jueves, diciembre 31, 2015

LA VÍSPERA DE AÑO NUEVO...





Lo malo de la cosa es que todos los años pasa lo mismo: el treinta y uno de diciembre suenan pitos y campanas, brillan luces de colores, abundan trago y comida, bailan jóvenes y viejos, hay abrazos por doquier, besos y buenos deseos... no se nota la pobreza. Pero después de tanto jolgorio volvemos a la rutina, tristemente nos damos cuenta de que la vida sigue igual y de que, a pesar de todo, tendremos un año más para intentar hacer realidad los sueños.


LAS CUENTAS

Los doce meses del año
se fueron con mucha prisa:
como agüita por el caño,
como pluma con la brisa.

Enero partió volando
y febrero iba detrás,
marzo se pasó cantando
para no volver jamás.

Abril con las lluvias vino
y mayo con sus colores,
mas por cosas del destino
se marchitaron la flores.

Junio y julio dos destellos
que se salieron de paseo,
agosto corrió tras ellos
y hace tiempos no los veo.

Septiembre con la añoranza
y octubre con el calor,
se llevaron la esperanza
de algún mañana mejor.

Noviembre nos anunciaba
con su cielo veraniego,
que el año ya se marchaba
como lo hizo Villadiego.

Diciembre llegó por fin
con sus mañanas brillantes,
con su ruido, su trajín
y el ruido de los parlantes.

Los doce meses se fueron
con el tiempo de la mano,
unos sueños se cumplieron
y otros murieron temprano.

De nada nos sirve ahora
volver la vista hacia atrás,
aunque el pasado se añora
lo ido no vuelve más.


Rahulig/015
DRDA


Imagen: Feliz año
De la Internet



viernes, diciembre 25, 2015

REGALO DEL NIÑO DIOS





Cuando yo estaba chiquito, ni Papá Noel ni Santa Claus ni los Santos Reyes Magos venían a visitarnos: los regalos de Navidad los traía el Divino Niño Dios, la bella noche del veinticuatro. El veinticinco, al despertar, lo primero que hacíamos era buscar bajo la almohada el tan anhelado presente. Este año, no he tenido que irme a dormir para que el Niño llegara... llegó de repente, con Paola Rosa y Daniel Santiago, portadores de una maravillosa noticia que ya les voy a contar, con infinita alegría.


ANUNCIACIÓN

Trajeron a mi niña, los amores,
albos destellos de ilusiones gratas,
murmullos de sentidas serenatas
y ramilletes de aromantes flores.

Un grupo celestial con sus tambores
tocaba sin cesar bellas sonatas,
y alumbraban estrellas escarlatas  
cual perlas nacarinas de colores.

Mientras, ella, la rosa consentida,
Paolita, tan dulce y tan querida:
anunciaba con trémula emoción

que un ángel en camino viene ya
  y, pronto a nuestra casa llegará...
pues en su vientre late un corazón.


 ¡Hermosa anunciación!
 Mi alma agradecida canta y sueña,
en la fúlgida noche navideña.


Rahulig/015
DRDA


Imagen: Paola Rosa y Santiago
Del álbum familiar



domingo, diciembre 20, 2015

MUY FELICES NAVIDADES





―Humbertico, ¿cuántas docenas le mando a timbrar para este año? ―Me preguntaba Don Ciro Franco, al tiempo que iba alistando su voluminoso catálogo de tarjetas navideñas―. Luego, en la cafetería de la señora Mery, mientras saboreábamos un cafecito en leche con empanada, escogíamos los diferentes motivos para formalizar el encargo. Esto era a finales de octubre, pero el pedido llegaba a principios del mes de diciembre, justo para enviar las tarjetas por el Correo Nacional. Es una lástima que esa bonita costumbre se haya olvidado con los años y ahora sea solamente un lajano recuerdo. 


LAS TARJETAS

Ya no se usan tarjetas navideñas
timbradas con los nombres y apellidos,
enviadas solamente por las señas
a parientes y amigos más queridos.

Dispendiosa labor hacer la lista
de los merecedores del recado,
tocaba a la sazón ser analista
para que nadie fuera relegado.

Trabajaba con garbo aquel cartero
que bonitas misivas entregaba;
de abrazos y de besos mensajero,
me hacía sonreír cuando llegaba.

