miércoles, diciembre 06, 2017

LA FONDA DEL CAMINO





Aquella tarde, yendo por un camino rural en el departamento de Caldas, entré a la fonda con la mera intención de encontrar algún compinche que quisiera acolitarme una tomata de aguardiente. Miré en todas las direcciones y de repente, lo vi, sentado en la mesita del rincón con su guitarrita en la mano: era don Belisario, un viejo labriego curtido en las faenas del campo. –Hola, don "Beli", ¿cómo me le va?, le dije al momento saludarlo. –Muy bien, mi chino, ¡qué va a brindar!, me contestó sonriendo amablemente. Le estreché la mano, me senté a su lado y destapamos la primera botella. Fue una inolvidable tertulia, bebimos y cantamos hasta el amanecer... guitarreando, como a él le gustaba.


GUITARREANDO

De la vida me gusta el gozar
y un buen trago de guaro beber,
en las noches de farra cantar
hasta la hora del amanecer.

Lindas flores tenemos aquí
e igualmente las hay por allá,
en un lado lo son de alelí
y en el otro del jacarandá.

A mi novia le quise entonar
unas coplas al pie del balcón,
mas la suegra salió a regañar
y del susto rompí el guitarrón.

Caminito que sube al vergel
donde crece la más bella flor,
la que tengo tatuada en mi piel
como prueba infinita de amor.

Por delito que no cometí
a la cárcel me quieren meter,
dizque hurtar los luceros que vi
en los ojos de amante mujer.

Del ahora bien sé disfrutar
sin llorar el ayer que pasó,
hoy con vida podemos estar
y de pronto mañana ya no.

Al Supremo le suelo rogar
me conceda que logre tener,
humildad si se puede ganar
y coraje si toca perder.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imágenes: La Fonda del Camino.
De la Internet.


23 comentarios :

  1. Precioso poema con aires de humor, nostalgia y una hermosa petición en el último cuarteto.Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  2. Merecería ser canción. Las grandes canciones cuentan una historia.

    "Del ahora bien sé disfrutar
    sin llorar el ayer que pasó,
    hoy con vida podemos estar
    y de pronto mañana ya no..."

    ...Me lo llevo en el corazón.

    Abrazo, Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser, Carlos, pues yo acostumbro cantar mis versos al irlos escribiendo, y para ello, utilizo los ritmos tradicionales de nuestra música campesina.

      Gracias por tus palabras, un abrazo.

      Eliminar
  3. Bonitas letras para hacer vibrar la guitarra y el alma.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. "Por delito que no cometí
    a la cárcel me quieren meter,
    dizque hurtar los luceros que vi
    en los ojos de amante mujer."

    Se sumaria en este verso, la belleza y espontaneidad de tu poesía, Rafael-Y, es los cafés, las antiguas cantinas, los bares, las fondas donde fluye la música y el versar. Rafael, cuanta juglaría en tu hacer poeta. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asé es Carlos, esos lugares tienen su magia inspiradora. De hecho, allí, surgen las cantas al mismo ritmo que pasan las horas y se desocupan las botellas.

      Un abrazo, estimado amigo.

      Eliminar
  5. Muchas gracias por el detalle de tu felicitación. Alguna vez te he leído, pero ahora tengo el tiempo limitado y por eso no se ni como mantengo los blogs. Colombia en mi corazón siempre. Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  6. Una velada muy divertida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Unas preciosas cuartetas, con un tema encantador donde se perfilan varios momentos.
    Me encantó, igualmente que el pequeño relato del comienzo y la fotografía.
    Un abrazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
  8. Hola Rafael, bello poema que nos has dejado entre nostalgia de tan entrañables lugares donde entre amigos y gente humilde se disfruta de tan grata compañía, me ha encantado leerte.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Un poema muy romántico para acompañar la velada y guitarrear, un abrazo Rafael!

    ResponderEliminar
  10. Un poema encantador, con aires costumbristas.
    Me hace ilusión que nombres la flor de jacarandá, la primera que vi fue en Israel y la belleza de aquel árbol de color violeta, me dejo muda.
    Un fuerte abrzao

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Julia. Por estos lares es muy común ver los árboles del jacarandá a la orilla de los caminos rurales o en las avenidas y parques de las ciudades.

      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Cada estrofa es un canto de amor y de vida. Tu inspiración está a tope en todas las circunstancias. Abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Encantadores cuartetos.

    Me puede tu alma de trovador. Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Una buena forma de vivir la vida con un buen trago y compañía sin faltar el canto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. bellas coplas rafael para acompañar una buena guitarreada entre amigos.
    gracias amigo por pasar a saludarme,recibe un calido abrazo y que disfrutes de un buen fin de semana!!!!!!

    ResponderEliminar
  15. ¡Qué buen rato pasaste Rafael,me lo imagino.Nada como la música para divertirse uno y más si se la acompaña con coplas tan bonitas y con un traguito de aguardiente entre copla y copla,lo ideal.

    Saludos muy cordiales.

    ResponderEliminar
  16. Si yo me hubiera encontrado con don Beni, a lo más me podría haber tomado con el una copa, por mi absoluta falta de talento musical. Envidio sanamente a quienes como tú, Rafael, llevan la música y la inspiración a flor de piel.

    ResponderEliminar
  17. Un placer disfrutar de tan bello poema.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Un poema canción que se disfruta...En España, aún se siguen cantando canciones regionales con la guitarra y más en fiestas populares, Rafael...El alma necesita el verso y la música para gestionar las emociones, tú lo haces de maravilla.
    Mi felicitación y mi abrazo.

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.

Archivo por etiquetas

Buscar en este blog