domingo, abril 16, 2017

UNA PESADA CRUZ...





"Una pesada cruz vamos llevando por el camino amargo de la vida". Pasan y pasan los siglos desde aquel lejano día de la crucifixión de Jesús y la humanidad no aprende: guerras, masacres, atentados, corrupción, desamor, huérfanos, viudas, secuestros, mentiras, codicia, maltrato, traición, trampas, miseria, asesinatos, narcotráfico y desastres provocados por crueles manos devastadoras. Día tras día, los inescrupulosos le agregan más peso a la cruz, cada nueva maldad es otro latigazo sobre nuestras espaldas, nos llevan paso a paso hacia el calvario sin permitirnos chistar... ellos tienen el poder.

Dios crió al hombre recto, y el mismo hombre
se enredó en infinitas cuestiones y peligros.
Eclesiastés 7.30

EL VIACRUCIS

I
Te condenaron a muerte, no escucharon el llamado,
de la voz que predicaba alejaos del pecado.

II
Abrazaste aquella cruz con amor a manos llenas,
y pagaste con tu vida las tantas deudas ajenas.

III
Bajo el peso del madero tu boca la tierra besa,
la misma tierra que ahora de la maldad vive presa.

IV
Cual el llanto de tu madre cuando te abrazó al pasar,
ríos de sangre a torrentes tiñen de rojo la mar.

V
El Cirineo quien te ayuda a cargar con vuestra cruz,
es el pobre que te implora ten piedad Señor Jesús.

VI
La Verónica enjugando tu bello rostro sagrado,
intenta borrar las culpas del opresor desalmado.

VII
De nuevo tu cuerpo herido se desploma y cae a tierra,
igualmente se derrumba el mundo bajo la guerra.

VIII
A las dolientes mujeres les ofreciste consuelo,
sin embargo aún esperan ver realizado su anhelo.

IX
Por tercera vez caíste y otra vez te levantaste,
pero volver bueno al malo, ¡oh! Señor, no lo lograste.

X
Te arrancan las vestiduras y a la suerte las realizan,
como juegan con la vida quienes matan o esclavizan.
  
 XI
Soportaste los tres clavos intentando redimirnos,
a pesar del sacrificio no lograste persuadirnos.

XII
Moriste por nuestras culpas en la cruz sacrificado,
hoy el calvario lo sufre un pueblo martirizado.

XIII
En los brazos de María reposaste estando inerte,
muchas como ella padecen de sus vástagos la muerte.

XIV
Amortajaron tu cuerpo unos hombres bondadosos,
bondad que necesitamos en tiempos tan azarosos.

XV
Venciste dolor y muerte con tu poder celestial,
  mas no pudiste vencer a la injusticia social.

La humanidad entera tendrá nueva ilusión:
cuando tu amor florezca en cada corazón.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.


22 comentarios :

  1. Bellísimo poema y muy emotivo por la realidad que expresas.........esa maldad humana que cada vez aumenta más y que no cesa de hacer atrocidades. Todos los días rezo pidiendo perdón a Dios por el pecado de toda la humanidad y por su arrepentimiento, para que terminen las guerras y todo acto violento, que todos nos amemos, que seamos generosos y solidarios, que nos acerquemos a Dios, creamos en Él y lo amemos para un día disfrutar todos de Él en el paraíso.Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  2. Una bonita recreación típica de estas fechas.
    Un abrazo y felicidades.

    ResponderEliminar
  3. Muy bella oración.

    saludos Rafaél. llego tarde pero llego.

    ResponderEliminar
  4. Hermosa creación en homenaje a la Semana Santa.
    Me ha emocionado, vuelvo a sentir a ese hombre morir por los hombres.
    Feliz jornada.
    Un abrazo Rafael.

    ResponderEliminar
  5. Con todas sus estaciones, has logrado unos versos preciosos. Todos los años se repite la historia pero seguimos casi igual. Abrazos

    ResponderEliminar
  6. Hermoso y triste a la vez.
    Un abrazo, buena SS...

    ResponderEliminar
  7. UN PLACER LEER TU ESPÍRITU.
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  8. Impresiona en tu decir, apreciado Rafael, tu unción y poética claridad de conceptos.

    Abrazo austral.

    ResponderEliminar
  9. Me encanta cómo escribes amigo. Un saludo y FELICES fiestas.

    ResponderEliminar
  10. Conmovedores versos Rafael, buena Semana Santa, un abrazo!

    ResponderEliminar
  11. Muy emocionante.

    Muy bello.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Si Rafael, no hemos aprendido nada de Sus enseñanzas. Me da pavor ver como marcha el mundo, tú lo has descrito muy bien. No se si en tu país se celebra mucho la Semana Santa, pues veo que tenéis hermosas imágenes, aquí en España sí.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Conchi, aquí en Colombia aún se celebra la Semana Santa con mucha fe. La de Tunja, mi ciudad, es muy bonita con sus procesiones tradicionales que son patrimonio cultural. Somos un país mayoritariamente católico.

      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Bello texto dedicado al Señor, una feliz Semana Santa amigo y que Jesus aparezca en cada uno de nosotros como dices en el texto.

    ResponderEliminar
  14. Has hecho un Vía Crucis más que completo abarcas todo lo que a nuestro Redentor pasó desde que se lo llevabanpara El Calvio hasta su crufixión.
    Es cierto lo que dices en tu comentario, el amor nos da la vida porque
    así es el amor, lo abarca todo.
    Abrazos, feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  15. Una hermosura de pareados Rafael, pulcros como toda la poesía que haces.
    Dios hizo al hombre libre, y el hombre equivoca el camino apresándose en su maldad.
    Me encantó.
    Un abrazo y buen domingo de Resurrección.

    ResponderEliminar
  16. Se me hacen tristes estos días pensando en la brutalidad del ser humano y que eso se siga perpetrando.
    Un abrazo para ti y chocolatitos de regalo.
    mar

    ResponderEliminar
  17. Me he sentido más cercano, más hermano de ti, Rafael. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Vicente, es gratificante saberlo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Via Crucis, cuantos recuerdos...

    Me quedo con los dos últimos versos; sí, el amor bastaría.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  19. Si habría qué hablar de un poema sacro del camino de sufrimiento de Jesús, hasta el Calvario, éstas quince estrofas de dolor de Viacrucis. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.

Archivo por etiquetas

Buscar en este blog