lunes, 27 de abril de 2020

HÉROES EN MINIATURA





Ellos, los pequeños angelitos, son otros de los tantos héroes en estos inciertos días de aislamiento debido a la amenaza del coronavirus. Han aceptado, en la mayoría de los casos, de una manera tan resignada el encierro que pareciera poseen una precoz madurez y una insospechada capacidad para entender la situación e inclusive logran adaptarse sin mayores complicaciones a las nuevas circunstancias de vida que se nos han impuesto. Por experiencia propia, lo hemos comprobado con nuestra nieta Martina, quien está con nosotros en la cuarentena. Aunque la chiquitina extraña su colegio, sus amiguitos y los anhelados juegos cotidianos: nosotros intentamos que la prolongada ausencia de las aulas escolares sea compensada con algunas actividades lúdicas y, ella, nos corresponde con su cariño sin igual.


CUARENTENARITOS
(Dos Jotabé)

I
De repente se fueron, se esfumaron
las voces de los niños... se acallaron.

Cerrados los colegios, las escuelas
no escuchan de sus gritos las estelas,
ni se ven los pinceles y acuarelas
dibujando en el suelo las rayuelas.

No lucen las paredes coloridos
rayones de chavales distraídos.

Los textos encerrados se quedaron
de los pupitres entre sus cajuelas,
como arcanos tesoros escondidos.

II
No se encumbra la risa colectiva
ni se desborda la pasión festiva.

Los tiernos angelitos de los cielos
en casa están con padres, con abuelos
que los cuidan entre ávidos desvelos,
y dormitan sus cándidos anhelos.

Pueden por las ventanas contemplar
el sol cuando comienza a despuntar,

y el cerco misterioso no los priva
de hacer las travesuras de pilluelos:
corriendo por la casa sin cesar.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2020
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Las nietecitas
(Del álbum familiar)

20 comentarios :

  1. jajaja... bonito, amoroso y entrañable poesía de un abuelo que desgrana sentimientos en cada verso. Me enternece pero también provoca mi risa por lo dulce. Gracias. Que lo pasen bien. Besos

    ResponderEliminar
  2. Que mejor expresión la de un abuelo que tanto ha vivido en este bello poema para expresar lo que niños y no de adultos son sus pesares en estos encierros. Lo peor que les puede pasar es verse privados de su libertad sin llegar a comprender el motivo del por qué.
    Gracias por ese poema amigo Rafael.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Los niños siempre nos sorprenden.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Los niños y los mayores son quienes mejor se adaptan. Qué bonito el poema ¡¡¡¡
    SAludos.

    ResponderEliminar
  5. Los niños, cuánto admiro su aptitud para ser felices, bajo casi cualquier circunstancia. Y claro, con buenos abuelos, que son la gloria, mucho más fácil para ellos.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Crónica de un año que vaya a saber cómo recordarán, cómo calará en sus almas de niños... Por lo pronto nos enseñan, estimulan y alientan más que nosotros a ellos, verdad?... Mientras tanto tus poemas dejan constancia de tu tiempo, Rafael. Una vez más te felicito.

    Abrazo grande amigo.

    ResponderEliminar
  7. Lo están haciendo muy bien, estudian por la mañana, por la tarde tienen alguna extra escolar, juegan o ven alguna película. Son muy conscientes de lo que pasa. Abrazos

    ResponderEliminar
  8. Bendita infancia, a pesar de las actuales circunstancias...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Los niños son mágicos y tenerlos encerrados un contrasentido, pero una pandemia pone firmes a jóvenes y mayores y prevenir vale más que curar y lamentar. Yo echo de menos los achuchones con los míos, ya que ver los veo por videoconferencia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Se extrañan los niños,si se extrañarán,abrazos.

    ResponderEliminar
  11. Dulce infancia.
    Se están portando muy bien.
    Excelente poema.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Debemos agradecer los adelantos de la tecnología para que los chicos puedan recibir sus lecciones, y vaya que se las dan! Mi nieta se queja de que es demasiado, pero eso la tiene entretenida, yo le digo, todo sea por aprender! Hermoso tu poema Rafael, un abrazo y disfrutá de tu Martina!

    ResponderEliminar
  13. Bonitos poemas para esos héroes en miniatura.Saludos

    ResponderEliminar
  14. Que lindo poema. Los niños van aguantando este encierro quizá mejor que nosotros. Saludos amigo.

    ResponderEliminar
  15. Preciosas palabras Rafael. Mi nieta de 6 años se ha adaptado bien al confinamiento entre juegos, deberes del colegio, etc.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  16. Una experiencia para muchos que les hará madurar antes de tiempo.
    Por aquí me quedo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Precioso poema, Rafael, dedicado a los niños que se adaptan a este confinamiento que padecemos todos. Preciosa tu poesía, como siempre, es un verdadero placer leerte, amigo. Deseo que todos estén bien por allá. Con mucho cariño mi abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Julie, por tus amables palabras. Me alegra saber de ti, e igualmente deseo estés bien.

      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Obras de poesía que tocan el corazón. Al leer esto, recuerdo a mis sobrinas y sobrinos que interrumpieron sus actividades escolares debido a la epidemia de la corona que se ha cobrado cada vez más víctimas. Esperemos que este desastre termine pronto.

    Saludos a ti y a mi familia desde Indonesia

    ResponderEliminar
  19. Rafael, son la alegría de la casa, en estos tiempos de cuarentena. Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar

Información del Autor

Mi foto
Ingeniero de profesión, artista de corazón. Hacedor de versos, creador de canciones e inventor de historias. Paz de Río (Boyacá) Colombia, 23 de abril de 1952.

Los que vuelan conmigo

Buscar contenido en este blog