lunes, julio 04, 2022

LOS MEJORES REGALOS





Con una caja de cartón bajo el brazo, apoyándose en su retorcido bastón, subía el anciano lentamente por la empinada calle del barrio. Lo alcancé a la mitad de la cuesta, se veía muy cansado. Hola, vecino, ¿cómo me le va? saludó. Bien, don Crescencio le respondí−, ¿qué lleva ahí?, se nota algo pesado, venga yo le ayudo. Gracias, sumercé, son los regalos que me dieron por la fiesta del padre contestó mientras ponía la caja en el suelo. Me agaché para levantarla, pero grande fue mi sorpresa al comprobar su liviandad, nada contenía. Apercibido de mi extrañeza, don Crescencio sonriendo me dijo: −Parece vacía, pero está repleta de felicidad, estimado amigo; en ella van los abrazos, los besos y los cariñitos que me prodigaron durante todo el día mis hijos y mis nietos... detalles que no hacen bulto, pero llenan el alma concluyó.


ANCIANIDAD
(Soneto)

Como la nieve cubre el campo verde
sobre mis sienes el invierno posa,
y en la silente ancianidad se pierde
de aquel ayer la flor maravillosa.

Mas aunque viejo, desolado y triste 
el corazón palpita emocionado,
cuando de luz la descendencia viste
y nos regala un beso inesperado.

Se colma el alma con eterno amor
cual un estuche de esmerados trazos,
donde se guarda el fraternal candor

de tiernos guiños y de los abrazos
que tanto alegran al que en su dolor:
siente la vida rota en mil pedazos.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2022
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: La calle empinada
(De la Internet)

lunes, junio 27, 2022

LA VERDADERA PANDEMIA





Entre la ilusión y el amargo desengaño los que hemos sobrevivido a la pandemia estamos viendo como el mundo regresa a la normalidad, pero no para bien sino para mal. Se está disipando la niebla y nuestros ojos contemplan la triste realidad: todo es como antes, no aprendimos la lección, las tantas promesas de ser mejores personas en procura de un mundo mejor quedaron en el olvido enredadas en una maraña de absurdas contradicciones que sacan a relucir nuestra naturaleza de seres imperfectos. El amor, la solidaridad, la unión y el respeto que se pregonaban a los cuatro vientos, durante la amenaza, se han ido diluyendo entre la indiferencia renacida tras la ola de confianza promovida por la supuesta normalidad sanitaria.


NORMALIDAD
(Serventesios)

Parece... no aprendimos la lección
y el mundo ha regresado a su lugar;
maldad, egocentrismo y ambición
emergen por su trono a reclamar.

Han vuelto la tristeza y el lamento
del niño que en el fango ha de nacer;
se aleja la bondad que en su momento
dio pan a quien no hallaba de comer.

Ya sale a campear la indiferencia
causante de dolor y muchos males;
se subasta, se empeña la conciencia
en ferias o indecentes bacanales.

Parece... que se ha ido la ilusión
y el mundo no será un mejor lugar;
cual piedra endurecido el corazón
de aquellos que no gustan del amar.

Han vuelto a fracasar en el intento
anhelos y utopías del querer;
no logró subsistir el sentimiento
ni pudo la esperanza florecer.

Ya sale al escenario la inclemencia
de los seres mezquinos e inmorales:
los buitres sembradores de violencia
e inconfesos... pecados capitales.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2022
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Pobreza en Bogotá
(De la Internet)


lunes, junio 20, 2022

UN CAMBIO EN EL RUMBO





Ojalá el giro político que se ha dado en Colombia sea el comienzo de una nueva nación, el renacer de la esperanza en medio de un pacto nacional que nos permita construir el camino hacia una paz verdadera, una paz asentada sobre los pilares de la justicia social que tanto hemos anhelado. Que nuestro nuevo mandatario, Gustavo Petro Urrego, logre desarrollar un gobierno incluyente, un país en el cual quepamos todos: negros, blancos, mulatos, mestizos, zambos, indígenas y raízales; también los diferentes, los de arriba y los de abajo. Que los niños disfruten de un hogar, que los jóvenes puedan estudiar, que los adultos consigan trabajo, que los ancianos sean amparados, pero por sobre todo, que desaparezcan la violencia y la miseria para que se nos de la oportunidad de tener una vida digna y sosegada... que Dios lo ilumine, señor presidente.


NUEVA ERA
(Lizaraejillo)

Se ha desatado una cuerda
después de doscientos años,
hemos girado a la izquierda.

