viernes, junio 05, 2015

EN UNOS OJOS EL CIELO





No hay nada más tierno en esta vida que la mirada de un niño. Esa infinita dulzura, esa inocencia innata y esa contagiosa serenidad son incomparables, no se pueden hallar en ningún otro lugar distinto al de los ojos de un infante. Yo tengo la inmensa dicha te tener un par de azabaches que me miran tiernamente, que me embelesan y me hacen mu y feliz… son los ojos de Tania Liseth, la nietecita más joven, la que me pone a soñar con su risa y su mirar.


AZABACHES
(Jotabéa con estrambote)

Dos grandes azabaches parecen sus ojitos,
dos grandes azabaches, tal vez los más bonitos.

Llegaron a mi vida para quedarse, y luego,
cual brillantes luceros o chispitas de fuego:
brindáronme alegrías en un constante juego,
de inocentes miradas y de amoroso apego.

Semejan, sin dudarlo, dos fuentes de zafiro,
  por eso intensamente los quiero, los admiro...

y anhelo en sus pupilas ver mundos infinitos
donde el amor acoja mi delirante ruego,
pues me llevan al cielo cada vez que los miro.


  Por ellos hoy suspiro.
Por esos negros ojos de mirada tan pura,
de tiernas esperanzas y mágica dulzura.


Rahulig/015
DRDA


Imagen: Tania Liseth.
Paola Lizarazo



37 comentarios :

  1. Preciosos versos para ese angelito que guía tus pasos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Vides de luego Rafael no hay nada como la mirada de un niño, tienen dulzura e inocencia, su sonrisa nos atrapa...Nos vuelve niño otra vez a través de sus juegos y palabras. Son una bendición que inunda la casa de alegría.

    Feliz fin de semana.

    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hola Rafael.
    Hermosa, dulce y tierna esa imagen de tu nietecita, maravillosas las letras y poema que le dedicas, se merece todo tu cariño y amor de abuelo.

    No te tengo en olvido, a veces paso leo rápido y salgo sin comentar por falta de tiempo.
    Hoy tengo unos minutos y disfruto de tus bellas letras y todo en conjunto.
    Un afectuoso saludo desde mi ausencia y un cariñoso abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  4. Bonito poema, y una criatura deliciosa. A disfrutarla.

    Abrazo Rafael.

    ResponderEliminar
  5. Mi querido Rafael las miradas nos hablan directamente al corazón, pero cuando esos ojos son los de un ser querido todavía nos hacen sentir mejor.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Ojos negros pura esperanza. Serán tu gloria con el paso de los años.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  7. Qué grande y hermosa está Tania! ¿me la puedo comer a besos ? Felicidades abuelo... ¡a disfrutarla !
    Un abrazo gigante.

    ResponderEliminar
  8. Una preciosidad mi querido Rafael y como no sé que decirte, te dedico este Jotabéa con estrambote y surgió al leer el tuyo.
    Un gran abrazo.
    AMEMOS DONDE NO LOS QUIEREN- JOTABÉA CON ESTRAMBOTE

    Tus ojos Rafael, son ojos de inocencia
    los llevas en el alma tatuados de sapiencia.

    Al contemplar un niño vuelas en las alturas,
    porque vives prendado del amor con premuras
    tendrás siempre alegrías sin tener ataduras,
    pues te hiciste tan libre, teniendo luz a oscuras.

    ¿Yo no sé qué decir ante tu poesía?
    humildemente digo, que eres pura energía.

    Mis letras poco o nada, te añadirán más ciencia
    a las que tú has escrito bellamente en ternuras,
    rendida ante tus letras, trasluce mi osadía.

    Impera la miopía;
    en un mundo con guerras, donde inocentes mueren,
    ¡Amemos a los niños, por cuántos no los quieren!


    Autor Sor. Cecilia Codina Masachs
    5-6-2015

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Hermana Cecilia:

      Tus palabras me hacen muy feliz. Tu Jotabéa es una dedicatoria muy bella, te ha quedado muy bien y me halaga sobremanera. Dios te guarde.

