jueves, marzo 19, 2020

EN TIEMPOS DE PANDEMIA





La humanidad tentada por el demonio de la avaricia ha buscado desde tiempos inmemoriales alcanzar los cielos para usurpar el poder Divino. Desde la Torre de Babel hasta los viajes interplanetarios o la manipulación de los genomas para interferir en las leyes naturales de la vida: el hombre intenta sin miramientos lograr hasta lo imposible arrastrado por el ansia del arrogante poder que otorga el dinero. Pero cuando el Supremo Creador nos pone a prueba, nos damos cuenta de que ante sus designios de nada sirven el poder y el dinero, pues una catástrofe natural o un pequeño virus invisible a nuestros ojos, pueden acabar con nosotros en un santiamén. Somos vulnerables criaturas de Dios, dependemos de su bondad para poder vivir en este universo infinito... todo es efímero ante la muerte.


AVARICIA

Tras cada giro nace y muere el día
en el reino, por siempre soberano,
del Creador que de su Santa Mano
todo lo ofrece con sabiduría.

La democracia cual la monarquía
son vanidades del poder mundano,
pues ante el Dios de todo ser humano
de nada vale tanta idolatría.

No somos nada, somos simplemente
criaturas del Señor Omnipotente,
mas la avaricia y el absurdo encono

hacen mal uso de dinero y ciencia
al buscar con maléfica inclemencia:
subir al cielo a expoliar el trono.

Angustia y abandono
se ven a diario por soberbias poses,
de los impíos que se creen dioses.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2020
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Planeta tierra
(De la Internet)



19 comentarios :

  1. Creo que el planeta tierra se a hartado de nosotros y nos envía un serio advertimiento.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Ójala y no hubieras tenido motivo para escribir tan triste y real poema.No somos nada y nos hemos creído dioses para ahora recibir lo que nos merecemos.Que Dios nos ayude a superar y vencer a este maligno "bicho" que tantas muertes está ocasionando.Saludos desde el encierro obligatorio por el bien común.

    ResponderEliminar
  3. Una profunda reflexión, Rafael, de cada uno de nosotros depende la evolución del virus, debemos ser responsables y acatar las instrucciones de los especialistas, un abrazo solidario!

    ResponderEliminar
  4. Oportuno el poema, y enjuiciador, pues no es descartable, que haya sido de etiología experencial. UN abrazo. carlos

    ResponderEliminar
  5. Reflejas la cruda realidad de nuestro tiempo en tus versos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Cuando la realidad nos abofetea queremos recuperar lo perdido , pero con suerte solo tenemos tiempo de mejorar el futuro, nos has hecho reflexionar y nos hacía falta. Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. El hombre anda perdido, Rafael. La poesía tiene también la tarea de hacerlo volver a encontrar el rumbo.

    Abrazo admirado, Poeta.

    ResponderEliminar
  8. Dices muy bien, Rafael, con tino y con contundencia; pues de tanta reverencia se nos olvidó quién es el autor de la vida y quién es pura pantomima.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Hola Rafael, ante el mal no hay criterios equivocados, todos hemos de aportar lo necesario para erradicarlo allí donde este o se genere y con todo ello y así deferentes, seguir latiendo con SOLIDARIDAD. Gracias por tu aporte.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Realista y estupendo verso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Pura verdad.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Un poema muy real para estos días que estamos pasando, y con la esperanza de que no se alarguen mucho. Cuídate.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Así estamos amigos, algunos asombrados, otros asustados, otros esperanzados. En esta cuenta no hay resultado posible, cualquiera puede fallar, incluídos y primero los políticos y sus diferencias, sus apetencias y sus fallos... Rápido o lento el destino tendrá el número final... Como siempre. Un abrazo alentando a cada Ser Humano a cumplir con este deber supremo que es la Vida. Beso

    ResponderEliminar

  14. Buenísimo, trovador. El mundo es una pelota al borde de un abismo. Una patadita o un soplo de viento y zas, la Nada... O el Todo...

    Abrazo y besos pata todos, ya sabes...

    ResponderEliminar
  15. El primer pecado registrado en la Biblia es la soberbia...Pues bien...ahora tenemos esto...Dios se apiade de nosotros

    ResponderEliminar
  16. Es cierto que ante Dios, toda idolatría es polvo y humo.
    Preciosos versos que te hacen pensar.
    Estos días estamos todos muy sensibles y nos sobran las razones para estarlo
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Rafa, la mala noticia es que nuestro colega, el chileno Esteban Lobo, falleció ayer domingo 22. Pasa por su blog por fa

    ResponderEliminar

Mi foto
Hacedor de versos, creador de canciones e inventor de historias.
Ingeniero de profesión, pero artista autodidacta por amor y vocación, o por lo menos es lo que intento en procura de la conservación de nuestra identidad cultural. Nací en Paz de Río, Boyacá, Colombia, en un 23 de Abril del año 1952. Actualmente, resido en la noble y culta ciudad de Tunja, capital de nuestro hermoso Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos, que en algunas ocaciones, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto acompañado de la guitarra, monto en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo mis amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador con ganas de ser poeta y de mis versos cantor.

Archivo por etiquetas

Los que vuelan conmigo

Seguir por correo electrónico

Buscar contenido en este blog