viernes, septiembre 21, 2018

EL AMOR ES EL MOTOR






El amor el la única fuente de felicidad, con amor podemos hacer que la vida sea color de rosa sin importar las espinas; con amor podemos andar por los senderos más pedregosos haciendo de cada tropezón una nueva enseñanza para lograr sortear los obstáculos que se sigan atravesando en el camino y, de esta manera, impedir que nuestros anhelos se vean truncados. El amor es el motor, el amor es la fuerza que nos impulsa cuando el rumbo perece estar perdido; con amor todo es posible, absolutamente todo... más aún con el amor a los hijos, el amor a nuestros retoños, ese amor que nos llena de felicidad y que sin importar las circunstancias sigue latente en el alma.


A MI HIJO
(En sus 33 años)

Tiene él la mitad de mis años,
es muy joven aún, yo soy viejo;
y a pesar de sufrir desengaños
su optimismo me deja perplejo.

Lo he visto crecer y elevarse
como blancas palomas al vuelo;
lo he mirado caer, levantarse
y volver a rodar por el suelo.

Que le ofrezcan sincero cariño
donde quiera que vayan sus pies;
y conserve su alma de niño
en el hoy, el mañana y después.

Le deseo amor y alegría
entre abrazos y franca sonrisa;
y que sea feliz cada día
mientras pasa la vida sin prisa.

Que su ruta la siga alumbrando
esa luz que nos brinda la fe;
y no vaya por ahí tropezando
con las piedras que yo tropecé.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2018
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Rafael Orlando y Tania.
Del álbum familiar.



30 comentarios :

  1. Magnífica desiderata, Rafael, poeta siempre puro sentimiento, más en este caso que se trata de un crío. En buena hora.

    Abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Un bello poema para dedicar a tu hijo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Ess bellíssimo y de enorme sentimiento, tu hijo debe ser un buen hijo. Tiene toda la vida por delante y el espejo de su padre para mirarse en él mientras camina por su vida.

    Enhorabuena, Rafael.

    Abrazos.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Bellísimo poema , me ha emocionado ver que hay muy buenos padres cómo tú que son capaces de escribir versos tan llenos de Amor hacia el hijo.No todos los padres son así.Saludos

    ResponderEliminar
  5. Sabias metáforas enhebras amigo Rafael, para ese retoño que ya se abre paso y deja a su vez de su cosecha... ese abrazo que al abuelo le hace sentir tanta dicha, porque con ello la vida tiene ese gran caudal de bonanzas que como bien dices en la introducción solo con el amor y desde el amor se alcanza.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Tienes el privilegio, Rafael, de la inspiración fácil, aunque sea para reseñar el vuelo de una paloma. Con mayor razón para hablar de las alas propias de tu hijo.

    Abrazo austral.

    ResponderEliminar
  7. Que bellos deseos le has versado, ojalá se le cumplan todos, tiene ojos de buena persona. Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Que así sea como dices en estas cuartetas llenas de sentimiento.
    Preciosas todas y cada una de ellas, él estará muy orgulloso de su padre igualmente.
    Bonita estampa con tu nieta supongo,muy hermosos los dos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Un poema con muchos sentimientos,cariños.

    ResponderEliminar
  10. Rafael, tu hijo es el resultado de la crianza que recibió de sus padres, o sea que sos parte de su modo de ser y ver la vida, sentite orgulloso y disfrutá con él de sus logros, ya no te sentirás triste, un abrazo!

    ResponderEliminar
  11. Todo lo mejor para tú hijo y familia.

    Abrazo tocayo.

    ResponderEliminar
  12. Una poetica dedica, colma di affetto e grande dolcezza
    Buona domenica,silvia

    ResponderEliminar
  13. Un bellísimo poema.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Así es, Rafael, lo mejor para los hijos, más cuando ya han tomado vuelo. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  15. Sinceramente de sacarse el sombrero, un abrazo (precioso post).

    ResponderEliminar
  16. Sin duda el amor es el motor de nuestra felicidad. Aquí una prueba, de versos que los dictó el sentimiento.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  17. ¡Qué lindo poema has creado y qué buenas razones has tenido para hacerlo! Me siento contento de conocerte. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Que siga en la buen camino y que tu puedas seguir disfrutando de los recuentros.
    Un feliz día.

    ResponderEliminar
  19. Muy hermoso el poema dedicado a tu hijo.Seguro que siempre tendra presente el amor y los consejos de su buen padre.
    Te doy las gracias por tu amable comentario en mi humilde blog
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Versos con mucho sentimiento. Precioso

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Pues que así sea; la felicidad de los hijos hace que el hacernos viejos valga la pena.
    Hermoso poema que llega al corazón a quienes tenemos hijos.
    Besos

    ResponderEliminar
  22. Muñoz Rojas, un poeta español del siglo XX, nos dejaba este pensamiento: Todo lo mueve algo que, si no fuera el amor, no sería nada.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Todo nes aprendizajes sin dudas
    y que valiente y fuerte se hace en el camino ,asumiendo su propia existencia
    seguro su ejemplo eres tú, que al caerse no queda más que levantarse
    y seguir avanzando...ojalá los jóvenes entendieran eso tempranamente
    y no existiría tanto desastre por delante para ellos y los que estés a su lado.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Bello poema para el Amor más grande.
    Después de mi largo descanso vengo a visitarnos poco a poco a todos.
    Un placer leerte.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Ellos,los hijos,son lo más grande que nos ha ocurrido y como tal queremos siempre lo mejor para ellos.Tus versos así lo expresan,con ese amor infinito de padre,como no podía ser de otra forma.

    Abrazos Rafael

    ResponderEliminar
  26. Estupenda dedicatoria a tu hijo con brillantes líneas versadas.

    Felicidades y te remito un abrazo desde mi tierra.

    ResponderEliminar
  27. Muchas gracias, estimados amigos, por sus amables y agradables comentarios.

    Abrazos.

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, pero artista por vocación (o al menos eso intento) en pro de la conservación de nuestra identidad cultural. Nací en Paz de Río, Boyacá, Colombia en un mes de Abril del año 1952 y actualmente resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro hermosos Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, algunas veces, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto acompañado de la guitarra, monto en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo mis amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador con ganas de ser poeta y de mis versos cantor.

Archivo por etiquetas

Buscar en este blog