Colombia se halla expectante
el cambio habrá de venir,
celebra un pueblo exultante.

Bajo el fulgor de la aurora
se alejan los desengaños,
en nuevo tiempo es ¡ahora!

La esperanza ya florece
y se aclara el porvenir,
la luz por fin aparece. 

Después de doscientos años
el cambio habrá de venir,
se alejan los desengaños
y se aclara... el porvenir.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2022
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: El presidente electo
(De la Internet)


Nota: Aunque no concuerdo con algunas de las propuestas incluidas en su programa de gobierno, considero sano para el país concederle a Petro el beneficio de la confianza en procura de la reconciliación nacional.

viernes, junio 10, 2022

LA VIRGEN DEL MILAGRO





La sagrada imagen es venerada en el "Santuario del Topo" desde el año de 1880, cuando fue entronizada en dicho monasterio. Históricamente, el primer domingo de cada mes de junio con un majestuoso desfile, encabezado por las diferentes autoridades, y la posterior celebración de una multitudinaria misa campal en la Plaza de Bolívar: se realiza en Tunja la tradicional "Festividad de la Virgen del Milagro", protectora de la ciudad y patrona de la Fuerza Aérea Colombiana. Es la fiesta religiosa más representativa e importante de Boyacá que cada año congrega, en torno a la fe cristiana y la devoción mariana, a cerca de cincuenta mil feligreses venidos de diferentes lugares de la geografía regional, departamental y nacional.


LA PROCESIÓN
(Soneto)

Al paso de la imagen te aclamaban
y una lluvia de pétalos caía,
aplausos y ovaciones se escuchaban
cual eco de un clamor en letanía.

Las palomas al vuelo engalanaban
el firmamento... en majestuoso día,
centenares de fieles te escoltaban
en tanto que el desfile proseguía.

¡Oh! Virgen del Milagro protectora
de Tunja, religiosa y señorial,
danos tu bendición en cada aurora.

Cobija con tu manto celestial
al penitente pueblo que hoy implora:
¡Justicia verdadera y fraternal!



__________________

Derechos Reservados Copyright © 2022
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Aspectos de la festividad
(Boyacá Siete Días)


martes, mayo 31, 2022

LUIS ALFONSO PUENTES





Grande amigo lo fue para mí. Su forma de ser tan especial lo hará inolvidable. Se marchó sin que hayamos podido compartir el último sorbo. Así es la vida, me quedé con las ganas de volverlo a ver; ya no estará en el pueblo para bebernos la vida, pero vivirá en el recuerdo de los buenos momentos compartidos: por su espontaneidad, su alegría, su generosidad y su don de gentes. Descansa en paz mi querido y muy estimado "Chimas". Un abrazo de solidaridad y mis más sentidas condolencias para toda su familia. Lo despido con una ranchera como las que entonábamos en las noches serenas. ¡A mí, no!... se me habrá de olvidar.


"EL CHIMAS"
(Coplas - Ranchera )

 Era uno de los amigos
que más alegrías me daba,
por lo decente y cordial
cada que me lo encontraba.

Gozábamos de la vida
y compartíamos trabajo,
también solíamos tomar
con güisquicito el refajo.

Conocido como "El Chimas"
era Luis Alfonso Puentes,
un hombre dicharachero
y con un gran don de gentes.

En la vida siempre fue
buen padre, esposo y abuelo,
sé bien que alegre estará
disfrutando allá en el cielo.

Se marchó sin despedirse
y sin que hayamos podido
echarnos la última copa,
¡adiós!... amigo querido.

Conocido como "El Chimas"
era Luis Alfonso Puentes,
un hombre dicharachero
y con un gran don de gentes.



(Se me ocurrió de repente, y así quedó, sin editar)

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2022
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Don Alfonso y Sra. Marta
(Archivo particular)


sábado, mayo 28, 2022

DESVELO Y ESPERANZA





A estas alturas del partido cuando ya las nieves decoran mis días, pocos desvelos me invaden, la suerte está jugada... pero la desazón del presente y el incierto porvenir son motivo de una tenebrosa preocupación. Sin embargo, en medio de la bruma caminera, me alienta la esperanza de que finalmente nos cobije el mismo firmamento y seamos hermanos propendiendo hacia los anhelos comunes intentando construir un mundo mejor, un mundo más justo, en beneficio de las nuevas generaciones que recibirán como herencia nuestros legados sociales. Desvelo y esperanza van conmigo por la vida: el uno me causa penas, la otra me reconforta; adelante y no atrás, están los tiempos mejores, la patria que tanto soñamos.


