lunes, marzo 30, 2020

DESDE EL ENCIERRO





Ahora es cuando comprendemos muchas cosas: ahora es cuando le damos el valor que se merecen la vida y la familia, ahora es cuando comprendemos que la unión hace la fuerza y que en las cosas más sencillas está la felicidad, ahora es cuando comprendemos que lo material es un lujo pasajero, que lo verdaderamente importante son los valores espirituales y el amor que nos abraza en nuestro humilde hogar. Tal vez, cuando se vaya la niebla y brille otra vez la luz del sol, se abran las jaulas y podamos volver a volar libremente para abrazarnos mucho más fuerte que antes. Pero, si tenemos que partir, agradecer por lo vivido e irnos en santa paz... esperando que la misión se haya cumplido.  


ACIAGOS DÍAS

¿De qué más escribir en estos días
cuando la muerte ronda silenciosa,
sino de las angustias tuyas, mías
tras esta cuarentena dolorosa
que incuba una rutina misteriosa
llena de penas y melancolías?

La humanidad cruelmente amenazada
por una enfermedad incontrolable,
bien sea natural o propiciada
por la tanta conducta reprochable
motivo del dolor incalculable
que sufre nuestra tierra maltratada.

¿De qué más escribir en estas horas
cuando la incertidumbre nos rodea,
sino de la tristeza en las auroras
al sentir que no tiene panacea
el mal que sin control se pavonea
con ínfulas que son devastadoras?

Roguemos al Señor que nos ampare
trazando nuestro rumbo con su mano,
y... si acaso la barca naufragare
podamos bajo el sol de lo mundano
entender la partida del hermano
y sufrir el dolor que nos depare.

¿De qué más escribir en los momentos
cuando vemos oscuro el porvenir,
sino de las tormentas y los vientos
inclementes que intentan destruir
lo poco que nos queda por vivir
causando innumerables sufrimientos?

Pidamos de rodillas el perdón
por todos los pecados cometidos,
pidamos el perdón de corazón
rogando que seamos bendecidos
para que Dios nos de la absolución
al vernos suplicar arrepentidos.

Tal vez estando unidos
  en la fe, la esperanza y el amor...
se apiade de nosotros el Señor.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2020
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Enjaulados

@paolalizarazo

23 comentarios :

  1. Me ha emocionado mucho tu poema y no me avegüenza decir que he llorado y junto a tí pido a Dios nos perdone todo el mal que hemos hecho y nos ayude a superar esta terrible pesadilla que ya va matando a cantidad de gente, lo de estar en casa sin salir es lo de menos, hay que pensar en todos aquellos que lo están pasando tan mal en los hospitales y en todas esas personas que fallecieron. Todos unidos recemos a Dios y a nuestra Madre que esto pase pronto.Un cordial saludo, cuidaros mucho y permanecer en casa por el bien común.

    ResponderEliminar
  2. ¿Sabes? Le pido al Señor que no me deje partir de acá, sin haber cumplido la misión que él me encomendó...La de ver publicado mis libros. Por eso le pido a mis amigos que me ayuden aunque sea a leerlos...Eso te lo pido a ti ¿Puedes leer mi libro de cuentos?...Te voy a enviar mi correo para que me escribas y yo te lo envío ¿cuento con eso?

    ResponderEliminar
  3. Y no perdamos la esperanza.
    Lo superaremos.

    ResponderEliminar
  4. Qué maravilla de poesía amigo. Todo lo que no puedo expresar lo pusiste tu con gran maestría. Deseo que todo esté bien en tu vida. Salud, paciencia, humor y muchas bendiciones para ti y tu familia.

    ResponderEliminar
  5. Me ha gustado mucho tu poema. Y me uno a el de todo corazón.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Cuánto dicen sus versos, Rafael, de estos aciagos días que vivimos. Queda claro que el afán d éxito, arribismo, competencia y producción a ultranza que socava la tierra y sus recursos de manera irracional, gtiene mucho que ver con esta pandemia. UNa sociedad febrilmente afincada a lo material, que desheredó lo humano se viene abajo. UN abrazo desde mi cubil, amigo. Carlos

    ResponderEliminar
  7. Todos escribimos sobre lo mismo y es que lo tenemos encima, nos afecta por igual a todos sin distinción de edad ni sexo. Esperemos que nos lo tomemos como una lección. Bonito poema es de los que llega al alma. Abrazos

    ResponderEliminar
  8. Que Dios nos ayude y acabe todo pronto.
    SAludos.

