jueves, julio 09, 2020

LÚGUBRE DESPERTAR





Me desperté totalmente empapado en sudor, el corazón agitado y la mente nublada sin saber en dónde estaba. Transcurridos algunos segundos conseguí ubicarme y comprendí que había tenido una pesadilla, una horrible pesadilla de esas que uno jamás quisiera padecer. Tal vez, debido a la psicosis que causa el encierro obligado por la pandemia, soñé mi propia muerte y me vi tirado sobre una loza fría, rodeado de amigos y familiares que lloraban mi partida a distancia prudente de mi cuerpo inerte. Entonces, me puse a considerar que la vida pende de un delgado hilo y que, ante todo, debemos agradecer a quienes nos han acompañado en el camino, perdonar a los que nos hayan ofendido e implorar compasión por nuestras culpas y malas acciones... una conciencia tranquila no sufre de pesadillas, decía mi abuelo.


PESADILLA
(Lizaraejoa)*

Anoche tuve un sueño punzante y doloroso
como filosa daga que causa una honda herida,
fue un sueño inoportuno, fatal y pesaroso.

De una dama sonriente y escuálida figura
miráronme sus ojos con fuego incandescente,
en medio de una noche misteriosa y oscura.

Recostose a mi lado, susurrome al oído
y... sentí en la presencia de la desconocida:
sensaciones extrañas que no había sentido.

En medio de aquel sueño posó dentro del alma
el frío de la parca con su estertor presente,
y alejose de pronto mi acostumbrada calma.  

Como filosa daga que causa una honda herida
miráronme sus ojos con fuego incandescente,
y... sentí en la presencia de la desconocida:
el frío de la parca, con su estertor presente.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2020
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Luna misteriosa
(De la Internet)


*Lizara-Rima


18 comentarios :

  1. Un lindo poema, a pesar de basarse en una pesadilla, donde describes la visita de la desconocida.
    A veces soñamos nuestra propia muerte y cuando se logra despertar sentimos ese gran alivio. Como bien lo dices, es el momento de agradecer estar vivo y ser mejores. "Los sueños, sueños son". C d B. Me gustó la construcción del poema.
    Un abrazo amigo

    ResponderEliminar
  2. "Y los sueños, sueños son", que dijo Calderón. Ahora sí, cuando se vive una pesadilla se hace el más real y angustioso de los sueños. Muy bien poetizado, Rafel.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Bello poema para un trágico sueño que al despertar retomas el aliento, un suspiro… y agradeces que solo fue realmente un sueño.
    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  4. Tranquilo, amigo, has exorcizado angustias y tensiones, transformándolas en versos. Tranquilo, Poeta, sigues estando lleno de recursos para todo volverlo poema.

    Abrazo grande, Rafael.

    ResponderEliminar
  5. Terrible pesadilla a la que has sacado partido componiendo tu poema.Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  6. Terrible pesadilla magníficamente narrada. Estamos viviendo tiempos duros. Esperemos que pasen pronto y podamos volver a la vida de antes de esta espantosa pandemia.

    ResponderEliminar
  7. Hay amigo suerte era un sueño y nada mas,abrazo.Pero tu lo haces poesía bendita tu capacidad.

    ResponderEliminar
  8. La propia muerte vista en la distancia séptica de una sala ocupada por los dolientes que abandonamos, nos da la medida de lo en realidad somos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Pese a toda esa incertidumbre de un despertar brumoso, Rafael, en donde extrañas acciones acometen tu sueño y aparece la filosa daga y a ella acompaña la parca, todo un estar inmerso en ese penar que se intentar aliviar desde el perdón en tal condena.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Una noche desperté con la sombra de una mujer de cabellos largos inclinada sobre mí, creí estar despierta, pero abrí los ojos y no había nada, las pesadillas nos alteran, a veces se presentan muy reales, comprendo tu angustia, Rafael, ya pasó, un abrazo!

    ResponderEliminar
  11. ¡Sientiendo ese frio mortecino, cómo no asustarte! Aunwue lúgubre al menos, fue un despertar entre nosotros! ¡Mira si ahora estabas tocando las puertas a San Pedro!

    Un abrazo radiante y luminoso.

    ResponderEliminar
  12. Que hermosa composición Rafael, por el nombre que veo entre paréntesis debajo del título, te pertenece, ya que le has puesto de nombre parte de tu apellido.
    Enhorabuena, está genial, como el tema tan bien desarrollado en esa pesadilla.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Elda, es una estructura que venía trabajando desde hace algún tiempo y al fin logré registrarla a mi nombre. Abajo, al final del poema, está el enlace (Lizara-Rima) en el cual se puede leer lo relacionado con el tema.

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Ya he leído toda la explicación que haces de esta estructura en arte mayor y menor en Lizara-Rima, y eso es hacer poesía, lo demás cuento, y un simple entretenimiento.
      Felicidades poeta.

      Eliminar
  13. Has creado un poema muy bueno sobre un sueño impactante.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Buenos versos, buena rima, rica estructura de la escritura antigua;
    Bien te han servido, para rematar este poema a partir de un tema tan inquietante como lo es la muerte.
    Saludos Rafael.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Una pesadilla que inspira un poema así, es más bien fruto de una inspiración desbordante. Abrazo y gracias por compartirla. Rompimos el embrujo de la parca que huyó hacia otros lares.

    ResponderEliminar
  16. Sueño tenebroso, bien hilado en verso. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar

Información del Autor

Mi foto
Un soñador, simplemente. Hacedor de versos, creador de canciones e inventor de historias. Artista autodidacta por sincera vocación y amor al arte, poeta lírico tradicional e ingeniero de profesión. Paz de Río, Boyacá, Colombia. 23 de abril del año 1952.

Los que vuelan conmigo

Seguir por correo electrónico

Buscar contenido en este blog