AZUL CELESTE
(Jotabea)

Azules son mis sueños como el fulgor del cielo
que cubre con su manto mi ya senil desvelo.

Peregrinos que vagan por sendas inseguras
con las miradas tristes, las pupilas oscuras;
desolación y ausencia, profundas amarguras 
e inmortal esperanza de mágicas alburas.

Erige ya la aurora su trono floreciente
y el astro rey llamea con luz incandescente.

No son otros mis sueños, mi vehemente anhelo,
que contemplar por siempre brillar en las alturas
el majestuoso cielo... de azul resplandeciente.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2022
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Cielo colombiano
(De la Internet)


domingo, mayo 22, 2022

ASESOR VERSUS ARTISTAS





Asombro e indignación produjo en la ciudadanía boyacense, especialmente en el conglomerado artístico, la columna de opinión "La silla vacía de los abucheadores" publicada el pasado 18 de abril en un periódico regional por un asesor de la Secretaría de Cultura y Turismo de Tunja, quien, luego de un debate de control político en el cual se cuestionó su elevado salario, arremetió contra los cultores en un acto de nepotismo que lo deja muy mal parado ante la opinión pública. Desde mi punto de vista como miembro del sector agraviado, me permito manifestar que el arte como expresión de la cultura pertenece al pueblo, no al estado, es contestatario por naturaleza. En este caso, se podría afirmar que, es doloso despilfarrar los recursos en "encopetados" asesores que no aportan, pero sí llenan sus arcas.


IMPROPERIOS
(Musa de arte menor)

Viles "adoctrinadores"
dizque de cafetería,
"guerrilleros" nos diría
uno de esos... doctores.

Asesor de la alcaldía
en asuntos culturales,
pero causante de males
con soez palabrería. 

"Caudillos" y tal por cuales
e insultos sin miramientos,
biliosos derramamientos
de improperios a raudales.
Tras develarse caudales
que recibe por debajo
de la mesa, en su trabajo,
se ha puesto de mal humor
el mencionado señor
con absurdo desparpajo.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2022
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Alcaldía de Tunja
(De la Internet)


domingo, mayo 08, 2022

LA LUZ DE MIS ANDARES





Mi querida madre fue en verdad una heroína, y no a todos concede Dios un regalo tan maravilloso como se nos otorgó a mis hermanos y a mi... al darnos un hermoso ángel que se sacrificó para asegurar que tuviéramos lo necesario y conserváramos la fe. Disfrutamos de su bendita presencia por largos años, fue el hilo conductor, el aliciente para seguir adelante cuando toda esperanza parecía perdida, cuando los negros nubarrones encapotaban el cielo. Era alegre y jovial por naturaleza, amorosa como ninguna, solidaria y siempre entregada a la misión de enseñar. La señora Elvirita, nuestra madre y maestra, la que nos codujo a escribir las primeras letras: se nos fue hace nueve años, pero vive en el recuerdo.


LAMPARILLA
(Lizaraejo decasílabo)

Por designio fatal del destino
es mi madre una estrella lejana,
que ilumina mi andar peregrino.

Lamparilla de noches y auroras
que en el cielo titila constante,
como danzan silentes las horas.

¡Cuán distante su eterno fulgir!
Mas... mi pecho la siente cercana,
 consagrado a su amor mi existir.

Sempiterno su amante cariño
no se aparte de mí, ni un instante,
mi heroína, ella fue, yo su niño.

Es mi madre una estrella lejana
que en el cielo titila constante,
mas... mi pecho la siente cercana
no se aparta de mí, ni un instante.




__________________

Derechos Reservados Copyright © 2022
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Estampa del ayer, 2009
(Del álbum familiar)


sábado, abril 30, 2022

ADIÓS ABRIL, ADIÓS...





Extrañamente, en contra de lo acostumbrado, este año no me embarga la tristeza por tu partida mi bien amado abril; te marchas serenamente y me dejas el alma plena de gozo. Me dejas el recuerdo de tus días, unos radiantes y otros nublados, pero siempre bellos bajo cielos purpurinos. Me dejas el olor a tierra mojada, el aroma de las flores, el canto de las aves y, lo mejor, me dejas la fragancia de las setenta primaveras que me han devuelto el corazón de niño y me han regalado la dicha de celebrar la vida con infinita alegría. Atrás quedaron los instantes vividos y los paisajes que me han acompañado a lo largo del camino, mas presiento que... contigo la primavera será eternamente mía, en este o en otro mundo.


