domingo, mayo 08, 2016

CLAVELITOS CON AMOR





En los tiempos de mi lejana infancia se acostumbraba que, en el Día de las Madres, los niños de las escuelas municipales asistiéramos a misa todos vestidos de blanco. Además, cada uno de nosotros llevaría prendido al pecho un clavelito rojo, si nuestra madre estaba viva; o blanco, si ella ya era muerta. Me parece estar viendo a los niños huérfanos orando tristemente ante la tumba de sus madres, mientras yo, luciendo mi clavel rojo, caminaba orgulloso junto a la señora Elvirita… hoy, mi lindo clavelito carmesí, se ha tornado blanco.


MADRE

 Doquiera estés ahora, madre mía,
deseo que tu estancia sea hermosa
y, conserves la luz maravillosa,
que en tus ojos brillaba cada día.

Tú fuiste la ilusión del alma mía,
de mi jardín la más preciada rosa;
la mano que ofrecía bondadosa:
amor, ternura, dicha y alegría.

Tú fuiste para mí, la más bonita,
el más dulce entre todos los dulzores;
de todas las mujeres la más guapa.

Por eso, año tras año, madrecita,
  en tu honor luciré de mil amores...
un clavelito blanco en la solapa.


Una lágrima escapa
de mis ojos cansados de extrañarte,
cada vez que me da por recordarte.



Rahulig/016
DRDA


Imagen: Clavelitos blancos
De la Internet



35 comentarios :

  1. Preciosos claveles de blanca pureza para agradecer el puro amor de una madre.
    Muy profundas y bellas letras para esa alma que lo es todo en nuestra vida, este día se celebra en distintas fechas en distintos lugares, pero 365 días del año son, el día de amar y agradecer el amor de la madre.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  2. Una costumbre muy curiosa la del clavel. Me ha gustado muchísimo este poema a tu madre que me ha hecho recordar a la mía......Una madre nunca muere ya que aunque "parta" siwmpre la llevamos en nuestro corazón.Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  3. Una costumbre preciosa de la que se tendría que seguir en todos los países y no perderse.
    Yo también llevo un clavel blanco desde hace años pero ella sigue en mi.
    Un feliz día de las madres.

    ResponderEliminar
  4. Qué bonita y simbólica costumbre, Rafael. bellísimo tu soneto, amigo. Me ha emocionado profundamente, ni imaginar puedes cuánto.

    Buena tarde de domingo y besos. María

    ResponderEliminar
  5. A mí también se me ha escapado alguna lagrimilla.
    Si de madres y claveles hablamos, yo, todavía puedo lucirlo rojo, no así si nos referimos al padre. Huérfana me siento, pero cuando ella me falta.. ay, no quiero ni pensar en ello!

    Curiosa costumbre esa del clavel. Por aquí no se estila. Y el día d ela madre se celebra siempre el primer domingo de mayo, o sea, lo celebramos el domingo pasado.

    Feliz domingo porque rodeado de madres ya estás!

    (Es la primera vez que comento en tu blog, pero sé de ti hace muuuucho tiempo, de encontrarnos en las casas de amigos comunes y de que de vez en cuando, entro y te leo.)

    Un abrazo!
    ;)

    ResponderEliminar
  6. Preciosos versos para volver la vista a ese ser querido.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Hermoso poema, tu mamita debe estar orgullosa de tus verrsos. Dale gracias a Dios que la tuviste tantos años a tu lado.

    Un abrazo.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  8. Olá Rafael!

    Continuo a passar por aqui. Contudo não tenho deixado comentário. Mas este Blog é lindo. Muito a meu gôsto.

    Em Portugal (meu País) celebra-se o dia da mãe no 1º Domingo de Maio. Foi no passado Domingo. Fui ao local onde meus Pais repousam de modo eterno. Levei flores, rosas e açucenas, e uma luz que arde durante um mês.
    Isto de nada vale, o sentimento de pêrda persiste.
    Também sou mãe, as m/filhas presentearam-me com doces.

    Linda a poesia -MADRE- e o texto enternecedor. Gostei muito.
    Abraço.
    Dilita

    ResponderEliminar
  9. Un bellísimo y tierno poema, lleno de ritmo y dulzura para esa madre que allá donde se encuentre estará encantada con los versos de su hijo, recordándola.
    Bonita costumbre, me ha encantado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. La introducción al poema,la parte narrativa de tu entrada, qué hermosa nostalgia. No olvido aquellas veladas. Había que entregarla una flor a la madre, y quienes más tenían, además le obsequian algo más material. Yo le daba mi afecto y la flor.
    El poema, un contraste con la introducción. El dolor nostálgico por la madre ausente. Sentí el poema. La mía también descansa para siempre. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  11. Todavía conservo a la mía... Pero me has emocionado, Rafael... Es un poema precioso y lleno se sentimiento.

