sábado, enero 09, 2016

DE PASO POR CARICHANA





Por allá en el año de 1979, estando yo recién enganchado en la empresa Acerías Paz del Río, hubo un enorme deslizamiento de tierras en la vereda de Carichana. Dicho desastre alteró el curso del río Chicamocha y, éste a su vez, destruyó el Ferrocarril Belencito - Paz de Río en longitud de un kilómetro. Consecuentemente, fui delegado por mis jefes como Ingeniero de Campo para dirigir las obras de estabilización del derrumbe y recuperación de la vía férrea. Una año tardamos en volver a normalizar el paso del tren, trabajamos duro, pero pasamos buenos momentos y cumplimos el deber.


VIVENCIAS

A la orilla de la vía
del tren, yendo a Villafranca,
una tiendecita había
con dos mesas y una banca. 

Hasta la tienda llegaba
un joven de cuando en vez,
y de abrazo saludaba
a su amiga Doña Inés.

Doña Inés muy diligente
le brindaba un guarapito,
y él de manera prudente
le pedía otro poquito.

Después camino cogía
hacia el lugar del trabajo,
y por la tarde volvía
al venir de para abajo.

No más al verlo llegar
la señora se apuraba,
y al tiempo de saludar
oto guarapo le daba.

Con Zoraida, con Marina,
con Nubia, Aminta, Mariela
y alguna que otra vecina:
se armaba la francachela.

Y el jolgorio se prendía
de golpe y de carambola,
cuando Doña Inés ponía
algún disco en la vitrola.

Aquel joven parrandero
hoy, es el hombre que cuenta,
sus penurias de ingeniero
y tiene más de sesenta.

Cual fueran rieles tendidos
y, a los polines clavados:
quedaron los tiempos idos
en mi corazón tatuados.

Doña Inés se nos murió,
pero el tren sigue pasando,
y el viejo que ahora soy yo
aún sigue recordando.


Rahulig/016
DRDA


Imagen: El tren de Acerías.
Aminta Diaz M.



46 comentarios :

  1. Pude leer tus versos siguiéndolos en cada palabra como si fuera un film.
    Les has dado vida a unos personajes entrañables.
    ¡Me encantó ! Una delicia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola amigo, si hemos pasado unas fiestas y los reyes muy tranquilos, espero que tu también, un abrazo amigo

    ResponderEliminar
  3. Querido viejo ingeniero, en tus versos hay mucha juventud !!!

    ResponderEliminar
  4. Y los recuerdos y buenos tiempos pasados, ayudan a vivir en el presente y nos quitan años......
    Alegría y mucha ilusión al vivir!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. La foto, mi mente unos años retrocedió. ¡Ah tiempos¡ Gracias por mantenerlos tan vivos en su memoria como si fueran el hoy y perpetuarlos en las nuestras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario, supongo que usted es alguien que también vivió aquellos tiempos inolvidables.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Mi querido Rafael, me encanta ayudar a los poetas que hacen nuevas estructuras métricas.me ha costado trs años apremder la poesía clásica.
    Admiro tu trabajo ese momento delicado del del ferrocarril, cuando somos jóvenes casi nada nos asusta.
    Buen poema amigo.
    Reza por mi, mi salud anda descarrillada por más que intento ponerle freno.
    Un gran abrazo
    Sor. Cecilia

    ResponderEliminar
  7. UNA EVOCACIÓN NOSTÁLGICA.
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  8. Qué maravillosa forma la tuya de expresar la nostalgia...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Que lindo amigo,esos recuerdos,abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Buenos recuerdos te han quedado de aquellos tiempos, se ve que les tienes cariño.
    Si Doña Ines pudiera leer esta entrada seguro que lloraría de emoción por el cariño que demuestras hacía a ella.
    Un abrazo, feliz semana.

    ResponderEliminar
  11. ¡Qué bendición, estimado Rafael!
    Cuando mi Dios repartió la inspiración, te ha dado la mejor parte. Bien por ti y por quienes tenemos el gusto de leerte.
    Deseo que en el 2016 tu creatividad siga viento en popa, que la belleza, la alegría, la amistad, el cariño, la salud y la tranquilidad te acompañen
    Un enorme abrazo lleno de luz y de esperanza

    ResponderEliminar
  12. He disfrutado tu entrada contando una experiencia... un recuerdo.
    No menos como nos lo has regalado en forma de poema.

    Un abrazo, Rafael

    ResponderEliminar
  13. Que bonito recuerdas, es un cuento en verso que nos hace participar de los sucesos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Mal que por bien no venga, allí estuviste tu como buen ingeniero para de nuevo poner la vía férrea en funcionamiento.
    Bonitos recuerdos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Recordar en verso hace que la mente se traslade en estado nostálgico y con ternura hasta un ayer lleno de color. Es un recuerdo y un detalle precioso para esa vivencia y esa Doña Inés.

    Mil besitos, Rafael.

    ResponderEliminar
  16. Con que sencillez, precisión, y nostalgia lo relatas, en el y en tu hermoso poema, se nota un goce especial, unos recuerdos que te hacen sentir profundamente aquellos pasados momentos para ti inolvidables y con esos personajes entrañables

    ¡Bellísima entrada!

    Besos Rafael.

    ResponderEliminar
  17. Muy emotivo, Rafael.
    Te deseo un Feliz Año Nuevo!

