lunes, abril 20, 2020

IMAGINANDO PAISAJES





A través de mi ventana veo el cielo más azul y el aire luce muy puro, a los lejos las montañas parecen reverberar y hasta puedo sentir el canto de las aves o el suave arrullo de las aguas de algún arroyuelo cristalino e imagino a los animales del bosque correteando libremente sobre la verde, fresca e impoluta campiña florecida. Yo, que amo tanto a mi entrañable mes de abril, quisiera salir a disfrutarlo, pero una barrera invisible y peligrosa me impide salir a solazarme en su bello esplendor. Repentinamente, el cielo se nubló y pesadas puertas nos enclaustraron quizás para permitir que la naturaleza tomara un respiro y se liberara por un tiempo del cruel depredador que, soberbio e ignorante, menospreciaba el daño causado con sus actos sin reparar en su propia fragilidad ante el poder supremo.


EN LONTANANZA
(Jotabé espejo)

No fulge mi entrañable mes de abril
ni siento la emoción grata y febril.

Aunque afuera, tal vez la primavera
más radiante se muestre lisonjera:
el alma se conturba y la quimera
de libertad se ahoga por doquiera.

Hoy me hallo confinado en mi aposento
y un canto me parece, cruel lamento.

Abril... mi abril, el de la edad pueril,
no te puedo gozar como quisiera,
me muero de pesar y estoy contento.
-
Las flores al brotar ya las presiento
e intuyo que el ambiente reverbera,
cual luz que parpadea en el candil.

Sueño un claro y sereno firmamento,
y anhelo la llegada del momento

en que pueda correr por la pradera
en medio de un paisaje, que naciera,
rozagante y feliz e incluso fuera
yo un chaval con tirantes y cauchera.

Entonces tú tendrás, querido abril,
un trono de diamante y de marfil.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2020
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Paisaje de páramo
(De la Internet)

17 comentarios :

  1. Bello homenaje al mes en todo florece.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. El abril más majestuoso de muchos años, no lo podremos gozar como otros años. Pienso que le hacemos mucho bien al dejarlo a salvo de nosotros. Entonces, saberlo proporciona un gozo también.
    Fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Qué bueno que la imaginación vuele por los caminos disfrutando el mes de abril.Por aquí el otoño no se hace presente más que en las hojas caídas y los colores. Hace calorcillo aún. Hermoso homenaje a tu primavera que siempre está y hermosa foto que hace marco al poema. Besos

    ResponderEliminar
  4. Ya vendrán nuevos abriles, Rafael, (no como los veinticinco del tango que no volverán) Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Me has hecho vivir este mes de abril a través de tus bellos poemas Rafael.
    A pesar de mi angustia y desasosiego por unas ciscunstancias muy duras que estoy viviendo no pierdo mi fe y esperanza en Dios, Él nos va a ayudar a salir de esta pesadilla.Saludos

    ResponderEliminar
  6. Todos estamos "prisioneros" de una manera parecida. Esperemos que este encierro pase pronto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Liberaste tus versos en el encierro una vez más, Poeta, esta vez para tu abril que ya se va. Ojalá el próximo puedas cumplir tu deseo de correr por esa pradera, entre tu amada naturaleza tan bellamente pintada como tu poema.

    Abrazo grande, Rafael!!

    ResponderEliminar
  8. Un poema hermoso nacido de tu mirada ilusionada, la naturaleza esta mas exuberante que nunca y no la podemos disfrutar. No falta mucho para un abril nuevo y radiante que nos devolverá lo que nos ha quitado. Abrazos

    ResponderEliminar
  9. Esta es la triste realidad, que se nos ha robado el mes de abril con todo su esplendor y sus efemérides. Gracias por cantarlo, poeta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Todos echamos de menos nuestras fiestas y salidas, esperando que esta pandemia se pase y que podamos hacer una vida normal con salud.
    Bonito poema, un saludo.

    ResponderEliminar
  11. No se puede expresar mejor que tu lo haces, ese sentir de un confinamiento con el que se pierde la hermosura y el esplendor de la primavera, que por otra parte está más bonita que nunca por la libertad que en estos momentos disfruta como nunca igualmente que los animales.
    Hermosos Jotabés Rafael.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Seguramente, haya sido el mejor mes de abril para la naturaleza desde hace muchos años o por lo menos así lo hayamos percibido, precisamente, por no poder disfrutar de él, que sirva todo ello para aprender, tratar y ver con más cariño si cabe a la naturaleza y por ende a este bello planeta que tan amenazado se encuentra.
    Precioso poema en homenaje a este bello mes amigo Rafael.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Todo pasa y ese tiempo llegará nuevamente en que puedas
    retozar por la pradera y podrás darle al mes que se un trono
    de diamante y de marfil.

    Besos, salud y paciencia

    ResponderEliminar
  14. Este año el mes de abril es triste como lo está siendo la primavera. Cuídate Rafael.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  15. Por un momento me he sentido libre y he salido a cozar de este mes de abril que ha legado con una riqueza de verdor intensa, nosotros confinados en casa y abril floreciendo en una primavera que no entiende de virus.
    Algunas veces, me quedo quieta y con mi imaginación corro por esos campos de otros años y hasta puedo percibir los aromas que el aire me trae.
    Y eso me ha ocurrido con tu poema, le he leído y vivido.

    Con mi cariño, un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Abril ha sido siempre mi mes preferido y por esto que esta pasando no voy a abandonarlo,AMO ABRIL!!!cariños.

    ResponderEliminar
  17. Un abril, que trae nostalgias, y pone la piel y cuerpo en la ansiedad de salir. UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar

Información del Autor

Mi foto
Simplemente, un soñador. Ingeniero de profesión, obrero de las letras por heredad, vocación y sincero amor al arte. Hacedor de versos, creador de canciones e inventor de historias. Nacido el 23 de abril de 1952 en la población de Paz de Río, Boyacá (Colombia).

Los que vuelan conmigo

Buscar contenido en este blog