MI PRIMAVERA
(Soneto)

Esta vez, te despido alegremente
mi florido y amado mes de abril;
me heredas la fragancia juvenil
de ayeres apilados en mi mente.

Te vas, yo esperaré pacientemente
a que vuelvas de nuevo a mi redil,
con tus aguas, tu cielo de marfil
y tu luz de fulgor incandescente. 

Un año tardarás mi mes querido
en tornar sosegado hasta mi vera;
un año más, tu palpitar dormido.

Nunca jamás seré lo que antes era
ni podré regresar al tiempo ido,
pero eterna será... ¡mi primavera!

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2022
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Paisaje boyacense
(De la Internet)


sábado, abril 23, 2022

UN MOMENTICO ES LA VIDA





Muy poco tendría yo que contar con relación a mi existencia si no hubiera sido por a los avatares del destino que me han zarandeado del "timbo al tambo" en una larga travesía por los caminos de la vida y me han puesto en el lugar correcto después de setenta años. Aquí estoy, finalmente, escribiendo mis sentires, garabateando mis versos con el alma rozagante y el corazón en la mano a la espera de los designios Divinos. Un momentico es la vida, parece mucho y es poco, mil gracias le doy por todo lo que me ha dado: lo bueno y también lo malo, lo gozado y lo sufrido, lo dulce y también lo amargo, lo ganado y lo perdido. Al fin y al cabo, al final de cuentas, lo que cuenta es lo vivido y... vivir vale la pena.


SETENTA ABRILES
(Décimas)

I
Siete décadas completa
mi corazón delirando,
y persiste palpitando 
como si fuera veleta.
Yo tengo el alma repleta
de sueños y fantasías,
con el pasar de los días
más vigoroso y contento
y, sin penas ni lamento,
hoy canto mis alegrías.

II
Nací cual nacía cualquiera 
en aquellos tiempos idos,
cuando éramos recibidos
por la "matrona" partera.
Fue mi colchón una estera
y con ruana me cubrieron
cuando mis pupilas vieron
(en un veintitrés de abril)
la luz intensa y febril
de los días que se fueron.

III
El albor de mi existir
fue el año cincuenta y dos,
y hasta el dos mil veintidós
ha sido extenso el vivir.
La vida en su transcurrir
parece mucho y es poco
en este universo loco
donde los seres fenecen,
pero las semillas crecen
entre tanto zaperoco.

IV
Las experiencias vividas
han hecho la senda larga,
dulce y a veces amarga
con sorpresas escondidas.
Los golpes y las caídas
fueron simples tropezones
que sembraron ilusiones
y alentaron esperanza, 
cuando una meta se alcanza 
renacen los corazones.

V
No me quejo de la vida
ni de nada me arrepiento,
manifiesto lo que siento
sin malquerencia escondida.
Tengo una vela encendida
a cada santo en el cielo
para que logre mi suelo
la paz que tanto anhelamos,
pues ya cansados estamos
de tanta guerra y desvelo.

VI
También elevo plegarias
por los jóvenes y viejos,
por los que ahora están lejos
y por intenciones varias.
Ya las horas lapidarias
presiento están por venir,
mas no me asusta sufrir
el rigor de la guadaña,
dicen que si uno se amaña
muy cerca está de partir.

VII
Yo he sido, soy y seré
feliz a pesar de todo,
porque de uno u otro modo
nunca he perdido, la fe,
y algo de infante guardé
 para los postreros años.
Por tanto, sin desengaños
ni lágrima en la pupila:
celebro con un tequila
¡Mi "setenta" cumpleaños!



__________________

Derechos Reservados Copyright © 2022
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Estampas de la vida
(Del álbum familiar)


martes, abril 19, 2022

CON LA FE RENOVADA





Después de dos años en la virtualidad, otra vez, volvimos a disfrutar presencialmente de la patrimonial "Semana Santa en Tunja" con la masiva asistencia de los fieles creyentes. El común denominador en los eventos religiosos, las homilías y las manifestaciones artísticas fue el clamor por la paz, la reconciliación y la concordia en detrimento de la polarización ideológica que nos agobia últimamente debido a la época electoral. Con la fe renovada y la esperanza latente, el "Domingo de Pascua" se realizó con suma alegría la tradicional "Procesión del Señor Resucitado" y, de esta manera, se dio por culminada la celebración de la "Semana Mayor" amparados por el buen amor de un Cristo vivo en nuestros corazones.


