viernes, julio 03, 2020

LAS VUELTAS DE LA VIDA





Los amigos de antaño todavía me dicen ingeniero cuando me saludan al verme pasar. A mí me suena extraño, pues hace un buen rato que no ejerzo dicha profesión, por andar con el embeleco de ser poeta. Sin embargo, me colma de alegría esa bonita manera de tratarme, ya que ellos con su amabilidad me trasportan hasta aquellos lejanos tiempos durante los cuales me desempeñé en los variados oficios de la ingeniería. Por las vueltas de la vida y, debido a uno que otro acontecimiento desafortunado, resolví dejar de lado lo ya construido para aventurarme en un mundo nuevo e intentar realizar el humilde sueño que tenía desde niño... escribir mis ocurrencias y cantar mis sonsonetes. He tenido ventarrones en contra y no ha sido fácil avanzar, pero gracias a Dios he logrado atravesarlos sin morir en el intento. 


360 GRADOS
(Soneto decasílabo con estrambote)

Hace rato no soy ingeniero
porque intento volverme poeta,
es mi brújula un simple tintero
y de norte ha cambiado la meta.

Azimut no le busco al sendero
ni los planos van en mi maleta,
en lugar del trajín caminero
plasmo versos en una libreta.

La plomada, la mira, el jalón,
el nivel, la cartera y la cinta
son recuerdos lejanos de ayer.

Ahora guardo en mi corazón
además de la pluma y la tinta:
de las letras el dulce placer.

 Un hacer...
que disfruto con sumo alborozo
y me inunda la vida de gozo. 

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2020
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Brújula y libro
(De la Internet)


22 comentarios :

  1. Genial amigo poeta, supiste elgir bien.Saludos

    ResponderEliminar
  2. Preciosa elección y más en tus versos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Muy buen soneto Rafael, donde has sintetizado el camino andado. Eso nos ha pasado a muchos. La vida nos a dado giros de 360 grados, pero al final, salimos ganando porque podemos dedicarnos a nuestra verdadera pasión. Qué coincidencias, me pasó exactamente igual...soy ingeniera, por cosas del destino abandoné la carrera y país. Retomé mi pasión la Poesía.
    Abrazo grande Rafael y mi admiración.

    ResponderEliminar
  4. No sé como te fue de ingeniero pero en poesía te doctoraste.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Querido Rafael: Me gustó mucho tu entrada. Claro que eres poeta y bueno, pero también ingeniero. A tí te debe gustar el fútbol y conocer a Manuel Pellegrini, un chileno jugador y gran entrenador internacional. Ha sido llamado siempre como el ingeniero siendo sólo un apodo. Lo han querido y respetado como ingeniero. Si tú lo fuiste realmente ¡cómo sino agradecer que tus amigos te llamen ingeniero?
    Como siempre tu poema es hermoso.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Que hermoso mi amigo Rafael,
    yo pienso que poeta eres y siempre
    lo seras mi amigo, en cuanto a tu
    profesión, jamas la perderás.

    Besitos dulces
    Siby

    ResponderEliminar
  7. Eres ingeniero. El título sigue aunque no ejerzas.
    Opino como Alfred. Eres doctor en poesía.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Rafael. Estamos en igualdad de situación. En mi caso, ejercí por muchos años la medicina veterinaria, pero ahora que soy migrante, decidí aprovechar esta coyuntura para decirle un adiós definitivo a la venterinaria y dedicarme a lo que en realidad es lo mío. La escritura de cuentos. Por cierto Rafael...¡No has leído ninguno de mis cuentos vale!

