lunes, julio 04, 2022

LOS MEJORES REGALOS





Con una caja de cartón bajo el brazo, apoyándose en su retorcido bastón, subía el anciano lentamente por la empinada calle del barrio. Lo alcancé a la mitad de la cuesta, se veía muy cansado. Hola, vecino, ¿cómo me le va? −saludó. Bien, don Crescencio le respondí−, ¿qué lleva ahí?, se nota algo pesado, venga yo le ayudo. Gracias, "sumercé", son los regalos que me dieron por la fiesta del padre contestó mientras ponía la caja en el suelo. Me agaché para levantarla, pero grande fue mi sorpresa al comprobar su liviandad, nada contenía. Apercibido de mi extrañeza, don Crescencio sonriendo me dijo: −Parece vacía, pero está repleta de felicidad, estimado amigo; en ella van los abrazos, los besos y los cariñitos que me prodigaron durante todo el día mis hijos y mis nietos... detalles que no hacen bulto, pero llenan el alma concluyó.


ANCIANIDAD
(Soneto)

Como la nieve cubre el campo verde
sobre mis sienes el invierno posa,
y en la silente ancianidad se pierde
de aquel ayer la flor maravillosa.

Mas aunque viejo, desolado y triste 
el corazón palpita emocionado,
cuando de luz la descendencia viste
y nos regala un beso inesperado.

Se colma el alma con eterno amor
cual un estuche de esmerados trazos,
donde se guarda el fraternal candor

de tiernos guiños y de los abrazos
que tanto alegran al que en su dolor:
siente la vida rota en mil pedazos.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2022
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: La calle empinada
(De la Internet)

13 comentarios :

  1. Un soneto hermoso, y apegado a la realidad. Los afectos y el amor, cuánto los necesitamos, por estos tiempos de átidos sentimientos. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  2. Muy afortunado quien recibe ese tipo de regalos, son lo que en verdad tiene valor.
    Un abrazo, Rafael.

    ResponderEliminar
  3. Hermoso como todos tus versos,abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  4. Maravilloso poema y muy real, también para mí son los mejores regalos que me pueden hacer mis hijas y nietas: besos y abrazos.Saludos

    ResponderEliminar
  5. Preciosos versos de acordes precisas palabras para otro de tus inolvidables sonetos, Rafael...

    Abrazo hasta vos!!

    ResponderEliminar
  6. Cuanta ternura se desprende del texto y del poema Rafael, y que cierto y maravilloso es cuando los hijos/nietos/ tienen presente a sus abuelos y demuestran ese afecto , cuando en un hogar hay respeto por los mayores y consideracion. Todo es educacion .Ese ejemplo que se nos ha inculcado de niños florece para dicha de los ancianos.Asi deberia ser siempre. Me ha gustado muchisimo tu entrada. Te dejo un abrazo grande para vos y tu familia. Excelente semana

    ResponderEliminar
  7. La vida se va perdiendo pero los cariños pueden aumentar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Preciso texto y gran soneto amigo Rafael, gran verdad en tus versos. El cariño es el mejor regalo que pueda recibir un abuelo de sus hijos y nietos.
    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  9. El mejor regalo, precioso soneto Rafael, un abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Muy precioso tu soneto Rafael, igualmente que la introducción tan tierna y hermosa que haces.
    Tan bonito regalo para el corazón.
    Un abrazo y buen día.

    ResponderEliminar
  11. Hay un alto grado de ternura en tus palabras, Rafael, algo que debe ser tan connatural contigo como la propia estrofa métrica.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, estimado amigo Francisco, reconfortan y alientan tus palabras.

      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Esto es para conmoverse, estimado Rafael, casi me hizo llorar lo que contestó aquel anciano, sobre lo que llevaba en esa caja aparentemente vacía....Y tu bello poema lo complementa. Me da mucha alegría poder entrar hoy a tu blog, ya que muchas veces aparece en mi computadora un anuncio que dice que FORTINET no está bien instalado, y que por eso no puedo ver tu página. Pero mi hijo ha revisado todo lo que tengo instalado en mi PC y resulta que no hay nada con el nombre FORTINET...es un misterio lo que sucede. Y hoy de casualidad no apareció el dichoso anuncio y pude llenarme de tu arte en versos tan escogidos, Rafael. Cuando puedas visita el poema que le hice a nuestro amigo JUAN TARRERO, titulado ¡OJALÁ! , en mi blog JOYAS DE MI ALMA. Te espero por allí. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Información del Autor

Mi foto
Simplemente, un soñador. Artista de corazón e ingeniero de profesión. Hacedor de versos, creador de canciones e inventor de historias. Paz de Río, Boyacá (Colombia) 23 de abril de 1952.

Los que vuelan conmigo

Buscar contenido en este blog