jueves, septiembre 24, 2020

PAISAJES DE AQUEL AYER





Todo podrá borrarse de mi mente menos aquellos maravillosos e inolvidables paisajes que contemplaba de niño cuando iba junto con mi madre por los caminos rurales hacia alguna la escuelitas en donde ella enseñó por muchos años, paisajes que también contemplaba durante las partidas de caza con mi padre o en los paseos a la finca de los abuelos tanto maternos como paternos. Los colores, los aromas, los sonidos y hasta los más pequeños detalles se quedaron tatuados en el alma, grabados para siempre como si fueran cortometrajes que, de cuando en cuando, vuelvo a ver proyectados en la sala de cine de mis fervientes sueños otoñales... tantos y tantos recuerdos me ayudan a vivir e inspiran mis versos.


TIEMPOS IDOS
(Serventesios decasílabos)

Yo conservo metido en el alma
ese aroma de campo y jardín,
aún recuerdo el viento, la calma
y aquel verde paisaje sin fin.

Tengo musgo enredado en el pelo
cual los bucles del niño que fui,
y arreboles pintando mi cielo 
de un hermosos color carmesí.

Oigo el canto lejano de un ave
y el murmullo del agua al pasar,
voy dichoso volando en mi nave
al terruño, a la casa, al hogar.

Yo conservo metido en el alma
de los viejos el diario trajín,
el fogón, el arado, la enjalma
y vasijas untadas de hollín.

Tengo vivo y latente mi anhelo
de correr por donde antes corrí,
y pisar como antaño ese suelo
que me diera el amor que perdí.

Oigo infantes y guardo la llave
de la escuela do iba a estudiar,
y esa voz de mi madre que suave
me enseñó lo de nunca olvidar.

Yo conservo metido en el alma
ese aroma de campo y jardín,
aún recuerdo el viento, la calma
y aquel verde paisaje sin fin.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2020
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Paisaje de mi tierra
(De la Internet)

17 comentarios :

  1. Hermoso poema de esos recuerdos infantiles que nunca se olvidan, te felicito.Saludos

    ResponderEliminar
  2. Me parece Rafael, muy laudable éste recuerdo que ahora revives en el verso y nos dejas dibujado en el rimado para guiarnos por eses revividos y bien traídos momentos de ese tesoro lejano y juvenil.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Tiempos idos indeleblemente presentes, en estos versos haciéndose eternos... Me has emocionado una vez más, Rafael.

    Abrazo, inmenso Poeta. La coma está bien puesta.

    ResponderEliminar
  4. Preciosos versos de esos recuerdos que aún laten en el alma.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. querido Rafael, tus versos tienen ese olorcito a "casa, a cobijo, a familia, humildad, querencia, campo, educación, valores, y a esa adultez que guarda y atesora esos recuerdos entrañables de infancia .. y además tienes el bello don de poder llevar a las letras todo ese sentimiento que las inspiran.. Bellisimo! Siempre llegar a tu casa es un placer.. mi abrazo enorme!

    ResponderEliminar
  6. Lo has bordado amigo Rafael, con esas añoranzas de un pasado tan feliz convertido en un esplendido poema. ¡¡Precioso!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Con los años que llevamos empieza a rebrotar nuestro corazón lleno de recuerdos, algunos dulces como la miel, otros no tanto, pero todos reales como el delantal de nuestra madre que yo abrazaba siempre por muy poco tiempo. Como siempre, espléndido poema.
    Un abrazo, Rafa.

    ResponderEliminar
  8. Mi amigo Rafael que hermoso pintaste
    esos recuerdos,con los aromas imborrables
    de la casa,te quedo maravilloso.

    Besitos dulces
    Siby

    ResponderEliminar
  9. Bellos recuerdos que se fueron colmatando en el alma según se iba creciendo. Enhorabuena.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Por acá me quedo con la coma bien puesta de Carlos, un abrazo Rafael!

    ResponderEliminar
  11. Recuerdos dulces y añorados.
    Un poema lindo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Hermoso recuerdos en versos. Saludos amigo.

    ResponderEliminar
  13. el olor a tierra fresca.. cómo olvidar!

    saludos

    soundsBeat.blogSpot.com

    ResponderEliminar
  14. Sensaciones de frescura, me encantó, precioso un abrazo desde mi Brillo del mar

    ResponderEliminar
  15. Rafael, qué bien manejas las métricas, y más en estos serventesios decasílabos. ESo es maestría, cuando en el fondo late un sentimiento, que no se comprime por la rima, sino que se hace expansivo. Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar
  16. Ah, esos recuerdos imborrables y esas fotos tan apreciadas. Hermoso lo tuyo, cariños

    ResponderEliminar
  17. Bonitos versos para un recuerdo siempre presente...
    Abrazos-

    ResponderEliminar

Información del Autor

Mi foto
Un soñador, simplemente. Hacedor de versos, creador de canciones e inventor de historias. Artista autodidacta por sincera vocación y amor al arte, poeta lírico tradicional e ingeniero de profesión. Paz de Río, Boyacá, Colombia. 23 de abril del año 1952.

Los que vuelan conmigo

Seguir por correo electrónico

Buscar contenido en este blog