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Solo un abuelo puede cantarle a los ojos de esa preciosidad. Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Esos ojos de azabaches que te miran y que te hacen sentir feliz cuida de ella que es una preciosidad.
    Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  11. Muy hermoso.
    En esa mirada profunda y sincera
    me cobijo y sorprendo a cada instante.

    Un Abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Qué preciosidad de niña y que precioso poema le has dedicado. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  13. Preciosa niña y bonitos versos le dedicas :))

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Preciosos ojos los de la nietecita, un bello homenaje.

    Saludos Rafael.

    ResponderEliminar
  15. Como ha crecido !!!!
    Es preciosa.

    ResponderEliminar
  16. La mirada y la sonrisa de un niño lo reflejan todo, menos la maldad. Disfruta de ellos ahora que puedes.

    Un hermoso poema, Rafael. Feliz fin de semana.Un abrazo: Juan

    ResponderEliminar
  17. creo que los niños nos hacen acariciar el cielo Rafael... ¡que lindo homenaje a la linda niña!

    ResponderEliminar
  18. Por los ojos entramos al espíritu, vemos la verdad.

    ResponderEliminar
  19. Es una preciosidad y sus ojos son muy bellos.

    Un dulce y lindo homenaje.
    Enhorabuena
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  20. LINDA DEDICATORIA!!!!
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  21. La inocente mirada de un niño, es capaz de remover lo más honde del corazón humano.
    Besos

    ResponderEliminar
  22. Un hermoso homenaje a esos tiernos azabaches...
    Precioso Rafael..
    Feliz comienzo de semana.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. MERCE CARDONA. dice, que felicidad reflejan sus ojos. disfrútala todo lo que puedas, el tiempo vuela, y sin darnos cuenta pierden la inocencia.. agradezco tu paso por mi casa. besossssssssssssss

    ResponderEliminar
  24. Preciosa tu nietita! que te ha inspirado tan lindo poema.Disfruta de ella los niños son lo mejor que hay. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Felicidades, por esos ojitos negros que son como dos luceros!
    mas que alumbran los corazones y los colma de sentimientos.

    Que Dios Le ampare y le de suerte en este camino de la vida, nada fácil.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Hola Rafael, esos ojitos azabaches te llevan loquito verdad?, tienes toda la razón, no hay nada mas bonito y limpio que la mirada de esos ángeles que nos entregan tanto amor, es preciosa tu nietecita:)

    Besos.

    ResponderEliminar
  27. Rafael, vengo a visitarte porque sigo sin tener tus actualizaciones, no importa, acá estoy y por suerte te encuentro como un abuelo feliz, nada hay más hermoso que esa etapa de nuestras vidas, disfrutala, un abrazo!

    ResponderEliminar
  28. Hermosa Foto
    Me gusto mucho esta entrada,
    Saludos

    ResponderEliminar
  29. Rafael, fui a revisar las actualizaciones cuatro días atrás y ahí te reencontré! Dio resultado el cambio que hiciste, gracias, un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, María Cristina, por la información. Seguiremos en contacto.

      Un abrazo.

      Eliminar
  30. Qué lindo poema y muy tierno, mi querido Rafael.

    "Dejad que los niños vengan a Mi" dice nuestro Señor.

    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  31. Rafael, encontrei-o através do blog Veredas, do Pedro Luso, chamou-me a atenção o seu carinho pelas crianças, a doçura com que se refere a elas. Lindo, muito lindo! Um abraço

    ResponderEliminar
  32. No hay nada comparable con la mirada de un niño. Enhorabuena por el poema, y por disfrutar de esos ojillos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  33. Preciosos los ojitos, precioso tu canto.

    Preciosa crece tu chiquitina y que nunca pierda su mirada limpia y tierna .

    Besos a los dos.

    ResponderEliminar
  34. Preciosos y tiernos ojos que al abuelo le han hecho escribir un bonito poema.Saludos

    ResponderEliminar
  35. Qué hermosa, nieta con esos ojos azabaches que te reclaman en ternura. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador: con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.

Archivo por etiquetas