    RESURRECCIÓN
(Sonetillo)

Por la paz y la concordia
un anhelo, simplemente,
es el ruego de la gente
que implora misericordia.

Que se acabe tanta incordia
entre el pobre y el pudiente,
que la cruz del penitente
sea el amor, no la discordia.

Pascua de Resurrección,
de esperanza y de alegría
e imperturbable ilusión.

¡Oh, Señor, que en este día
reine en cada corazón:
 de tu aura... la compañía!

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2022
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: La Resurrección
(Alcaldía de Tunja)


domingo, abril 03, 2022

EL PUEBLO DE LOS MÍOS





Los recuerdos, traídos por los vientos de abril, no se reconfiguran ni se mezclan sino que llegan en orden cronológico, uno a la vez, cual si fueran las cuentas de un rosario. Las imágenes pasan ante mis ojos cuadro a cuadro, como una película en cámara lenta o como fotografías que han quedado impresas en el libro de la vida: la infancia, la adolescencia, la juventud, el primer amor, los amigos, los prados, el bosque, el valle, las colinas, los caminos, las calles, la iglesia, la escuela, el colegio, el tren, la casa paterna, la voz de los viejos y el apacible rumor de los ríos al pasar. Todo, todo suma, todo se conjuga en un maravilloso paisaje de vivos colores y... entre las montañas, cual león dormido, mi pueblo querido.

No se ve crecer la hierba, pero crece; no se ve pasar el tiempo, pero pasa.

MI PAZ DE RÍO
(Lizaraejoa entrelazado)

Al pie de una montaña, bañado por dos ríos,
como si fuera un cuadro de mágicos fulgores:
se contempla a lo lejos el pueblo de los míos.

Allá están preservados los nativos candores
entretejiendo inviernos y dorados estíos,
serenas añoranzas de los tiempos mejores.

Al pie de una montaña de verdes atavíos
mi pueblo resplandece bajo claros albores,
aún se ven rezagos de bosques y plantíos.

Allá sufre mi pueblo sus perpetuos dolores
y clama por justicia con renovados bríos,
la tierra do naciera... fortín de mis amores.

Como si fuera un cuadro de mágicos fulgores
entretejiendo inviernos y dorados estíos,
mi pueblo resplandece bajo claros albores
y clama por justicia con renovados bríos. 

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2022
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Paz de Río, Boyacá
(Carlos Darío Mejía)


domingo, marzo 20, 2022

MARAVILLOSA COLOMBIA





En la esquina noroccidental de Suramérica está ubicado un paraíso tropical denominado Colombia, unido al resto del continente por el Istmo de Panamá. La República de Colombia en un país multiétnico y pluricultural, uno de los más biodiversos del mundo y con incalculables recursos hídricos. Es el cuarto país más extenso de América del Sur, tiene costas en el océano Atlántico por el norte y en el Pacífico por el occidente; en el sur cuenta con buena parte de la inmensa selva amazónica y posee extensas llanuras en el oriente. El territorio nacional colombiano es atravesado por tres ramificaciones de la Cordillera de los Andes lo cual le permite contar con un amplio margen de pisos térmicos que van desde el nivel del mar hasta las impolutas nieves perpetuas, no sin antes pasar por los bosques y páramos andinos.


A MI PATRIA
(Jotabé decasílabo con estrambote)

A Colombia la bañan dos mares,
dos espejos que adornan sus lares.

Por el norte la abraza el Caribe
y un destello en azul lo suscribe;
de occidente el Pacífico exhibe
los paisajes que sueña y concibe.

En el sur hay un verde pulmón,
de esperanza, de vida y razón.

Y... al oriente los vastos lugares
de llanuras do un Dios se percibe
con serena y profunda emoción.

Mi querida nación:
se agiganta mi pecho al nombrarte,
¡oh! Colombia, mi vida es amarte.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2022
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Colombia bella
(De la Internet)


miércoles, marzo 16, 2022

UN NUEVO RECONOCIMIENTO




 
La poesía para mí es un modo de vida, un estado del alma, es el líquido vital que fluye por mis venas y endulza el existir. Desde mi lejana juventud he cultivado este género literario escribiendo todo tipo de poemas utilizando, para ello, las estructuras estróficas clásicas usadas por siglos en la poética mundial (sonetos, romances, espinelas, musas, ovillejos, coplas y demás). Para mi fortuna, por allá en el año 2015 descubrí la "Rima Jotabé", una estructura neoclásica que se adaptaba perfectamente a mi estilo de escribir y componer. Desde entonces la he practicado con empeño y he obtenido gratas satisfacciones como, por por ejemplo, este premio en el "XI Certamen Poético Internacional Rima Jotabé", realizado en la ciudad de Valencia, España. Galardón otorgado al poema que hoy les comparto, muy agradecido.

