martes, diciembre 10, 2019

DESEMPOLVANDO RECUERDOS





La ovejita Marilín era una corderita blanca y juguetona que, si no estoy mal, fue un regalo de mi abuelo Tito cuando cumplí los siete años de edad para que la diera al aumento y así formara mi propio rebaño; era de carita tierna y de grandes ojos negros que miraban con cariño. Doña Ricarda, una amiga de la familia, tenía su parcela a la vera del camino que iba desde el pueblo hasta la vereda de Colacote y, a ella, se la encomendamos con el fin de que la terminara de criar. Cada que pasábamos por ese lugar, rumbo a la escuela donde mi madre laboraba como maestra rural, Marilín presentía mi presencia y brincando por entre los matorrales salía a saludarme. Pasó en tiempo, la ovejita creció y se hizo adulta, organizó familia, tuvo varios hijos y vivió muy feliz alegrándome la vida hasta que murió de vieja... de recuerdos me dejó una ruana y varias cobijas hechas con su blanca lana.


MARILÍN

Mi ovejita Marilín
no era una oveja cualquiera,
saltaba por el jardín
como si de goma fuera.

Seda tenía por lana
y por ojos candelillas,
era amiga de una rana
y comía granadillas.

Remilgosa me miraba
con amor y mucha gracia,
cual la rubia que adornaba
la pared de la farmacia.

Jugaba con un ternero
y le gustaban los gatos,
usaba ruana, sombrero
y de fique los chocatos.

Fue un regalo del abuelo
por los siete años cumplidos,
yo la cuidaba con celo
allá por los tiempos idos.

En las montañas creció
con la señora Ricarda,
dos corderitas me dio
una blanca y otra parda.

Me dio también harta lana
radiante como la nieve,
para tejer una ruana
y cobijas siete o nueve.

Se murió de viejecita
mi adorada Marilín,
tan graciosa y tan bonita
con carita de arlequín.

No se ha ido, porque al fin,
en mis recuerdos habita.
¡Vaya!, por dios... ¡qué trajín!

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Postales de mi Boyacá
(Boyacá al día - @juafercano)


miércoles, diciembre 04, 2019

UN CUENTO NAVIDEÑO





Sarita permanecía muy triste, pasaba las noches en vela contemplando el cielo a través del cristal de la ventana de su cuarto con la esperanza de ver pasar la estrella del oriente, la que guiaría a los Reyes Magos hasta el portal de Belén y anunciaría a los pastorcitos la llegada del Mesías, pero su ilusión se esfumaba al llegar la aurora. "Esta noche me haré la dormida y tal vez así le estrellita se atreva a salir sin temor", pensaba durante el día planeando una nueva estrategia. Se fueron varias noches sin que se cumpliera su deseo y presentía perdida la esperanza cuando, de improviso, en la noche de Navidad sucedió el milagro esperado: una hermosa estrella fugaz iluminó el firmamento y también su pequeña habitación. Admirada y feliz corrió hasta el salón principal para contarle a sus padres lo sucedido y, entonces, encontró bajo el árbol navideño la muñeca deseada... había llegado el Niño Dios.


LA ESTRELLA
(Jotabem con estrambote)

Estrella que vas en pos
de Belén y el Niño Dios.

Eres la luz que nos guía
por el mundo cada día
y... le entregas a María
del amor grande alegría.

Al mundo le das verdad
y a la familia bondad.

Pastores de dos en dos
cantan bella melodía
que anuncia la Navidad.

La deidad
de Jesús recién nacido:
a todos ha bendecido.



__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Martina, la nieta.
(Del álbum familiar)

domingo, diciembre 01, 2019

UN PAÍS RESQUEBRAJADO...





Las protestas, las marchas, los desmanes y los enfrentamientos entre dos polos opuestos que agobian a Colombia por estos días, son un clara señal de que la paz esta lejana, de que la injusticia social causa el resquebrajamiento de la institucionalidad y genera desconcierto general. Los anhelos de paz de los colombianos son objeto de extrañeza para los observadores externos, quienes se preguntan cómo un pueblo ha podido sobrevivir con tanta zozobra y es lastimoso admitir que no hemos podido, desde todos los extremos, sacudirnos de nuestros esquemas para suscribir un acuerdo social que esté por encima de los intereses mezquinos y personales de aquellos empeñados en ostentar el poder a cualquier costo sin pensar por un momento en que nuestro país saldrá del ostracismo cuando todas las corrientes propendan por el progreso y el bienestar del pueblo... la unión construye, la mezquindad destruye.


DOLOR DE PATRIA

A mi me duele la patria
cansada ya de sufrir, 
me duele ver a los niños
creciendo sin porvenir.
Me duelen los estudiantes
y también los policías,
me duelen los campesinos
que luchan todos los días.

Me duelen los sin trabajo,
 los maestros, los obreros,
los médicos, los artistas
y también los ingenieros.
Me duelen los que reciben
como respuesta una coz,
los que mueren de repente
cuando levantan la voz.

A mi me duele la patria
masacrada y destruida,
me duele ver a los viejos
con la esperanza perdida.
Me duelen todas las madres
que añoran una caricia,
de los hijos que murieron
entre el odio y la sevicia.

Me duelen los poderosos
esclavos de su grandeza,
y mucho más los de abajo
sumidos en la pobreza.
Me duele de sur a norte
mi atormentada nación,
mi patria que ha padecido
por los siglos la opresión.

Me duele mucho, me duele,
lo siento en el corazón.
Me duele mucho, me duele,
mi atormentada nación.




__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Colombia herida 
(Udenarperiodico.com)

Mi foto
Hacedor de versos, creador de canciones e inventor de historias.
Un artista autodidacta por amor y vocación, o por lo menos es lo que lo intento, en procura de la conservación de nuestra identidad cultural. Nací en Paz de Río, Boyacá, Colombia, en un 23 de Abril del año 1952. Actualmente, resido en la noble y culta ciudad de Tunja, capital de nuestro hermoso Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos, que en algunas ocaciones, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto acompañado de la guitarra, monto en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo mis amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador con ganas de ser poeta y de mis versos cantor.

Archivo por etiquetas

Los que vuelan conmigo

Seguir por correo electrónico

Buscar contenido en este blog