    ResponderEliminar
  9. Es el camino de la vida, cuando uno toma el sendero que el corazón le dice, sin dudas es más feliz. Y no está nada mal ser el Ingeniero en poesía.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  10. De algún modo todas las personas son duales, todos podemos hacer más de una cosa al tiempo, salvo sorber y soplar. Al igual que tu, el poeta Joan Margarit es arquitecto y profesor emérito de la Escuela de Arquitectura de Barcelona y reciente Premio Cervantes. Así que ánimo, a acaparar premios.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Cada uno es llamado como le corresponde, ingeniero antes y ahora poeta, nombre muy merecido en tu caso, porque ya sabes que este nombre es adjudicado a cualquiera que escribamos una frase debajo de otra.
    Precioso este soneto donde explicas muy bien que el título anterior es recuerdo, siempre nombrado, y el de ahora se encuentra en tu bella pluma con la tinta de tu corazón.
    Un placer la lectura de tu entrada Rafael.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Rafael, puedo entenderte perfectamente. Tengo un hijo en Alemania,que también dirige obras y está todo el día pendiente de planos y proyectos. La vida nos trae nuevas etapas y si son del arte de la poesía, todo un regalo. Es alimento para el alma y vuelo para el espíritu, que en estos tiempos difíciles necesita evadirse y crear su mundo propio.
    Gracias por tu comentario. Te felicito por el ritmo y musicalidad de tus hermosos versos.Te dejo mi abrazo de claveles manchegos.

    ResponderEliminar
  13. Estoy segura de que como Ingeniero fuiste igual de aplicado que como Poeta, Rafael, el alma es solo una, un abrazo!

    ResponderEliminar
  14. Un precioso soneto Rafael y bien es cierto, que has dado a la vida un giro de 360 grados y muy bien conseguido. El arte de ingeniero lo has conseguido en ingeniero del arte poeta.
    Un abrazo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  15. Es muy bello ser poeta.
    Y tú eres muy bueno.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Buenas noches Rafael
    Esas cosas tiene la vida, nos hace transitar diversos caminos.
    Bien quedaría decir el ingeniero-poeta?
    Tienes un hermoso blog.
    Abrazo, Pat
    http://entrelosrincones.blogspot.com

    ResponderEliminar
  17. Nadie abandona lo que es, aunque en la intención varié sus repuestas, ante el duro acontecer y retome una nueva siembra, acaso de metáforas o versos sueltos que abunden en el mejor de los deseos “alcanzar lo mejor sin quemar veleros”…tratando de surcar hacia la mejor luz que brote del universo. Gracias por todo ello. Cuidaros Rafael.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Y la vida de quienes te leemos, Rafael... Deja hoy la ingeniería para los ingenieros, amigo, aunque estoy seguro que fuiste un ingeniero Poeta.

    Abrazos y más abrazos.

    ResponderEliminar
  19. Y de los buenos normas te armastes para plasmar lo auténtico que es lo que perdura en la persona y su valer más intimo queda develado ...además que vas dejando una historia importante registrada de los lugares que habitas y eso tiene un doble valor para la cultura de donde se es.
    Felicitaciones por el camino trazado.

    ResponderEliminar
  20. Que bien has sabido transmitir en éste bonito soneto todo tu sentir...Te comprendo perfectamente, yo también hace años cerré mi etapa de empresária para dedicarme a otros menesteres y aficiones, entre ellas mi afición a la pintura, la lectura y por supuesto a saborear la vida a través de la escritura. La vida tiene muchos caminos y senderos por descubrir, simplemente hay que saber parar, mirar hacia nuestro interior, dejándonos llevar, donde el corazón nos lleve... Un gran abrazo amigo

    ResponderEliminar
  21. Ganaste con el cambio Rafael y nosotros también al poder disfrutar de tus versos.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  22. Qué bonito amigo!!! Feliz de que seas feliz y nos deleites con tus versos. Abrazo grandote

    ResponderEliminar

Información del Autor

Mi foto
Un soñador, simplemente. Hacedor de versos, creador de canciones e inventor de historias. Artista autodidacta por sincera vocación y amor al arte, poeta lírico tradicional e ingeniero de profesión. Paz de Río, Boyacá, Colombia. 23 de abril del año 1952.

Los que vuelan conmigo

Seguir por correo electrónico

Buscar contenido en este blog