lunes, abril 06, 2020

VOLVEREMOS A NACER...





Los seres humanos somos animales de costumbre, poco a poco nos hemos ido adaptando al obligado encierro y empezamos a redescubrir cosas que  estaban por ahí ante nuestros ojos y que no las veíamos o no las queríamos ver. Extrañamos, por supuesto, el mundo exterior con su bullicio, las caminatas por nuestras calles de siempre, la charla con los amigos, el cafecito en la esquina de la plaza o el refresco en la tiendecita de nuestro barrio con la sonrisa de la ventera cuando nos veía llegar. Se extraña, pero en compensación se disfruta del amor en familia junto al pan compartido sobre una mesa que permanece rodeada por los que antes la miraban de reojo. Ahora somos más unidos, nos estamos reinventando y al final seremos más humildes, más solidarios, más bondadosos y seguramente más felices.


ESPERANZA

Cuando se esfume la niebla
habrá calor en los nidos,
y la pena que hoy nos puebla
será de los tiempos idos.

Lucirá radiante el cielo
sobre tierras renovadas,
con mariposas al vuelo
en rutilantes bandadas.

Al sol podremos mirar
majestuoso e imponente,
y escucharemos cantar
de los ríos la corriente.

Cuando acabe la agonía
tal vez, tengamos aliento,
para llorar de alegría
y sonreír con el viento.

Volverán las golondrinas
a posar en la ventana,
y las almas peregrinas
tendrán un mejor mañana.

Podremos salir sin miedo
 a las diarias caminatas,
para tararear muy quedo
románticas serenatas. 

Abrazaremos en vida
a los hijos y a los nietos,
y a la persona querida
que sabe nuestros secretos.

Cuando resuene el clarín  
 se abrirá la primavera,
y la existencia por fin 
será como antaño fuera.

Extenderemos la mano
con esperanza en manojos,
al amigo y al hermano
miraremos a los ojos.

Y, seremos finalmente
más humanos que en ayer,
será más buena la gente
y más sincero el querer.

Cuando la niebla se ausente
volveremos a nacer,
y un mundo más incluyente
quizás lo podamos ver.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2020
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Renacer de la vida

(De la Internet)

22 comentarios :

  1. Precioso poema lleno de esperanza, y así sera volveremos a ver la luz y a nacer.

    Besos y feliz día

    ResponderEliminar
  2. Gracias por ese poema esperanzado tan necesario.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Muy bonito tu poema, deseo se cumplan esos deseos que mencionas en tus versos.Saludos

    ResponderEliminar
  4. La esperanza es la cuerda que nos sostiene, para salir a flote.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hermoso!!!asi será amigo.

    ResponderEliminar
  6. Suenan de fondo acordes de guitarra, esa esperanza versada es preciosa y seguro que se cumplirá. Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Aquellos que queden, tendrán los cielos y las aguas más limpios, veremos cuanto tardan en ensuciar el planeta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Coincido tanto con tu pensar que disfruto aún más tus versos, amigo. Alumbra un cambio tan necesario como inevitable.

    Abrazo inmenso, Poeta!!

    ResponderEliminar
  9. Eso es: hay que ver esta situación en clave positiva. Como una oportunidad que nos brinda el planeta para ser mejores de lo que éramos. Estoy convencida de que la naturaleza ya está notando en parte este encierro.

    Hermosos versos que describen muy bien las sensaciones que nos sobrevendrán cuando todo esto acabe y podamos por fin salir a la calle.

    Un abrazo y cuídate, por favor.

    P.D.: con tu permiso me quedo por tu rincón de versos. Te he descubierto a través del blog La hora bruja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra, Rebeca, que hayas llegado a mi casa y espero te amañes. Pasaré por la tuya para seguir tu huella. Gracias por tus palabras.

      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Intentaremos sonreír con el viento, como tú dices.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Gracias por inyectarnos optimismo...LO NECESITAMOS

    ResponderEliminar
  12. Precioso poema amigo Rafael con el que se respira un halo de esperanza, pero nunca deberemos caer en el olvido. En algunos países en el que incluyo el mío se ha hecho mucho daño por no reparar y tomar medidas mucho antes. Este grave acontecimiento nos cambiará la vida a todos, unas cosas seguro que a mejor pero me da la impresión que otras muchas irán a peor.
    Un abrazo y cuidaros mucho.

    ResponderEliminar
  13. Gracias por tu compañía , me da mucha alegría verte por mi blog, todo esta mal y diferente ,pero los amigos no los olvidamos nunca .Yo llevo unos días muy preocupada de como está la vida ,esto jamás se conoció en otras generaciones ,la verdad miro a mis hijos y sufro. Me recuerdo de tu esposa epd. Abrazos amigo

    ResponderEliminar
  14. La esperanza nos mantiene vivos. La fe y la oración unida llegará y será escuchada.
    Deseo que estés bien 😷🏠

    ResponderEliminar
  15. Un excelente poema de reflexión, optimismo y cordura. Esperemos que todo esto pase pronto. Un abrazo grande Rafael

    ResponderEliminar
  16. Eres maravilloso, que bien has hilado las palabras para expresar lo que estamos viviendo. ¡Ojalá que esa niebla se disipe pronto.
    Un abrazo en la distancia

    ResponderEliminar
  17. Así ha de ser, nada dura para siempre
    y esperemos que todos volvamos un poco más responsables con lo que es la VIDA
    ...un lindo poema optimista ...
    gracias.

    ResponderEliminar
  18. La poesía se realza al envolverla de esperanza, una preciosidad, gracias Rafael.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Unas palabras llenas de esperanza.
    Me encantó tu poema.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Y mirá que hermoso poema te inspira este mal momento que estamos viviendo, siempre hay oportunidad para el lado bueno de las cosas, un abrazo Rafael!

    ResponderEliminar
  21. Reboza amor, esperanza y alegría para enfrentar un nuevo futuro. Gracias. Reconforta leerte. Besos

    ResponderEliminar

Mi foto
Hacedor de versos, creador de canciones e inventor de historias.
Ingeniero de profesión, pero artista autodidacta por amor y vocación, o por lo menos es lo que intento en procura de la conservación de nuestra identidad cultural. Nací en Paz de Río, Boyacá, Colombia, en un 23 de Abril del año 1952. Actualmente, resido en la noble y culta ciudad de Tunja, capital de nuestro hermoso Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos, que en algunas ocaciones, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto acompañado de la guitarra, monto en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo mis amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador con ganas de ser poeta y de mis versos cantor.

Los que vuelan conmigo

Seguir por correo electrónico

Buscar contenido en este blog