    Mil besitos.

    ResponderEliminar
  12. Un bello poema muy emotivo recordando a tu madre y a cada madre del mundo entero.
    ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  13. MUY SENTIDO Y HERMOSO HOMENAJE!!
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  14. Desde el cielo tu madre va iluminando esa rosa blanca en tu pecho lleno de amor, porque el amor no conoce dimensiones, muy bello tu post, un abrazo enorme para ti y para la mujer que te ha dado tus hijos.
    Cariños
    mar

    ResponderEliminar
  15. Hola Rafael, esa lagrima también se me escapa a mi siempre que me acuerdo de la mía y ahora leyendo tu precioso poema recordando a tu madre, es precioso, como también es bonita y a la vez triste la costumbre que tenéis de ponerse ese clavel, el mio también seria blanco...

    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Precioso verso, veo un poco cruel lo de identificarte con el clavel. Ahora los mayores solemos llevarlo blanco, como tú.

    ResponderEliminar
  17. Conmovedor poema Rafael, un abrazo!

    ResponderEliminar
  18. Que bello poema, que esta tintado de rojo por ese amor que hay en ti por quien te dio la vida, aunque lo vistas de blanco es la pureza de tu alma la que le dedica bella palabras.
    besos

    ResponderEliminar
  19. Siempre lloro pensando en mi madre tan querida.
    Tu poesía es preciosa y me ha llenado de emoción.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Que preciosidad de poema y de recuerdo. Tu madre, ahí en el cielo debe estar muy feliz del hijo que ha criado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Como siempre lograr emocional a el alma
    Que suave y calido resulta leerte
    Las mamis agradecidas y la tuya desde el cielo sonriendo
    Cariños

    ResponderEliminar
  22. Es sumamente conmovedora la ternura que se desprende de tus palabras cuando mencionas a tu madre. Creo que muy bien podrías llevar los dos claveles, el blanco por su ausencia, y el rojo, porque sigues teniéndola muy presente. Seguro que desde el cielo te bendice cada día.

    Abrazos Loli

    ResponderEliminar
  23. Claveles rojos, claveles blancos, que lindo detalle y que sentido homenaje a tu mamá.

    Rosa

    ResponderEliminar
  24. Comovente homenagem às mães, amigo mio, e sentido poema o teu.

    Fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  25. ¡Qué belleza de poema has dedicado a tu madre Rafael, está lleno de sentimientos y ternura, dejando en el alma una calidez de mieles! Felicitaciones por dejar que el alma se emocione con tus poemas.

    Un abrazo con cariño.
    Ángeles

    ResponderEliminar
  26. Que hermosa costumbre la del clavel, hoy te ha dado motivo para un bello poema. Saludos Rafael.

    Alejandro

    ResponderEliminar
  27. Un bellísimo poema, Rafael. Es un homenaje precioso a tu madre, me ha conmovido.
    Un beso

    ResponderEliminar
  28. Querido Rafael , pasaba para darte las gracias por tu cariñoso comentario del otro día , y al leer tu entrada esta me puse a llorar , por la emoción con que has escrito esta bella entrada dedicada a tu santisima madre , que dios la tenga en la gloria , ánimo amigo que ella allí donde este te guardara y protegera siempre , el poema es muy bello , te deseo una feliz tarde besos de Flor.

    ResponderEliminar
  29. Bellísima plegaria de ternura y alabanza que ella recibirá com una sonrisa de orgullo.

    Abrazos para tres, trovador.

    ResponderEliminar
  30. Bellísimo Poema Rafael.
    Ayer estuve en el I Certamen Internacional de la Rima Jotabé,pues vivo en Valencia y soy socia de Mistium, y leyeron un Poema suyo que me encantó,preisamente dedicado a su madre. Lo felicito y si quiere aceptar mi amistad en el facebook le he hecho una solicitud.
    Saludos cordiales desde Valencia, Montserrat

    ResponderEliminar
  31. Y uno rojo mi querido amigo porque siempre vivirá en tu corazón..

    Magistral!!

    Con cariño Victoria

    ResponderEliminar
  32. Precioso y emotivo amigo. Siempre estarán en nuestros corazones Abrazosss.

    ResponderEliminar
  33. A mí también me parece estar viendo a aquellos niños, que hoy por desgracia en Europa son miles. Tu precioso poema me ha hecho pensar en el clavel blanco que hoy hago mío y me ha emocionado. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  34. Sentido homenaje que comparto junto al clavel blanco y la emoción del final que nunca cesará. Beso conmovido

    ResponderEliminar
  35. ¡Cuánta ternura hay en tus versos!

    ¡Qué bello homenaje!
    Vive en tu recuerdo.
    Y desde una estrella te sonríe.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.

Archivo por etiquetas

Buscar en este blog