viernes, octubre 27, 2017

CLARO Y CONCISO...





El mestro Salustiano "descambió" el chequecito y salió haciendo sus cuentas: –Tanto pa'l "dotor" que me recomendó, tanto pa'l que me firmó y otro tanto pa'l supervisor; tanto pa'l que me giró, tanto pa'los impuestos y tanto pa'los materiales. –¡Ay, "juelita", pa'mí no me queda nada! En esas iba cuando lo alcanzó un empleado bancario gritándole: –¡Sumercé, sumercé que se nos olvidó descontarle lo de las ganancias ocasionales!... Claro y conciso, compadre: la ley es pa'los de ruana, pa'los otros la marrana.


LA CORRUPTELA

Tengo aquí en el alma
triste desazón,
tengo aquí en el pecho
roto el corazón;
todo por la culpa
de que mi nación
vive amangualada  
con la corrupción.

La plata del pueblo
se vuelve chiquero
cuando cae en garras
de un politiquero;
porque para ellos
siempre está primero
su cuenta bancaria
que el país entero.

No quiero promesas
falsas sin cumplir,
quiero realidades
pa'sobrevivir;
y que la existencia
pueda transcurrir
sin tener cadenas
 de amargo sufrir.

Tengo aquí en el alma
intenso dolor,
tengo aquí en el pecho
un gran escozor;
todo por la culpa
de tanto "dotor"
que llena sus arcas
con nuestro sudor.

Pa'obtener trabajo
hay es que pagar,
cuando acosa el hambre
toca es mendigar;
pero los corruptos
si pueden tragar
con lo que se roban
por mero firmar.

¡Vaya con la nigua,
rasca sin parar!

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G. 

Imagen: Salustiano Tapias.
De la Internet.


23 comentarios :

  1. Un poema-denuncai genial y además muy actual y presente en demasiados paises y entre ellos el mío.Saludos

    ResponderEliminar
  2. En esas estamos en muchos paises, no se libra el mío. Lo has expresado tal cual es, se puede decir más alto pero no más claro.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Es una pena el tema de la corrupción Rafael, y por desgracia pasa en todas partes. Un fuerte abrazo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  4. Versos con denuncia y sabor social.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Un poema en honor a esta lacra tan actual.
    Un abrazo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué diremos acá en Venezuela?

    ResponderEliminar
  7. Durante años presumíamos en Chile de tener corrupción mínima.Ya hay que hablar en pasado.

    Abrazo de sábado.

    ResponderEliminar
  8. Vale para muchos países, en todos andamos viendo quien mejora al vecino. Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Los tiempos que vivimos acongojan
    A pesar de todo buen fin de semana Rafael
    Cariños

    ResponderEliminar
  10. Bueno Rafael, aunque el tema es serio, me ha hecho gracia la forma de enfocarlo con tu maravillosa poesía siempre llena de ritmo y que da gusto leer.
    A pesar de todo, pongámosle alegría a la vida, de momento no se pagan impuestos por ello.
    Un abrazo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  11. "Mal de muchos consuelo de tontos" Pero es así en muchos lugares, Rafael, no obstante tu poema tiene algo de humor que alivia la realidad, un abrazo!

    ResponderEliminar
  12. Fantástico y real el poema.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. En muchos lugares sucede tanto de lo mismo.
    Un abrazo, buen fin de semana

    ResponderEliminar
  14. Es terrible la corrupción moral, institucional, como la compra de conciencia de muchos políticos por los dueños de empresas nacionales y transnacionales. Así vamos solos pues las leyes hechas por el parlamento no nos favorecen cuando votamos por quienes confiamos en su momento. Tu poema, lleno de humor y verdad lo dice todo.
    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  15. Un poema que hace mucha falta leer actualmente.
    Un saludo, Rafael.

    ResponderEliminar
  16. Así es...un saludo desde Murcia.

    ResponderEliminar
  17. Clarísimo, trovador.

    Aquí, en la Madre Patria, sufrimos la misma enfermedad.

    Besos

    ResponderEliminar
  18. Todos los políticos del mundo se cortan con la misma tijera.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  19. Muy bien expresado. Esos políticos corruptos que solo piensan en si mismos y apuran hasta la última gota de sudor del ciudadano de a pie.
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Ay poeta que bien dicho! Devolverán algún día lo robado al pueblo? No sé si lo veremos. En tanto disfrutemos entre nosotros la alegría de leernos, estar con la familia y amigos y tomar con serenidad los acontecimientos. Abrazo

    ResponderEliminar
  21. Rafael, si el pueblo entendiera que en sus manos está el cambio a una democracia menos imperfecta? El de abajo sufre lo indecible, como bien lo expresas en el poema, y en la recordación del maestro Salustiano Tapias. Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, pero artista por vocación o, por lo menos, eso intento en pro de la conservación de nuestra identidad cultural. Nací en Paz de Río, Boyacá, Colombia, en un 23 de Abril del año 1952. Actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro hermoso Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto acompañado de la guitarra, monto en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo mis amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas un bohemio soñador, con ganas de ser poeta y, de mis versos, cantor.

Archivo por etiquetas

Buscar en este blog