jueves, agosto 27, 2020

¡SÁLVESE QUIEN PUEDA...!





El Gobierno Nacional ha decretado el final de la cuarentena a partir del primero de septiembre para implementar un aislamiento selectivo en el cual solamente los contagiados o sospechosos de portar el virus deberán permanecer en sus casas. Los demás, tendrán libertad de movilización dejando a cada ciudadano la responsabilidad del autocuidado mediante las medidas de bioseguridad recomendadas por los expertos. Es pocas palabras, de ahora en adelante, mientras se supera la emergencia sanitaria, habrá que aplicar el concepto del "sálvese quien pueda". Dios nos favorezca y nos siga iluminando en este nuevo estilo de vida que nos ha impuesto la pandemia, dejando al descubierto nuestra fragilidad.


POSTPANDEMIA
(Jotabé con estrambote)

Vivir y no morir en el intento,
gozar el simple paso del momento.

Así será... la vida en adelante,
así será el andar del caminante;
un triste corazón, un alma errante
en un mundo feroz y amenazante.

Rama que con la lluvia se desgaja
y entre las aguas del torrente baja.

A merced de las olas y del viento
hacia el azul y el postrimero instante:
 en que la mar, le sirva de mortaja.

Peregrino que viaja
bajo el frío de nieblas turbadoras,
añorando las fúlgidas auroras.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2020
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: La vida de hoy
(De la Internet)


20 comentarios :

  1. ¡Qué no os pase nada!
    O cada cual es muy responsable o la proliferación de casos está asegurada.
    Salud.

    ResponderEliminar
  2. Rezar y pedir para que todo pase y no deje huella dolorosa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Un bello poema que muestra toda la incertidumbre que se avecina amigo Rafael. Por desgracia, esta pandemia no se puede dejar en manos de la gente que más o menos sea sensata porque existe mucha demasiado por desgracia insensata. ¡Que Dios nos coja confesados!
    Un fuerte abrazo y te deseo toda la suerte del mundo amigo.

    ResponderEliminar
  4. Bello y tan cercano siento tu poema.
    Me sumo a tus palabras, que Dios nos favorezca y nos ilumine para no dar ningún paso en falso. A todos nos costará mucho vivir bajo amenaza en estos tiempos de pandemia. Ánimo para todos!

    ResponderEliminar
  5. Ya lo creo que son oscuros estos tiempos. En mi pueblo ha vuelto a saltar la alarma con varios casos de coronavirus y un centenar de confinamientos todos son jóvenes que se saltaron a la torera el uso de la mascarilla y la distancia. Ahora a pagarlo todo el pueblo con el cierre de piscinas, polideportivo, parques etc.
    Me ha gustado leer tu poema ya sabes que aprendo mucho de tí.Saludos

    ResponderEliminar
  6. Habrá que extremar cuidados, repensar y reconsiderar hasta lo más obvio de las relaciones humanas e incluso mundanas, diría, y hasta lo más obvio de nuestras costumbres... Son-serán tiempos de aprendizaje y la clave estará en saber preservarse...

    Abrazos, Poeta!!

    ResponderEliminar
  7. Es en Colombia ésto? Suena extraño si, como ese sálvese quien pueda que mencionas.

    Saludos desde el invierno argentino (y en reclusión todavía).

    ResponderEliminar
  8. Es cierto Rafael y creo que en muchos
    países, esta cada vez peor, pienso que
    el ano que viene seguiremos igual,por eso
    aunque algunos piensen que no, usar la mascarilla
    es importante, por algo lo recomiendan, un gusto
    apreciar tus letras mi amigo.

    Besitos dulces
    Siby

    ResponderEliminar
  9. Qué mejor que asumir la responsabilidad individual pensando en nosotros mismos y el prójimo? Acá tenemos gente que se cuida y otra que no le importa nada, e imagino que en todas partes sucede porque los humanos somos iguales en todo el mundo, cabeza bien puesta y cabeza de chorlito. El estado tiene que proveer la sanidad para todos, esa es su obligación, un abrazo Rafael!