    ResponderEliminar
  9. Ahora es cuando de verdad se valoran muchas cosas a las que no damos importancia en otros momentos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Sabes lo peor de esto que es amigo Rafael, normalmente no nos acordamos de Dios, siempre en situaciones límites es cuando recurrimos a Él. Por desgracia, hemos ido poco a poco destruyendo los valores fundamentales de la vida y destrozando la propia naturaleza. Esperemos que esto sirva de una vez por todas de escarmiento y retomemos la sensatez dejando al margen todo lo superfluo y centrándonos en lo humano.
    Tu poesía es preciosa me ha encantado.
    Un abrazo desde Alicante-España y cuidaros.

    ResponderEliminar
  11. Hola Rafael…Todo lo que acontece (como entre líneas dices) es un tanto punible o fruto de la circunstancia, de un descuido intencionado o alevoso que por múltiples e insospechadas vías se asienta, para frenar los impulsos vitales, cuando estando el receptor sensible y debilitado se acrecienta su deterioro…Hagamos preces para evitarlo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Sabjos versos, Rafael. Poesía que provoca la reflexión, que advierte, poesía que sin embargo también esperanza para lo que inevitablemente viene. Un cambio inédito que ojalá nos haga definitivamente humanos.

    Abrazo Poeta!!

    ResponderEliminar
  13. Lleno se sentires tu poema. No hay que perder la esperanza. Espero estés bien, saludos amigo.

    ResponderEliminar
  14. Que buena elección de palabras para definir el ahora y manifestar los sentimientos de muchos. Te Leo y siento que me han prestado las palabras al ahora.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. Precioso poema lleno de verdades pero triste. Estamos inmerso en algo desconocido y por eso la desazón, y más por las muertes, pero como nosotros no somos imprescindibles hay que mantener la calma y la esperanza estando aislados y cumpliendo con las recomendaciones que nos dan desde sanidad. NO nos podemos quejar aunque estemos en casa recluidos, tenemos de todo para pasar el día de una forma agradable, solamente es triste pensar en todas las personas que nos cuidan desde sus trabajos y están muy expuestos a esta enfermedad. Para ellos va todos mi cariño y agradecimiento.
    Todo llega y todo pasa, esperemos lleguemos a buen fin, y eso deseo para ti y tu familia y amigos.
    Un abrazo Rafael.

    ResponderEliminar
  16. Un abrazo para ti.
    Una oración linda.

    Bs.

    ResponderEliminar
  17. Amigo Rafael, soy Juan Tarrero de unjardinsostenible.com te envío por comentarios este mensaje, no hace falta que lo publiques, al comprobar que no tienes un correo para poder dirigirme a ti lo hago por este conducto.
    Hace unos meses he creado un pequeño blog sobre frases y pequeños poemas mayormente relacionados con la naturaleza, aunque soy de Ciencias Empresariales y no de letras me he aficionado últimamente a los poemas y hago algún que otro pinito. Te mando este escrito porque sería todo un honor y un placer si pudieras visitar ese blog y quedarte al propio tiempo por él, te lo agradecería enormemente. Agrego tu blog a este nuevo mío, se llama retazosmios.com
    Agradecido de antemano te mando un cordial saludo y sobre todo cuidaros de este maldito virus que tanto daño está causando en mi país España-(Alicante)

    ResponderEliminar
  18. En estos tiempos comprendemos que las crisis son oportunidades, las familias se han reencontrado, un abrazo Rafael!

    ResponderEliminar
  19. Necesitamos palabras como las que nos traes Rafael.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  20. Pidamos a Dios... Hace falta se expanda el amor. Y que el ser humano vuelva a ser sensible.
    Recibe mi cariño fraterno.

    ResponderEliminar
  21. Un gran abrazo amigo,a seguir cuidándonos todos venceremos,abrazo.

    ResponderEliminar
  22. En esta bellísima sencillez de tus versos la Palabra se hace Luz, Rafael! Gracias.

    ResponderEliminar

Mi foto
Hacedor de versos, creador de canciones e inventor de historias.
Ingeniero de profesión, pero artista autodidacta por amor y vocación, o por lo menos es lo que intento en procura de la conservación de nuestra identidad cultural. Nací en Paz de Río, Boyacá, Colombia, en un 23 de Abril del año 1952. Actualmente, resido en la noble y culta ciudad de Tunja, capital de nuestro hermoso Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos, que en algunas ocaciones, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto acompañado de la guitarra, monto en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo mis amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador con ganas de ser poeta y de mis versos cantor.

Los que vuelan conmigo

Seguir por correo electrónico

Buscar contenido en este blog