sábado, mayo 14, 2016

PEQUEÑAS MARAVILLAS





Ante nuestros ojos aparecen, de repente, pequeñas maravillas que son como bellos regalos de la madre naturaleza. Esta mañana, mientras caminaba por la plaza principal, me topé con dos palomitas que muy orondas picoteaban al lado de una florida buganvilia y, sin dudarlo un momento, las capturé con la cámara de mi teléfono celular. Al regresar a casa y ver la foto en el ordenador, se me ocurrieron unos versitos alusivos al instante tan bonito.


PALOMITAS

Qué lindas las palomitas
la maceta picoteando,
en busca de migajitas.

 Son las reinas de la plaza
revoloteando felices,
como si fuera en su casa.

Se las puede ver muy bellas
el campanario adornando,
cerquita de las estrellas.

Tempranito en las mañanas
despliegan sus alas grises,
al repicar las campanas.

Y, raudas pasan volando
por sobre nuestras cervices,
el firmamento pintando
con diferentes matices.


Rahulig/016
DRDA


Imagen: Dos palomitas
 De mi móvil


31 comentarios :

  1. Gracias por compartir tu gran sensibilidad expresada en versos para captar hermosas escenas que Dios nos brinda. Las pequeñas cosas son las mas importantes y las que llegan directo al corazón. UN ABRAZO GRANDE DE HERMANO.

    ResponderEliminar
  2. Si te pudieran leer estarían felices por haberlas inmortalizado de esta bonita manera.

    Mil besitos, Rafael.

    ResponderEliminar
  3. Caro Rafael,
    Uma bela homenagem às duas pombinhas, um ótimo poema.
    Abraços.

    ResponderEliminar
  4. Bonitos versos para ilustrar una imagen.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Visto así es bucólico, la imagen y tus versos son muy lindos, pero fuera de ese contexto las palomas ensucian y traen enfermedades, está prohibido darles de comer pero lo siguen haciendo y las ciudades están invadidas de ellas, es un problema que está costando mucho dinero solucionarlo. Vaya rollo que te he soltado con lo bonita que es tu poesía.Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, Ester, sé que eso es verdad, pero... no pude resistirme ante la belleza e inocencia de la escena.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. ¡¡Precioso!! No sé si son dos palomitas pasajeras o si en la plaza abundan. En Guatemala, en la catedral se han multiplicado y ya son muchas. Se les tira comida y llegan al rededor del dador. Tiene razón Ester Se las ha prohibido.

    Saludos Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Abundan el la plaza, Aída. A pesar de todo ellas no tienen la culpa de existir y, para mi gusto, son muy bellas.

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Todo se puede disfrutar si miramos con los ojos del alma.

    ResponderEliminar
  8. Una bonita imagen y un verso sensible y hermoso.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  9. Qué bonito! Imagen y versos conjudos. Gracias... ya recuperada te envío un abrazo

    ResponderEliminar
  10. UNA LÍRICA MUY DELICADA.
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  11. M omentos usaves que nos acompañan mimandonos el alma
    Bello leerte
    Cariños y b uen domingo

    ResponderEliminar
  12. Aquí hay quien las llama "las ratas del aire". Pero a mi también me gustan las ratas :)
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Es muy bueno ser agradecido con los regalos
    que la Naturaleza nos regala a diario.
    Es muy bueno poder verlos y apreciarlos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Rafael, para agregar a tu poema, en casa de mi hija hay una galería y un aire acondicionado, ahí quiso hacer nido una paloma a la que espanté de inmediato al verla, la pareja anduvo revoloteando varios días, miraba hacia el lugar, iba y venía, yo lo echaba y volvía. Uno tiene que pensar en que tienen su manera de vivir igual que nosotros, y también muchos de nosotros somos dañinos no? Un abrazo!

    ResponderEliminar
  15. A todo lo retratas a versos. Buenísimo
    Te voy a pedir un favor. Yo sigo a Genín, si blos se llama MI HERENCIA. Quisiera que visitaras ese blog y leyeras su última entrada, para ello busca en tigrero los comentarios y cuando veas GENÍN entra y ve a su blog. Sé que te gustará

    ResponderEliminar
  16. Un bello poema ante un expléndido regalo de la naturaleza....por cierto me encantan las palomas.Saludos

    ResponderEliminar
  17. Son un canto de alegría las palomas y tus versos son tu homenaje a su belleza.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  18. Bendita tu mirada que encuentra el asombro en lo simple, en lo cotidiano, bendita tu mirada que descubre poesía en todo. Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  19. Precioso poema, Rafael. Besetes.

    ResponderEliminar
  20. Nunca sabes que te puedes encontrar durante los quehaceres diarios que nos hacen pasear por todas partes, pero que luego nos inspiran hermosas letras como las tuyas.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Eres un notario de la calle, Rafael, y conviertes en canto todo aquello que salta a la vista.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Me encantan las flores y las aves y más a partir de tus versos tan sensibles.
    Un abrazo, Rafael.

    ResponderEliminar
  23. Hola Rafael.Tiene el don de escribir un bello Poema, de un instante
    que brinda la naturaleza, que muestra su belleza, a través de una flor y una paloma.
    Un abrazo, Montserrat

    ResponderEliminar
  24. Muy hermosos tus versos amigo,te surgen desde una simple mirada,felicitaciones,cariños.

    ResponderEliminar
  25. De la nada Rafael eres capaz de homenajear con tu poesía, en este caso a esas palomitas.Ella merecerían entenderte.

    ResponderEliminar
  26. Hola Rafael, has compuesto un bello poema inspirado en la imagen de estas bonitas palomas, donde vivo están por todas partes, a mi no me molestan aunque se que son portadoras de enfermedades procuro no tocarlas, muchas veces tengo su visita en el balcón, bello de veras el poema.

    Besos.

    ResponderEliminar
  27. Dos palomitas generosas bebiendo el amor de tu corazón

    Un Abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Una delicia. La poesía está ahí en el cerquita, en las cosas sencillas:buganvillas, palomas... solo hay que ser poeta para verlas.

    Abrazo, trovador

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.

Archivo por etiquetas

Buscar en este blog