo Martha!, gritó desde la puerta. No la volví a ver jamás, iban de paso, me dejó su recuerdo y el perfume de sus labios.


MARTHA

Aún busco tu mirada entre la gente
y llevo tus recuerdos en mi mente,
pienso en tu querer todos los días
sin lograr mitigar la penas mías.

Tengo mi corazón hecho pedazos
y me faltan tus manos, tus abrazos,
camino cabizbajo y vivo triste
sin poder entender por qué te fuiste.

No sé qué hacer, me estoy volviendo loco,
no sé qué hacer, me muero poco a poco,
no sé qué hacer, tu ausencia me enloquece
y mi dolor con la distancia crece.

Mi corazón ya no aguanta la pena,
sufre al latir pagando cruel condena,
Martha, sin ti, todo mi ser padece.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Paz de Río, Boyacá

lunes, enero 02, 2017

¿AÑO NUEVO, SUELDO NUEVO?





Es una miseria el 7% de aumento para el salario mínimo, dan ganas de llorar y. encima de todo, nos clavan la reforma tributaria que grava con el Impuesto al Valor Agregado (IVA) casi todos los productos de primera necesidad e inmediatamente hace que se dispare el costo de la vida perjudicando de manera directa al común de las gentes, a quienes dependen de un salario mínimo para subsistir. Toda esta cascada de impuestos con el argumento de que el gobierno necesita dinero para financiar el post-conflicto... y el pueblo que pague los platos rotos.


IMPUESTITIS 

Dizque estamos avanzando
en búsqueda de la paz,
adelante los impuestos
y los sueldos para atrás.

Lo poquito que le aumentan
al salario del obrero,
se lo quitan por derecha
apenas comienza enero.

Se dispara de inmediato
la canasta familiar,
los salarios por el piso
y precios al palomar.

Incrementaron el IVA
y lo encarecieron todo,
mientras la gente padece
  ellos empinan el codo.

Dizque para el post-conflicto
necesitan recaudar,
y el pueblo inerme que lleve
del bulto sin protestar.

¿Cómo puede ser posible
que para paz obtener,
a los que nos dieron bala
tengamos que sostener

con el sudor de la frente
de los pobres y afligidos?
Habiendo tanto mafioso
con tesoros escondidos.

La paz no requiere fiestas
ni luces de carnaval,
la paz requiere primero
que haya justicia social.

Lo anhelamos, en verdad,
que no resulte el remedio
peor que la enfermedad.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Fotografía: Marco T. Cristiano


Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador: con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.