miércoles, junio 24, 2015

¡AY!, POBRE DEL CAMPESINO...





Los campesinos de mi tierra, los que viven de su pequeña parcela, los que ordeñan sus vaquitas para vender sus botellitas de leche y con lo poquito que les pagan ayudar al sustento del hogar: están siendo vilmente explotados por los intermediarios e industriales que le compran sus productos a precios miserables, aprovechándose de la necesidad, mientras se enriquecen a costas de esas manos trabajadoras, manos que nos proveen el alimento a los que vivimos en la ciudad, manos benditas. Y, para más tristezas, el gobierno ni suena ni truena, no oye ni ve ni siente... pobrecita de mi gente, a merced de tantos buitres y lobos hambrientos.


TRES VAQUITAS

¡Ay!, pobre del campesino,
al que le toca tan duro,
jornaleando'e sol a sol
sin un salario seguro.

Ordeña sus tres vaquitas
pensando en vender la leche,
pero le pagan miserias
pa'que el rico se aproveche.

El que la compra se gana
cuatro veces lo paga'o,
y el ordeñador se queda
como perro regaña'o.

Se enriquece el industrial
y entre tanto el campesino,
sigue sacando su leche
a l'orilla del camino.

Las leyes capitalistas
le dan al que tiene más,
y del que labra la tierra
no se "arrecuerdan" jamás.

Los señores del gobierno
estas vainas no las ven,
piensan que la vaca es toro
y que dos pesos son cien.

Si no fuera por las manos,
por las manos campesinas,
no habría comida en la mesa
de las gentes citadinas.

 A los hombre y mujeres,
los de ara'o y azadón,
les dedico con cariño
esta sencilla canción.

¡Ay!, pobre del campesino,
pobre qué será de él,
qué será de sus vaquitas
en este mundo tan cruel.


Rahulig/015
DRDA


Imágen: En el campo
De mi móvil


37 comentarios :

  1. Bonito poema les dedicas. Está claro que en un mundo dominado por el capitalismo, en todas partes pasa lo mismo. Lo que más trabajan, los más necesitados, y lo que más ayudas deberían recibir, son los más explotados. Que asco de mundo.

    Abrazo Rafael.

    ResponderEliminar
  2. Una pena, en todas partes el campesino es explotado. Qué vergúenza.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Rafael !el pobre campesino es explotado siempre y en todo lugar pero en contrapartida ¡qué gozo vivir en plena naturaleza y disfrutarla. Ese gozo no tiene precio..
    Un abrazo gigante.

    ResponderEliminar
  4. Muy buena entrada, muy clara la situación, aquí también los explotan. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Doloroso poema, doloroso porque contiene la verdad que se vive en toda América Latina. Y si a eso le agregamos que en la mayoría de los pueblos pequeños, ya no pasa el tren que cargaba la producción lechera y que esos pueblos están abandonados, la tragedia es mayor.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  6. Aquí nos hicimos europpeos y nos hicieron sacrificar las vacas, parece que teníamos muchas y a Francia le molestaba, ahora que todo está tan difícil añoran las reses que sacrificaron.
    Dicho en verso suena menos doloroso aunque igualmente triste. Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Cuando hay intermediarios que siempre los hay hoy día el beneficio es mucho menor, en mi niñez que la leche nos la vendían directamente quizás era distinto aunque también lo dudo.
    Un feliz día de San Juan.

    ResponderEliminar
  8. Los campesinos bien se merecen este poema que les has dedicado. Veo que en todos los sitios hay los mismos problemas: El pez grande se come al chico.Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  9. La explotación y su dominio. Un cuento repetitivo que nunca acaba y que termina siempre alcanzando el doloroso corazón de los más necesitados.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Has expresado una realidad en un excelente poema.
    Una gran verdad.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  11. Linda canción, estos campesinos abunda en mi Guatemala.

    Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  12. MERCE CARDONA.Dice, cuanta verdad encierran tus escritos, pero los de arriba estan ciegos y no ven nada, la codicia puede mas que las personas.....agradezco tu visita, besosssssssssssss

    ResponderEliminar
  13. El destino ingrato del campesino. Y peor con lo que viene de la agroindustria, que intenta legalmente poner en manos de palmeros y explotadores del biodisel, la tierra, mientras hace falta tierra para quien en realidad la trabaja. Saludos. carlos

    ResponderEliminar
  14. Una realidad muy bien descrita en este emotivo poema, Aquí también ocurre lo mismo.Un cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Gracias a Dios, eso no ocurre en España y es muy triste que aún se siga oprimiendo al que menos tiene para robarle su sustento diario.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Querido Rafael, que exactos son tus versos, que bien recogen la eterna realidad de los campesinos, esa brutal diferencia entre lo que ellos reciben por su duro trabajo y el precio que nos llega a nosotros.
    Cómo recuerdo los tiempos en que la leche llegaba a los hogares en toda su pureza, recién ordeñada y sólo había que hervirla para evitar algún mal. aquella sí sabía a leche, jajaja..., la de ahora es un líquido blanco al que llaman leche.