PRESAGIO
(Jotabé)

Cuando... el sol al final de la carrera
esconda, en la nefasta hora postrera,

sus rayos con los últimos fulgores
y allá, en los abedules ya sin flores,
no aniden los alados trovadores:
de la parca vendrán los estertores.

Cuando... la soledad triste y vacía
pueble la inmensa bóveda sombría,

no habrá fascinación ni primavera
y… seremos inertes moradores,
en lo profundo, de la tumba fría.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2022
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Diploma acreditativo
(Orden Literaria JB)


sábado, marzo 12, 2022

CANTAS DE MI TIERRA





El encanto de la música campesina boyacense radica en la sencillez tanto de sus letras, como de sus melodías. Las letras se basan, principalmente, en una sucesión de coplas o "cantas" como se les llama por aquí en Boyacá. Las cantas son estrofas de cuatro versos compuestas en arte menor que, enfiladas una tras de la otra, forman las canciones que expresan el sentir del campesino con respecto a la vida diaria, su trabajo, sus relaciones afectivas y su amor a lo natural. El acompañamiento musical se ejecuta con instrumento de cuerdas al son de rumbas, merengues y pasajes (ritmos silvestres derivados de otros más cultos como el bambuco, los valses y el pasillo). Sus melodías autóctonas y su dejo netamente campesino mantienen viva la tradición de la guasca y la carranga que se escuchan por los campos de mi tierra.


COQUETERÍAS
(Coplas - Carranguera)

Yo acuno en mi pecho
sueños e ilusiones,
y soy millonario 
sin tener millones.

Son míos los esteros
y el río y la laguna,
bajo de los cielos
crece mi fortuna.

Y tengo en el rancho
mi china querida,
y un terreno arado
pa'sembrar comida.

Yo nací en los campos
de mi Boyacá,
y soy campesino
como mi papá;
tengo en el barbecho
toda mi "heredá",
y vivo contento
con lo que me da.

Suplo de la tierra
mis necesidades,
pues sigo la huella
de viejas edades.

Rasgo mi requinto
en busca de amores,
porque pa'coqueto
soy de los mejores.

Y canto merengues,
rumbas y guabinas,
en lomas y planes
y por las cantinas. 

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2022
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Murga campesina
(De la Internet)


viernes, marzo 04, 2022

MUERTE EN EL SOCAVÓN





Tristemente, como en tantas ocaciones ha sucedido, la historia se repite. Esta vez la tragedia aconteció en la mina "La Chapa", el pasado 26 de febrero, vistiendo de luto y dolor a quince familias en los municipios circunvecinos de Tasco, Socha y Paz de Río, pertenecientes al departamento de Boyacá, mi tierra natal. Una Acumulación de gas metano y su consecuente explosión cegó la vida de quince jóvenes mineros que, en ese fatal momento, se hallaban laborando en los profundo del socavón. Respetuosamente hago este homenaje póstumo a los fallecidos y expreso mis sentidas condolencias a sus familiares y allegados.


A LOS MINEROS
(Dos Jotabé)

I
Quince vidas quedaron sepultadas,
quince familias tristes, desoladas.

Escondida la parca en un rincón
sombrío del obscuro socavón:
sorprende al picador en su ilusión
 y la ciega, de un golpe, sin razón.

¡Oh mineros, de humilde discurrir, 
que arriesgan vanamente su existir!

Encallecidas manos maltratadas
reciben las migajas, del carbón,
mientras otras amasan porvenir.

II
La vida, aunque difícil es bonita,
se nos da, se nos presta, se nos quita.

Es un despabilar, en un segundo
la muerte para el pobre y errabundo;
se inunda con sudor del moribundo
la senda al precipicio, más profundo.

¡Oh mineros, de bravos corazones,
que entregan a la tierra sus pasiones!

