miércoles, febrero 22, 2017

COSAS COMO TÚ...





Rodeados de los hijos, los nietos, algunos parientes y unos cuantos amigos, hemos celebrado los cincuenta años de Merceditas, la "Jefa" de la casa. Fue algo sencillo y muy intimo, organizado por Fernanda y Paola, las hijas, que nos han regalado esta bonita sorpresa en este día tan especial para nosotros. Muchas gracias a las hijas por el detalle tan especial y, a la señora Mercedes, una amorosa felicitación con mis mejores deseos porque el amor y la unión familiar nos sigan cobijando como ha sido desde siempre... la familia es la razón de la existencia y el jardín donde florece la vida.

Hoy amanecí con ganas de dedicarte un bolero,
y susurrarte al oído lo mucho que yo te quiero.


A MERCEDITAS

Hay fiesta en el dulce nido
y nuestro cariño aumenta,
porque mi amor consentido
ha llegado a los cincuenta.

Cuando nos flechó cupido
me rondaban los cuarenta,
 desde entonces he vivido
la vida siempre contenta.

Te agradezco Merceditas
el calor que me has brindado
a través de tantos años.

Con las flores más bonitas
  y, un bolero dedicado...
te deseo ¡Feliz Cumpleaños!

___________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.




domingo, febrero 12, 2017

LA HIJA DEL CAPORAL





Estelita era una joven muy hermosa, hija del caporal. Ernesto era un apuesto muchacho, arreglador de caballos y, Don Pacomio era el patrón, el dueño de la hacienda. Entre los tres tejieron una triste y cruenta historia que sucedió por estos lares hace muchos años. Según las habladurías, Don Pacomio le había echado el ojo a la jovencita, pero ella no le paraba bolas, estaba enamorada de Ernesto y le había aceptado su propuesta de matrimonio. La boda se realizó muy a pesar de las advertencias del patrón, pero nadie se imaginaba que las amenazas fueran serias y que todo terminara tan mal.


ESTELITA

El domingo fue la fiesta
del casorio con Ernesto,
con mariachis, con orquesta
y banquete, por supuesto.

Y el lunes de madrugada
la mataron, a Estelita,
al otro día de casada
cuando iba para la ermita.

Ella siempre le imploraba
a la Virgen del Pilar,
y tal como acostumbraba
aquel día fue a rezar.

Pero no llegó a la ermita
pues a mitad de camino,
cumpliría la exseñorita
su cita con el destino.

Aguardando a que pasara
la acechaba muy molesto,
el hombre que despreciara
por casarse con Ernesto.

Tres balazos retumbaron
por los aires del poblado,
a Estelita la encontraron
con su rosario empuñado.

El malvado Don Pacomio
está purgando condena,
y Ernesto en el manicomio
pues enloqueció de pena.

Así termina la historia
de la famosa Estelita,
la que enviaron a la gloria
por ser humilde y bonita.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: De la Internet.



domingo, febrero 05, 2017

EN RECUERDO DE MI MADRE





La Fundación Cultural, Artística y Deportiva (FunCayd) es un colectivo autogestionado de carácter social, sin ánimo de lucro, que llevará por nombre el de la Señora "Elvirita Goyeneche de Lizarazo", en homenaje a la vida y obra de mi abnegada madre en su labor como Maestra Rural, durante casi cuarenta años. La institución se orientará hacia la recuperación, la promoción y la difusión de las diferentes tradiciones a nivel cultural, artístico y deportivo en el Departamento de Boyacá, e incentivará en los niños, los jóvenes, los adultos y adultos mayores la práctica de las mismas y el amor por nuestras costumbres ancestrales e identidad. 


TU NOMBRE

¡Oh, madre, no te encuentras a mi lado
y sufre por tu ausencia el corazón,
te cuento que cual niño ilusionado
en tu honor inicié una Fundación!

Tu nombre llevará bien remarcado
con letras de colores y un listón,
para que permanezca tu legado
en el pueblo y en toda la región.

Tú fuiste vivo ejemplo de templanza,
  de lucha y de servicio, de alegría,
  de entrega, de bondad y de cordura.

Nos dejaste magnífica enseñanza,
pues tu voz cariñosa repetía:
el amor se prodiga con premura.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.



Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas un bohemio soñador: intentando ser poeta, guitarrero y trovador.