    Ha sigo un gusto muy grande volver a encontrarte, viejo y querido amigo de mis primeros poemas.
    Un beso y feliz verano, bueno esto en España, no sé por donde andaréis en vuestra linda tierra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Militos, igualmente me alegra volver a verte por mis lares... el que quiere nunca olvida. Por aquí estamos en época de lluvias y de frío intenso, pero de todas maneras espero que disfrutes de tu verano.

      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Has contado lo que por desgracia es una cruda realidad, el de unas personas que trabajan de sol a sol y ven recompensados sus esfuerzos.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Romance con escenas aplicables a mi entorno
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. wow un homenaje hermoso!! me encanto leer tan profundas letras ... un saludo mi amigo un placer pasar a visitar tu hermoso espacio.

    ResponderEliminar
  20. EXCELENTE CANCIÓN-DEDICATORIA. PARA TODA LA CAMPESINADA DE NUESTRO PAÍS.
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  21. Hola Rafael, veo que ese problema lo tienen todas estas personas y no solo en tu país sino que por aquí también, personas que se matan a trabajar de sol a sol y que luego les pagan una miseria por su trabajo, que luego a los que compramos esos mismos productos los pagamos a precio de oro, no hay derecho a que esos intermediarios estén ganando tanto dinero a costa de estos pobres hombres y mujeres, y como bien dices tu, los gobiernos miren para otro lado, no hay derecho a tanto sinvergüenza.

    Besos.

    ResponderEliminar
  22. Hola Rafael, tus versos uno a uno, reflejan las penurias de campesino de forma precisa. Duele que se aprovechen de los pobres y que haya tanta injusticia.
    Un abrazo amigo.
    Sor. Cecilia

    ResponderEliminar
  23. Gran texto a favor de los campesinos, saludos.

    ResponderEliminar
  24. Historia que lamentablemente se repite por estos lares Rafael, queda la esperanza de que en algún momento esta realidad cambie.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  25. Con tu arte has creado un buen homenaje a seres tan dignos y que son los eternos olvidados.
    Cariños

    ResponderEliminar
  26. Las vacas y los campesinos buenos son una bendición..... dejan huella con su andar...

    ResponderEliminar
  27. ..."sigue sacando su leche
    a la orilla del camino"

    Aquí peor. No le permiten sacar su leche. Con la globalización , nos la traen ya envasada de no sé que país y los campesinos que vivían de sus vaquitas, han tenido que venderlas en el mejor de los casos... otra injusticia mas.

    Mas abrazos

    ResponderEliminar
  28. Siempre sale perdiendo el pequeño, y es una injusticia Rafael; has hecho muy bien en tratar este asunto poniendo el arte de tus versos. Un fuerte abrazo de corazón, me despido ya hasta Septiembre por el Verano. @Pepe_Lasala

    ResponderEliminar
  29. Vidas tristes, reflejadas con el acierto de siempre. Las de las vaquitas y la del campesino.
    (Tal vez se iluminen por un rato, si es que esta noche Colombia le gana a Argentina).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá, Esteban, nos está haciendo falta un poco de alegría.

      Abrazos.

      Eliminar
  30. Los campesinos en todas partes son los más sacrificados. Besicos.

    ResponderEliminar
  31. ✿゚。ه
    Infelizmente é sempre assim em qualquer parte do mundo.
    Bonita poesia.

    Ótimo domingo! Boa semana!
    Beijinhos.
    ❤❤ه° ·.

    ResponderEliminar
  32. Caro Rafael,
    Aqui no Brasil também nos deparamos que esse tipo de injustiça social, com o descaso dos políticos. Aqui também os atravessadores ganham mais com os produtos vindo das vaquinhas, o leite e seus derivados, que o trabalhador do campo.
    Gostei do seu poema, com esse tema social.
    Um abraço.

    ResponderEliminar
  33. Hay un slogant de un partido político agrario que reza "La agricultura solo es importante tres veces al día"

    ResponderEliminar
  34. Rafael, un gusto que me visitaras, aquí me tienes visitando tu hermoso blog. Sabes estuve viviendo en Ecuador dos años, cuando quise ingresar para conocer tu bello país,me dijeron, NOOOOO, la guerrilla !!! Lo que trasmites de los "campesinos" se da en todo el planeta, la explotación de ellos es tremenda, los intermediarios, capitalismo hace que los más ricos se vuelvan ricos, los otros, nosotros, estamos remando permenentemente. Son el sustento alimenticio del país, en mi caso piensa que el 43 % de la población está en Montevideo, la campaña cada vez más despoblada. Qué será de nosotros ??? Saludos desde el frío Uruguay

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas un bohemio soñador: intentando ser poeta, guitarrero y trovador.