viernes, septiembre 27, 2019

LA VOZ DE LA EXPERIENCIA





Todas las mañanas doña Gertrudis, una venerable señora que tiene a sus espaldas casi cien años, nueve hijos, quince nietos y cuatro bisnietos... muy alegre sale de su casa llevando de la mano a su bisnieta de cuatro añitos, camina cuesta abajo el kilómetro y medio hasta la escuelita en la cual estudia la pequeña señorita y regresa de para arriba por el mismo sendero con un garbo envidiable, me mira amablemente cuando nos cruzamos y me saluda con efusividad: –¡Adiós vecinito, que tenga buen día! ¡Dios me lo bendiga! –grita desde el otro lado–. Ejemplo de sabiduría y de bien vivir es la mentada bisabuelita, su adorable sonrisa me alegra cada mañana. Les contaré, en ovillejos, las respuestas que me dio al indagarle por sus secretos para ser tan vital y tan feliz como ella siempre lo ha sido.


PARECERES
(Ovillejos)

I
¿Para conseguir un sueño?
¡Empeño!

¿Si se aleja la esperanza?
¡Confianza!

¿Si el alba oscura se ve?
¡La fe!

Es menester bien lo sé
para lograr los anhelos
tener bajo de los cielos:
¡empeño, esperanza y fe!

II
¿Si hay ambiente negativo?
¡Vivo!

¿Si caigo en el desconsuelo?
¡Vuelo!

¿Si es abrupto el derrotero?
¡Persevero!

Ante todo y de primero
para aguantar costalazos
sin quedar en mil pedazos:
¡vivo, vuelo y persevero!

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2019
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Camino a la escuela
(De la Internet)



19 comentarios :

  1. Me encantó tu poema lleno de energía y sabiduría.

    Besos.
    :)

    ResponderEliminar
  2. Una buena actitut vital.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Bellísimo poema pleno de sabios consejos para un ejor vivir.Saludos

    ResponderEliminar
  4. Hola Rafael. Es precioso el texto, con una carga de esperanzas asombrosa, sobre todo, para superar los baches que nos azota la vida.

    Muchas gracias, me gusta leerte...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Preciosos ovillejos, felicidades.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Qué bien manejas las técnicas de versos, como el ovillejo, que manejó Cervantes, maestro de maestros, para facturarnos estos versos de preguntas, y certeras respuestas. Un abrazo grande, maestro Lizarazo.

    ResponderEliminar
  7. Excelente poema y muy bien ejecutado, te envidio.
    Un abrazo en la lejanía.

    ResponderEliminar
  8. Hay personas así y nos llenan de alegría y esperanza siempre. Nunca envejecen en su interior. Magníficos ovillejos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Esta señora es muy sabia y el poeta un talento afortunado de escuchar de primera mano tanta enseñanza plena de valores humanos...

    Abrazo, Rafael, amigo. Una vez más te felicito.

    ResponderEliminar
  10. Esa bisabuelita es ejemplo de la perseverancia y el trabajo;de la bondad y humanidad que has dejado en tu poema de forma genial
    Cómo se puede crear algo tan perfecto !!!!
    Te felicito!
    Besucos

    ResponderEliminar
  11. Un bonito poema que tendría que escuchar esta viejita señora.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Debe haber quedado feliz doña Gertrudis, estimado Rafael, con tan bello homenaje a su sabiduría y sentido de la lógica para vivir. Ese sentimiento debe haber sido la base para llegar tan bien al centenario.

    ResponderEliminar
  13. Qué profundo y sentido mensaje, Rafael, el secreto de la vida, un abrazo y felicitaciones para Doña Gertrudis!

    ResponderEliminar
  14. Un poema precioso lleno de optimismo y esperanza.

    Un gran mensaje.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Muy pero muy bueno amigo cariños.

    ResponderEliminar
  16. Una entrada maravillosa la de esa anciana que es capaz de desear un día feliz y bendecirte , que pena que ya queden muy pocas personas así, nuestro mundo no está atacado por el cambio climático, está atacado por los hombre que hemos perdido muchos valores morales y cada pais, se mueve hacia el sol que más calienta.

    Si vieras a doña Gertrudis, dala un beso de paete de una española que ha llenado por unos instantes mi alma de luz, paz y felicidad.

    Un abrazo con cariño, Rafael.

    ResponderEliminar
  17. SOBERBIO...Una combinación de acróstico y glosa con un mensaje directo ¿Qué más se puede pedir?

    ResponderEliminar
  18. Me encantó la historia de la bisabuela con su nietita y el poema pracioso. Un saludo amigo.

    ResponderEliminar
  19. Gracias, estimados amigos, por sus visitas, por su constancia y por sus amables comentarios... la amistad mantiene viva la llama de la esperanza.

    Abrazos para todos.

    ResponderEliminar

Información del Autor

Mi foto
Simplemente, un soñador. Ingeniero de profesión, obrero de las letras por heredad, vocación y sincero amor al arte. Hacedor de versos, creador de canciones e inventor de historias. Nacido el 23 de abril de 1952 en la población de Paz de Río, Boyacá (Colombia).

Los que vuelan conmigo

Buscar contenido en este blog