sábado, abril 01, 2017

MOTIVO DE MIS NOSTALGIAS





Cada árbol que florece, cada esquina, cada casa, cada hecho cotidiano me sumerge, sin remedio, en una nostálgica comparación entre lo que era mi pueblo de antes y lo que es ahora después de tantos años. Lleno de añoranzas, recuerdo las calles polvorientas, las casitas de teja, la iglesia de hojalata, la escuelita de Doña Chucha, la agencia de los buses, los billares de Don Rosendo, las rockolas, el pan de Las Natalias, el pitido del tren, el Café Costeñita, el hollín de las estufas, el Puente de Badanique y los hondos pozos de la Motobomba o de la Picachuda donde solíamos nadar. Aferrado a mis recuerdos, trato de mantener vivos los valores de antes, de cuando era un muchacho vigoroso y soñador.

Regresar a mi tierra es todo lo que ansío,
y morar para siempre allá en mi Paz de Río.


CALLECITAS

Por estas mismas calles di mis primeros pasos,
por estas mismas calles que me vieron crecer;
calles de mis ayeres, también de mis ocasos,
quisiera que mi infancia volviera a florecer.

Callecitas de antaño, de recuerdos escasos,
que conservo en el alma con todo mi querer;
no importarían golpes ni penas ni fracasos,
si en mi pueblo querido volviera yo a nacer.

Volver, volver quisiera, pero cruel es la vida
y mi esperanza, toda, parece estar perdida;
volver, volver quisiera a ver entre raíces

la verdadera herencia de mis antepasados.
  Volver, volver quisiera tras huellas y legados...
para vivir de nuevo los años más felices.

___________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Calles de mi pueblo
Carlos A. Lizarazo


32 comentarios :

  1. Algunos tuvimos la fortuna de permanecer y lograr hacer nuestras vidas acá, y luchar para que este pueblito se mantenga vivo a pesar de todos los problemas que hemos tenido, y es bueno saber que los que crecieron acá deseen siempre un día volver.

    ResponderEliminar
  2. Siempre volvés Rafael, al recordar con nostalgia y ternura estás volviendo, un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. ¡Cuánta nostalgia emanan tus versos Rafael, ¿qué tendrá ese pueblito que vio nuestra infancia y que está intacto en la memoria de nuestra alma...?
    Me identifico con tus sentimientos, porque yo también lo vivo así, tuve que emigarar de él siendo una niña, pero en sus calles y sus casas, se han quedado por siempre una parte de mi vida.
    Te felicito por tu poema, me has emocionado Rafael.

    Un abrazo con cariño.
    Ángeles

    ResponderEliminar
  4. Precioso alejandrino.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hola Rafael , mucho tiempo hacia que no pasaba por tu bello rincón , la verdad es que he estado algun tiempo desconctada , y por fin vuelvo a retomar el blog , vengo a visitarte y a saber de vos y de su encantadora familia , ¿ Y su nietita que tal esta , seguro que esta bellisima ? en cuanto a la entrada de hoy es preciosa , como todas las que aquí publicas pero esta tiene un encanto especial , ya que son recuerdos de niñez de una tierra que te vio nacer y crecer , y que en muchos caso también te vio partir a otra ciudad o país , aquí tenemos un dicho que dice algo si como " El pueblo que te vio nacer , es el pueblo que te hara llorar " y que razón tiene ese dicho , por lo menos en referencia a mi familia y a mi publo , yo tube que irme a otro pueblo y dejar el mio por temas laborables de mi padre ,yo de pequeña vivia en el Puerto de Sagunto valencia y me tube que ir a vivir a Benidorm Alicante , que es donde yo vivo actualmente , y tiene una distancia de 170 Kilometros aproximadamente , y la verdad es que me vienen esos mismos recurdos y son muy intensos y melancolicos , te deseo un feliz fin de semana , besos de Flor .

    Pd , Me alegro mucho de leerte de nuevo amigo mio , cuidate mucho y también cuida a esa linda familia tuya que son un encanto , dale muchos besos a esa bella nieta tuya , chao amigo noos leemos pronto ;)

    ResponderEliminar
  6. EXCELENTE SONETO, PARA UNA GRAN CANCIÓN.
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  7. Un hermoso soneto donde la nostalgia resbala por cada verso.
    Son recuerdos muy tiernos todos los que tienen que ver con la infancia y la juventud.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Precioso y nostálgico.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Recordar es regresar, le has escrito una dedicatoria preciosa, nuestro lugar de nacimiento es siempre parte de nosotros allá donde estemos. He escuchado en las noticias que ha habido inundaciones muy graves, espero que estéis tu y todos los tuyos bien. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ester. Las avalanchas e inundaciones fueron al sur del país, yo vivo en la zona central, pero la tragedia en Mocoa (Putumayo) fue muy grave, hay más de un centenar de muertos, muchos heridos y desaparecidos.

