domingo, noviembre 15, 2020

DESANDAR LO ANDADO





A Martín Romero se le estaba borrando el recuerdo de aquellos años allá en el campo, años que pasaran presurosos cuando vivía junto a sus padres y hermanos en 'La Romería', una pequeña finca en la falda que desde varias generaciones atrás era pertenencia de la familia. En su diario trajinar, esos años eran una sombra que se disipaba entre el desasosiego de su arrepentimiento: "No vale la pena el porvenir cuando se vive lejos de la tierra amada", pensaba cada mañana mientras se alistaba para ir a la oficina. Tras la muerte de sus padres, había resuelto ir en busca de nuevos horizontes en la gran ciudad, pero a pesar de su brillante trayectoria la nostalgia por su terruño lo mantenía triste... entonces, decidió volver, dejarlo todo y recuperar la vida que lo estaba esperando en su querida e inolvidable vereda natal.


RETORNO
(Jotabea con estrambote)

Traigo el alma embriagada de aromas del camino, 
de abrazos, guiños, besos y del más dulce vino. 

Cruzando campos verdes he vuelto desde lejos 
hasta la tierra mía, la que fue de mis viejos; 
parecen los paisajes magníficos espejos 
que me dan alegría con sus suaves reflejos. 

Yo he pisado la senda que decoran las gramas 
y sombrean los robles con sus robustas ramas,

y he tornado a tus lares a cumplir mi destino 
  para seguir viviendo la vida sin complejos… 
en tu dulce regazo, sabiendo que aún me amas. 

Reverberan las llamas 
de este amor sosegado que a mi pecho lo llena, 
en el febril ensueño de la noche serena. 

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2020
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Camino a la vereda
(De la Internet)


22 comentarios :

  1. Nostalgia y recuerdos de ese campo inolvidable.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. la nostalgia es enorme cuando se está lejos de la tierra donde has nacido y tu poema refleja muy bien la alegría del retorno a la tierra tan querida..Saludos

    ResponderEliminar
  3. Un bello poema que con maestría y precisión describe, la nostalgia y el amor que se tiene a la tierra a la que uno vio nacer, y que por motivos de buscar oportunidades y labrarse un porvenir, muchas veces se abandona, cuando realmente la felicidad que lo es todo, se encuentra ahí.
    Un abrazo Rafael.

    ResponderEliminar
  4. Al final siempre importan los orígenes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Que bonitos versos ,cariños.

    ResponderEliminar
  6. En la embriaguez del camino, qué difícil es desandar lo andado. Como de costumbre, lo bordas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. La intensión es válida...Pero a veces, cuando volvemos, nos damos cuenta que no es el sitio lo que extrañamos sino la infancia que allí vivimos.

    ResponderEliminar
  8. Ah...Y em encantó tu entrada acerca de la muñeca de Martina.

    ResponderEliminar
  9. Se me olvidaba. Hay un concurso en el que puedes participar https://www.escritores.org/recursos-para-escritores/31094-iii-concurso-internacional-de-relatos-de-campo-y-pueblo-2020-21-argentin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Alí, pasaré a leer las bases a ver si es posible participar. Me parece interesante.

      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Tu lugar en el mundo siempre está en tu corazón... Como tantas veces antes, tu letra me sonó, Rafael, debiera ser canción.

    Me emocionaste una vez más. Abrazo más que grande, Poeta.

    ResponderEliminar
  11. Bella nostalgia en versos. Saludos amigo. Cuidate.

    ResponderEliminar
  12. Me ha parecido este poema, precioso, por su ternura y cadencia y ese sentimiento tan bonito expresado, del que desea tanto volver a la tierra que le vio nacer.
    Me ha encantado leerlo Rafael.
    Un abrazo y felicitaciones a tu bella pluma.

    ResponderEliminar
  13. "Es la nostalgia, un granito de hollín..." Hermosa tu nostalgia, Rafael, un abrazo!

    ResponderEliminar
  14. Y es que el recuerdo de todo aquello que amas y que has dejado, siempre regresa a tu mente como una llama encendida.
    Precioso poema. Un abrazo Rafael

    ResponderEliminar
  15. Nostalgia bella.
    Muy bonito poema.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Cuando te entra la añoranza viajas y revives precioso que lindo escribes, un abrazo desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
  17. Que hermoso es recordar nuestras raíces, nuestro origen y llenar el alma de amor por lo vivido.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  18. Traigo el alma embriagada de aromas del camino,
    de abrazos, guiños, besos y del más dulce vino.

    Qué buen comienzo de un poema bien jotabeado, redondo porque ni le sobra ni falta. Una buena referencia para nostalgia hecha versos. Desde mi cubil garrotero.
    Carlos

    ResponderEliminar
  19. Qué bueno poder volver a ese lugar donde la añoranza...
    Recuperarlo auténtico.

    Abrazo, trovador.

    ResponderEliminar
  20. Qué bien dices ese hermoso sentimiento de amor al terruño. Bellos versos. Abrazo

    ResponderEliminar
  21. Hola Rafael!!!
    que bonito esto!
    Que lindo es poder volver a los lugares que alguna vez nos cobijaron y sobre los que tenemos tan gratos recuerdos!! No toda la gente tiene ese privilegio del reencuentro con lo amado.. Una experiencia sin duda , muy emotiva!! y toda esa emoción la has hecho VERSO... Excelente este RETORNO.. Un abrazo enorme y que tengas un excelente fin de semana junto a tus afectos!

    ResponderEliminar

Información del Autor

Mi foto
Un soñador, simplemente. Hacedor de versos, creador de canciones e inventor de historias. Artista autodidacta por sincera vocación y amor al arte, poeta lírico tradicional e ingeniero de profesión. Paz de Río, Boyacá, Colombia. 23 de abril del año 1952.

Los que vuelan conmigo

Seguir por correo electrónico

Buscar contenido en este blog