Allá en la obscuridad el alma grita
e implora haya equidad, en este mundo,
para ya no sufrir... expoliaciones.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2022
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Los quince fallecidos
(De la Internet)


Las victimas fatales de esta tragedia fueron: Luis Samuel Rincón Sánchez, Luis Arbey Estupiñán Sánchez, Edwin Javier Estepa, Cesar Mauricio Tibaduiza, Gustavo Antonio Casallas Sánchez, Anderson Alfredo Rojas Cortes, Félix Rodríguez, Yesid Hernández Botía, Asdrúbal Estupiñán, Víctor Ochoa, Rodolfo Estupiñán, Robinson Rojas Araque, Luis Ángel Sánchez Núñez, Pablo Antonio Hernández Botía y Luis Delgado. Descansen en paz, eternamente.

martes, marzo 01, 2022

DE GUERRAS Y BATALLAS





En tiempos de convulsión salen a la luz todas las injusticias y desigualdades sociales existentes en el mundo, las que pasan desapercibidas a la sombra de la cotidianidad. Desamparo, pobreza, hambre y dolor, además de ser crueles efectos colaterales de la guerra: son devastadores flagelos que diariamente atacan a los menos favorecidos, a los miserables que deambulan invisibles ante los ojos de quienes todo lo tienen en la vida. Las guerras causan destrucción y muerte, pero también los proyectiles disparados por la inequidad son tanto o más letales que las explosiones de las bombas o la metralla de las tanquetas y fusiles. Las batallas por la vida, las que se libran a diario, no son objeto de la atención mundial.


DESAMPARO
(Soneto con estrambote)

No solamente las bombas matan
ni las metrallas, ni los misiles;
hambre y pobreza son proyectiles
que diariamente al humilde atacan.

Muchas naciones se desbaratan
 con las tanquetas y los fusiles;
y bajo el yugo de los rediles
los mandamientos se desacatan.

No solamente fuego latente 
ni traicioneras balas perdidas:
también el cínico prepotente

causa los males y las heridas
que victimizan al inocente
y a las personas desposeídas.

Falazmente engreídas
guerra y miseria van de la mano,
estupideces... del ser humano.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2022
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: La miseria infantil
(De la Internet)


martes, febrero 22, 2022

VIAJEROS EN EL TIEMPO





Con una diferencia de dieciséis años en el tiempo, entre 1952 y 1968, nacimos los ocho vástagos de don Carlos Julio y la señora Elvirita. Crecimos en un hogar humilde, apenas con lo necesario, nunca hubo de más ni de menos, pero sí hubo mucho amor y unión familiar. Los viejos lucharon a brazo partido para "sacarnos adelante" y lo consiguieron, sin lugar a dudas; cumplieron cabalmente con su misión luego de darnos la vida, haciéndonos ciudadanos de bien, dejándonos como herencia su ejemplo de templanza y la formación, tanto moral como académica, pilares invalorables de nuestro andar por el mundo. 


ESTAMPA
(Lizaraejoa)

Plasmados en el tinte de una fotografía
tornaron a mi mente los cándidos momentos,
los niños en el patio con su vocinglería.

Volvieron melodiosos los trinos de azulejos
y aquellos blancos besos allá en el dulce hogar,
las plácidas caricias, las manos de los viejos.

Traídos por el eco de canciones lejanas
vinieron del pasado los gratos sentimientos,
el murmullo del río y el eco de campanas.

Pretérito de amores, presente de recuerdos
que aún guardo en el alma para nunca olvidar,
ayer briosos corceles... ahora pasos lerdos. 

Tornaron a mi mente los cándidos momentos
y aquellos blancos besos allá en el dulce hogar,
vinieron del pasado los gratos sentimientos
que aún guardo en el alma para nunca olvidar.



__________________

Derechos Reservados Copyright © 2022
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Los hermanos Lizarazo
(Del álbum familiar)

lunes, febrero 07, 2022

POR LAS CALLES DE TUNJA





Sobre la carrera séptima entre las calles 19 y 20, centro histórico de la ciudad de Tunja, se halla ubicada la capilla y museo "Santa Clara la Real", primer convento femenino de Colombia establecido en 1571. Claustro sevillano celda y tumba de la monja poeta Sor Josefa del Castillo, quien vivió 53 años de clausura en este convento siendo tres veces abadesa en el siglo XVIII. Con la desamortización de bienes de manos muertas pasó a ser Hospital de Caridad de 1863 a 1952. Actualmente, es este lugar, funciona la Escuela Taller de Boyacá, entidad que tiene a su cargo la restauración de la edificación. La iglesia de una nave con arco toral apuntado, ricamente decorada, posee copias de los cuadros más antiguos de la ciudad, un bellísimo artesonado mudéjar y, en el presbiterio, un sol con serafines de seis alas. 


