jueves, mayo 10, 2018

COMO LAS CASITAS VIEJAS





Las personas con el paso de los años nos vamos convirtiendo en algo parecido a las casas viejas que,  derruidas por el tiempo se quedan solitarias, silenciosas, misteriosas y únicamente habitadas por la pesadez de la melancolía o por extraños fantasmas que nadie logra ver, pero que rondan por todos los rincones. A fuerza de su propia porfía se mantienen en pie esperando la muerte con la frente altiva, sin desfallecer, atesorando en el silencio la soledad de sus recuerdos. Son casitas ya olvidadas, tal cual aquellas gentes que las habitaron y que poco a poco fueron yendo calladamente, como si nada.


AFLICCIONES
(Jotabéjo)

I
A través de la senda pavorida,
  cercano ya el ocaso de la vida…

entre las sombras del pasado añejo
que ocultan de alegrías el reflejo;
al torpe caminar de un cuerpo viejo
soporta el hombre, con amargo dejo,

sobre su ser cual bóveda sombría:
la pesadez de la melancolía.

  Cercano ya el ocaso de la vida…
soporta el hombre, con amargo dejo,
la pesadez de la melancolía.

II
La pesadez de la melancolía,
  lejano ayer de juvenil porfía…

triste penar, camino ensombrecido
que indolente signara el tiempo ido
a un corazón añoso y dolorido;
tiempo fugaz, que se tiñó de olvido,

bajo cobrizas nubes en el cielo:
con el último adiós de su pañuelo.

  Lejano ayer de juvenil porfía…
tiempo fugaz, que se tiñó de olvido,
con el último adiós de su pañuelo.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2018
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Casita de teja.
Caminantes Belencito.



20 comentarios :

  1. Bonitos versos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. El tiempo nos devora en un abrir y cerrar de ojos. Y es como esa analogía con una casa.
    Hermoso lo planeaste.
    Un abrazo de anís.

    ResponderEliminar
  3. Excelente metáfora del cuerpo que guarda nuestras almas. Por cierto ¿de dónde sacaste esa foto tan buena?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un amigo, que es caminante, me la prestó. Es por aquí en los alrededores rurales.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hermosos poemas que nos recuerdan lo fugaz de la vida.Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  5. Las casas duran un poco mas que sus inquilinos, en ellas queda su olor, su huella, el humo impregnado, las risas por las esquinas, las lagrimas y los lutos. Nosotros seguimos su camino. Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Estos poemas se basan en el Jotabé, pero el terzo final se forma con el último verso de cada una de las estrofas anteriores, a semejanza del ovillejo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y su composición es de una muy alta complejidad.

      Eliminar
  7. Lo has dicho muy bonito,abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Conmovedores versos de tiempos idos, de gentes que pasaron desconocidas, de casas viejas también hechas de historias condenadas a deshacerse vacías...

    Te felicito, Rafael.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Nell'ultima parte dell'esistenza, la malinconia di tempi giovanili sembra prendere il sopravvento, perchè la vita si assottiglia molto, di quegli interessi vivaci, che trasmettono una gran carica
    Cari saluti,silvia

    ResponderEliminar
  10. Así se va dejando un pasado lleno de recuerdos y objetos encerrados en aquellas casas vendidas o abandonadas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Impecable, bello, certero, Rafael. Claro que a tu edad, bastante más "joven" que la mía, creo que debieras ser algo más benigno para contigo mismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es, mi estimado amigo Esteban, algo así como lo que empiezo a sentir a estas alturas del partido: sesenta y seis años son "bastante" menos que ochenta y dos, pero vea usted como es la vida, con estadio lleno y me siento solo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Más allá de lo triste del mensaje, tu poema es realmente conmovedor y bello, Rafael, un abrazo!

    ResponderEliminar
  13. Bellísimo, otra etapa de la vida por la que transitar. Los recuerdos se hacen nostalgia pura que pintas en versos jotabé con maestría. Estamos juntos en el recorrido. Abrazo grandote

    ResponderEliminar
  14. Excelentes jotabéjo enmarcando sentidos poemas para esta edad en la que ya muchos estamos y que me llegan directamente. Un gran aplauso y felicitación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado amigo, me alegra saber que le han gustado los poemas.

      Agradezco su amable comentario.

      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Soberbio amigo mío. Además, la composición de un Jotabéjo no es nada sencilla y requiere de un gran dominio de la poesía. ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  16. Así es, el tiempo como a las casas, nos pone viejos, y en estado de añoranza, que también es un bello sentir. UN abrazo. carlos

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, pero artista por vocación o, por lo menos, eso intento en pro de la conservación de nuestra identidad cultural. Nací en Paz de Río, Boyacá, Colombia, en un 23 de Abril del año 1952. Actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro hermoso Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto acompañado de la guitarra, monto en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo mis amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas un bohemio soñador, con ganas de ser poeta y, de mis versos, cantor.

Archivo por etiquetas

Buscar en este blog