Pero ya no se escucha su silbato
ni se envían ni llegan la tarjetas;
sin embargo, imagino a cada rato,
que lo veo cargando sus maletas.

Eran esas postales un tesoro
  y con grande emoción las recibía...
mas, ahora, con pesadumbre añoro,
cuando cerca del árbol las ponía.

Recuerdo la hermosura del paisaje
que al abrirlas la vista contemplaba;
y el cariño sincero en el mensaje
de un letrero dorado que rezaba:

"Fulanito de tal y familiares
les desean a ustedes, por entero,
navidades felices en sus lares
y suerte para el año venidero".

Lo mismo desearles yo quisiera
a todos con cariño y alegría, 
que la dicha les sea compañera
y el amor los cobije cada día.


Rahulig/015
DRDA




Imagen: Tania Liseth
Del álbum familiar 


domingo, diciembre 13, 2015

HOMILÍA DECEMBRINA





El padre Chaparro, un misionero español que llegó al pueblo por allá en los años sesenta, era un acérrimo defensor de los menos favorecidos: en la época navideña hacía eventos para dar regalos a los niños, jóvenes y ancianos de la región. Siempre en sus sermones hablaba del compartir, de como los corazones bondadosos ganaban el cielo con sus buenas acciones y, no le dolía la lengua, para sacarle los cueros al sol a los avaros y maleantes. “La justicia Divina es implacable... finalmente a cada quien, le da lo que se merece”. Solía pregonar a los cuatro vientos.


ES NAVIDAD

En este mes de alegría,
de juergas y diversión
abramos el corazón
y vivamos cada día
lejos de melancolía,
de pena y desolación.

Pero tengamos presente
que el amor es lo primero
para cuidar con esmero
al viejo y al inocente,
al que sufre y al que siente
perdido su derrotero.

De nada sirve ostentar
manjares y buen vestido,
en tanto se halle perdido
 con hambre, frío y pesar,
aquel que no pueda estar
al lado de un ser querido.

¡Ay!, de aquellos corazones
que son fríos como el hielo,
porque vendrán desde el cielo
justicieros a montones
tras los pillos y matones,
a tirarlos por el suelo.

Pues la justicia Divina
supera la terrenal,
y todo aquel que hace mal
en el infierno termina,
mientras el justo camina
a la gloria celestial.

Celebremos Navidad
sin envidia, sin inquina,
pues la luz ya se avecina
y al irse la oscuridad
tendremos felicidad:
a la vuelta de la esquina.


Rahulig/015
DRDA


Imagen: Iglesia de Paz de Río
José Joaquín Puentes


domingo, diciembre 06, 2015

CAPOTEANDO TEMPESTADES...





Cualquier día me dio por escribir algunos versos, sin mayores pretensiones: así, poco a poco, fui garabateando mis escribanías sin que nadie se diera cuenta, ni siquiera la familia. Pero como el tiempo todo lo pone en su sitio, en el momento menos pensado se me ocurrió publicar mis embelecos poéticos en la Internet. Desde entonces, he recibido por parte de lectores de otras tierras, elogios y generosos comentarios que estoy muy lejos de merecer; pero de mis paisanos boyacenses, los que posan de cultores, solamente indiferencia. Agradezco lo uno y no me quejo de lo otro, ni por ello me amilano. Quien se atreve a navegar, cualquiera sea el motivo, corre el riesgo de naufragar... se deben tener por ende, el valor y la sangre fría necesarios para no morir en el intento.


MIL PERDONES

Yo no guardo rencores en mi pecho
pues absuelvo y olvido de inmediato,
para cualquier asunto soy derecho
y en lo formal no he sido pichicato.

Yo todo en el amor lo doy por hecho
y me gusta querer, no soy ingrato,
porque mi corazón aunque maltrecho
 jamás cometerá prevaricato.

Mas, no soy de virtudes un dechado,
tengo muchos defectos a la mano
y, sé, que con erradas actuaciones

dolor algunas veces he causado.
Soy un ser imperfecto, soy humano,
y por lo tanto: pido mil perdones.


Rahulig/015
DRDA


Imagen: Tormenta
Serafín Romero


Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.

Archivo por etiquetas

Buscar en este blog