HEREDAD
(Soneto)

Recorrer callecitas coloniales
en Tunja, mi lugar de residencia,
es abrir de otro tiempo los portales
y sentir del pasado su presencia.

Bajo claustros de origen español
se oculta la aborigen existencia
de aquellos que adoraban luna y sol,
cual dadores de vida, luz y ciencia.

Nos dejaron los colonizadores
impuesta la cultura que hoy tenemos, 
del confín de los mares la heredad.

Por la mezcla de razas y labores
de "Hunzahúa" en su tierra ahora vemos:
florecer nuestra propia identidad.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2022
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Santa Clara la Real
(Foto propia)

viernes, enero 21, 2022

LA ESCALERA DE LA VIDA





Las gradas que llevan desde la parte baja del barrio hasta la calle en donde está a mi casa de habitación son ruta frecuente durante mis caminatas diarias. Anteayer, a la mitad del ascenso, me faltó el aliento y tuve que detenerme por un momento para tomar aire antes de continuar la marcha; fue una sensación algo extraña, nunca me había sucedido. Mientras recuperaba energías, imaginé la existencia como una empinada escalera por la cual vamos subiendo: cada escalón superado nos irá acercando a la cumbre, pero también será un paso más hacia el punto final, un día menos en la vida. Por eso valoro el presente, por eso intento vivir el ahora... superando dificultades y haciendo lo que me es gratificante. 


AHORA
(Jotabea con estrambote)

Intento ser poeta, pretendo ser cantor,
y así voy por la vida sin penas ni dolor.

Le canto a lo que tengo la suerte de tener
y a los momentos idos que nunca han de volver;
le canto a la esperanza del niño por nacer
y al hombre en el ocaso que vive con placer.

Ahora son los versos razón de mi existir,
los cantares le brindan sosiego al transcurrir.

Intento ser un bardo sencillo y trovador,
no me importa el fracaso, no le temo a perder;
no repiso lo andado... ni trazo el porvenir.

Me ayudan a vivir:
las palabras que anidan en las estrofas mías
y bordan pentagramas de innatas armonías.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2022
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Escaleras de mi barrio
(Foto propia)


lunes, enero 03, 2022

AÑO NUEVO COLOMBIANO





Con la inmensa ilusión de siempre, con la misma esperanza de todos los eneros, con cariño y fe renovada recibimos en nuestra tierra colombiana el año dos mil veintidós. ¿Qué podríamos pedir, que no hayamos pedido ya? ¿Qué podríamos anhelar, que no hayamos anhelado ya? ¿Qué podríamos soñar, que no hayamos soñado ya? ¡Todo, absolutamente todo, se ha pedido para mi amada Colombia y muy poco se ha cumplido! Sigue sangrando la herida, el clamor de tantos años continúa vigente: Paz, justicia y libertad; tres palabras que lo resumen todo, tres palabras que de ser escuchadas, practicadas y aplicadas harían, muy seguramente, una patria mejor... una patria para todos, sin angustias ni dolor.


ROGATIVAS
(Quintetos)

Ojalá con augurios mejores,
¡bienvenido!... Dos mil veintidós:
que se alejen los tantos temores
y se vuelvan verdad los favores
que con fe le pedimos a Dios.

Que haya techo, salud y justicia
con empleo y un digno salario,
que se acabe la cruenta sevicia 
y la muerte no sea la noticia
que en la prensa leamos a diario.

Que tengamos un nuevo país
con la fuerza que todo acompasa,
que forjemos un mundo feliz
y el amor sea la gran directriz
que nos brinde cobijo en la casa.

Que no acallen la voz del cantor
si en su canto reclama verdad, 
que se pueda exigir libertad
y no arrasen con fuego el clamor  
de la patria que sueña igualdad.

Ojalá con la fe renovada,
¡bienvenido!... Dos mil veintidós:
que se borre la angustia pasada
y alcancemos la dicha anhelada
que con fe le pedimos a Dios.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2022
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Amanecer Colombiano
(De la Internet)

Información del Autor

Mi foto
Simplemente, un soñador. Ingeniero de profesión, obrero de las letras por heredad, vocación y sincero amor al arte. Hacedor de versos, creador de canciones e inventor de historias. Nacido el 23 de abril de 1952 en la población de Paz de Río, Boyacá (Colombia).

Los que vuelan conmigo

Buscar contenido en este blog