lunes, noviembre 28, 2022

EL MUNDIAL DE FÚTBOL





El multimillonario y lucrativo negocio del fútbol profesional nos tiene, a casi todos, obnubilados por estos días con motivo del "Campeonato Mundial" que se realiza en el exótico país de Qatar, uno de los más ricos estados del medio oriente. En medio de las opiniones encontradas (en favor y en contra) unos miran de soslayo y otros contemplan alegremente el desarrollo de los partidos que se llevan a cabo en los lujosos estadios qataríes. Treinta y dos países, previamente clasificados, disputan la preciada "Copa" que corona al mejor del mundo entero en este popular deporte que nos entretiene como paliativo a las tantas injusticias sociales que pululan en este mundo. No es el balompié lo malo, es lo que ocurre tras bambalinas.


PALIATIVO
(Serventesios)

Es la pantalla cual celosía
que oculta penas y desventuras,
mirando fútbol se pasa el día
mientras se tensan las ataduras.

Unos critican y otros lo gozan
en las tertulias o en bacanales,
los poderosos sonriendo posan
y la miseria crece a raudales.

Son encontradas las opiniones
como dos polos que se rechazan,
pero los "goles" dan emociones
que sin distingo nos entrelazan.

Es bien sabido que en este mundo
se necesitan las controversias,
aunque ignoremos por un segundo
dando patadas las divergencias.

Después de todo la entretención
es inherente a la humanidad,
mas un sedante no es solución
si no se ataca la enfermedad.

En tanto arrecian los temporales
yo... con un guaro o un cafecito,
para olvidarme de tantos males
frente a la tele celebro y grito.

Juguemos todos tras la victoria 
de la justicia y de la verdad,
que el resultado sea en la historia:
¡Menos codicia y más equidad!

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2022
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Mirando el Mundial
(De la Internet)

miércoles, noviembre 23, 2022

ETERNAMENTE, MILANÉS





Sus canciones fueron la voz necesaria para las protestas del movimiento estudiantil latinoamericano durante las décadas de los años setenta y ochenta; su cantar fue la gran bandera de la revolución cubana hasta los años noventa cuando anuncio su disidencia, en el llamado "período especial" que atravesó la isla luego de la caída de la Unión Soviética. El cantautor cubano Pablo Milanés, fallecido este martes por la mañana en Madrid, sumó a lo largo de su extensa y productiva carrera artística episodios y declaraciones en favor (primero) y en contra (después) del sistema establecido en Cuba por Fidel Castro. Acogido y perseguido, Milanés fue uno de los estandartes de la "Canción Social" durante gran parte del siglo veinte.


AL CANTOR
(Soneto)

En su pecho cesaron los latidos
y se extinguió la luz de su mirada,
ausente ya de sus natales nidos
en otro lar halló postrer morada.

Muchas veces lloró por los caídos
al contemplar su tierra ensangrentada,
muchos versos dolientes y sentidos
le compuso a su patria bien amada.

No pisará las calles nuevamente
con las desnudas plantas de sus pies,
ni estrechará las manos de su gente.

De ayer al hoy, del antes al después
habrá concierto porque eternamente:
se oirá la voz... de Pablo Milanés.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2022
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Pablo Milanés
(De la Internet)


domingo, noviembre 13, 2022

EL ÚLTIMO DÍA DE LIBERTAD




En el año de 1492, cuando Cristóbal Colón pisó estas tierras, los nativos descubrieron que eran indios, que vivían en América, que estaban desnudos; descubrieron que existía el pecado, que debían obediencia a un rey, a una reina de otro mundo y a un dios de otro cielo; descubrieron que ese dios había inventado la culpa y había mandado que fueran quemados vivos todos aquellos que adoraran al sol, a la luna, a la tierra y a la lluvia que los mojaba; descubrieron que no podrían cantar ni danzar ni soñar a sus dioses, que serían despojados de sus bienes, de sus símbolos y de su identidad... descubrieron que ya no serían libres.


CONQUISTA
(Jotabé con estrambote)

Lo mío me arrancaron de las manos,
despojado quedé con mis hermanos.

De pronto el invasor desembarcó
y con saña mi suelo conquistó;
la tumba de mi ancestro profanó
y el oro de mi padre... lo robó.

Borraron de mi lengua lo existente,
sus nombres impusieron a mi gente.

Echaron mi cultura a los pantanos
y otro dios en mi cielo apareció,
conquista arrasadora e inclemente.

Tenaz y resiliente
a pesar del dolor que aún aterra:
resisto por mi raza, por mi tierra.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2022
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: De la exposición Orfebrería Precolombina
Proyecto ganador Carpeta de Estímulos Culturales Tunja 2022 
Autor: Constantino Cano Torres

Introducción: Basada en un texto de Eduardo Galeano.

Información del Autor

Mi foto
Ingeniero de profesión, artista de corazón. Hacedor de versos, creador de canciones e inventor de historias. Paz de Río (Boyacá) Colombia, 23 de abril de 1952.

Los que vuelan conmigo

Buscar contenido en este blog