lunes, mayo 10, 2021

"EN CHAQUES" DE MANZANILLA...





"En chaques" de manzanilla, cual decía mi santa madre, hace algunos días pasé por el puesto de la señora Clementina, la que vende plantas medicinales en la esquina de Santa Bárbara. Como hacía tanto tiempo que no nos veíamos debido a la pandemia, le hice la conversa y le pregunté como le había ido con eso de la cuarentena. Yo no le paro tantas bolas al asunto me respondió, prefiero confiar en nuestro Señor y dejar de lado tantas preocupaciones, así vivo mucho más tranquila, entretenida y feliz vendiendo mis manojitos de hierbas... a propósito añadió le tengo la famosa 'moringa' para que espante ese tal virus que anda suelto por ahí, solamente son mil pesitos por al remedio que le puede evitar la enfermedad.


CERTEZAS
(Ovillejos)

I
¿Si me ahoga triste llanto?
¡Canto!

¿Si se oprime el pecho mío?
¡Río!

¿Si quiero hallar un tesoro?
¡Me enamoro!

Nunca lo perdido añoro
ni juventud ni caudales,
y para evitar los males:
¡Canto, río y me enamoro!

II
¿Para la dura inclemencia?
¡Paciencia!

¿Para las penas del día?
¡Alegría!

¿Para soñar que sí puedo?
¡Credo!

Para superar el miedo
y andar en contra del viento
 sin morir en el intento:
¡Paciencia, alegría y credo!

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2021
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Hierbas en manojos
(De la Internet)


miércoles, mayo 05, 2021

GRATIFICANTE LABOR





Hace algunos días concluyó con rotundo éxito el Tercer Concurso Poético Visual "Jotaberos por la Paz", evento que convoca cada año la cultora María Herrera desde la ciudad de Salta en la República Argentina con el aval y el apoyo del Gran Maestre español Juan Benito Rodríguez Manzanares, creador de la Rima Jotabé. En esta oportunidad el comité organizador, en reconocimiento por haber resultado ganador en la versión anterior, me ha concedido el honor de nombrarme como miembro del Jurado Calificador, labor que desempeñé con entera dedicación e inmenso cariño por esta neoclásica estructura poética que tantas alegrías e incontables satisfacciones me ha dado. Sinceras felicitaciones para todos los galardonados.


AL CONCURSO
"JOTABEROS POR LA PAZ"
(Dos Jotabem)

I
Un honor para mí ha sido
de jurado haber servido

en el evento que fue
sin dudarlo, bien lo sé,
un éxito "sumercé"
de... la Rima Jotabé.

Es un asunto veraz
que esta rima es eficaz

para vivir con sentido
y escribir con mucha fe
poesías por la paz.

II
Poeta María Herrera
connotada Jotabera

y el Maestro Juan Benito
con su talento expedito,
han puesto en el "curubito"
a este concurso bonito.

En el vuelo pertinaz
de una paloma torcaz

la lírica por doquiera
despliega su halo bendito
dando cobijo a la paz.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2021
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Diploma acreditativo
(Jotaberos por la Paz )




domingo, mayo 02, 2021

AÑO TRAS AÑO, LA VIDA





Las cosas mundanas no son eternas, van siempre en constante declive desde el principio hasta llegar al último suspiro, especialmente las vidas de los hombres, ningún ser viviente tiene privilegio celestial para poder detener el curso de las leyes naturales y, por tanto, indefectible llegará nuestro final cuando menos lo esperemos. Los hijos de Carlos Julio y Rosa Elvira, somos ocho: Rafael Humberto, Alcira, Carlos Arturo, Nubia Teresa, Omar, Ana Esther, Lidya y Elvira Margarita Lizarazo Goyeneche; estamos ya entre los cincuenta y los setenta años. Se nos ha concedido la ventura de tener una existencia larga, nos fuimos haciendo viejos con el correr de los años y poco a poco hemos ido perdiendo la lozanía juvenil, pero mantenemos la alegría del ayer y permanecemos unidos en el amor que nos legaron nuestros padres.

"A mis hermanos les adeudo miles cosas"

SERENOS REFLEJOS
(Lizaraejo dodecasílabo entrelazado)*

De la tan querida juventud boyante
atesora el alma serenos reflejos,
ayeres perdidos, sentir palpitante. 

Solamente imperan recuerdos añejos
de la edad primera, risueña y galante,
e ilusiones vanas muestran los espejos.

La vida se lleva... todo por delante
y de antaño quedan apenas trebejos,
como las abarcas de viajero errante.

Pasaron los años, nos hicimos viejos
en un parpadeo del tiempo distante,
los predecesores ya se fueron lejos.

Atesora el alma serenos reflejos
de la edad primera, risueña y galante,
y de antaño quedan apenas trebejos
en un parpadeo del tiempo distante.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2021
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Los hijos de Elvirita
(Del álbum familiar)




Información del Autor

Mi foto
Un soñador, simplemente. Hacedor de versos, creador de canciones e inventor de historias. Artista autodidacta por sincera vocación y amor al arte, poeta lírico tradicional e ingeniero de profesión. Paz de Río, Boyacá, Colombia. 23 de abril del año 1952.

Los que vuelan conmigo

Buscar contenido en este blog