    ResponderEliminar
  10. Esta probado que dejar a la deriva una situación como es lo que esta relacionado con la responsabilidad termina en desastre.. Lamentablemente no estamos preparados para ese" sean responsables"... Dios quiera cada ciudadano aporte su cuota de compromiso con la salud y de empatia con sus semejantes... Mi abrazo querido Rafael... tus versos siempre nos dejan pensando... Te deseo un excelente fin de semana!!!

    ResponderEliminar
  11. Hay que ser cuidadosos y seguir pasos de la prevención de esa manera se apoya y sobretodo protege su vida y los demás.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  12. Terrible situación amigo Rafael, por aca en Monterrey seguimos en casa los que podemos y queremos......y el virus como loco corriendo tras nosotros..... Saludos a la distancia.

    ResponderEliminar
  13. Dios te bendiga mi hermano...Esta es la "nueva normalidad"...al menos demos gracias a Dios por estar vivos.
    En otro orden. Te cuento. Voy para casi doce años en el blog y nunca he colgado ahí, ninguno de mis trabajos como escritor. Pero ahora voy a comenzar a hacerlo. Comenzaré con este enlace, que no es precisamente a tigrero sino al blog de un amigo que está comenzando con su blog en este año y que me ha dado la oportunidad. Te agradecería que pasaras por allá y comentaras ¿cuento con eso? La narración es una crónica histórica que sé que te va a interesar. Gracias de antemano.
    https://robertomolinares.blogspot.com/2020/08/la-balalaika.html

    ResponderEliminar
  14. Es horrible esta pandemia Rafael, aquí en España levantaron el confinamiento para poder salir, y ha sido un caos, ahora hay más contagios que en la primera oleada y se están dando palos de ciegos, porque no se sabe que hacer, hasta los niños a partir de los 6 años deben llevar mascarillas al colegio y aún ni se sabe si serán clases presenciales o a distancia. Hoy en Madrid, se ha prohibido también la entrada en los bares y cines, en las terrazas puedes estar guardando las distancias de seguridad, pero muchos jóvenes con los botellones y fiestas están propagando más el virua. Ojalá que en tu país tengais más suerte que en España. Dios nos ayude a todos.

    Un abrazo con mascarilla.

    ResponderEliminar
  15. Has expresado muy bien pero con un lenguaje muy cuidado y florido estos días tan inusuales que vivimos. Mucha gente está asustada y lo comprendo, pero entonces me pregunto ¿cómo debían ser las epidemias de peste en la Europa de hace tres siglos? Quedémonos en casa, con los nuestros y saludemos a nuestros vecinos de balcón.
    Sigue escribiendo, Alí. Los tiempos difíciles son buenos para la lírica, eso dijo García Lorca.
    Saludos!
    Borgo.

    ResponderEliminar
  16. Y que Dios nos ampare, trovador.

    Salud para ti y todos los tuyos. Y besos para todos.

    ResponderEliminar
  17. Pues si, a cuidarse que esto va para largo, tenemos por lo menos un año más de subir y bajar en cantidad de afectados. Todo pasa por tus versos con mucho acierto. Gracias y cuídate mucho

    ResponderEliminar
  18. ¡Hola, Rafael! En mi país, Argentina, bah, al menos en mi provincia, Buenos aires, aún rige el aislamiento social, preventivo y obligatorio, aunque poco a poco van aflojando el lazo... Es muy difícil tomar postura, porque, aun en lo evidente del caos sanitario que el covid genera, también es cierto que cientos de miles han perdido su trabajo. Dios quiera que esta tormenta pase pronto. Un saludo hasta Colombia!

    ResponderEliminar
  19. Dios os ayude, en España desde que se levantó el confinamiento, han aumentado los casos positivos, gran parte de la población es muy inconsciente y no se toman en serio la gravedad del asunto.
    Buena suerte amigo y cúidate mucho

    ResponderEliminar
  20. El verso final sentencioso. Como añoramos mejores tiempos. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar

Información del Autor

Mi foto
Un soñador, simplemente. Hacedor de versos, creador de canciones e inventor de historias. Ingeniero de profesión, artista por vocación: Narrador, Poeta Lírico Tradicional y Cantautor. Natural de Paz de Río, Boyacá (Colombia), nacido el 23 de abril del año 1952.

Los que vuelan conmigo

Buscar contenido en este blog