    ResponderEliminar
  18. Dar vida a unos recuerdos, como tú lo haces, es ya algo maravilloso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Caro Rafael,
    Gostei de seu poema “Vivencias”, e também da sua introdução, com a narrativa sobre os incidentes de 1979.
    Um bom ano de 2016 ao amigo e aos seus familiares.
    Grande abraço.

    ResponderEliminar
  20. Muy bonito esos recuerdos y divertida manera de explicarlos. Me ha encantado leerlos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Maravillosa manera de expresar tus recuerdos.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Los buenos momentos son los que con más agrado se recuerdan y no hay manera más bonita de recordar que plasmar el recuerdo en un bello poema, te felicito.Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  23. Se que cuando los recuerdos son agradables la poesía se escapa sola y tu la bordas como un cuentecito lejano pero que se hace vivo por momentos.

    Abrazos amigo Rafael.

    ResponderEliminar
  24. Como siempre, eres capaz de meter todo en octosílabos y de forma magistral.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. A través de tus letras una puede viajar por tus lares y respirar lo que tu viviste.
    Besos

    ResponderEliminar
  26. Fizeste-me lembrar Machu Pichu, situada numa região sofrendo ainda hoje de fortes deslizamentos de terras e que se mantém firme, sendo dito sem rir que foi edificada sem ferramentas e por um povo primitivo

    Boa semana

    ResponderEliminar
  27. Excelente mi estimado ingeniero!!

    ResponderEliminar
  28. Rafael, sos inmensamente rico en recuerdos y afectos pasados que hoy te acompañan e inspiran para escribirlos y traerlos para nosotros tus seguidores, un abrazo!

    ResponderEliminar
  29. Fabulosa entrada, y supongo, bueno no supongo, ya lo has dicho tú, fue duro el trabajo, pero mereció la pena. Esos recuerdos siempre quedan y la nostalgia es también buena compañera de viajes.

    Abrazo tocayo.

    ResponderEliminar
  30. Excelente composición con recuerdos no olvidados.

    Buenas noches

    ResponderEliminar
  31. Hola Rafael, aquí estoy de nuevo para corresponder tu grata visita y contestar tu comentario.
    Dices en él, con mucha razón, que la publicidad es engañosas y que es capaz de dejarnos sin nada por comprar cosas que no neesitamos, estoy totalmente de acuerdo contigo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  32. Interesante experiencia con teodolito en mano y regla de cálculo, convertida hoy en un bello poema.

    Abrazos grandes, mi muy querido Rafael.

    ResponderEliminar
  33. Preciosos recuerdos bellamente contados Rafael.Sólo discrepo en una cosa,los sesentones aún no somo viejos,estamos en lo mejor de la vida...:)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  34. tu no eres viejo, trovador ni lo serás cuando llegues a los cien. Tienes el alma joven en propiedad definitiva.

    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Socorro, mejor dicho soy un hombre entrado en años con el alma y el corazón de un niño... lo viejo es el acta de nacimiento.

      Un abrazo.

      Eliminar
  35. Entrañablemente precioso, querido amigo poeta Rafael. Los poetas nunca seremos viejos, por fuera quizás, pero, el alma sigue siendo niña por los siglos de los siglos. Amén!

    Me encantó. Felicidades y besos.

    ResponderEliminar
  36. Contar y cantar en verso no es fácil, y tú qué bien lo haces Rafael! Te admiro mucho y te felicito. Mi cariño y feliz año para ti y los tuyos.

    ResponderEliminar
  37. Fabulosa entrada Rafael, llena de nostalgias y recuerdos pasados pero que habitan como vivencias en el fondo del alma.
    Con tus versos nos hacces conocer tu tierra y esos lugares que para ti son todos sentimientos.

    Un abrazo con cariño.
    Ángeles

    ResponderEliminar
  38. Preciosa poesía para recordar una vivencia Rafael, me encanta leerte. Las personas no somos viejas, como decía mi suegra ¡¡vieja, es la ropa!!. Me imagino que un guarapito es alguna bebida.

    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  39. He releído el poema.
    Un canto a los recuerdos sencillos y auténticos que muchos llevamos dentro y que nos hacen sonreír cuando vemos tanta tontería vacía.
    De lo local a lo universal, Rafael.

    ResponderEliminar
  40. Que bonito poema me encanta como construyes tan hermosos poemas de cualquier situación cada poema tuyo encierra toda una historia de vida.

    Un gran abrazo amigo gracias por tu agradable visita, estoy empezando de nuevo actualizar mis blogs y he vuelto a responder los comentarios de cada visitante, feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  41. Qué bella vivencia derivada de su labor de ingeniero.CReo que son esos eventos, como el suyo en este espacio grato de una guarapería,los que le dan sustancia a la vida. DE no haber sido así, sus hijos,sus nietos y nosotros sus lectores, nos hubieramos perdido de tan agradables anécdotas, hiladas en finos versos. MI abrzo y aprecio. Carlos

    ResponderEliminar
  42. Ya quisiera poder (o haber podido) hacer poesía de mis logros y angustias laborales. ¡Genial!

    ResponderEliminar
  43. ¡jajajaja vaya recuerdos de esas francachelas y jolgorios
    después del trabajo!

    ¿viejo? ¡No! viejos son los trapos, diría mi abuelito.

    Besos

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.

Archivo por etiquetas

Buscar en este blog