lunes, 28 de noviembre de 2022

EL MUNDIAL DE FÚTBOL





El multimillonario y lucrativo negocio del fútbol profesional nos tiene, a casi todos, obnubilados por estos días con motivo del "Campeonato Mundial" que se realiza en el exótico país de Qatar, uno de los más ricos estados del medio oriente. En medio de las opiniones encontradas (en favor y en contra) unos miran de soslayo y otros contemplan alegremente el desarrollo de los partidos que se llevan a cabo en los lujosos estadios qataríes. Treinta y dos países, previamente clasificados, disputan la preciada "Copa" que corona al mejor del mundo entero en este popular deporte que nos entretiene como paliativo a las tantas injusticias sociales que pululan en este mundo. No es el balompié lo malo, es lo que ocurre tras bambalinas.


PALIATIVO
(Serventesios)

Es la pantalla cual celosía
que oculta penas y desventuras,
mirando fútbol se pasa el día
mientras se tensan las ataduras.

Unos critican y otros lo gozan
en las tertulias o en bacanales,
los poderosos sonriendo posan
y la miseria crece a raudales.

Son encontradas las opiniones
como dos polos que se rechazan,
pero los "goles" dan emociones
que sin distingo nos entrelazan.

Es bien sabido que en este mundo
se necesitan las controversias,
aunque ignoremos por un segundo
dando patadas las divergencias.

Después de todo la entretención
es inherente a la humanidad,
mas un sedante no es solución
si no se ataca la enfermedad.

En tanto arrecian los temporales
yo... con un guaro o un cafecito,
para olvidarme de tantos males
frente a la tele celebro y grito.

Juguemos todos tras la victoria 
de la justicia y de la verdad,
que el resultado sea en la historia:
¡Menos codicia y más equidad!

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2022
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Mirando el Mundial
(De la Internet)

10 comentarios :

  1. Abrazo fuerte amigo,cariños.

    ResponderEliminar
  2. Vivamos el mundial, y que gane el mejor.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Bien cierras estos serventesios, solicitando justicia y equidad frente a un certamen que perdió el espíritu deportivo, y se convirtió en genuina corrupción. Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar
  4. No es este un mundial que levante pasiones.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Cuando no hallas qué hacer con tanto dinero, te puedes dar el lujo de comprar un Mundial. De todas maneras, nos queda celebrar los juegos.
    Te dejo acá un buen recuerdo https://tigrero-literario.blogspot.com/2020/06/un-verano-italiano-la-cancion-de-los.html

    ResponderEliminar
  6. Nunca me gustó el futbol y menos todavía la gran cantidad de dinero que corre por el mundo futbolístico pero tu poema está genial.Saludos

    ResponderEliminar
  7. Tu poema es buenísimo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Y lo que logra el mundial es que no nos podemos hacer los distraídos, el entusiasmo contagia aunque no estemos atentos, un abrazo Rafael, un muy buen poema con popurrí de sentimientos!

    ResponderEliminar
  9. Para mi gusto se le dá demasiada importnacia, pero comprendo que es una afición que mueve masas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Este deporte es así, lamentablemente se aprecia por el juego , por sobre lo que se esconde detrás, que muchos ignoran también...
    Buena semana.

    ResponderEliminar

Información del Autor

Mi foto
Ingeniero de profesión, artista de corazón. Hacedor de versos, creador de canciones e inventor de historias. Paz de Río (Boyacá) Colombia, 23 de abril de 1952.

Los que vuelan conmigo

Buscar contenido en este blog