domingo, noviembre 17, 2019

SEÑORA DE MIS DESVELOS





El simple derecho a soñar nos engrandece, nos hace más humanos y justifica nuestra presencia en este mundo. No seríamos los mismos si nos quitaran el derecho a soñar o si perdiéramos la capacidad de asombro ante la majestuosidad de los espectáculos que nos regala la naturaleza. A mí, la luna llena me me sosiega y despierta mi ternura, me desvela e inspira y acrecienta mis deseos de vivir para seguir escribiendo mis versos, versos que son la razón de mi diario trajinar... no concibo ya mi existencia sin la poesía que brota de lo más profundo de mi alma que persiste ilusionada. La señora luna me muestra noches más hermosas, me hace ver un mundo diferente cada vez que aparece frente a mi ventana e ilumina las hojas en blanco para que pueda plasmar en ellas mis humildes versos enamorados.

La luna es la bombilla de los pobres y de los poetas.
(Francisco Espada Villarrubia)

LA LUNA MÍA

El cielo con tu luz, oh, luna llena
y el aura que te pone más luciente,
en noches claras de belleza plena
arropan mis pesares dulcemente.

No queda en mi existir ninguna pena
ni la congoja posa ya en mi frente,
cuando te veo, luna, tan serena
enseñar tu fulgor por el oriente.

Viertes lumbre cual vívida pintura
sobre el lienzo del bello firmamento,
cómo brilla tu faz, ¡cómo fulgura!

Oh, señora, que alivias mi tormento
  e incubas en mi pecho la ternura...
no dejes de mirarme ni un momento.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Sobre Monserrate 
(De la Internet)

miércoles, noviembre 13, 2019

FRENTE AL ESPEJO





Ha sido muy buena la vida conmigo en este año 2019, no solamente en lo referente a los aspectos de la cotidianidad sino también en mi actividad poética, actividad en la cual he sido galardonado con tres reconocimientos que para mí son muy significativos y gratificantes: Segundo puesto en el Concurso "Jotabeando USA" realizado en Estados Unidos; Primer Premio en el Concurso "El Mundo Suena en Jotabé" realizado en Ecuador y ahora, para mi sorpresa, este Segundo lugar que hoy les comparto obtenido en el Concurso "La Marimba Canta en Jotabé" realizado en México. Solamente le pido al Supremo, tal como lo expreso en este "Mísero Ruego", me conceda tiempo para ver florecer el árbol que he plantado y pueda bajo sus ramas retozar serenamente a la espera de los designios Divinos. 


MÍSERO RUEGO
(Jotabé dodecasílabo con estrambote)

Espejito, espejito, tú que me miras,
tú que me quieres tanto dime mentiras.

Dime que todavía me queda aliento
para seguir viviendo con sentimiento,
para echar mis anhelos todos al viento
y ponerle dos alas a este lamento.

Espejito, espejito, por las mañanas
no reflejes arrugas ni muestres canas.

Ten compasión te pido, toca las liras,
  no dejes ver la cara de mi esperpento…
muéstrame solamente las cosas vanas.

Tú que siempre te ufanas
de reflejar del hombre su alma y su ser:
déjame que en el tiempo pueda volver.



__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Frente al espejo 
(De la Internet)

Blog del poeta Carlos de la Cruz
Organizador del Concurso.

domingo, noviembre 10, 2019

UN RINCONCITO DEL ECUADOR





Se puede viajar a muchos lugares en el mundo, pero el más hermoso es aquel en el cual uno es acogido con cariño, con admiración y con respeto tal como lo hicieron conmigo en San Antonio de Las Aradas, linda tierra ecuatoriana asentada allá en el sur, lejana, pero cerquita del corazón y latente en el recuerdo. Pueblo fundado por labriegos, que en busca de un futuro mejor se adentraron en la montaña y persiguiendo la lluvia hicieron camino al andar, abrieron los campos y con sus arados sembraron esperanza, cosecharon alegrías y criaron sus hijos para que fueran los forjadores de una comunidad que sigue luchando por sobrevivir. Allí fui bien querido y lo aprecio de verdad, fui profeta en tierra ajena cual no lo soy en la propia.... Dios les pague, eterno será el agradecimiento de parte mía.


A San Antonio de Las Aradas
(Jotabé decasílabo, monocorde)

I
En una esquina del Ecuador
hay un pueblito que es un primor.

Entre montañas está asentado,
por muchos años ha perdurado;
es sus laderas café sembrado
y en las planicies pasta el ganado.

Son primorosas sus alboradas,
cantas las aves enamoradas.

Tiene en su entorno mucho color,
  parece un cuadro por Dios pintado...
¡Oh! San Antonio de Las Aradas.

II
Blande la fuerza y el pundonor
para vencer tristeza y dolor.

Por un incendio fue desolado
y sin embargo, se ha levantado;
fuego inclemente que ha devorado
de su montañas lo más sagrado.

Ya no se miran las llamaradas
ni el humo cubre las hondonadas.

El verde vuelve con su esplendor
  y poco a poco se ha renovado...
¡Oh! San Antonio de las Aradas.




__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: San Antonio de Las Aradas
(Fotografía de la Internet)


Mi foto
Hacedor de versos, creador de canciones e inventor de historias.
Un artista autodidacta por amor y vocación, o por lo menos es lo que lo intento, en procura de la conservación de nuestra identidad cultural. Nací en Paz de Río, Boyacá, Colombia, en un 23 de Abril del año 1952. Actualmente, resido en la noble y culta ciudad de Tunja, capital de nuestro hermoso Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos, que en algunas ocaciones, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto acompañado de la guitarra, monto en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo mis amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador con ganas de ser poeta y de mis versos cantor.

Archivo por etiquetas

Los que vuelan conmigo

Seguir por correo electrónico

Buscar contenido en este blog