domingo, mayo 13, 2018

RECORDANDO A MAMÁ...





Tengo solamente bellos recuerdos de mi madre tan querida. Yo era muy apegado a ella, era su niño consentido, de su mano yo me sentía el dueño del  mundo, nada podría pasarme estando en su regazo. Cuando tuvo que dejarme en el pueblo para continuar con mis estudios, ya que en su escuelita no había sino hasta tercero, se me vino el mundo encima y el miedo era mi diario compañero. De vez en cuando me lograba escapar y "colinchado" en una volqueta de las que trabajaban en las minas, llegaba hasta la vereda de Chitagoto, donde ella enseñaba… y con sus dulces mimos terminaba mi triste penar.


MADRE

Para el verdadero amor
no hace falta ir a la luna,
se halla en una bella flor
y tenerla es gran fortuna.

Es ternura y es candor
desde nuestra propia cuna,
no hay en ella ni un rencor
y como ella sólo hay una.

El amor que nos ofrece
nuestra madre consentida
como velita se prende,

es luz que nunca fenece
y… por eso en esta vida:
ni se compra ni se vende.

Y por ende,
para la que está en el cielo,
mi recuerdo y mi desvelo.



__________________

Derechos Reservados Copyright © 2018
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Con mi madrecita.
Del  álbum familiar



24 comentarios :

  1. Una meravigliosa e sentita dedica alla propria mamma,figura insostituibile della vita, che ricorre sempre nei nostri pensieri più profondi
    Versi piaciutissimi, un caro saluto,silvia

    ResponderEliminar
  2. Que hermoso y emotivo poema a tu madre, no has podido hacerle mejor homenaje.Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  3. Muy emotivo y hermoso poema, para recordar a tu querida madre. Muchas añoranzas y recuerdos los que trasmites en esta entrada. Seguro que esa foto, es todo un tesoro para ti.

    Abrazo tocayo.

    ResponderEliminar
  4. Solamente me uno a tu homenaje. Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  5. Poema que me toca particularmente. Poema escrito con admirables sentimientos, Rafael, y con esa cadencia musical tan tuya.

    Me has encantado una vez más. Abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Precioso soneto para recordar a esa persona tan especial de tu vida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Muestras todo el amor que le tenías a tu madre en este sentido y hermoso soneto.
    Su huella también pervive en la mía que ya no está.
    Toda una vida no es suficiente para poder compensarlas.
    Muy emotiva entrada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Bello día para recordar a tan distinguida matrona.

    Fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  9. Un lindo recuerdo y bonito homenaje a tu mamá, que siga siempre en tus pensamientos, un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Siempre en el recuerdo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Un cariñoso saludo para todas las mamás que festejan su día por aquellos pagos, y para vos Rafael, mi solidario sentimiento de amor por la tuya, un abrazo!

    ResponderEliminar
  12. Un homenaje a tu madre lleno de ternura,
    amor y añoranza. Bendita sea su memoria.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Un emocionante y bello poema para un recuerdo tan dulce y entrañable.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Emocionante y bello poema en honor al recuerdo de una madre ese tesoro que llevamos en nuestra alma, esa energía no se pierde.
    Feliz día Rafael.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Un bello y tierno sonetillo que me ha encantado leer Rafael.
    Siempre es un placer visitar tu blog y trata de aprender de tus hermosos poemas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Cuando los versos salen desde lo más profundo del alma de los poetas, como en este caso en particular Rafael, irradian emoción y contagian humanidad.

    ResponderEliminar
  17. Y es que una madre es todo porque da la vida, también el consuelo, la luz, la esperanza.
    Un sentido y bello homenaje Rafael. Un abrazo Juan.

    ResponderEliminar
  18. Rafael, ella desde el cielo te bendice y te apoya...La sincronía entre cielo y tierra es una realidad, amigo...Ambos estáis unidos en el amor por siempre.
    Mi felicitación y mi abrazo por tu entrañable poema.

    ResponderEliminar
  19. Rafael, has sido muy afortunado de tener una madre así, este recuerdo continuará por siempre en tu alma, y sus palabras, pasarán a tus hijos y nietos, como un bálsamo que cicatriza las heridas de la vida.

    Un abrazo
    Ángeles

    ResponderEliminar
  20. Rafael, mi mamá, también está en en ese lugar del silencio definitivo, pero en la lección que deja tu poema, a las madres se les sigue queriendo como si estuvieran vivos. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  21. Lo maravillosa madre de cada quien es un faro en nuestra vida
    aunque ellas se van
    su querer sigue latiendo.

    ResponderEliminar
  22. ...Y allá donde esté te sonreirá mimosa y complacida.

    ResponderEliminar
  23. Nunca se olvida un ser de luz así, tus letras emocionan, en mi caso son 3 años de ausencia y todavía ahora cuando la recuerdo, siento un escalofrío dentro de mi. Mi abrazo!!

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, pero artista por vocación (o al menos eso intento) en pro de la conservación de nuestra identidad cultural. Nací en Paz de Río, Boyacá, Colombia, en un 23 de Abril del año 1952. Actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro hermoso Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto acompañado de la guitarra, monto en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo mis amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas un bohemio soñador, con ganas de ser poeta y, de mis versos, cantor.

Archivo por etiquetas

Buscar en este blog