      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Lástima que todo va cambiando. Si bien con muchas más comodidades, pero jamás con aquella calidez y tantas cosas más.
    Preciosa tu manera de decirlo.
    Otro abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Un poema lleno de añoranza! ah! esos años felices!

    UN abrazo, Rafael

    ResponderEliminar
  12. Hola Rafael, yo creo que a todos los que vivimos lejos del lugar donde nacimos y crecimos nos vienen esos bonitos recuerdos llenos de añoranza como a ti, siempre que puedo voy a mi pueblo y digamos que recargo las pilas hasta la próxima vez, me encanta ir y empaparme de los recuerdos, precioso lo que has escrito y que me siento muy identificada.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Pois é, caro Rafael, essa atração pelas ruas de sua cidade, como está no poema, eu também tive, desde a adolescência. O tempo passou, as ruas lá estão, mas quase todas as casas que gostava desapareceram. Resta o consolo de escrever sobre elas.
    Um abraço

    ResponderEliminar
  14. Bello, excelente, nostálgico y entrañable Soneto, amigo poeta Rafael.Me encantó.Felicidades y besos.

    ResponderEliminar
  15. Mi querido amigo, todo ha cambiado tanto...Solo nos queda el recuerdo de nuestra infancia, todo era más sencillo, si hoy regresara a mi ciudad natal, no la reconocería.
    Excelente poema lleno de lo que tú eres.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Que bien te comprendo Rafael, pues a mi me pasa lo mismo me gustaría encontrar en mi pueblo lo que yo viví de pequeña, tan solo me quedan las viejas fotografías de lo que fueron aquellas calles y tiendas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Muy hermosas tus letras, llenas de esa sensibilidad tuya tan especial.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Tenemos el mismo sentir, mi querido Rafael.

    En estos días le decía a mi mujer algo similar respecto a mi amada Pereira.

    Un abrazo inmenso con saber a café y a changua.

    ResponderEliminar
  19. Lleno de Nostalgias, evocaciones y Recuerdos que siempre se mantendrán vivos en nuestras Memorias.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  20. La nostalgis de un pasado que a nuestro pesar ya nunca volverá aunque permanezcan para siempre en nuestros recuerdos. Preciso poema.Saludos

    ResponderEliminar
  21. No podemos alejarnos de los recuerdos por mucho que queramos, y mucho menos siendo tan hermosos.Un excelente Soneto Rafael.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Se siente mucha nostalgia en tu entrada, sobre todo en la poesía, a nadie nos gusta irse de la tierra que nos vio nacer.
    Has descrito tanbién en tu entrada tu pueblo que parecía que caminaba por él.
    Lo que me dices en tu comentario es cierto, cuando la pareja patina cada uno con su partín por su lado y a olvidar.
    Un abrazo, que tengas una feliz semana.

    ResponderEliminar
  23. Una dulce añoranza. Bellos recuerdos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Amigo mío, nunca podremos volver al ayer, pero los recuerdos son tan nuestros, que no hay nadie que nos los pueda arrebatar.
    Entiendo de nostalgia y te comprendo muy bien, has escrito un bello poema lleno de sentimiento.
    Cariños y buena semana.
    kasioles

    ResponderEliminar
  25. Muy hermoso Rafael, esos sueños y añoranzas siempre nos perseguirán, y lo bonito es tenerlos siempre presentes. Delicioso poema.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Tiempos idos
    El progreso trae sus secuelas
    Añoro cuando vine a vivir aca hace 50 años, la vista se perdia en el horizonte marino
    Ahora tropezamos con jardines enrejados
    Gratisimo leerte y saber de tus sentires
    Cariños

    ResponderEliminar
  27. Emotiva evocación, Rafael. Me haces recordar mi propia historia. Nacido en Neu-Ulm, Alemania, y traído a Chile por mis padres a los 3 años de edad, huyendo de la Segunda Guerra Mundial, conocí la tierra de mis raíces de adulto, ya con sentimientos de chileno. Sin embargo, ver la ciudad de mis antepasados e incluso el hospital donde me trajeron al mundo, me produjo la natural conmoción interna difícil de describir.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Esteban, todos llevamos nuestras raíces en el alma... cada uno a su manera.

      Abrazos.

      Eliminar
  28. Hola Rafael, parece que los dos anduvimos nostalgiosos con el tema del barrio y la infancia.

    Hermoso soneto que que trae calles y lugares que la memoria no logra olvidar.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  29. Perfecto y sentidos versos amigos ellos reflejan sentires de muchos de nosotros. Compartí tus poemas relatando vivencias del barrio, amigos y otros y sé de tu amor entrañable por tu lugar. Espero que los desastres no hayan tocado por allí, mi solidaridad a todos ya que por aquí estamos pasando momentos difíciles por lo mismo. Abrazo afectuoso

    ResponderEliminar
  30. Rafael, con las calles entrañables que ya no están, ni esas personas que todos conocíamos y nos conocían, que desparecieron, para dar paso a ciudades sin memoria, sin afecto ni raigambre, nos hemos quedado en una especie de limbo y nostalgia. Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador: con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.